Tag Archives: olimpiada

Obtiene facultad de ingeniería de la UNAM primer lugar en la olimpiada de geotecnia.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
16 de Enero del 2013
“Representamos a nuestra Universidad, para ponerla en lo más alto, donde siempre ha estado. Como estudiante, es lo mejor que he hecho”, aseguró Jesús Espinoza, uno de los cinco alumnos de la Facultad de Ingeniería (FI) que obtuvieron oro en la Primera Olimpiada de Geotecnia, realizada en el marco de la XVII Reunión Nacional de Profesores de Mecánica de Suelos e Ingeniería Geotécnica, convocada por la Sociedad Mexicana de la especialidad (SMIG).
El equipo, integrado también por Miguel Ángel Mánica Malcom, Miguel Gallardo Contreras, Wilfrido Martínez Alonso y Etienne González Domínguez, venció a integrantes de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán; de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, del Instituto Politécnico Nacional (IPN); de la Universidad de las Américas (UDLA), de Puebla; de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR), y de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).
Previo a esta primera edición, y después de ser seleccionados por el Departamento de Geotecnia de la FI, cada universitario se especializó en temas específicos, como comportamiento de suelos, mecánica de rocas y cimentaciones. “La Universidad nos preparó bien. El conocimiento adquirido fue suficiente para competir”, refirió Wilfrido, del séptimo semestre de Ingeniería Civil.
Representar a la UNAM y a la FI, y haber ganado, nos brinda oportunidades de investigación o para estudiar una maestría. El concurso nos abrió las puertas, dijo Miguel, del noveno semestre de la licenciatura en Ingeniería Geomática.
“Teníamos la obligación de triunfar y poner a la UNAM en alto. Nuestros profesores merecen parte del reconocimiento, pues han aportado a nuestra preparación”, compartió Miguel Ángel, del Posgrado de Ingeniería.
Táctica y estrategia
El 30 de marzo de 1964, un programa de concurso acaparó la atención de los televidentes de Estados Unidos, Jeopardy!, creado por Mey Griffin. Después de 48 años, aún es un suceso de rating.
El formato de la Olimpiada recordó el de la emisión. Los participantes podían elegir de entre 64 preguntas, con valor de 100, 200 y 400 puntos por acierto, y asignarla a equipos contrarios.
Si el competidor no respondía, la oportunidad de sumar pasaba a quien había seleccionado el cuestionamiento. De no solucionarlo, pasaba a otra escuadra, hasta ser resuelto, y agregar la puntuación respectiva.
Al pasar las rondas, ningún contendiente asignaba preguntas a la FI, por ser el rival más fuerte. Los universitarios asumieron un riesgo: tomar las cuatro oportunidades que ofrecían las reglas de la competencia de responder sin “pasar”, y eligieron las de mayor valor. De fallar, perdían todos los puntos obtenidos. Sólo erraron una vez.
Después de una hora, los jóvenes superaron a sus contendientes. En total, sumaron dos mil 600 tantos, 500 más que su competidor más cercano, el IPN. La UAQ terminaría en el tercer puesto, con mil 900.
En el artículo La enseñanza de la geotecnia en el siglo XXI, Alberto Jaime Paredes, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, explicó que prácticamente todas las obras civiles están relacionadas con el suelo, como material de construcción, elemento de soporte o ambos.
A nivel profesional, la geotecnia ofrece buenas perspectivas, porque ante el crecimiento de las zonas urbanas se requiere construir viviendas en terrenos complicados.
La mecánica de suelos es relevante para garantizar la seguridad de las edificaciones ante fenómenos naturales, como sismos, añadió Jesús, quien trabaja en un proyecto de geotecnia ambiental.
Wilfrido, que desarrolla una tesis relacionada con cimentaciones en roca, subrayó que en México, los profesionales de la disciplina son de la mayor calidad. “Por ejemplo, antes de la construcción del Metro las autoridades del DF acudieron con ingenieros franceses, quienes rechazaron la viabilidad del proyecto. Los mexicanos asumieron el reto y ahora tenemos 12 líneas”, expuso.
“El triunfo nos abrió las posibilidades y expertos se acercaron a invitarnos a sus grupos de trabajo ante el número reducido de interesados en esta rama”, compartió Miguel Gallardo, quien, al obtener el primer lugar, realizará su tesis en la Universidad Politécnica de Madrid.
Boletín UNAM-DGCS-032
Ciudad Universitaria.
Para vencer, cada integrante de la escuadra universitaria se especializó en un tema diferente.

