Tag Archives: municipio

Restaurantes podrán producir biogás con sus residuos.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
9 de Noviembre del 2012
Según investigaciones de la UN en Palmira, hay un gran potencial para producir biogás a partir de los residuos de frutas y verduras en restaurantes de este municipio.
El biogás es un subproducto que se genera cuando algunos microrganismos degradan materia orgánica en ausencia de oxígeno, dentro de un proceso conocido como digestión anaerobia (DA).
La digestión anaerobia, básicamente, es un proceso simple llevado a cabo en varias etapas de transformación, donde intervienen diferentes grupos de microrganismos, capaces de usar casi cualquier material orgánico como sustrato; tal y como ocurre en los sistemas digestivos, los pantanos, la basura depositada, los tanques sépticos y la tundra del Ártico.
Según la profesora Luz Stella Cadavid de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, “los residuos sólidos orgánicos representan un riesgo para el ambiente y la salud pública; cuando no se manejan y se disponen adecuadamente, muchos de estos terminan contaminando cuerpos de agua y produciendo gases de efecto invernadero”.
En Colombia, el problema de contaminación es aún más grave, dado el alto porcentaje de material orgánico que hace parte del total de los residuos sólidos municipales, que en promedio es de un 67%.
Sin embargo, para la profesora Cadavid, una alternativa de disposición ambientalmente segura es la digestión anaerobia, que a su vez ofrece la posibilidad de recuperar recursos como biogás, nutrientes y otros compuestos que pueden ser aprovechables.
Es por ello que la investigadora, trabajando en conjunto con el estudiante William Mosos de la Maestría en Ingeniería Ambiental, y la profesora Ana Cecilia Agudelo de la UN en Palmira, emprendieron un proyecto para determinar el potencial de producción de biogás de dichos residuos, para lo cual se utilizó una técnica estándar denominada Potencial Bioquímico de Metano.
La concentración de los residuos de frutas y verduras evaluada fue de 2g SV/L (sólidos volátiles por litro), y el inóculo utilizado fue un lodo anaerobio previamente aclimatado. La prueba se realizó por triplicado a 37ºC y el seguimiento se realizó durante 60 días.
Según la profesora Cadavid, el potencial de biogás promedio de los residuos de frutas y verduras bajo condiciones controladas fue de 596 ml Biogás/g SV, lo que es equivalente a un potencial energético de 4,06 kW-h por kg de sólidos volátiles digeridos.
“En términos económicos esto significa que la digestión anaerobia de cada kg de sólidos volátiles de este residuo podría generar $1.307. Para llevar a cabo esta propuesta a escala real se plantea continuar con la investigación utilizando reactores continuos a escala banco y piloto”, concluye la investigadora.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.htm

l

Hay un gran potencial para producir biogás a partir de los residuos de frutas y verduras en restaurantes del municipio de Palmira.

Hay un gran potencial para producir biogás a partir de los residuos de frutas y verduras en restaurantes del municipio de Palmira.

9 de Noviembre del 2012

Según investigaciones de la UN en Palmira, hay un gran potencial para producir biogás a partir de los residuos de frutas y verduras en restaurantes de este municipio.

El biogás es un subproducto que se genera cuando algunos microrganismos degradan materia orgánica en ausencia de oxígeno, dentro de un proceso conocido como digestión anaerobia (DA).

La digestión anaerobia, básicamente, es un proceso simple llevado a cabo en varias etapas de transformación, donde intervienen diferentes grupos de microrganismos, capaces de usar casi cualquier material orgánico como sustrato; tal y como ocurre en los sistemas digestivos, los pantanos, la basura depositada, los tanques sépticos y la tundra del Ártico.

Según la profesora Luz Stella Cadavid de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, “los residuos sólidos orgánicos representan un riesgo para el ambiente y la salud pública; cuando no se manejan y se disponen adecuadamente, muchos de estos terminan contaminando cuerpos de agua y produciendo gases de efecto invernadero”.

En Colombia, el problema de contaminación es aún más grave, dado el alto porcentaje de material orgánico que hace parte del total de los residuos sólidos municipales, que en promedio es de un 67%.

Sin embargo, para la profesora Cadavid, una alternativa de disposición ambientalmente segura es la digestión anaerobia, que a su vez ofrece la posibilidad de recuperar recursos como biogás, nutrientes y otros compuestos que pueden ser aprovechables.

Es por ello que la investigadora, trabajando en conjunto con el estudiante William Mosos de la Maestría en Ingeniería Ambiental, y la profesora Ana Cecilia Agudelo de la UN en Palmira, emprendieron un proyecto para determinar el potencial de producción de biogás de dichos residuos, para lo cual se utilizó una técnica estándar denominada Potencial Bioquímico de Metano.

