Tag Archives: naturales

Las mariposas de la Orinoquía cobran vida en la UN.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
13 de Febrero del 2013
Ejemplares reales de tres de las principales familias de estos insectos se exponen con representaciones biológicas de sus propios ecosistemas en el Museo de Historia Natural (MHN) de la UN en Bogotá.
Mariposas de diferentes tamaños, formas, colores y texturas de la Orinoquía, reportadas en las playas de los ríos y en los bosques de este rico entorno geográfico y natural (caracterizado por morichales, sabanas, raudales, entre otros) cobran vida en la UN.
La exposición “Mariposas de la Orinoquía” es resultado de una investigación del profesor Gonzalo Andrade. Es itinerante y cuenta con la colaboración y montaje de la Dirección de Museos y Patrimonio Cultural (DMPC).
En ella, se presentan tres dioramas (hábitats de estos insectos), que recrean los diferentes escenarios en los cuales estos insectos conviven en esta región del país. Así, doscientas de estas especies atrapan por estos días la mirada de los visitantes.
Ha estado en las sedes de la UN y por distintos municipios del país con ejemplares impresos y recortados según sus figuras y formas. Pero, en esta oportunidad, se apostó por mostrarlas en vivo y en escenarios que recrearan su hábitat.
Sobre esto, Verónica Rocha, bióloga y coordinadora del MHN, afirma: “en las anteriores muestras, con los impresos, se quedaba un poco corto el público; ahora, al tener el material real y conservado, quisimos ambientar de manera más natural las especies”.
Así pues, la galería cuenta con tres escenarios, “Mariposas del Barranco”, “Mariposas de los Arenales” y “La Típica Orinoquia”. En ellos reúne a tres familias de estos insectos. La Pieridae, de colores claros, amarillos y blancos, ubicada en los arenales de las playas. La Papilionidae, con extensiones en las alas y de coloración rojiza-naranja, que hace presencia en zonas tropicales. Y la Nymphalide, de colores brillantes y localizada en los bosques del Orinoco.
Las mariposas son uno de los grupos de insectos megadiversos de Colombia. De ahí la importancia de visitar la muestra.
“En la Orinoquia colombiana están presentes 3.274 especies. Es el segundo grupo más biodiverso después de los coleópteros y es clave que la gente conozca esta biodiversidad y riqueza”, señala Johanna Madroñero, bióloga del MHN.
Igualmente, Rocha manifiesta: “la idea es mostrar más que su naturaleza biológica, para conocer hábitos alimenticios, su forma, tamaño y su dispersión; esas son el tipo de cosas que queremos transmitir a la gente de manera clara y didáctica”.
Por otro lado, el director del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN, al cual está adscrito el MHN, Germán Amat, sostiene: “exposiciones temporales como esta mantienen vigente el concepto de los museos pedagógicos, pues cumplen una invaluable función social: divulgar la ciencia y dar a conocer el patrimonio natural”.
En ese mismo sentido, John Charles Donato, director del MHN, expresa: “El Museo presenta a los asistentes los hábitats, los ecosistemas y el material biológico vivo en una renovada colección que nos acerca a la realidad natural del país”.
Así, quienes vayan a ver esta muestra, que estará abierta hasta el mes de mayo, tendrán la posibilidad de recibir charlas guiadas y asesorías de investigadores y personal académico del ICN de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
El Museo de Ciencias Naturales presenta “Mariposas de la Orinoquía”, del profesor Gonzalo Andrade.

El Museo de Ciencias Naturales presenta “Mariposas de la Orinoquía”, del profesor Gonzalo Andrade.

13 de Febrero del 2013

Ejemplares reales de tres de las principales familias de estos insectos se exponen con representaciones biológicas de sus propios ecosistemas en el Museo de Historia Natural (MHN) de la UN en Bogotá.

Mariposas de diferentes tamaños, formas, colores y texturas de la Orinoquía, reportadas en las playas de los ríos y en los bosques de este rico entorno geográfico y natural (caracterizado por morichales, sabanas, raudales, entre otros) cobran vida en la UN.

La exposición “Mariposas de la Orinoquía” es resultado de una investigación del profesor Gonzalo Andrade. Es itinerante y cuenta con la colaboración y montaje de la Dirección de Museos y Patrimonio Cultural (DMPC).