Para vencer, cada integrante de la escuadra universitaria se especializó en un tema diferente.

16 de Enero del 2013

“Representamos a nuestra Universidad, para ponerla en lo más alto, donde siempre ha estado. Como estudiante, es lo mejor que he hecho”, aseguró Jesús Espinoza, uno de los cinco alumnos de la Facultad de Ingeniería (FI) que obtuvieron oro en la Primera Olimpiada de Geotecnia, realizada en el marco de la XVII Reunión Nacional de Profesores de Mecánica de Suelos e Ingeniería Geotécnica, convocada por la Sociedad Mexicana de la especialidad (SMIG).

El equipo, integrado también por Miguel Ángel Mánica Malcom, Miguel Gallardo Contreras, Wilfrido Martínez Alonso y Etienne González Domínguez, venció a integrantes de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán; de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, del Instituto Politécnico Nacional (IPN); de la Universidad de las Américas (UDLA), de Puebla; de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR), y de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Previo a esta primera edición, y después de ser seleccionados por el Departamento de Geotecnia de la FI, cada universitario se especializó en temas específicos, como comportamiento de suelos, mecánica de rocas y cimentaciones. “La Universidad nos preparó bien. El conocimiento adquirido fue suficiente para competir”, refirió Wilfrido, del séptimo semestre de Ingeniería Civil.

Representar a la UNAM y a la FI, y haber ganado, nos brinda oportunidades de investigación o para estudiar una maestría. El concurso nos abrió las puertas, dijo Miguel, del noveno semestre de la licenciatura en Ingeniería Geomática.

“Teníamos la obligación de triunfar y poner a la UNAM en alto. Nuestros profesores merecen parte del reconocimiento, pues han aportado a nuestra preparación”, compartió Miguel Ángel, del Posgrado de Ingeniería.


Táctica y estrategia

El 30 de marzo de 1964, un programa de concurso acaparó la atención de los televidentes de Estados Unidos, Jeopardy!, creado por Mey Griffin. Después de 48 años, aún es un suceso de rating.

El formato de la Olimpiada recordó el de la emisión. Los participantes podían elegir de entre 64 preguntas, con valor de 100, 200 y 400 puntos por acierto, y asignarla a equipos contrarios.

Si el competidor no respondía, la oportunidad de sumar pasaba a quien había seleccionado el cuestionamiento. De no solucionarlo, pasaba a otra escuadra, hasta ser resuelto, y agregar la puntuación respectiva.

Al pasar las rondas, ningún contendiente asignaba preguntas a la FI, por ser el rival más fuerte. Los universitarios asumieron un riesgo: tomar las cuatro oportunidades que ofrecían las reglas de la competencia de responder sin “pasar”, y eligieron las de mayor valor. De fallar, perdían todos los puntos obtenidos. Sólo erraron una vez.

Después de una hora, los jóvenes superaron a sus contendientes. En total, sumaron dos mil 600 tantos, 500 más que su competidor más cercano, el IPN. La UAQ terminaría en el tercer puesto, con mil 900.

En el artículo La enseñanza de la geotecnia en el siglo XXI, Alberto Jaime Paredes, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, explicó que prácticamente todas las obras civiles están relacionadas con el suelo, como material de construcción, elemento de soporte o ambos.

A nivel profesional, la geotecnia ofrece buenas perspectivas, porque ante el crecimiento de las zonas urbanas se requiere construir viviendas en terrenos complicados.

La mecánica de suelos es relevante para garantizar la seguridad de las edificaciones ante fenómenos naturales, como sismos, añadió Jesús, quien trabaja en un proyecto de geotecnia ambiental.

