Tag Archives: jorge eliécer gaitán

La influencia de un legado milenario

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Conferencia "La influencia de India y China en la cultura Japonesa".
Conferencia "La influencia de India y China en la cultura Japonesa".

15 de abril de 2012

Los avances científicos y tecnológicos de los países asiáticos deben verse a través de su herencia cultural, moral, religiosa y social, así como del modo como han dejado su huella en Occidente.

De esta manera, al analizar la influencia de India y China en la cultura japonesa, la literata y docente universitaria Gabriela Santa describe la importancia de conocer y acercarse a esta historia ancestral, a sus implicaciones filosóficas. Y eso hizo en esta sesión de la Cátedra Jorge Eliécer Gaitán: Asia Pacífico, a la que fue invitada para hablar sobre multiculturalismo.

“Lo interesante es ver que estas culturas, diferentes en algunos aspectos, tienen cosas muy parecidas a Colombia: un país que también está en desarrollo, que se debate entre guerras civiles y avances tecnológicos, científicos e investigaciones; pero que también tiene pobreza, desempleo, corrupción, como en la India, por ejemplo”, señaló Santa.

En su introducción, la conferencista hizo referencia a los diversos elementos culturales que le pertenecen solo a Japón, como el shinto o sintoísmo (religión nativa de este país), del cual se ha podido comprobar, con bastante contundencia, que es una religión puramente japonesa, aunque algunos estudiosos insisten en darle un origen chino.

Posteriormente, abordó el tema de las influencias indias que recibió Japón. Señaló, por ejemplo, que el budismo se esparció por varios países de Asia y Europa: “Muestras claras de este fenómeno son el rey Ashoka, de Grecia, y el rey Milinda o Menandro, del imperio Kushán, que adoptaron esta religión y cambiaron completamente la idiosincrasia de su pueblo”.

Cabe anotar, resaltó la docente, que hay estudiosos que afirman que en la época de Jesús había, en los terrenos que él pisó, inscripciones budistas en arameo. Y se sabe que hubo monjes budistas que, en peregrinaje, llegaron hasta Inglaterra e Irlanda e influyeron en las creencias druídicas de estos países.

De otro lado, habló de las contribuciones de China y Corea a la cultura y a la vida cotidiana japonesa. De China llegó el cultivo de arroz, la escritura y todo el esquema de organización política y social. De allí arribaron también diferentes técnicas artísticas, como la pintura paisajista con tinta, así como toda la simbología que los chinos habían dado al movimiento de las estrellas: la astronomía y la astrología.

Con respecto a Corea, dijo: “de ahí les llegó la arquitectura, la forma de las edificaciones y las técnicas de construcción. Solo que en este país se empleaba la piedra, mientras que en Japón se usaba la madera”.

Finalmente, repasó la historia de las religiones: hinduismo, taoísmo y budismo chang. Y terminó con la influencia de los samuráis en la cultura japonesa, la ceremonia del té y del ukiyo-e y el sumi-e, los dos géneros pictóricos tradicionales más importantes del Japón.

El ikebana

La segunda parte de la sesión estuvo a cargo de María Lucía Leyva de Barbosa, maestra en ikebana de la Ichiyo School of Ikebana, de Tokio, que gracias a una estadía de más de ocho años en Japón se especializó en dicho arte.

Según Leyva, se trata del estudio de las flores japonesas: de cómo tratarlas, de cómo arreglarlas. Su nombre chino es K-Do, que significa ‘el camino de las flores’. “Es el sendero que lleva al ser humano a realizarse, a la perfección. A través de las flores y de lo que nos muestra la naturaleza podemos llegar a ser mejores seres humanos”, asegura.

El ikebana, continúa la especialista, nació por el amor infinito que tienen los japoneses por la naturaleza y sus elementos, a los que consideran moradas sagradas. De allí que su trato sea de sumo respeto.

Reconoció, finalmente, la importancia de acercarse a esta cultura, y en general a la de los países asiáticos. Pues son dignos de imitar.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co