En ella, se presentan tres dioramas (hábitats de estos insectos), que recrean los diferentes escenarios en los cuales estos insectos conviven en esta región del país. Así, doscientas de estas especies atrapan por estos días la mirada de los visitantes.

Ha estado en las sedes de la UN y por distintos municipios del país con ejemplares impresos y recortados según sus figuras y formas. Pero, en esta oportunidad, se apostó por mostrarlas en vivo y en escenarios que recrearan su hábitat.

Sobre esto, Verónica Rocha, bióloga y coordinadora del MHN, afirma: “en las anteriores muestras, con los impresos, se quedaba un poco corto el público; ahora, al tener el material real y conservado, quisimos ambientar de manera más natural las especies”.

Así pues, la galería cuenta con tres escenarios, “Mariposas del Barranco”, “Mariposas de los Arenales” y “La Típica Orinoquia”. En ellos reúne a tres familias de estos insectos. La Pieridae, de colores claros, amarillos y blancos, ubicada en los arenales de las playas. La Papilionidae, con extensiones en las alas y de coloración rojiza-naranja, que hace presencia en zonas tropicales. Y la Nymphalide, de colores brillantes y localizada en los bosques del Orinoco.

Las mariposas son uno de los grupos de insectos megadiversos de Colombia. De ahí la importancia de visitar la muestra.

“En la Orinoquia colombiana están presentes 3.274 especies. Es el segundo grupo más biodiverso después de los coleópteros y es clave que la gente conozca esta biodiversidad y riqueza”, señala Johanna Madroñero, bióloga del MHN.

Igualmente, Rocha manifiesta: “la idea es mostrar más que su naturaleza biológica, para conocer hábitos alimenticios, su forma, tamaño y su dispersión; esas son el tipo de cosas que queremos transmitir a la gente de manera clara y didáctica”.

Por otro lado, el director del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN, al cual está adscrito el MHN, Germán Amat, sostiene: “exposiciones temporales como esta mantienen vigente el concepto de los museos pedagógicos, pues cumplen una invaluable función social: divulgar la ciencia y dar a conocer el patrimonio natural”.

En ese mismo sentido, John Charles Donato, director del MHN, expresa: “El Museo presenta a los asistentes los hábitats, los ecosistemas y el material biológico vivo en una renovada colección que nos acerca a la realidad natural del país”.

Así, quienes vayan a ver esta muestra, que estará abierta hasta el mes de mayo, tendrán la posibilidad de recibir charlas guiadas y asesorías de investigadores y personal académico del ICN de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Los murciélagos, vitales en la polinización y diseminación de semillas.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Por su tesis de licenciatura sobre los quirópteros, Rocío Lumbreras Ramos, egresada de la FC, obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional de Trabajos Universitarios Sobre Áreas Naturales Protegidas.

Por su tesis de licenciatura sobre los quirópteros, Rocío Lumbreras Ramos, egresada de la FC, obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional de Trabajos Universitarios Sobre Áreas Naturales Protegidas.

