Tag Archives: practicas

Disminuye tramitología para investigación científica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

tramitologiacientificaBogotá D. C., may. 06 de 2014 – Agencia de Noticias UN- De ahora en adelante, los grupos de investigación de las universidades tendrán mayor facilidad de adquirir el permiso para realizar sus labores de estudio en biodiversidad.

En el 2013 se logró la firma de dos decretos a través de los cuales se permite contar con un permiso marco para la recolección de especímenes de vida silvestre o de biodiversidad.

Estos acuerdos se formalizaron con la visita de Luz Helena Sarmiento –ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible– a la Universidad Nacional de Colombia, donde fue recibida por el rector Ignacio Mantilla Prada.

“Colombia está bastante rezagada en investigación, y lo que menos puede hacer un gobierno es ponerle trabas. Ahora, los científicos se pueden concentrar más en sus estudios y no en la tramitología”, afirmó la ministra.

Y añadió que con esto se permite que los grupos de investigación adscritos a una institución puedan, con un permiso marco, llevar a cabo sus investigaciones y no sea necesario un permiso individual para cada uno.

Por su parte, Ignacio Mantilla recordó que desde el año 2008 la U.N. ya había manifestado sus preocupaciones por la problemática nacional que generaba la necesidad de los permisos de investigación para los proyectos en el área de la biodiversidad.

“Por eso, desde ese año, la Rectoría de la Institución intentó proponer soluciones a este problema mediante acercamientos con varios ministros de Ambiente. Todos estos intentos transcurrieron de manera infructuosa, hasta que finalmente se consiguió en el año 2012 en una reunión sostenida con el entonces ministro Juan Gabriel Uribe y con cuatro rectores de universidades colombianas (Andes, Antioquia, Nacional y Javeriana)”.

De acuerdo con el profesor Mantilla, se acordó la creación de una comisión de especialistas en biodiversidad de las cuatro instituciones. “Conjuntamente con tres asesores del despacho se avanzó en la reglamentación requerida para la creación de un permiso marco de investigación. Por parte de la U.N. se había designado la representación del profesor Gonzalo Andrade quien estuvo a lo largo del proceso que hoy celebramos”.

Gracias a todo ese proceso, ya se firmaron dos decretos con el Gobierno nacional: el 1375 sobre el registro de colecciones biológicas y el 1376 sobre permisos marco de recolecta de especímenes sobre la biodiversidad.

De este modo, no solo se cuenta con un permiso por proyecto de investigación (el cual limitaba enormemente las labores de los investigadores), sino que ahora se tiene un permiso marco a diez años que ampara en la U.N., a cerca de 500 profesores de las 8 sedes y a más de 200 estudiantes de pregrado, maestría y doctorado.

El vicerrector de Investigación de la U.N., Alexander Gómez, resaltó dos aspectos de esta nueva normativa: “Uno es el que nos facilita mediante un permiso marco la recolección, el manejo, el control de los proyectos, con informes periódicos que hacemos al Ministerio; y el otro es que con las colecciones en biodiversidad nos permitan llevar esas muestras que se recolectan mediante los proyectos de investigación, son los depositarios de esas muestras”.

Pablo Vieira, viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible señaló que el proceso ya está vigente y que la U.N. participó muy activamente en la construcción de este decreto que representa lo que va a ser el permiso marco que tendrá el país.

“En el Ministerio, en la Asociación Nacional de Licencias Ambientales y en la Universidad consideramos que era importante darle un poco de visibilidad a este acontecimiento, ya que estamos mostrando cómo podemos trabajar unidos desde el Gobierno y la academia para aprovechar, gestionar y facilitar la investigación científica en nuestro país”, concluyó.

Créditos: UNAL-730-2014

INAUGURAN CENTRO INTERACTIVO DE ENSEÑANZA EN LA ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERÍA DE LA UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

estudiosenfermeriaHoy, la tecnología touch es de uso cotidiano y está presente en teléfonos celulares, tabletas electrónicas y cajeros automáticos. Por su versatilidad, es la más aceptada en el diseño de nuevos dispositivos.

El Centro Interactivo de Morfofisiología de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM cuenta con una mesa virtual de pantalla táctil en la que pueden visualizarse —en tercera dimensión— desde un órgano, hasta sistemas completos en modelos anatómicos masculinos y femeninos. Con sólo un dedo, los estudiantes pueden conocer cada detalle del cuerpo humano.

