Tag Archives: raúl trejo delarbre

Los productos milagro, sin justificación en el mercado

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Rodolfo Rodríguez Carranza, en la Facultad de Medicina, donde ofreció una conferencia en el marco del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México.
Rodolfo Rodríguez Carranza, en la Facultad de Medicina, donde ofreció una conferencia en el marco del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México.

19 de enero de 2011

• Sólo producen daños graves a la población, aseguró Rodolfo Rodríguez Carranza, académico de la FM de la UNAM
• A la industria farmacéutica actual no interesan los tratamientos de enfermedades agudas, sino medicinas para padecimientos crónicos, cuyo uso sea de por vida, destacó Octavio Rivero Serrano, ex rector de esta casa de estudios

La presencia de los llamados productos milagro no tiene ninguna justificación en el mercado, y sólo producen daños graves a la población y a la medicina, tanto general como especializada, afirmó Rodolfo Rodríguez Carranza, jefe del Laboratorio de Desarrollo de Medicamentos del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Al ofrecer la conferencia magistral Prescripción basada en la evidencia y la presencia de los productos milagro, en el simposio Los retos de la Salud en México, dentro del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México, refirió que los también llamados medicamentos de frontera han sido, en buena medida, un éxito porque su publicidad ofrece maravillas terapéuticas y está presente en los medios de comunicación a toda hora.

Sin embargo, no siguen el proceso de investigación que fundamente la eficacia y seguridad de los medicamentos regulados y patentados, indicó en el auditorio Raoul Fournier de la FM.

Se debe recordar que la práctica de la medicina y la prescripción deben estar basadas en la evidencia; los galenos deben favorecer el uso de tratamientos probados, y eliminar aquellos peligrosos, “y en este caso, los productos milagro”, dijo en el encuentro coordinado por Enrique Graue Wiechers, director de la FM, y al que asistió el coordinador de la Investigación Científica de esta casa de estudios, Carlos Arámburo de la Hoz.

Al participar en el panel de discusión, Octavio Rivero Serrano, ex rector de la UNAM, sostuvo que a la industria farmacéutica actual no interesan los tratamientos de padecimientos agudos, ni descubrir medicamentos nuevos para las llamadas patologías de la pobreza, sino “los fármacos para enfermedades crónicas, cuyo uso sea de por vida, como el destinado a bajar el colesterol, para la diabetes, o el hipertensivo”.

A su vez, Lucio Lastra Marín, comisionado de Operación Sanitaria de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), señaló que el alto precio en los medicamentos ha propiciado el surgimiento de los productos milagro. Pero también, en la Cofepris se ha detectado que la publicidad contiene diversas irregularidades, como la ausencia del permiso sanitario, la falta de señalamientos y contraindicaciones y son recomendados por médicos, que la mayoría de las veces, son charlatanes.

En su oportunidad, Carlos Aguilar Salinas, jefe del Departamento de Endocrinología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, mencionó que en México hay más de 17 millones de personas con obesidad e hipertensión, y más de cuatro millones con diabetes, las cuales pueden carecer de un servicio de salud y, por lo mismo, son un blanco perfecto para los mercaderes de la salud, quienes les ofrecen soluciones mágicas a sus padecimientos.

Por su parte, Raúl Trejo Delarbre, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, aseguró que estos productos no son milagro, sino engañosos, fraudulentos y espurios que ocasionan daños y cuya dimensión aún no se conoce con certeza.
Créditos: UNAM-DGCS-039-2011/unam.mx

Sin acceso a Internet siete de cada 10 mexicanos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados, y se cometan en la calle o Internet, son infracciones, señaló Raúl Trejo Delarbre.
El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados, y se cometan en la calle o Internet, son infracciones, señaló Raúl Trejo Delarbre.

• Una auténtica política pública debe incluir previsiones para que cada vez más mexicanos estén conectados a este servicio, consideró Raúl Trejo Delarbre, del IIS de la UNAM

• Los blogs, al igual que otros espacios de Internet, están protegidos por los ordenamientos legales que garantizan la libertad de expresión, señaló.