7 de Diciembre del 2012
Los murciélagos frugívoros y nectarívoros desempeñan un papel fundamental en los ecosistemas tropicales como diseminadores y polinizadores, al influir directamente sobre la composición, diversidad y dinámica de las comunidades vegetales, así como por su participación en el mantenimiento y regeneración de los bosques.
Esa consideración forma parte del proyecto de investigación de tesis con el que Rocío Lumbreras Ramos, egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM, obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional de Trabajos Universitarios Sobre Áreas Naturales Protegidas 2012, convocado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).
En su investigación denominada Composición de la dieta de los murciélagos frugívoros y nectarívoros (Chiroptera: phyllostomidae) en el parque nacional Grutas de Cacahuamilpa, Guerrero, la bióloga que obtuvo el galardón en la categoría de Conocimiento, señala que los quirópteros desempeñan un papel ecológico vital como polinizadores y en la dispersión de semillas.
“Tienen una interacción mutualista con algunas plantas, de las que obtienen el aporte energético y nutricional necesario para su mantenimiento, crecimiento y reproducción, mientras que éstas se benefician con los servicios que los murciélagos les proporcionan, como la dispersión de sus semillas y la polinización de flores.
“Mi contribución fue describir su dieta y con ello determinar la importancia de la interacción entre ambos, lo que podría permitir hacer proyectos de manejo más integrales que involucren el conocimiento total de la ecología de las especies”, dijo.
La universitaria mencionó que el certamen, cuyo premio consistió en un diploma, libros y un viaje por tres reservas naturales, es importante “porque es una forma de promover y fomentar el conocimiento e investigación en torno a la biodiversidad”.
Su propósito es dar a conocer y apoyar las actividades que realizan jóvenes universitarios en favor de la conservación de la naturaleza, en un esfuerzo por incorporarse a las acciones que se desarrollan en las áreas naturales protegidas.
En la ceremonia de premiación, realizada en la Casa del Lago, Mireya Ímaz Gispert, coordinadora del Programa Universitario del Medio Ambiente (PUMA) de la UNAM, resaltó la necesidad de incentivar el desarrollo del conocimiento para comprender los problemas complejos que enfrenta la humanidad en este terreno.
“Las autoridades deben tener presente la necesidad de tomar decisiones, aunque no exista el conocimiento adecuado para definir problemas que nos aquejan, como el cambio climático; no sabemos qué ocurre ni hasta dónde llegará, pero sí qué sucede, y deben tomarse decisiones, aún con un grado de incertidumbre importante”, apuntó.
Alfredo Arellano, director General de Conservación para el Desarrollo de la Conanp, destacó que las áreas protegidas albergan buena parte de la biodiversidad. “En los últimos años, los temas ambientales han sido insertados en la agenda política y están ligados a un proceso de globalización; por tanto, la ciudadanía demanda políticas más precisas para enfrentar problemas como los generados por el cambio climático”.
Boletín UNAM-DGCS-756
Ciudad Universitaria.

7 de Diciembre del 2012

Los murciélagos frugívoros y nectarívoros desempeñan un papel fundamental en los ecosistemas tropicales como diseminadores y polinizadores, al influir directamente sobre la composición, diversidad y dinámica de las comunidades vegetales, así como por su participación en el mantenimiento y regeneración de los bosques.

Esa consideración forma parte del proyecto de investigación de tesis con el que Rocío Lumbreras Ramos, egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM, obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional de Trabajos Universitarios Sobre Áreas Naturales Protegidas 2012, convocado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

En su investigación denominada Composición de la dieta de los murciélagos frugívoros y nectarívoros (Chiroptera: phyllostomidae) en el parque nacional Grutas de Cacahuamilpa, Guerrero, la bióloga que obtuvo el galardón en la categoría de Conocimiento, señala que los quirópteros desempeñan un papel ecológico vital como polinizadores y en la dispersión de semillas.

“Tienen una interacción mutualista con algunas plantas, de las que obtienen el aporte energético y nutricional necesario para su mantenimiento, crecimiento y reproducción, mientras que éstas se benefician con los servicios que los murciélagos les proporcionan, como la dispersión de sus semillas y la polinización de flores.

“Mi contribución fue describir su dieta y con ello determinar la importancia de la interacción entre ambos, lo que podría permitir hacer proyectos de manejo más integrales que involucren el conocimiento total de la ecología de las especies”, dijo.

La universitaria mencionó que el certamen, cuyo premio consistió en un diploma, libros y un viaje por tres reservas naturales, es importante “porque es una forma de promover y fomentar el conocimiento e investigación en torno a la biodiversidad”.

Su propósito es dar a conocer y apoyar las actividades que realizan jóvenes universitarios en favor de la conservación de la naturaleza, en un esfuerzo por incorporarse a las acciones que se desarrollan en las áreas naturales protegidas.

En la ceremonia de premiación, realizada en la Casa del Lago, Mireya Ímaz Gispert, coordinadora del Programa Universitario del Medio Ambiente (PUMA) de la UNAM, resaltó la necesidad de incentivar el desarrollo del conocimiento para comprender los problemas complejos que enfrenta la humanidad en este terreno.

“Las autoridades deben tener presente la necesidad de tomar decisiones, aunque no exista el conocimiento adecuado para definir problemas que nos aquejan, como el cambio climático; no sabemos qué ocurre ni hasta dónde llegará, pero sí qué sucede, y deben tomarse decisiones, aún con un grado de incertidumbre importante”, apuntó.

