Tag Archives: plástico

Frágil, una obra que dignifica la vida

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El punto débil que existe entre la presencia y la ausencia, así como el tiempo que se conjuga entre la vida y la muerte, "Frágil"
El punto débil que existe entre la presencia y la ausencia, así como el tiempo que se conjuga entre la vida y la muerte, “Frágil”

2 de Agosto de 2012

El punto débil que existe entre la presencia y la ausencia, así como el tiempo que se conjuga entre la vida y la muerte, son los temas presentes en este trabajo plástico.

Así lo define Angélica Ballesteros, aspirante al título de maestra en Artes Plásticas de la UN, quien es su creadora. “Se trata de hablar del desarrollo desde el primer momento de la vida, de las membranas, de todo esto que está tan frágil, como tan débil, hasta el momento de la partida; pero también habla del tiempo entre el primer momento y el final”, asegura.

Señala además que es una dignificación de la vida. Con el hecho de darle valor desde el primer momento en el que aparece en la mujer, por ejemplo. En otras palabras, dignificación “es dar ese mensaje de que hay alguien muy importante allí, a quien vale la pena reconocer”, enfatiza.

Frágil es una muestra que integra varios elementos suspendidos, colgados y pegados, puestos en cajas, los cuales hacen referencia a esos mundos que se abren, pero que están envueltos entre la vida y la muerte.

Con respecto a los materiales, es como el resumen mismo de todo lo que la artista ha podido trabajar: collage, pintura, dibujo y lo que sugiere la misma obra. Además, involucra hilos, filigranas y tejidos, un largo etcétera de materias primas delicadas y femeninas, “que dan esa levedad que exige la temática. La técnica es lo que surge a través de esas imágenes poéticas que vienen a la mente a partir del tema”.

La obra

Su recorrido describe el primer momento de la mujer, y a través de la representación de tres vestidos con un espejo en el vientre, busca confrontar al ser humano. Luego continúa con unas aves que se refieren a ese alzar vuelo, que puede quedarse o permanecer, por eso está en sombras. Posteriormente, hace referencia al tiempo, hacia adelante y hacia atrás.

“Los objetos suspendidos hablan de la huella, de la ausencia; y las membranas, de la parte sutil de la primera vida. Los vestidos que no tienen cuerpo también hablan de ausencia, así como los pájaros”, cuenta.

Y, finalmente, la obra tiene que ver con ese recorrido hacia la muerte, que es cíclico. Incluye también una serie de mariposas, con nombre propio como “Crisálida”, esa primera parte de la cual emerge la mariposa, a la que no se le da importancia, y que la artista relaciona con el óvulo.

“Desde mi punto de vista es una protesta en contra de la muerte, en contra de matar, del aborto. Es como poner mi voz en la obra”, afirma.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Desarrollan baldosas a partir de plástico desechado

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

09 de Agosto de 2011

Reforzamiento de materiales a partir de polímeros reciclados. Fotos: Manizales/Unimedios
Reforzamiento de materiales a partir de polímeros reciclados. Fotos: Manizales/Unimedios

Manizales, – Agencia de Noticias UN – Se trata de un proyecto de desarrollo sostenible para mitigar el impacto ambiental y aumentar el desarrollo social de la región de origen de un estudiante de la UN. La propuesta se presentó en México.

Según Jhon Wilder Sánchez Obando, estudiante de sexto semestre de Ingeniería Química de la UN en Manizales y realizador de la investigación Reforzamiento de materiales de construcción a partir de polímeros reciclados: un proyecto de desarrollo sostenible con impacto social desde la Ingeniería Química, este proyecto se encuentra por encima de muchos adelantados en Latinoamérica por el nuevo uso que se les da a los plásticos compuestos con otros materiales.

“Lo que se busca con el trabajo es utilizar los desechos plásticos, reforzarlos con arena y residuos metálicos para obtener un producto mejorado y así entregar baldosas más resistentes y que puedan aplicarse en construcciones tipo interés social”, explicó Sánchez Obando.

Luego de una primera fase de estudio, este nuevo material ha mostrado tener propiedades importantes como la resistencia para su futura aplicación y comercialización en construcción; además, se diferencia de otros similares porque se aprovechan las propiedades físicoquímicas de los productos utilizados para entregar opciones de menor costo y con excelente calidad.

