Tag Archives: universidad nacional

Estudiante de Bellas Artes halla su terapia en la arcilla

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 01 de agosto de 2016 — Agencia de Noticias UN-

Este joven planea graduarse el próximo 23 de agosto con su proyecto de tesis al que llamó Ticuyes. ”Son muñecos en arcilla y la palabra viene del chibcha, que en español significa felicidad”, asegura.  Continue reading Estudiante de Bellas Artes halla su terapia en la arcilla

Ecosistema y ambiente no son lo mismo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

ecosistemayambientePalmira, Jan. 23 de 2014 – Agencia de Noticias UN- Según expertos, diferenciar los conceptos “ecosistema” y “ambiente”, es fundamental para entender las actuales problemáticas ambientales y las leyes naturales que gobiernan sobre los ecosistemas.

Algunos términos tienden a confundirse o usarse incorrectamente, lo cual puede ocasionar errores conceptuales en la comprensión de diferentes áreas específicas del conocimiento. Un ejemplo claro de ello, según la profesora Luz Stella Cadavid, coordinadora del Sistema de Gestión Ambiental (SGA) de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, son estos conceptos que a veces se usan erróneamente como sinónimos.

“Un buen punto de partida es buscar en el diccionario de la Real Academia Española, en donde el ambiente se define como un conjunto de condiciones o circunstancias físicas, sociales, económicas, etc., de un lugar, de una reunión, de una colectividad o de una época. Ecosistema, por su parte, es aquella comunidad de seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente”, afirma la profesora Cadavid.

En ese sentido, se puede intuir que el concepto de ambiente es mucho más amplio, ya que involucra aspectos sociales, económicos y políticos que no son contemplados en los ecosistemas. Además, de acuerdo con la docente, el concepto de ecosistema tiene un sustento principalmente ecológico.

“En la conferencia de Estocolmo realizada en 1972 por la Organización de las Naciones Unidas, se definió el ambiente como el conjunto de componentes físicos, químicos, biológicos y sociales capaces de causar efectos directos o indirectos, en un plazo corto o largo, sobre los seres vivos y las actividades humanas”, agrega Cadavid.

Así, nuevamente se ponen en evidencia los aspectos sociales y las actividades humanas son protagonistas en la concepción de ambiente; es decir, la cultura está inmersa en esta.

La escisión entre sociedad y naturaleza, propia de la cosmovisión de la primera modernidad, que identifica a los seres humanos como sujeto y a la naturaleza como objeto para poner a esta última al servicio de aquellos, justifica así las prácticas sociales predadoras del medio natural.

“Tal interpretación es la que sigue predominando en las sociedades contemporáneas, en buena medida apoyada en los aportes de las disciplinas científicas tradicionales con los que se intenta entender el ambiente y dar solución a los problemas ambientales”, precisa la directora del SGA.

Por su parte, el biólogo Odum, uno de los más importantes promotores de la ecología contemporánea, define el ecosistema como “cualquier unidad que incluya la totalidad de los organismos de un área determinada, que actúa en reciprocidad con el medio físico, de modo que una corriente de energía conduzca una estructura trófica, una diversidad biótica y a ciclos materiales”.

El ecosistema es entonces, un concepto que se de­fine a partir de los desarrollos de la ecología y está condicionado al estudio de las leyes fundamentales de los seres vivos.

“Queda expuesto que ambos términos tienen signifi­cados diferentes y su comprensión es clave para entender las actuales problemáticas ambientales. De esta manera, tal como Ángel Maya lo afirma, para entender la problemática ambiental del hombre, hay que entender las leyes naturales que gobiernan sobre los ecosistemas”, concluye la docente.