Alfredo Arellano, director General de Conservación para el Desarrollo de la Conanp, destacó que las áreas protegidas albergan buena parte de la biodiversidad. “En los últimos años, los temas ambientales han sido insertados en la agenda política y están ligados a un proceso de globalización; por tanto, la ciudadanía demanda políticas más precisas para enfrentar problemas como los generados por el cambio climático”.

Boletín UNAM-DGCS-756

Ciudad Universitaria.

Hallan 30 puntos de alto interés geológico para Antioquia.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
30 de Noviembre del 2012
Páramos, volcanes, cuerpos rocosos y farallones, entre otras bellezas naturales, hacen parte del levantamiento geológico que identificaron investigadores de la UN, con alto valor para la comunidad.
El grupo de investigación en Geología Ambiental (GEA) de la Sede Medellín está compuesto por estudiosos inquietos por explorar la diversidad geológica y paisajística que posee Antioquia. Sin embargo, afirman que esta gran variedad está siendo utilizada en algunos casos para explotación minera; por ello, consideran importante implementar alternativas para que la población se apropie de lo que tiene y lo proteja.
De tal forma, los expertos se apropiaron de metodologías para la identificación de esos sitios a partir de clasificación con inventarios de reconocimiento, de verificación en campo e inventarios especializados en temas específicos en geología. Esto, con el apoyo de metodologías utilizadas en España, que es líder en recuperación geológica.
Ángela María Henao Arroyave, integrante de GEA, dice: “encontramos cerca de 215 puntos de interés para la geología en Antioquia y luego de la evaluación con un índice de patrimonio geológico que acoge 11 variables con respecto a lo ambiental, fauna, flora, arqueología, paleontología y otros temas, llegamos a una clasificación de 30 puntos geológicos en la región”.
Geología para la comunidad
Juan Guillermo Osorio Cachaya, otro de los investigadores de GEA, explica que entre los criterios de valoración geológica está el científico, que determina por qué esos sitios son estratégicos por su interés económico y medioambiental. Por ejemplo, “los páramos son una fuente hídrica para las comunidades, pero tenemos que encontrar un equilibrio entre la explotación y protección”, dice.
Osorio Cachaya enumeró algunos sitios de interés hallados, como la Cascada Velo de Novia en Támesis, la Piedra del Peñol en Guatapé, Cerro Tusa en Venecia, el Volcán de Lodo en Arboletes, el Delta del Río Atrato en Turbo, el Páramo del Sol en Frontino y Cavernas del Esplendor en El Jardín, entre otras bellezas naturales.
La propuesta de los investigadores pretende lograr que las personas de la región conozcan lo que tienen y las rutas para llegar a lugares como cavernas, saltos y cascadas, pues es una actividad que involucra, no solo la geología, sino el geoturismo como una herramienta de desarrollo y de protección de este patrimonio.
Hasta la fecha, se ha ofrecido el primer curso de Patrimonio Geológico para la comunidad con el apoyo de la Facultad de Minas de la UN y la Fundación EPM, que amparan la intención investigativa.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Cerro de Caramanta (Caramanta, Antioquia).

Cerro de Caramanta (Caramanta, Antioquia).

30 de Noviembre del 2012

Páramos, volcanes, cuerpos rocosos y farallones, entre otras bellezas naturales, hacen parte del levantamiento geológico que identificaron investigadores de la UN, con alto valor para la comunidad.

El grupo de investigación en Geología Ambiental (GEA) de la Sede Medellín está compuesto por estudiosos inquietos por explorar la diversidad geológica y paisajística que posee Antioquia. Sin embargo, afirman que esta gran variedad está siendo utilizada en algunos casos para explotación minera; por ello, consideran importante implementar alternativas para que la población se apropie de lo que tiene y lo proteja.

De tal forma, los expertos se apropiaron de metodologías para la identificación de esos sitios a partir de clasificación con inventarios de reconocimiento, de verificación en campo e inventarios especializados en temas específicos en geología. Esto, con el apoyo de metodologías utilizadas en España, que es líder en recuperación geológica.

