Tag Archives: unam. época prehispánica

Alrededor de 150 plantas actuales, similares a las de la época prehispánica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

No todo el polen de plantas modernas subsiste si está depositado en el suelo por muchos años; gran parte se pudre, se descompone o es atacado por bacterias, explicó Emilio Ibarra Morales, del IIA.
No todo el polen de plantas modernas subsiste si está depositado en el suelo por muchos años; gran parte se pudre, se descompone o es atacado por bacterias, explicó Emilio Ibarra Morales, del IIA.

Domingo 5 de septiembre de 2010

• Investigadores del IIA de la UNAM analizan, a través de microscopía, polen rescatado de excavaciones arqueológicas

A través de microscopía, investigadores de la UNAM han descubierto alrededor de 150 plantas prehispánicas iguales a las que existen en la actualidad.

De acuerdo con Emilio Ibarra Morales, técnico académico del Laboratorio de Paleoetnobotánica y Paleoambiente del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA), el estudio se basa en el análisis del polen rescatado de excavaciones arqueológicas, como el de las quenopodiáceas, hierbas como el huauzontle y el epazote, además del amaranto y el maíz, de uso alimenticio. También, se han localizado plantas asociadas con bosques.

Actualmente, explicó, se analizan muestras de la Pirámide del Sol, en Teotihuacan, y de otras partes de ese sitio; asimismo, se labora en regiones de Tlaxcala y Veracruz, en colaboración con especialistas del INAH y del extranjero.

“Se trata de muestras de sedimentos de suelo halladas en las zonas referidas, en las que se presume existen residuos de polen que se extraen mediante un procedimiento físico-químico”, detalló.

La recolección de polen de plantas actuales, prosiguió, es importante porque el de especies arqueológicas ha sufrido transformaciones y deformaciones, como cualquier elemento expuesto a la intemperie por años; en consecuencia, dista mucho de tener la morfología de uno actual.

El objetivo de la recolección en vegetaciones contemporáneas es comparar su polen con el de la época prehispánica, para saber si algunas plantas prevalecen hoy en día. “Con este procedimiento se puede hacer una identificación taxonómica, lo más aproximada posible, entre ambos granos, tarea en colaboración con el Instituto de Biología”, acotó.

En Teotihuacan, ejemplificó, se tiene un amplio registro de polen de pino, hoy desaparecido por la degradación ecológica y otras actividades humanas; los actuales no son iguales a los de entonces, y fueron plantados en tiempos más recientes.

“México está vinculado con toda América respecto a la flora, sin embargo, nuestro país es una zona interesante porque es una franja de contacto entre la del norte y la del sur del continente, aunque tenemos más afinidad con la del norte”, precisó.

Por otra parte, no todo el polen de plantas modernas subsiste si está depositado en el suelo por muchos años o siglos, gran parte se pudre, se descompone o es atacado por bacterias y, en consecuencia, sus probabilidades de sobrevivencia son mínimas.

Finalmente, apuntó que si se han localizado vegetaciones prehispánicas, es porque fueron colectadas y resguardadas con propósitos específicos, como hierbas medicinales, alimenticias, para elaborar construcciones, rituales y hasta manufactura de implementos.

Créditos: UNAM. DGCS-525/unam.mx