Créditos: UNAL-976-2014

Comisión Europea apoya procesos de Paz en Colombia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Bogotá D. C., dic. 17 de 2013 – Agencia de Noticias UN- Tras asistir a un encuentro con el mandatario colombiano Juan Manuel Santos, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, se reunió con representantes del Centro Nacional de Memoria Histórica, de la U.N. y con algunas víctimas del conflicto armado colombiano.
Durão Barroso, quien llegó a Colombia en la primera visita oficial que realiza un jefe del Ejecutivo europeo al país, estuvo en el Claustro de San Agustín de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, invitado por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) para realizar un recorrido a la exposición “¡Basta ya!” y entablar diálogo con algunas víctimas que se hicieron presentes con el fin de solicitar mayor compromiso y apoyo a los procesos de resistencia y paz que vienen adelantando.
El primero en intervenir fue el director del CNMH, Gonzalo Sánchez, quien además de agradecer la presencia de Durão Barroso en dicho acto, resaltó la importancia de contar con la cooperación internacional, en este caso de la Comisión Europea (un organismo adscrito a la Unión Europea), que ha sido fundamental en los procesos de reparación en temas como el secuestro y la desaparición forzada.
A su turno, Jorge Iván Bula, vicerrector general de la Universidad Nacional de Colombia, expresó su agradecimiento al CNMH por haber escogido las instalaciones del Claustro de San Agustín para el desarrollo de magno evento.
Por su parte, Martha Nubia Bello, coordinadora del “Informe General ¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad” y quien realizó una breve introducción a la exposición, destacó que la muestra está basada en este documento, una investigación con la que el CNMH pretende contribuir a la comprensión del origen y las transformaciones de la guerra colombiana. En este sentido, agregó: “No solo documentamos muertes sino también otras formas de violencia”.
El diálogo con las víctimas
Durante el recorrido a la exposición, Clara Rojas –excandidata a la Vicepresidencia en 2002 y quien prefirió no hablar acerca de sus experiencias durante el tiempo que estuvo secuestrada– indicó que está profundamente agradecida con la comunidad internacional por el apoyo y esfuerzo en la recuperación de las memorias de las víctimas de las diferentes manifestaciones de la violencia.
A su paso, Luis Alberto Erazo, sargento de la Policía Nacional y quien fue víctima del secuestro durante doce años, le informó a Durão Barroso que muchos aún se encuentran en cautiverio en poder de las Farc.
En tanto, el profesor Gustavo Moncayo –padre del sargento del Ejército Pablo Emilio Moncayo– relató sus experiencias de dolor en medio de una violencia que, según dijo, “no nos corresponde, pero nos ha tocado vivir”. Asimismo, afirmó que sería bueno empezar a trabajar en el posconflicto como una forma de reparación a las comunidades víctimas del conflicto armado.
Por su parte, Luz Marina Bernal, una de las madres de los emblemáticos casos de Soacha y progenitora de Fair Leonardo Porras –uno de los 19 jóvenes que fueron asesinados por militares y presentados como guerrilleros muertos en combate–, se refirió a los procesos de resistencia que ella y otras mujeres han llevado a cabo.
“Estoy hablando de las más de 4.719 ejecuciones extrajudiciales, porque la lucha que llevamos por más de cinco años no es solo por los 19 casos de Soacha, sino por todo un país”, aseguró Bernal. Al término de sus declaraciones, dijo que Colombia es un país indolente e indiferente a las diferentes manifestaciones de violación a los Derechos Humanos.
“La idea es construir un futuro con paz”, indicó Débora Barros Fince, líder de la Organización Wayúu Munsurat de Bahía Portete, quien además afirmó que las mujeres de esa comunidad han asumido un papel importante en la búsqueda de la paz.
“En nombre de los pueblos indígenas, quiero decirle que le apueste a la paz y a las mujeres”, manifestó esta líder a Durão Barroso, antes de entregarle el libro La masacre de Bahía Portete: mujeres wayúu en la mira, una recopilación de la masacre perpetrada por grupos paramilitares al mando de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).
La cooperación internacional
Tras recibir un ejemplar del Informe General “¡Basta ya!” de manos de Gonzalo Sánchez, Durão Barroso declaró que  la Unión Europea seguirá apoyando el trabajo del CNMH y de otras instancias en el país porque, según él, la paz en Colombia sí es posible.
“Esperamos que en un futuro esos recuerdos sean parte del pasado, de la historia”, aseguró al referirse a las iniciativas desarrolladas en búsqueda de la No Repetición. Y agregó: “La paz es posible y vale la pena”.
En la reunión sostenida con el jefe de Estado Juan Manuel Santos, Durão Barroso expresó que, además de iniciar negociaciones con el Gobierno colombiano con miras a firmar un acuerdo marco político para aumentar el nivel de las relaciones y la cooperación en distintos campos, la Unión Europea apoya y seguirá respaldando las negociaciones de paz que, desde La Habana (Cuba), adelanta el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un proceso que empezó hace más de un año con el fin de ponerle fin a cinco décadas de conflicto armado interno.
Créditos: UNAL-862-2013

EUROPEOCOLOMBIABogotá D. C., dic. 17 de 2013 – Agencia de Noticias UN- Tras asistir a un encuentro con el mandatario colombiano Juan Manuel Santos, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, se reunió con representantes del Centro Nacional de Memoria Histórica, de la U.N. y con algunas víctimas del conflicto armado colombiano.

Durão Barroso, quien llegó a Colombia en la primera visita oficial que realiza un jefe del Ejecutivo europeo al país, estuvo en el Claustro de San Agustín de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, invitado por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) para realizar un recorrido a la exposición “¡Basta ya!” y entablar diálogo con algunas víctimas que se hicieron presentes con el fin de solicitar mayor compromiso y apoyo a los procesos de resistencia y paz que vienen adelantando.