Wilfrido, que desarrolla una tesis relacionada con cimentaciones en roca, subrayó que en México, los profesionales de la disciplina son de la mayor calidad. “Por ejemplo, antes de la construcción del Metro las autoridades del DF acudieron con ingenieros franceses, quienes rechazaron la viabilidad del proyecto. Los mexicanos asumieron el reto y ahora tenemos 12 líneas”, expuso.

“El triunfo nos abrió las posibilidades y expertos se acercaron a invitarnos a sus grupos de trabajo ante el número reducido de interesados en esta rama”, compartió Miguel Gallardo, quien, al obtener el primer lugar, realizará su tesis en la Universidad Politécnica de Madrid.

Boletín UNAM-DGCS-032

Ciudad Universitaria.

Obtiene universitario medalla de bronce en olimpiada internacional de Química

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Tras competir contra 288 alumnos de 72 países, Aldo Alan Facundo Ávila, de la FQ, logró el tercer sitio
Tras competir contra 288 alumnos de 72 países, Aldo Alan Facundo Ávila, de la FQ, logró el tercer sitio

13 de Agosto de 2012

Aldo Alan Facundo Ávila, que ingresó recientemente a la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, obtuvo la medalla de bronce en la XLIV Olimpiada Internacional de Química, celebrada en Washington, Estados Unidos, con la participación de 288 alumnos de 72 países.

El universitario, nacido en Veracruz, cursa la carrera de Química en esta casa de estudios. Asistió a este certamen internacional junto con Óscar Luis García Guzmán, originario de Oaxaca, y los michoacanos Arturo Martínez Flores (mención honorífica) y José Manuel Baldovinos Barrera.

Los jóvenes, formados por académicos de la FQ, compitieron contra estudiantes de Alemania, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Grecia, España, Holanda, Inglaterra, Hungría, Portugal, Rusia, Uruguay y Venezuela, entre otros.

Al hacer un balance sobre la participación de la delegación mexicana, Antonia Dosal Gómez, coordinadora del Comité Académico de la Olimpiada Nacional de Química y docente de la FQ –junto con Mauricio Castro Acuña–, refirió que el resultado puede calificarse como sobresaliente, pues los exámenes tuvieron un alto grado de dificultad y el nivel de entrenamiento de los representantes de otras naciones, en especial, los chinos y un alemán, fue extraordinario.

La FQ y las olimpiadas de química

La FQ juega, desde hace más de 20 años, un papel trascendente en la organización, promoción, coordinación e impulso de las olimpiadas nacionales de química, realizadas en colaboración con la Academia Mexicana de Ciencias.

El objetivo es promover entre los alumnos de nivel medio superior el estudio de estas ciencias, estimular el desarrollo de jóvenes talentos en este campo, así como seleccionar a los mejores en el área de nivel preuniversitario, para que representen a México en las olimpiadas internacionales.

Para alcanzar esa meta, los jóvenes deben recorrer un largo camino, pues previo a la Olimpiada Nacional, organizada anualmente en el marco del Programa Olimpiadas Nacionales de la Ciencia, se realiza la fase estatal, donde se selecciona a seis alumnos de cada entidad federativa y seis del Distrito Federal, que participan en esta etapa, coordinada por María Antonia Dosal y Mauricio Castro.

Los alumnos deben estar inscritos en alguna institución mexicana de enseñanza pre-universitaria, y pueden competir en dos categorías: A y B. En el primero se clasifican los alumnos que cursan el último año de bachillerato, y en el B, los inscritos en los primeros años del nivel medio superior o que cursan cualquier año de enseñanza media.

En el concurso nacional se aplican tres exámenes teóricos y uno experimental, elaborados por miembros del comité organizador, todos académicos de la FQ.

De acuerdo con los resultados de la Olimpiada Nacional, se hace una preselección de 15 jóvenes, que por espacio de 15 días son entrenados y asesorados por profesores de la entidad universitaria.

