Tag Archives: verduras

UN recibe premio por promover hábitos de alimentación saludable.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
21 de Diciembre del 2012
Iniciativa de la UN relacionada con la distribución de alimentos saludables a la comunidad universitaria fue galardonada por el Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS) y la FAO.
El concurso “Puntos de distribución de frutas y hortalizas: diseño de estrategias, mecanismos y/o procedimientos para el aprovisionamiento de frutas y hortalizas en diferentes puntos de entrega”, premió el planteamiento del Grupo de Promoción de la Salud del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia.
“La propuesta consiste en la instalación de una máquina expendedora de frutas, verduras y alimentos saludables en la UN, para que la comunidad universitaria, en especial los estudiantes con menos ingreso económico, puedan acceder a una mejor comida, con precios iguales a los de las distribuidoras de comida chatarra que ya existen”, explicó Fabiola Becerra, directora del Grupo de Promoción de la Salud.
El proyecto hace parte de una labor que el Grupo ha venido desarrollando desde el año 2009 consistente en convertir a la Universidad en promotora de salud.
“Desde esa fecha teníamos la iniciativa de crear ambientes saludables para la Institución. La propuesta se le presentó a la Dirección de Bienestar de Sede y a la Facultad de Medicina, y fue acogida y aprobada por el Consejo de la Facultad de Medicina durante el 2011”, añadió.
La creación de un entorno saludable para la comunidad académica y  administrativa es el motor de este equipo de trabajo, que afirma que la máquina estará en funcionamiento “antes de que terminé el primer semestre del año 2013”.
Esta será “una máquina totalmente refrigerada para que los alimentos se conserven, para que las frutas y las verduras duren más tiempo y no pierdan sus características físicas y nutricionales”.
La iniciativa del MSPS y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hace parte de un convenio interinstitucional que busca fomentar y garantizar el incremento del consumo de frutas y hortalizas en los diferentes entornos en los que se desarrolla la vida de los colombianos: escuela, universidad, empresas y espacio público.
La de la Institución ganó en las categorías “Universidad” y “Espacio público”, y además del reconocimiento a través de una mención y un diploma, recibió un apoyo económico para respaldar el proceso de implementación.
Igualmente, la posibilidad de “ser consultores y hacer parte del comité  técnico que desarrollará e implementará la estrategia nacional de movilización social para el incremento de la oferta y la demanda de frutas y verduras en Colombia”.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
El proyecto le permitirá a la comunidad de la UN acceder a alimentos saludables, frutas y verduras, al mismo precio que paga por la comida chatarra.

El proyecto le permitirá a la comunidad de la UN acceder a alimentos saludables, frutas y verduras, al mismo precio que paga por la comida chatarra.

21 de Diciembre del 2012

Iniciativa de la UN relacionada con la distribución de alimentos saludables a la comunidad universitaria fue galardonada por el Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS) y la FAO.

El concurso “Puntos de distribución de frutas y hortalizas: diseño de estrategias, mecanismos y/o procedimientos para el aprovisionamiento de frutas y hortalizas en diferentes puntos de entrega”, premió el planteamiento del Grupo de Promoción de la Salud del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia.

“La propuesta consiste en la instalación de una máquina expendedora de frutas, verduras y alimentos saludables en la UN, para que la comunidad universitaria, en especial los estudiantes con menos ingreso económico, puedan acceder a una mejor comida, con precios iguales a los de las distribuidoras de comida chatarra que ya existen”, explicó Fabiola Becerra, directora del Grupo de Promoción de la Salud.

El proyecto hace parte de una labor que el Grupo ha venido desarrollando desde el año 2009 consistente en convertir a la Universidad en promotora de salud.

“Desde esa fecha teníamos la iniciativa de crear ambientes saludables para la Institución. La propuesta se le presentó a la Dirección de Bienestar de Sede y a la Facultad de Medicina, y fue acogida y aprobada por el Consejo de la Facultad de Medicina durante el 2011”, añadió.

La creación de un entorno saludable para la comunidad académica y  administrativa es el motor de este equipo de trabajo, que afirma que la máquina estará en funcionamiento “antes de que terminé el primer semestre del año 2013”.

Esta será “una máquina totalmente refrigerada para que los alimentos se conserven, para que las frutas y las verduras duren más tiempo y no pierdan sus características físicas y nutricionales”.

La iniciativa del MSPS y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hace parte de un convenio interinstitucional que busca fomentar y garantizar el incremento del consumo de frutas y hortalizas en los diferentes entornos en los que se desarrolla la vida de los colombianos: escuela, universidad, empresas y espacio público.

La de la Institución ganó en las categorías “Universidad” y “Espacio público”, y además del reconocimiento a través de una mención y un diploma, recibió un apoyo económico para respaldar el proceso de implementación.

Igualmente, la posibilidad de “ser consultores y hacer parte del comité  técnico que desarrollará e implementará la estrategia nacional de movilización social para el incremento de la oferta y la demanda de frutas y verduras en Colombia”.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

La comida en el mundo está mal distribuida

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Las frutas, las hortalizas, las raíces y los tubérculos son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.
Las frutas, las hortalizas, las raíces y los tubérculos son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.

10 de diciembre de 2011
Un estudio encargado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), demostró que anualmente se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos.

Luis Acero, director del Observatorio Legislativo del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, afirmó que este problema ha sido una constante en la historia de la humanidad. El politólogo señaló que los humanos adoptaron nuevos productos en su dieta, mientras que la dinámica económica desató un consumismo exacerbado.