El primero en intervenir fue el director del CNMH, Gonzalo Sánchez, quien además de agradecer la presencia de Durão Barroso en dicho acto, resaltó la importancia de contar con la cooperación internacional, en este caso de la Comisión Europea (un organismo adscrito a la Unión Europea), que ha sido fundamental en los procesos de reparación en temas como el secuestro y la desaparición forzada.

A su turno, Jorge Iván Bula, vicerrector general de la Universidad Nacional de Colombia, expresó su agradecimiento al CNMH por haber escogido las instalaciones del Claustro de San Agustín para el desarrollo de magno evento.

Por su parte, Martha Nubia Bello, coordinadora del “Informe General ¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad” y quien realizó una breve introducción a la exposición, destacó que la muestra está basada en este documento, una investigación con la que el CNMH pretende contribuir a la comprensión del origen y las transformaciones de la guerra colombiana. En este sentido, agregó: “No solo documentamos muertes sino también otras formas de violencia”.

El diálogo con las víctimas

Durante el recorrido a la exposición, Clara Rojas –excandidata a la Vicepresidencia en 2002 y quien prefirió no hablar acerca de sus experiencias durante el tiempo que estuvo secuestrada– indicó que está profundamente agradecida con la comunidad internacional por el apoyo y esfuerzo en la recuperación de las memorias de las víctimas de las diferentes manifestaciones de la violencia.

A su paso, Luis Alberto Erazo, sargento de la Policía Nacional y quien fue víctima del secuestro durante doce años, le informó a Durão Barroso que muchos aún se encuentran en cautiverio en poder de las Farc.

En tanto, el profesor Gustavo Moncayo –padre del sargento del Ejército Pablo Emilio Moncayo– relató sus experiencias de dolor en medio de una violencia que, según dijo, “no nos corresponde, pero nos ha tocado vivir”. Asimismo, afirmó que sería bueno empezar a trabajar en el posconflicto como una forma de reparación a las comunidades víctimas del conflicto armado.

Por su parte, Luz Marina Bernal, una de las madres de los emblemáticos casos de Soacha y progenitora de Fair Leonardo Porras –uno de los 19 jóvenes que fueron asesinados por militares y presentados como guerrilleros muertos en combate–, se refirió a los procesos de resistencia que ella y otras mujeres han llevado a cabo.

“Estoy hablando de las más de 4.719 ejecuciones extrajudiciales, porque la lucha que llevamos por más de cinco años no es solo por los 19 casos de Soacha, sino por todo un país”, aseguró Bernal. Al término de sus declaraciones, dijo que Colombia es un país indolente e indiferente a las diferentes manifestaciones de violación a los Derechos Humanos.

“La idea es construir un futuro con paz”, indicó Débora Barros Fince, líder de la Organización Wayúu Munsurat de Bahía Portete, quien además afirmó que las mujeres de esa comunidad han asumido un papel importante en la búsqueda de la paz.

“En nombre de los pueblos indígenas, quiero decirle que le apueste a la paz y a las mujeres”, manifestó esta líder a Durão Barroso, antes de entregarle el libro La masacre de Bahía Portete: mujeres wayúu en la mira, una recopilación de la masacre perpetrada por grupos paramilitares al mando de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

La cooperación internacional

Tras recibir un ejemplar del Informe General “¡Basta ya!” de manos de Gonzalo Sánchez, Durão Barroso declaró que  la Unión Europea seguirá apoyando el trabajo del CNMH y de otras instancias en el país porque, según él, la paz en Colombia sí es posible.

“Esperamos que en un futuro esos recuerdos sean parte del pasado, de la historia”, aseguró al referirse a las iniciativas desarrolladas en búsqueda de la No Repetición. Y agregó: “La paz es posible y vale la pena”.


En la reunión sostenida con el jefe de Estado Juan Manuel Santos, Durão Barroso expresó que, además de iniciar negociaciones con el Gobierno colombiano con miras a firmar un acuerdo marco político para aumentar el nivel de las relaciones y la cooperación en distintos campos, la Unión Europea apoya y seguirá respaldando las negociaciones de paz que, desde La Habana (Cuba), adelanta el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un proceso que empezó hace más de un año con el fin de ponerle fin a cinco décadas de conflicto armado interno.

Créditos: UNAL-862-2013

Método preciso para detectar atropina en la sangre

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La atropina es un alcaloide que se encuentra en las semillas de ciertas plantas como la Atropa belladonna.
La atropina es un alcaloide que se encuentra en las semillas de ciertas plantas como la Atropa belladonna.