De esta manera, la entidad universitaria asume la responsabilidad de incorporar adelantos científicos y tecnológicos en los contenidos impartidos y se coloca a la vanguardia de la enseñanza de anatomía clínica, subrayó Nora Rosas.

La académica de la ENEO agregó que la pantalla táctil permite realizar trazos sobre los modelos exhibidos que pueden proyectarse en la pared para mostrar a los alumnos desde las características de un pulmón, hasta sus relaciones con el aparato respiratorio.

Al elegir las funciones dinámicas de la mesa virtual, el dispositivo muestra cómo, en cada latido, la sangre recorre venas y arterias. Estos procesos se observan en tercera dimensión y en planos coronal, axial y sagital para comprenderlos y compararlos, subrayó.

Casos clínicos

Con 130 centímetros de largo y 60 de ancho, el dispositivo cuenta con un programa de cuatro casos clínicos para mostrar las características de distintas enfermedades.

En la mesa es posible diseccionar modelos con neumonía, obstrucción de arterias coronarias, alteraciones musculares y óseas, compararlos con el prototipo normal y entender los cambios en cada proceso. El sistema ofrece un acercamiento a las afecciones para facilitar la planeación de los cuidados que requieren los pacientes. El equipo permite cargar más temas según las necesidades grupales, detalló.

La incorporación de avances tecnológicos en la enseñanza es crucial para acercar a los jóvenes a los contenidos académicos. Con la inauguración del centro interactivo, la ENEO se coloca a la vanguardia en docencia, investigación y asistencia clínica, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-174-2014

Garantizan buen flujo de distribución de hidrocarburos.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
27 de Noviembre del 2012
Mediante modelación matemática y un software desarrollado en la Facultad de Minas de la UN en Medellín, se garantiza que las industrias petroleras o de gas transporten los recursos eficientemente.
Esta área de producción, que, según los investigadores de la UN, tiene pocos antecedentes, se encarga de garantizar “buenas prácticas para conducir los fluidos desde los pozos hasta las centrales de procesamiento de los hidrocarburos”, aclara Juan Manuel Mejía Cárdenas, profesor de la Facultad de Minas.
En el momento en que las empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos quieren hacer intervenciones en pozos o, incluso, descartar alguno, pueden presentarse colapsos y obstrucciones en el comportamiento hidráulico de las líneas de producción, lo cual puede alterarlas, modificarlas o disminuirlas, entre otros efectos.
El profesor Mejía Cárdenas explica que una formación o yacimiento de hidrocarburos se encuentra a 10 mil o 14 mil pies de profundidad, por lo cual se requiere excavar para que estos fluyan a través del pozo. Estas mezclas de fluidos, que pueden ser agua, gas y petróleo, llegan a una tubería a través de válvulas que viajan por topografías lineales o muy quebradas.
Tales sistemas pueden presentar dificultades, por ejemplo, al subir y bajar por montañas, conectarse con otras tuberías y otras situaciones que requieren ser modeladas, para lograr que finalmente lleguen al lugar donde se separan los materiales naturales para gasoductos, oleoductos o tratamientos de aguas.
Alternativa económica y productiva
El profesor destaca que el mayor reto de la propuesta tecnológica es entender las fases de los diferentes flujos —a través de las líneas de producción— y representarlos en modelos fenomenológicos. Gracias a estas prácticas, las empresas pueden evitar procedimientos ineficientes o descubrir zonas que pueden representar grandes ganancias.
Según cuenta, en una de las experiencias tenidas con la industria, se quiso saber qué problemas se le podrían presentar a una línea de extracción ya existente.
El estudio arrojó que el sistema se cargaba de petróleo y agua, pero no fluía el gas, y se trataba de un pozo que actualmente produce 900 barriles de petróleo al día (que pueden representar ganancias de 2 millones de dólares mensuales).
El trabajo de los investigadores tiene como punto a favor que utiliza un software diseñado en la UN en Medellín que funciona como programa de almacenaje del flujo multifásico en tuberías. Es decir, sirve para entender cómo se mueve un fluido en una red de líneas de distribución de producción.
Esta implementación se apoya en programas de computador comerciales con los que los investigadores adelantan las estrategias de modelación.
La propuesta de aseguramiento de flujos es un proyecto de extensión de la UN al cual están vinculados docentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Minas.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
La alternativa garantiza un adecuado transporte de hidrocarburos.