La concentración de los residuos de frutas y verduras evaluada fue de 2g SV/L (sólidos volátiles por litro), y el inóculo utilizado fue un lodo anaerobio previamente aclimatado. La prueba se realizó por triplicado a 37ºC y el seguimiento se realizó durante 60 días.

Según la profesora Cadavid, el potencial de biogás promedio de los residuos de frutas y verduras bajo condiciones controladas fue de 596 ml Biogás/g SV, lo que es equivalente a un potencial energético de 4,06 kW-h por kg de sólidos volátiles digeridos.

“En términos económicos esto significa que la digestión anaerobia de cada kg de sólidos volátiles de este residuo podría generar $1.307. Para llevar a cabo esta propuesta a escala real se plantea continuar con la investigación utilizando reactores continuos a escala banco y piloto”, concluye la investigadora.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Metabolismo social y manejo sostenible del agua.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
22 de Octubre del 2012
El metabolismo social es un área del conocimiento que estudia las relaciones en términos de flujos de agua, materiales y energía. En la UN es objeto de estudio.
Carolina Tobón Ramírez, ingeniera química y estudiante de la Maestría  en Medioambiente y Desarrollo Sostenible de la UN, desarrolla una propuesta investigativa de aplicación de este concepto al sostenimiento del recurso natural hídrico de la capital colombiana. Así, utiliza este método para hacer un análisis del manejo sostenible del agua en la cuenca alta del río Bogotá.
“Me planteé dos preguntas para el desarrollo de mi trabajo: ¿de qué manera el metabolismo social permite analizar la sostenibilidad de un recurso natural? y ¿cómo se podría evaluar el de un sistema definido para la cuenca alta del río Bogotá, en términos de la sostenibilidad del manejo del agua?”, cuenta la investigadora.
El trabajo se ha encargado de indagar las bases teóricas del metabolismo social y de encontrar los criterios que permitan evaluar la sostenibilidad y comprobar cómo el enfoque “posibilita entender la relación sociedad-naturaleza”.
En el nacimiento del río Bogotá, en Villapinzón, “hay 150 empresas de curtiembre, cultivos de flores, fresa y papa; además, está la planta de tratamiento que distribuye el 28% del agua que consume  Bogotá”.
Esta realidad pone en riesgo el recurso hídrico y ya ha traído serias consecuencias, por tratarse de un problema “de contaminación y de manejo de agua”.
“La planta de tratamiento ha tenido que cerrar, en un año, cinco veces; lo que afecta gravemente el sistema de abastecimiento de  la ciudad”, puntualiza la investigadora.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Cuenca alta del río Bogotá, en inmediaciones del municipio de Villapinzón (Cundinamarca).

Cuenca alta del río Bogotá, en inmediaciones del municipio de Villapinzón (Cundinamarca).

22 de Octubre del 2012

El metabolismo social es un área del conocimiento que estudia las relaciones en términos de flujos de agua, materiales y energía. En la UN es objeto de estudio.

Carolina Tobón Ramírez, ingeniera química y estudiante de la Maestría  en Medioambiente y Desarrollo Sostenible de la UN, desarrolla una propuesta investigativa de aplicación de este concepto al sostenimiento del recurso natural hídrico de la capital colombiana. Así, utiliza este método para hacer un análisis del manejo sostenible del agua en la cuenca alta del río Bogotá.

“Me planteé dos preguntas para el desarrollo de mi trabajo: ¿de qué manera el metabolismo social permite analizar la sostenibilidad de un recurso natural? y ¿cómo se podría evaluar el de un sistema definido para la cuenca alta del río Bogotá, en términos de la sostenibilidad del manejo del agua?”, cuenta la investigadora.

El trabajo se ha encargado de indagar las bases teóricas del metabolismo social y de encontrar los criterios que permitan evaluar la sostenibilidad y comprobar cómo el enfoque “posibilita entender la relación sociedad-naturaleza”.

En el nacimiento del río Bogotá, en Villapinzón, “hay 150 empresas de curtiembre, cultivos de flores, fresa y papa; además, está la planta de tratamiento que distribuye el 28% del agua que consume  Bogotá”.

Esta realidad pone en riesgo el recurso hídrico y ya ha traído serias consecuencias, por tratarse de un problema “de contaminación y de manejo de agua”.

“La planta de tratamiento ha tenido que cerrar, en un año, cinco veces; lo que afecta gravemente el sistema de abastecimiento de  la ciudad”, puntualiza la investigadora.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html