Acero señaló que no existe en el mundo un déficit de alimentos, pues existe una cantidad suficiente para el abastecimiento. “El problema es de costos y de su pésima distribución”.

Según el informe de la FAO, los países industrializados y en vías de desarrollo desechan una cantidad similar de alimentos cada año: más de 600 millones de toneladas.

Gilberto Herrera, profesor del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, recordó que en Colombia está reconocido el derecho a no morir de hambre; sin embargo, no se ha logrado dar el mismo estatus a la seguridad alimentaria y nutricional.

Herrera cuestionó la conveniencia de programas gubernamentales como Familias en Acción, los cuales se abordan desde lo que definió como una perspectiva de la limosna. “En investigaciones de campo, hemos encontrado familias que no buscan una opción de ingreso por temor a perder el subsidio”, advirtió.

Iniciativas locales, como los bancos de alimentos, buscan romper con esa mentalidad, cobrando un pequeño porcentaje del valor real de la comida que se distribuye.

El director ejecutivo de la Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos, Daniel Saldarriaga, señaló que cuando la gente debe pagar por la comida se separa de la mentalidad asociada con la mendicidad. “No brindamos una limosna humillante, creemos en un compartir fraterno”, dijo.

Germán Jaramillo Villegas, director ejecutivo de la Fundación Éxito, explicó que los almacenes separan los productos que han alcanzado su punto de maduración para ser distribuidos rápidamente entre la población necesitada.

Finalmente, el director de Bibliotecas y Comunicación de la Fundación Sur en España, Rafael Sánchez, afirmó que en África se importa el 70 por ciento de los alimentos que se consumen.

Denunció que 50 millones de hectáreas han pasado a manos de inversores extranjeros, quienes producen comida que va a ser consumida en otros continentes. “La adquisición masiva de tierras está causando pérdida de soberanía y de disponibilidad de terrenos necesarios para la producción de alimentos de la población local”.

Se calcula que los consumidores de los países ricos desperdician 222 millones de toneladas de comida cada año, una cantidad semejante a la totalidad de la producción alimentaria de África (230 millones de toneladas).

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Previenen con inteligencia artificial, plagas y enfermedades de frutas y hortalizas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Nicolás Kemper Valverde, del CCADET, ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos.
Nicolás Kemper Valverde, del CCADET, ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos.

14 de julio de 2010

• Las amenazas más frecuentes a los cultivos de limón, durazno, aguacate, fresa, chile, guayaba, jitomate y mango son detectadas con una red de sistemas inteligentes que ya opera en Michoacán
• Utiliza una computadora con datos especializados, conectada a una estación meteorológica, y fue desarrollada por Nicolás Kemper Valverde, del CCADET de la UNAM

La inteligencia artificial no solamente mueve robots, también ofrece soluciones al campo mexicano.

En la UNAM, el investigador Nicolás Kemper Valverde, del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET), ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos de limón, durazno, aguacate, fresa, chile, guayaba, jitomate y mango.

El sistema utiliza una computadora con datos especializados sobre los principales daños a cada plantío.

Mediante un convenio de colaboración entre esta casa de estudios y la Fundación Produce Michoacán, la tecnología se aplica en ese estado de la República, para proteger sembradíos.

“Un sistema de inteligencia artificial emula cómo un experto humano resuelve un problema; por ello, lo dotamos de conocimientos especializados sobre cada cultivo y sus principales amenazas, así como de un mecanismo de lógica de análisis”, explicó Kemper, titular del proyecto en el Laboratorio de Sistemas Inteligentes del CCADET.

Una vez alimentada con datos provistos por agrónomos, fitopatólogos y etnólogos humanos, la computadora se conecta a una estación meteorológica que capta, las 24 horas del día, información de temperatura, humedad, precipitación, dirección e intensidad de los vientos, factores que favorecen la llegada de patógenos a los cultivos.

“El objetivo es proveer de tecnología de punta a los productores, para que tomen decisiones basadas en conocimiento experto y tengan un uso racional de pesticidas y fertilizantes, con lo que se consigue proteger el suelo, ser sustentables y ahorrar costos”, detalló.

Junto con sus colaboradores Luis Ochoa Toledo y un grupo de estudiantes de posgrado, Kemper completa el sistema con una interacción gráfica, que ofrece fotografías de cada cultivo, para ver lo robusto de las plantas o la presencia de huevecillos de alguna plaga.

Algoritmos para decidir

La red desarrollada por el universitario y sus colaboradores es un conjunto de sistemas inteligentes basado en reglas de decisión que se generan mediante un algoritmo, “un modelo computacional que tiene una ruta lógica para hacer un análisis y llegar a una conclusión. Permite emular el proceso racional y elegir opciones. Por eso lo llamamos máquina de razonamiento”, señaló el investigador del CCADET.

La “materia prima” de esta máquina es el conocimiento, en este caso sobre plagas, enfermedades y el estado vegetativo de los cultivos, reiteró.

Para el diagnóstico, el sistema inteligente es capaz de detectar el tipo de plaga, el estado que tienen en ese momento, y las recomendaciones que debe tomar en cuenta el productor para evitar una invasión de patógenos.
Para el diagnóstico de enfermedades, el sistema trabaja de forma preventiva, tomando en cuenta la información climática que recibe de la estación, y el estado actual del cultivo.

Hasta ahora, el sistema de Nicolás Kemper se aplica únicamente en Michoacán, pero productores de Sonora y Guanajuato están interesados en su uso.
Créditos: UNAM. DGCS -419/unam.mx