Ángela María Henao Arroyave, integrante de GEA, dice: “encontramos cerca de 215 puntos de interés para la geología en Antioquia y luego de la evaluación con un índice de patrimonio geológico que acoge 11 variables con respecto a lo ambiental, fauna, flora, arqueología, paleontología y otros temas, llegamos a una clasificación de 30 puntos geológicos en la región”.


Geología para la comunidad

Juan Guillermo Osorio Cachaya, otro de los investigadores de GEA, explica que entre los criterios de valoración geológica está el científico, que determina por qué esos sitios son estratégicos por su interés económico y medioambiental. Por ejemplo, “los páramos son una fuente hídrica para las comunidades, pero tenemos que encontrar un equilibrio entre la explotación y protección”, dice.

Osorio Cachaya enumeró algunos sitios de interés hallados, como la Cascada Velo de Novia en Támesis, la Piedra del Peñol en Guatapé, Cerro Tusa en Venecia, el Volcán de Lodo en Arboletes, el Delta del Río Atrato en Turbo, el Páramo del Sol en Frontino y Cavernas del Esplendor en El Jardín, entre otras bellezas naturales.

La propuesta de los investigadores pretende lograr que las personas de la región conozcan lo que tienen y las rutas para llegar a lugares como cavernas, saltos y cascadas, pues es una actividad que involucra, no solo la geología, sino el geoturismo como una herramienta de desarrollo y de protección de este patrimonio.

Hasta la fecha, se ha ofrecido el primer curso de Patrimonio Geológico para la comunidad con el apoyo de la Facultad de Minas de la UN y la Fundación EPM, que amparan la intención investigativa.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Aceites de tomillo y orégano combaten hongos en mazorcas.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
23 de Octubre del 2012
Algunos hongos ocasionan pérdidas durante el almacenamiento poscosecha del maíz tierno. Para evitarlas, un estudio de la UN evaluó el efecto microbicida y conservante de estos aceites esenciales.
El maíz (Zea mays L.) se constituye como el alimento de mayor importancia para muchos países de América, ya que tiene un amplio aprovechamiento para el consumo humano y animal, así como en la industria.
Sin embargo, hongos como Rizophus y Mucor, se manifiestan  en la etapa de poscosecha, lo que deteriora su calidad nutricional, sus características organolépticas y su vida útil.
Por ello, y como aporte para el desarrollo de conservantes naturales que permitan garantizar su inocuidad, investigadores de la UN en Palmira evaluaron el efecto microbicida y conservante de los aceites esenciales del tomillo (Thymus vulgaris) y el orégano (Origanum vulgare) sobre mazorcas de maíz tierno.
Según el profesor Pedro Vanegas, director de la investigación, “los aceites esenciales son sustancias odoríferas (que producen olor) de naturaleza oleosa encontradas casi en todos los vegetales. Los de plantas aromáticas y medicinales presentan bioactividades (actividades biológicas) notables y un efecto biocida contra bacterias, hongos, virus, protozoos, insectos y plantas (es decir, aniquilación o inhibición de su efecto), lo que atrae la atención de la industria por sus posibles y viables aplicaciones”.
Por la baja toxicidad que estas sustancias causan frente a los antibióticos, era necesario que en la investigación se evaluara el efecto que pueden tener contra microorganismos patógenos en alimentos.
July Alexandra Campo Velasco, estudiante de Ingeniería Agroindustrial de la UN en Palmira, explica la función del timol y el carvacrol, dos compuestos que tienen los aceites y a los que se les atribuye una actividad microbicida.
“El carvacrol se encuentra presente en aceites esenciales de orégano (60–70% de carvacrol) y tomillo (45% carvacrol). Por otro lado, el timol ha sido reportado por tener efectos inhibitorios sobre bacterias y hongos, según investigadores como Guiza y Rincón en el 2007”, afirma Campo.
Tomillo, el más efectivo
Los investigadores adquirieron el material de T. vulgaris y O. vulgare en el mercado local, y lo sometieron previamente a una operación de oreado. “Se sometieron al proceso de extracción por arrastre de vapor en el equipo de hidrodestilación del Laboratorio de Química de la Universidad, y se obtuvieron rendimientos de 1,1% para el primero y 0,2% para el segundo”, dice la estudiante.
Así mismo, en el estudio se observó la actividad antimicrobiana de los aceites en cepas de los hongos Fusarium, Mucor y Rizophus aisladas de las mazorcas, usando el método de dilución en agar a diferentes concentraciones para el desarrollo in vitro (evaluación del crecimiento del micelio).
“Para in situ se utilizó una sola concentración, determinando el índice de severidad, porcentaje de infección y pérdida de peso. Los resultados in vitro demostraron que el aceite de tomillo fue el más efectivo y que contó con una  actividad antifúngica mayor a la de Origanum vulgare, siendo la especie microbiana más sensible Fusarium y la más agresiva Rizophus”, afirma el profesor Vanegas.
Igualmente en in situ los experimentos con ambos aceites fueron efectivos para reducir la pudrición fúngica y la pérdida de peso en el producto investigado, siendo una alternativa para el control de estos hongos durante el almacenamiento poscosecha.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Durante el almacenamiento poscosecha de las mazorcas tiernas, algunos hongos como Rizophus y Mucor ocasionan pérdidas.