En 1992, México organizó la primera Olimpiada Nacional de Química, y participó, por primera vez, en la XXIV Olimpiada Internacional, celebrada en Estados Unidos. Tres años después tomó parte en la primera Olimpiada Iberoamericana, realizada en Mendoza, Argentina.

La FQ ha organizado tres iberoamericanas: una en 1997 en la UNAM, otras en 2003, en Cuernavaca, Morelos, y la más reciente en 2010, en la Ciudad de México.

Como parte de su preparación, los jóvenes mexicanos fueron instruidos en las áreas de química orgánica, fisicoquímica, bioquímica y química analítica, por Carlos Mauricio Castro, Octavio Reyes, José Manuel Méndez, Gloria Pérez, Ramiro Domínguez y Juan Carlos Hernández, docentes de esta facultad e integrantes del comité académico del certamen científico nacional.

En esta capacitación también colaboró Adelina Pasos, profesora jubilada de la misma entidad; además, se contó con el apoyo de otros docentes, como Guillermina Salazar, Norberto Farfán, Ernestina Cervera y Rogelio Rodríguez.

Boletín UNAM-DGCS-496
Ciudad Universitaria.

La UNAM abanderó a atletas que participarán en la Universiada y Olimpiada Nacionales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, abanderó a los jóvenes universitarios que participarán en la Olimpiada y Universiada nacionales.
El rector de la UNAM, José Narro Robles, abanderó a los jóvenes universitarios que participarán en la Olimpiada y Universiada nacionales.

• El deporte y la vida nos brindan oportunidades de éxito y fracaso, dijo el rector José Narro Robles en la ceremonia
• En ambas justas participarán más de 550 jóvenes universitarios

Las delegaciones que participarán en la Universiada y Olimpiada nacionales, que se realizarán en abril y mayo próximos, respectivamente, fueron abanderadas por el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Tras la toma de protesta de los más de 550 atletas auriazules, reunidos en la ceremonia, Narro Robles señaló que el deporte se parece a la vida, porque implica éxito o fracaso, y el aprendizaje de ambas posibilidades no significan el fin del camino, sino la oportunidad de mejorar en lo que se hace.

Narro Robles recomendó a los jóvenes deportistas divertirse y aprender. “Tomen las lecciones de la vida y el deporte. Un profesional está obligado a dar todo lo que puede, no importa que se trate de una alberca, cancha o pista; pongan todo su empeño y esfuerzo, que al final, será recompensado”, añadió.

Elsa Zamarripa Hernández, estudiante de décimo semestre de la Facultad de Derecho (FD), e integrante del equipo de judo, señaló, a nombre de sus compañeros, que ser un atleta universitario constituye un reto, pues se trata de un título que se debe llevar con honor, respeto y dignidad, y que honre los colores, valores y prestigio de la institución.

Los más de 177 atletas que competirán en las 18 ramas deportivas de la Universiada, que se dividen en atletismo, gimnasia artística, baloncesto, tiro al blanco, judo, levantamiento de pesas, tenis y futbol rápido, por citar algunas, competirán en Chihuahua, del 19 de abril al 3 de mayo próximos.

La mayor parte del contingente está integrado por estudiantes de las facultades ubicadas en Ciudad Universitaria, 143; el resto, 34, pertenecen a escuelas y facultades nacionales.

El equipo puma que intervendrá en la Olimpiada se integra por 407 jóvenes, quienes competirán en 26 deportes como los referidos, y ciclismo, natación, clavados, squash y lucha, entre otros. Este torneo se llevará a cabo en Morelos, del 12 de mayo al 3 de junio venideros.

En la ceremonia, el secretario de Servicios a la Comunidad, Ramiro Jesús Sandoval, argumentó que el deporte no sólo contribuye a mejorar la salud física y psicológica, sino que promueve valores y actitudes importantes en la formación de los individuos, como el respeto, lealtad, responsabilidad y el trabajo en equipo.

Finalmente, el director General de Actividades Deportivas y Recreativas, Héctor Hernández Bringas, destacó que el compromiso de las autoridades universitarias con el deporte es un estímulo para los jóvenes.

Créditos: UNAM. DGCS -232/ unam.mx