Tag Archives: política pública

EDUCACIÓN, ESPECIALMENTE ENTRE NIÑOS, PARA COMBATIR EL DETERIORO AMBIENTAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

educacionambientalFrente a las amenazas del cambio climático, la educación representa la mejor política pública contra el deterioro ambiental. En los niños de entre cuatro y 10 años puede consolidarse una mayor conciencia ecológica; además, son nuestro futuro y debemos formarlos en distintos temas, tanto en las escuelas rurales como en las urbanas, aseveró Priyadarsi Roy, del Instituto de Geología (IGL) de la UNAM.

En los programas de todos los niveles deben introducirse conceptos sobre los problemas generados por el calentamiento global, la superpoblación, la polución, la degradación de la biodiversidad y cómo cuidar el entorno.

A la par, deben impulsarse estrategias sobre el uso de energías limpias y eficientes para el hogar, la escuela y la industria, así como el tratamiento de aguas residuales, recomendó en ocasión del Día Internacional de la Madre Tierra, que este 22 de abril será celebrado en más de 170 países.

En estos trabajos la colaboración entre académicos y el sector público es crucial. Podrían formarse comisiones para compartir información científica que sea considerada en las decisiones relacionadas; además, en la UNAM se genera conocimiento útil en la materia, subrayó el investigador responsable del Laboratorio de Paleoambientes del IGL.

Calentamiento global

En el breve periodo de evolución de la civilización humana (en comparación con la historia del planeta), la actividad antropogénica ha tenido repercusiones duraderas, que pueden sintetizarse en los efectos del cambio climático. Con rapidez, el hombre ha contaminado el suelo, el agua y la atmósfera.

El aumento de dióxido de carbono (CO2) está relacionado: en 1950 era de 300 partes por millón (ppm) y hoy rebasa las 400 ppm. En los últimos dos millones de años la Tierra no había registrado una concentración tan alta, dijo.

Este gas de efecto invernadero provoca el incremento de la temperatura, favorece la acidificación de los océanos, el derretimiento de las capas de hielo en los polos y el aumento del nivel del mar. Así, las zonas costeras quedan expuestas a inundaciones y se dan fenómenos naturales extremos como sequías y lluvias torrenciales, explicó.

El ambiente terrestre ha registrado, en más de cuatro mil 500 millones de años, una oscilación entre periodos cálidos (como el que vivimos) y fríos. Estos últimos, definidos como glaciares, duraban hasta 100 mil años, registraban una concentración de CO2 de 200 ppm y eran seguidos por los interglaciares, que se prolongaban por 10 milenios y en los que se observaba un aumento del dióxido de carbono a 280 ppm. En los últimos 60 años, este índice superó las 400 ppm.

En aras del crecimiento económico y por la demanda de productos y materias primas, en décadas recientes se han generado grandes cantidades de gases de efecto invernadero, lo que ha tenido repercusiones graves en el planeta, desde la desaparición de capas de hielo hasta la destrucción de arrecifes de coral. México ha contribuido como cualquier otro país al calentamiento global, advirtió.

El Protocolo de Kioto sobre el Cambio Climático (adoptado en 1997 y en vigor hasta 2005) tiene por objetivo reducir estas emisiones en un porcentaje aproximado de al menos cinco por ciento, en comparación con las generadas en 1990.

Este acuerdo internacional no ha sido ratificado por el mayor emisor a nivel mundial, Estados Unidos y países como Canadá lo han abandonado, detalló.

Si logramos educar a los niños en conservación ambiental, una generación completa instrumentará en el futuro las medidas necesarias para cuidar el planeta. Es un proceso de largo aliento que comienza con pequeñas acciones en casa, como separar residuos, reciclar o disminuir el consumo, concluyó.

Créditos:UNAM-DGCS-233-2014

Servirán Estudios Fronterizos para propuestas de política pública

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Con el objeto de abordar las formas que integran en la actualidad la investigación conceptual y empírica sobre la frontera, las relaciones entre países limítrofes, además de problemas subyacentes a éstos ya sean culturales, sociales, económico históricos, políticos o territoriales, la BUAP inauguró la “XIV Reunión Internacional la Frontera, una nueva concepción”.

El Doctor Agustín Grajales Porras, Coordinador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, afirmó que “las reflexiones en torno a esta problemática, llevarán a efectuar propuestas a nivel de política pública, en donde finalmente incidirán las investigaciones realizadas”.

El maestro Fernando Báez Lira, Profesor Investigador del instituto, dijo que las reuniones celebradas con anterioridad, han dado margen a la reflexión y discusión interdisciplinaria en relación a los límites geográficos entre los países, destacando los motivos de la migración, como: “la necesidad y deseo de mejorar su vida, los riesgos y peligros a los que se enfrentan, muchas veces con resultados fatales”.

El Doctor José Antonio Sequera Meza, representante de la Red Internacional de Investigadores de la Frontera ante la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS),, indicó que al conceptuar la frontera desde el interior y desde un punto donde los límites parecen no existir, se repensarán sus concepciones.

Agregó que incluso Puebla presenta dicho fenómeno en su interior, pues “sus emigrantes hacia Estados unidos no regresan con la misma mirada; los migrantes de Centroamérica no sólo caminan sobre la geografía poblana, sino también dejan su huella”.

Posteriormente, el Doctor Rubén Sandoval, Presidente fundador de la Red Internacional de Investigadores de la Frontera, resaltó que el camino que ha recorrido este congreso, ha hecho patente una realidad, “si volvemos los ojos sobre cualquiera de los aspectos que mueven al hombre en sociedad, encontraremos un mundo cada vez más quebrantado y limitado, a pesar de lo que pretende mostrarnos la concepción del mundo global”.

Aseveró que actualmente la visión de los investigadores, es replantear los hechos de lo cotidiano, “probablemente las soluciones no están en la puerta, y aún, se encuentran más lejos de lo imaginado, pero el principio humano no es ver los atavismos y las limitantes, sino la posibilidad de ruptura de esquemas del pensamiento que merecen ser analizados”.

El congreso es organizado por el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP, la Red de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades de la UABCS, así como por de la Universidad de Paris.

Durante este evento se tocarán temas sobre relaciones espaciales, políticas, públicas, reflexiones históricas, estudios socioculturales, gestión pública, modelos económicos, globalización, ecología, estudios de género, arte, literatura, cine, multiculturalidad, religión y otros aspectos relacionados con la migración.

Créditos: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)