Tag Archives: marco antonio cerbón cervantes

Necesarios, anticonceptivos que impidan males asociados a la supresión hormonal

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los anticonceptivos, en sus inicios, provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.
Los anticonceptivos, en sus inicios, provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.

• Marco Antonio Cerbón Cervantes, del Laboratorio de Endocrinología Molecular de la FQ de la UNAM, llamó a crear productos específicos para evitar enfermedades neurodegenerativas

• Aunque la terapia anticonceptiva mejora la calidad de vida de la población femenil, se han reportado efectos negativos relacionados con la supresión hormonal de largo tiempo

Los anticonceptivos hormonales son seguros, pero es necesario desarrollar productos específicos para evitar enfermedades neurodegenerativas como la demencia senil y la aceleración de la menopausia, entre otras, asociadas a la supresión hormonal de largo tiempo, que afecta la calidad de vida de las mujeres.

Aunque existe controversia, la terapia anticonceptiva y sustitutiva mejora la eficacia existencial de la población femenil, porque disminuye los riesgos de embarazos no deseados e impide las complicaciones y muertes por aborto.

Sin embargo, estudios recientes han reportado efectos negativos relacionados con la supresión hormonal de largo tiempo, en los cuales se asegura que el uso de anticonceptivos puede propiciar cáncer de mama, afección que se ha incrementado cinco por ciento y que constituye la primera causa de muerte oncológica en mujeres mexicanas.

Para apreciar mejor el alcance del problema, Marco Antonio Cerbón Cervantes, responsable del Laboratorio de Endocrinología Molecular de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, explicó que los anticonceptivos orales, introducidos hace casi 60 años, en sus inicios provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.

Si se tomaba una cantidad alta de estrógenos, se podía inducir cierto tipo de cáncer o favorecer el desarrollo de fibromas, incluso tumores. En la actualidad, si se suministra una dosis hormonal baja y selectiva, los efectos adversos y dramáticos pueden ser controlados.

La ciencia química ha trabajado para elaborar moléculas específicas y selectivas, y con bajas cantidades, se obtienen resultados con menos consecuencias colaterales. En la actualidad, “los hacemos a microdosis y obtenemos el mismo efecto biológico”, dijo.

Cerbón Cervantes indicó que los anticonceptivos hormonales evitan la fluidez del moco cervical, cambian los ciclos ovulatorios e interfieren con el proceso entre el cerebro y la gónada para secretar hormonas y preparar al endometrio y la ovulación.

Estos métodos se utilizan cada vez más para el control natal reversible farmacológico; por ello, dijo, en el Laboratorio de Endocrinología Molecular (encargado de estudiar los efectos de hormonas a nivel molecular) realizamos pruebas in vitro y en vivo, en cultivos compuestos con actividades hormonales para observar sus efectos en otras patologías.

“En el campo de la química orgánica, la Facultad de Química cuenta con especialistas que obtienen, con procesos naturales, el desarrollo de nuevos esteroides que pueden ser usados, incluso, en enfermedades como la diabetes”.

Los efectos de éstos se prueban a nivel hormonal con diferentes modelos in vitro y en vivo, y se abren estudios para observar los efectos en otros trastornos como los parasitarios o infecciosos, comentó Cerbón.

En la producción de esteroides en forma sintética, la FQ ha sido precursora a nivel mundial, porque quienes los sintetizaron fueron egresados de esta facultad, y porque “todavía aquí tenemos a los mejores químicos de esteroides del mundo, que hacen no sólo esteroides naturales, sino sintéticos”, añadió.

En ese sentido, el científico universitario recordó que en 1951 Luis Miramontes Cárdenas logró, por primera vez, sintetizar la norethynyltestosterona, un agente antiovulatorio, semejante a la progesterona, que de inmediato, se convirtió en el ingrediente activo de la píldora anticonceptiva.

Asimismo, relató que otras investigaciones han dado cuenta de los efectos negativos de anticonceptivos orales sobre la función sexual, como la disminución del deseo y excitación.

Los andrógenos como la testosterona son moduladores fundamentales de la función sexual. Los anticonceptivos orales disminuyen los niveles circulantes de andrógenos por inhibición directa de la producción de éstos en los ovarios y por un marcado aumento en la síntesis hepática de la hormona sexual globulina.

La combinación de los dos mecanismos conduce a bajos niveles circulantes de testosterona y en nuestro laboratorio hemos observado que las dosis bajas de hormonales pueden prevenir todas esas complicaciones, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-198 – dgcs.unam.mx