• Julio Téllez, del IIJ, dijo que la administración pública debería tomar acciones más rigurosas respecto a los usos inadecuados de esta tecnología

Por lo menos siete de cada 10 mexicanos no tienen acceso a Internet, y el bajo ingreso a ese espacio virtual, hace que cualquier efecto social, político o cultural de la red (correo electrónico, blogs o la Web misma) esté limitado, señaló Raúl Trejo Delarbre.

El integrante del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, sostuvo que una auténtica política pública en la materia debería incluir previsiones para que cada vez más personas estén conectadas a Internet.

Hoy, la brecha digital implica no sólo la distancia de muchos ciudadanos respecto de los recursos informáticos, sino de niveles de calidad. No es lo mismo una conexión de banda ancha a una telefónica.

En ese sentido, dijo, no habría que moverle más a la legislación, sino propiciar el establecimiento de más accesos.

Luego de explicar que un Weblog, también llamado blog o bitácora, es un sitio donde cronológicamente se recopilan mensajes de uno o varios autores, con un uso o temática en particular, Trejo Delarbre aseguró que éstos, igual que otros espacios en la red de redes, están protegidos por los ordenamientos legales que garantizan, en México y el mundo, la libertad de expresión.

Sin embargo, admitió, los delitos deben ser castigados, independientemente del entorno o espacio en el que se produzcan; las infracciones y violaciones en este medio deben de tratarse como ocurre fuera de línea.

Cuando alguien roba dinero de una cuenta bancaria por Internet incurre en un delito, aunque el código mercantil o comercial no hable específicamente del ciberespacio. “El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados; se cometan en la calle o Internet, son infracciones”.

En ese sentido, el doctor en informática jurídica y miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), Julio Téllez Valdés, refirió el fenómeno de las redes sociales, donde existe un intercambio fluido de información, música, videos y datos de carácter personal; pero en ocasiones no se da el uso adecuado y pueden ser empleadas para fines comerciales, electorales y hasta delictivos.

Tras recordar que, en la actualidad, se cita que hay cerca de un millón y medio de blogs a nivel mundial, el investigador de la UNAM aseguró que con relación al aspecto legal, ha habido intentos por regularlos jurídicamente, porque en ocasiones, se pueden trastocar los derechos de privacidad de las personas, de la propiedad intelectual o en materia comercial.

El jurista comentó que en la Unión Europea hubo propuestas para hacerlo, pero fueron criticadas porque atentaba contra la privacidad.

También en Estados Unidos se pretende regularlos porque algunos están asociados a intereses comerciales que, de algún modo, intentan estimular el consumo de ciertos productos o servicios. En los blogs, afirmó Téllez Valdés, debe haber una manifestación de independencia y autonomía, pero de ninguna manera elementos tendenciosos.

El principio de los blogs

La aparición del primer weblog ocurrió en 1993, fue creado por uno de los padres de Internet, Tim Bernes Lee. Consistía en un listado de webs y sus links correspondientes, acompañados de un breve comentario.

Después, fue controlado por Netscape, que lo convirtió en la primera guía de sitios de Internet y monopolizó el mercado entre los años 1993 y hasta finales de 1995. En 1996, Dave Winer escribió un blog histórico para el Maratón 24 Horas para la Democracia, cuyo objetivo fue celebrar un encuentro online para apoyar el libre discurso por este medio.

Posteriormente, Winer fundó una empresa especialmente dedicada al desarrollo de programas para la creación de weblogs, y en diciembre de 1997, Jorn Barger introdujo el término en la acepción que hoy se conoce.

En 1999, aparece Eatonweb Portal, el primero dedicado exclusivamente a los blogs. En agosto del mismo año, Pyra Labs, empresa que posteriormente fue adquirida por Google, lanzó Blogger, uno de los servicios gratuitos más populares.

A partir del año 2000, el fenómeno se masificó, aparecieron nuevos servicios para edición y alojamiento como Bitacoras.com o WordPress, entre otros, y los blogs comenzaron a ganar adeptos por todo el mundo.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-207 – dgcs.unam.mx