La alternativa garantiza un adecuado transporte de hidrocarburos.

27 de Noviembre del 2012

Mediante modelación matemática y un software desarrollado en la Facultad de Minas de la UN en Medellín, se garantiza que las industrias petroleras o de gas transporten los recursos eficientemente.

Esta área de producción, que, según los investigadores de la UN, tiene pocos antecedentes, se encarga de garantizar “buenas prácticas para conducir los fluidos desde los pozos hasta las centrales de procesamiento de los hidrocarburos”, aclara Juan Manuel Mejía Cárdenas, profesor de la Facultad de Minas.

En el momento en que las empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos quieren hacer intervenciones en pozos o, incluso, descartar alguno, pueden presentarse colapsos y obstrucciones en el comportamiento hidráulico de las líneas de producción, lo cual puede alterarlas, modificarlas o disminuirlas, entre otros efectos.

El profesor Mejía Cárdenas explica que una formación o yacimiento de hidrocarburos se encuentra a 10 mil o 14 mil pies de profundidad, por lo cual se requiere excavar para que estos fluyan a través del pozo. Estas mezclas de fluidos, que pueden ser agua, gas y petróleo, llegan a una tubería a través de válvulas que viajan por topografías lineales o muy quebradas.

Tales sistemas pueden presentar dificultades, por ejemplo, al subir y bajar por montañas, conectarse con otras tuberías y otras situaciones que requieren ser modeladas, para lograr que finalmente lleguen al lugar donde se separan los materiales naturales para gasoductos, oleoductos o tratamientos de aguas.


Alternativa económica y productiva

El profesor destaca que el mayor reto de la propuesta tecnológica es entender las fases de los diferentes flujos —a través de las líneas de producción— y representarlos en modelos fenomenológicos. Gracias a estas prácticas, las empresas pueden evitar procedimientos ineficientes o descubrir zonas que pueden representar grandes ganancias.

Según cuenta, en una de las experiencias tenidas con la industria, se quiso saber qué problemas se le podrían presentar a una línea de extracción ya existente.

El estudio arrojó que el sistema se cargaba de petróleo y agua, pero no fluía el gas, y se trataba de un pozo que actualmente produce 900 barriles de petróleo al día (que pueden representar ganancias de 2 millones de dólares mensuales).

El trabajo de los investigadores tiene como punto a favor que utiliza un software diseñado en la UN en Medellín que funciona como programa de almacenaje del flujo multifásico en tuberías. Es decir, sirve para entender cómo se mueve un fluido en una red de líneas de distribución de producción.

Esta implementación se apoya en programas de computador comerciales con los que los investigadores adelantan las estrategias de modelación.