“Lo que se investiga es un nuevo proceso de producción de baldosas a partir del uso del plástico como materia prima, es bastante novedoso porque, a diferencia de otros desarrollados en Argentina o Brasil, en los que solo se rellenan las botellas vacías con materiales como tierra y arena para su posterior uso, aquí se busca hacer un reforzamiento fabricando un material compuesto con características físicas y químicas mejoradas”, comentó el estudiante.

Como resultado de la investigación, el joven ocupó el tercer lugar en el Bayer Encuentro Juvenil Ambiental, realizado en el 2010, fue aceptado este año como ponente del XVII Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Ingeniería Química en México y para el 2012 espera haber perfeccionado la técnica de producción para postularse al Premio Santander de Emprendimiento e iniciar su propia empresa.

“La siguiente etapa es encontrar una nueva forma de reducir los consumos energéticos y facilitar el moldeo del material”, argumentó el investigador. Adicional a ello se podría investigar la opción de remover la baldosa ya instalada sin deteriorarla, dañarla o quebrarla, como sucede comúnmente.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Estudiantes mexicanos elaboran vasos térmicos comestibles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

ipn25 de enero de 2011

• Inspirados en los conos de helado, los envases “Bungaloo” representan una alternativa verde ante la grave contaminación que producen los vasos de plástico y unicel, cuyas partículas tardan años en degradarse

Con el fin de contribuir al cuidado del medio ambiente y reducir la contaminación por envases de plástico y unicel, estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT-11) “Wilfrido Massieu”, elaboraron, a través de una microempresa denominada Bungaloo, vasos térmicos que pueden comerse o degradarse rápidamente, en caso de ser desechados.

Los estudiantes Arturo Barco González y Erick Martínez Padilla, del área de Procesos Industriales, así como Daniel Martínez Padilla, de Administración de Empresas, asesorados por Iván Jurado Huerta, coordinador del Programa Poliemprende del CECyT-11, y Rosario Barrera Hernán de la Escuela Superior de Economía y Administración (ESCA) Unidad Santo Tomás, manifestaron que “Envases Comestibles Bungaloo”, cuyo lema es “Bébelo-Cómelo” surge de una inquietud emprendedora por crear un negocio,  pero al mismo tiempo fomentar una cultura en favor del medio ambiente.

“Nuestra idea es hacer conciencia en los consumidores sobre la grave contaminación que existe actualmente por envases de plástico y unicel, los cuales tardan más de 100 años en degradarse y cuyas partículas permanece en el medio ambiente, ocasionando cambios indeseables en las características físicas, químicas y biológicas del aire, tierra y agua”, subrayaron.

La base del producto, indicaron, es similar a la masa que se utiliza para elaborar galletas, pero la innovación radica en las cantidades y algunos ingredientes que dan como resultado un vaso con todas las funciones del material térmico, no se deshace con facilidad y  su consistencia se mantiene de 15 a 20 minutos con agua hirviendo, sin que se ablande.

Explicaron que para el proceso de elaboración primero realizaron una investigación en diferentes áreas del conocimiento y una vez que obtuvieron la receta crearon la masa, procedieron a la mezcla, batido, engrasado, horneado y enfriado del producto, así como a la formación de las láminas y los acabados. Posteriormente experimentaron con los materiales, comprobando de esa forma cuáles tenían mayor durabilidad.

Añadieron que conforme avancen los trámites para el registro del nombre y marca de su producto, también podrían perfeccionar el vaso comestible hasta lograr una presentación más estética e incluso con mayor durabilidad, que puede alcanzar hasta una hora, antes de  ablandarse.

“No descartamos la posibilidad de agregar algunos nutrientes y sabores a la masa del vaso, y también elaborar platos o agitadores, que después de usarse podrían ser ingeridos sin ningún peligro, o bien desecharse sin dañar al medio ambiente por su origen orgánico”, acotaron.

Esta idea es sólo un ejemplo del trabajo que realiza el IPN al fomentar una formación emprendedora entre sus alumnos alentándolos a desarrollar sus habilidades para la creación de empresas con enfoque ecológico, ante la gravedad que representa la contaminación ambiental en la actualidad, señalaron sus los asesores del proyecto.

“Seguiremos trabajando arduamente para hacer realidad nuestro sueño de consolidar una empresa y convertirnos en empleadores más que en empleados. Tener la posibilidad de crear una nueva fuente de trabajo y, de esa manera, poder ofrecer a otras personas una oportunidad laboral, además de contribuir al desarrollo de la economía nacional”, finalizaron.
Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx / Boletín 019/11