Durante el almacenamiento poscosecha de las mazorcas tiernas, algunos hongos como Rizophus y Mucor ocasionan pérdidas.

23 de Octubre del 2012

Algunos hongos ocasionan pérdidas durante el almacenamiento poscosecha del maíz tierno. Para evitarlas, un estudio de la UN evaluó el efecto microbicida y conservante de estos aceites esenciales.

El maíz (Zea mays L.) se constituye como el alimento de mayor importancia para muchos países de América, ya que tiene un amplio aprovechamiento para el consumo humano y animal, así como en la industria.

Sin embargo, hongos como Rizophus y Mucor, se manifiestan  en la etapa de poscosecha, lo que deteriora su calidad nutricional, sus características organolépticas y su vida útil.

Por ello, y como aporte para el desarrollo de conservantes naturales que permitan garantizar su inocuidad, investigadores de la UN en Palmira evaluaron el efecto microbicida y conservante de los aceites esenciales del tomillo (Thymus vulgaris) y el orégano (Origanum vulgare) sobre mazorcas de maíz tierno.

Según el profesor Pedro Vanegas, director de la investigación, “los aceites esenciales son sustancias odoríferas (que producen olor) de naturaleza oleosa encontradas casi en todos los vegetales. Los de plantas aromáticas y medicinales presentan bioactividades (actividades biológicas) notables y un efecto biocida contra bacterias, hongos, virus, protozoos, insectos y plantas (es decir, aniquilación o inhibición de su efecto), lo que atrae la atención de la industria por sus posibles y viables aplicaciones”.

Por la baja toxicidad que estas sustancias causan frente a los antibióticos, era necesario que en la investigación se evaluara el efecto que pueden tener contra microorganismos patógenos en alimentos.

July Alexandra Campo Velasco, estudiante de Ingeniería Agroindustrial de la UN en Palmira, explica la función del timol y el carvacrol, dos compuestos que tienen los aceites y a los que se les atribuye una actividad microbicida.

“El carvacrol se encuentra presente en aceites esenciales de orégano (60–70% de carvacrol) y tomillo (45% carvacrol). Por otro lado, el timol ha sido reportado por tener efectos inhibitorios sobre bacterias y hongos, según investigadores como Guiza y Rincón en el 2007”, afirma Campo.


Tomillo, el más efectivo

Los investigadores adquirieron el material de T. vulgaris y O. vulgare en el mercado local, y lo sometieron previamente a una operación de oreado. “Se sometieron al proceso de extracción por arrastre de vapor en el equipo de hidrodestilación del Laboratorio de Química de la Universidad, y se obtuvieron rendimientos de 1,1% para el primero y 0,2% para el segundo”, dice la estudiante.

Así mismo, en el estudio se observó la actividad antimicrobiana de los aceites en cepas de los hongos Fusarium, Mucor y Rizophus aisladas de las mazorcas, usando el método de dilución en agar a diferentes concentraciones para el desarrollo in vitro (evaluación del crecimiento del micelio).