La propuesta de aseguramiento de flujos es un proyecto de extensión de la UN al cual están vinculados docentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Minas.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Nuevo método para evaluar procesos de Ingeniería Eléctrica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
18 de Septiembre del 2012
Docentes de la UN en Manizales desarrollaron técnicas de valoración de la práctica de la Ingeniería Eléctrica, para calificar los procesos de aplicación de esta disciplina.
A partir del trabajo desarrollado con Thernium y la CHEC (Central Hidroeléctrica de Caldas), la UN desarrolló una metodología de evaluación aplicada a procesos de generación, distribución y transmisión de energía, pues en la dinámica de ambos proyectos se evidenció que el país no cuenta con una base en este sentido.
“Queremos proporcionar un modelo que permita calificar los procesos que hace una empresa o un conjunto de ingenieros electricistas en tareas propias de esta profesión, como la operación de redes de distribución de energía, la instalación de redes subterráneas, proyectos residenciales, procesos de generación, entre otros”, afirma el profesor Eduardo Cano Plata, de la UN en Manizales.
El procedimiento consiste en evaluar, con el marco regulatorio colombiano, una lista básica de elementos que van acompañados de su normativa y de un articulado que especifica cómo debe ejecutarse determinada labor, comparándola con el quehacer de la empresa. Finalmente, la UN indica si lo está haciendo bien o mal y cómo podría mejorar.
Entre sus componentes particulares está la aplicación de los métodos tradicionales de esta disciplina, que implican la valoración de las buenas prácticas (como verificar que los sistemas eléctricos cuenten con polo a tierra y que haya interruptores que protejan a las personas en caso de un corto circuito en zonas húmedas, como baños, entre otras).
“Esta metodología es una interacción entre lo que podría llamarse un panel de expertos y un híbrido de un proceso de inspección desde el punto de vista del reglamento de instalaciones eléctricas del país. A este se suma una valoración de ambos aspectos según la normativa que regula el proceso que se esté ejecutando. Al final se entrega un concepto que se adjunta al trabajo del auditor tradicional para evaluar la calidad”, explica el investigador.
El marco regulatorio para efectuar tal procedimiento surgió con la Constitución de 1991, pero comenzó en el año 1994 con la ley de servicios públicos y la del sector eléctrico.
De allí se derivaron una serie de normativas, un cuerpo colegiado que se encarga de definir los procesos de generación de energía en el país a partir de un manual regulatorio y suplementos del Congreso y de entidades como la Superintendencia de Servicios Públicos y el Ministerio de Minas y Energía.
“Dentro de este mar de normas que tienen que estar en consonancia con el marco regulatorio descubrimos que algunos puntos son contradictorios. Por eso, podremos hacer sugerencias al ente regulador para que vea el listado que estamos desarrollando con la metodología”, concluye el profesor Cano Plata.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.h
La UN diseño una metodología de técnicas de evaluación para al Ingeniería Eléctrica.

La UN diseño una metodología de técnicas de evaluación para al Ingeniería Eléctrica.

18 de Septiembre del 2012

Docentes de la UN en Manizales desarrollaron técnicas de valoración de la práctica de la Ingeniería Eléctrica, para calificar los procesos de aplicación de esta disciplina.

A partir del trabajo desarrollado con Thernium y la CHEC (Central Hidroeléctrica de Caldas), la UN desarrolló una metodología de evaluación aplicada a procesos de generación, distribución y transmisión de energía, pues en la dinámica de ambos proyectos se evidenció que el país no cuenta con una base en este sentido.

“Queremos proporcionar un modelo que permita calificar los procesos que hace una empresa o un conjunto de ingenieros electricistas en tareas propias de esta profesión, como la operación de redes de distribución de energía, la instalación de redes subterráneas, proyectos residenciales, procesos de generación, entre otros”, afirma el profesor Eduardo Cano Plata, de la UN en Manizales.

El procedimiento consiste en evaluar, con el marco regulatorio colombiano, una lista básica de elementos que van acompañados de su normativa y de un articulado que especifica cómo debe ejecutarse determinada labor, comparándola con el quehacer de la empresa. Finalmente, la UN indica si lo está haciendo bien o mal y cómo podría mejorar.

Entre sus componentes particulares está la aplicación de los métodos tradicionales de esta disciplina, que implican la valoración de las buenas prácticas (como verificar que los sistemas eléctricos cuenten con polo a tierra y que haya interruptores que protejan a las personas en caso de un corto circuito en zonas húmedas, como baños, entre otras).

“Esta metodología es una interacción entre lo que podría llamarse un panel de expertos y un híbrido de un proceso de inspección desde el punto de vista del reglamento de instalaciones eléctricas del país. A este se suma una valoración de ambos aspectos según la normativa que regula el proceso que se esté ejecutando. Al final se entrega un concepto que se adjunta al trabajo del auditor tradicional para evaluar la calidad”, explica el investigador.

El marco regulatorio para efectuar tal procedimiento surgió con la Constitución de 1991, pero comenzó en el año 1994 con la ley de servicios públicos y la del sector eléctrico.

De allí se derivaron una serie de normativas, un cuerpo colegiado que se encarga de definir los procesos de generación de energía en el país a partir de un manual regulatorio y suplementos del Congreso y de entidades como la Superintendencia de Servicios Públicos y el Ministerio de Minas y Energía.

“Dentro de este mar de normas que tienen que estar en consonancia con el marco regulatorio descubrimos que algunos puntos son contradictorios. Por eso, podremos hacer sugerencias al ente regulador para que vea el listado que estamos desarrollando con la metodología”, concluye el profesor Cano Plata.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html