20 de enero de 2012

Estudiantes del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional desarrollaron un método para hallar atropina en la sangre y así poder identificar casos de intoxicación con esta sustancia.

La atropina es un alcaloide que normalmente se encuentra en las semillas de ciertas plantas, como la Atropa belladonna, y que se usa como medicamento.

En casos donde se hacen fumigaciones con pesticidas hay personas que resultan intoxicadas; en estas circunstancias, se utiliza la atropina como antídoto. También es usada en los exámenes oftalmológicos para dilatar las pupilas y, en pocas ocasiones, es empleada para algunas cardiopatías.

Sin embargo, como medicamento en exceso o sin estar formulado puede producir intoxicación. Hasta ahora, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses no tenía la forma de determinar si una persona había sido afectada por esta sustancia.

En este caso, se desarrolló y validó una metodología altamente sensible para la detección de atropina en la sangre, empleando condiciones cromatográficas en las que se separan sus  distintos componentes para identificarlos y determinar sus cantidades precisas. Bajo estas condiciones, el método permite la cuantificación precisa del alcaloide, si lo hay, en el orden de nanogramos (cantidades muy pequeñas), y un resultado exacto si la persona tiene (o no) una concentración terapéutica o letal, resultado altamente útil en el análisis forense.

La atropina, al igual que la escopolamina, es una amina terciaria lípido soluble capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y ejercer algunos efectos sobre el sistema nervioso central. Del mismo modo, puede causar un síndrome central anticolinérgico, que se caracteriza por una progresión de síntomas, que van desde la desazón y alucinaciones hasta la sedación e inconsciencia.

Emilse Vargas, estudiante de Farmacia de la UN, y quien ayudó a desarrollar este método, explicó cómo puede afectar la atropina: “Tiende primero a deprimir y luego a excitar el sistema nervioso. Primero hay una inhibición de la frecuencia cardiaca y después un aumento. Puede presentarse visión borrosa, así como una disminución del movimiento intestinal y del control sobre la vejiga y el estómago”.

En los niños se puede presentar intoxicación por atropina en un caso de destilación conjuntival (así se llama cuando se aplican gotas en los ojos). Es probable que el alcaloide pase del ojo al conducto lagrimal, de aquí a la mucosa nasal y que, posteriormente, se absorba al cuerpo. Para un niño, 10 miligramos –dosis muy pequeña– pueden ser letales.

Desde ahora, Medicina Legal podrá –a través de este método–, determinar y decir, ante los jueces o la entidad correspondiente, si hubo o no una intoxicación por atropina.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Ola invernal debe impulsar desarrollo tecnológico en el campo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.
La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.

28 de septiembre de 2011

Agencia de Noticias UN- La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.

Esta fue una de las consideraciones de algunos de los distintos sectores gubernamentales, privados, mixtos y académicos que participaron en el foro ‘La innovación y el desarrollo tecnológico en la política de seguridad alimentaria y nutricional: Efecto cambio climático’, en la Universidad Nacional de Colombia.

Diego Aristizábal, director de Corpoica, destaca la necesidad de la inversión en investigación científica y tecnológica como estrategia de crecimiento económico del campo. En este sentido, asegura que la corporación busca desarrollar técnicas para enfrentar episodios como las heladas del año 2007, en las que fueron afectadas cerca de 160 mil hectáreas de cultivos.

“No contábamos con elementos para contrastar el efecto de las heladas, más que regar en la madrugada los cultivos o hacer quema de llantas en medio de estos. Fue entonces cuando entendimos que la tecnología disponible en el país no era suficiente”, comentó el directivo.

Explica que la corporación trabaja en la promoción de la vacunación del ganado, indicadores de calidad de suelos, sistemas agroforestales, soluciones tecnológicas para recuperar la capacidad de las pasturas para reducir las emisiones de gases invernadero entre otras investigaciones y reitera la urgencia de que Colombia se interese en este frente de desarrollo para la agricultura y la seguridad alimentaria.

En este sentido, Gonzalo Andrade, asesor de la Vicerrectoría de Investigación de la UN, señala que la Institución cuenta con más de 2000 profesores trabajando en temas relacionados con seguridad alimentaria, adscritos a varios grupos de investigación que trabajan en agendas de conocimiento para sectores que necesiten desarrollos tecnológicos. “Actualmente nos ocupamos de áreas como ambiente y biodiversidad, biotecnología, materiales, energía y hábitat”, indica.

Renglón seguido, subraya el interés de la UN  por apoyar los requerimientos de investigación del Gobierno y trabajar de acuerdo con las necesidades reales de la sociedad.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co