“Para in situ se utilizó una sola concentración, determinando el índice de severidad, porcentaje de infección y pérdida de peso. Los resultados in vitro demostraron que el aceite de tomillo fue el más efectivo y que contó con una  actividad antifúngica mayor a la de Origanum vulgare, siendo la especie microbiana más sensible Fusarium y la más agresiva Rizophus”, afirma el profesor Vanegas.

Igualmente en in situ los experimentos con ambos aceites fueron efectivos para reducir la pudrición fúngica y la pérdida de peso en el producto investigado, siendo una alternativa para el control de estos hongos durante el almacenamiento poscosecha.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Estado pone en jaque a la investigación científica.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En el mundo se han identificado dos millones de especies como parte del patrimonio de biodiversidad.
En el mundo se han identificado dos millones de especies como parte del patrimonio de biodiversidad.

10 de Octubre del 2012

La reforma al Código de Recursos Naturales, vigente desde 1974, genera fuertes críticas en el ámbito científico nacional.

La Cámara de Representantes inicia el trámite legal requerido para la modificación del Código de Recursos Naturales, decretado por la ley 2811 de 1974, principal herramienta normativa y de orientación de la gestión ambiental en Colombia.

El texto del proyecto de ley propone la conformación de un código agrario, minero, ambiental y de los recursos naturales para Colombia; planteamiento que, para la comunidad científica, llevaría al país a un desbalance ambiental.

Gonzalo Andrade, profesor asociado de la UN y miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Accefyn), señala que la propuesta es un desacierto para la preservación del medioambiente.

“Hablan de la necesidad de hacer un articulado que reúna el tema minero con el agrícola y el de recursos naturales, cuando el tema minero ni siquiera debería existir en Colombia; en el código vigente no se contempla, y es de conocimiento público que la minería está destruyendo la biodiversidad del país”, dice.

La reforma al código vigente, conformado por 340 artículos, contempla incluir 1.930 más. “Es sorprendente que el proyecto de ley convierta el documento en 2.278 artículos, en los que la investigación científica no obtiene los cambios requeridos con urgencia”, añade el profesor.

El 22 de agosto de este año, la comunidad científica y las instituciones que realizan investigación sobre biodiversidad en el país comunicaron al presidente Juan Manuel Santos, a través de una carta respaldada por más de mil firmas, su preocupación ante las trabas que el Estado pone a su labor.

“El Gobierno, nuestro parlamento, no ha querido entender la problemática en la que estamos metidos los investigadores que queremos  hacer proyectos de investigación con fines científicos sobre la biodiversidad en Colombia, pues debemos superar las dificultades de trámite para solicitar un permiso de investigación, una licencia o un contrato de acceso a recursos genéticos, que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) se demora en otorgar 3,5 años”, asegura Andrade. Entre 1997 y 2011, este Ministerio ha otorgado únicamente 46 contratos de acceso a recursos genéticos.

Un análisis realizado por la Universidad Nacional de Colombia diagnostica que 565 proyectos de grupos colombianos categorizados ante Colciencias y que hacen investigación en biodiversidad  requieren el permiso del MADS; y los más de tres años que se tarda el Ministerio en concederlos, dificultan los procesos e incluso violan la Constitución Política de Colombia, que contempla la enseñanza y la investigación como derechos fundamentales, “derechos que no se respetan porque debemos solicitar un permiso, pagar por él, y esperar  tres años para obtenerlo”, puntualizó Andrade.

Según el investigador, las modificaciones al Código de Recursos Naturales, no favorecen la investigación científica y están lejos de solucionar los problemas.

Un grupo de investigación en Colombia debe pagar entre un salario mínimo legal y doce millones de pesos (adicionales al valor del estudio) para solicitar el permiso requerido. “La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) sacó una resolución, la 0260, en donde a partir de diciembre de 2012 debemos pagar por la evaluación y seguimiento de la solicitud que haga el investigador”.

Puntos a discutir

El investigador Gonzalo Andrade reconoce la necesidad de intervenir el texto del Código de Recursos Naturales, y le pide al Estado que intervenga en tres aspectos específicos: “actualizar el lenguaje; discutir el tema de la no obtención de licencias mineras o títulos mineros en las zonas estratégicas de Conservación en Colombia; y el tema de los permisos para la autorización de investigaciones con fines científicos no comerciales”.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html