Tag Archives: infección

Virus del herpes bloquea defensa de las neuronas.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
9 de Octubre del 2012
Investigadores de la Universidad Nacional descubrieron que este virus, que produce infecciones en la boca, obstaculiza los mecanismos de defensa de las neuronas. La enfermedad aún no tiene cura.
Encontrar la forma en la que la neurona pueda eliminar el virus del herpes simplex tipo 1 (HSV-1) es el objetivo del grupo de investigación de Patogénesis infecciosa de la Facultad de Odontología de la UN.
“El virus normalmente infecta los tejidos de la boca, pero después viaja hasta las neuronas y se queda ahí para toda la vida; lo que queremos averiguar es por qué se queda en las neuronas y el cuerpo no es capaz de erradicarlo. Cuando el virus infecta las neuronas impide que estas respondan como deben hacerlo; las neuronas tienen un sistema de defensa antiviral que les permite detectar virus y eliminarlos, pero en este caso el virus tiene un sistema para bloquear esa defensa”,  explicó el profesor Jaime Castellanos de la UN e integrante del grupo de investigación que lidera el estudio.
“A nivel de la cavidad oral, la infección por virus herpes es una de las patologías virales más comunes y es por esto que los estudios deben orientarse a llenar vacíos en el conocimiento acerca de él, para que en un futuro puedan contribuir al tratamiento clínico”, indica el estudio.
El docente explicó, además, que han estudiado las infecciones en la boca producidas por hongos o por virus herpes. Con participación de estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, han desarrollado un modelo de investigación en ratones y en cultivos de neuronas que les permitió el descubrimiento.
Lo más preocupante del virus, caracterizado por lesiones denominadas popularmente como “fuegos”, es que reaparece cada cierto tiempo, es recurrente.
“Pensamos que hay que ayudar a la neurona y al sistema nervioso a que reviertan la infección; para eso, proponemos terapia con moléculas que pensamos que puede favorecer la respuesta antiviral de las neuronas contra el herpes”, concluyó.
Sobre el virus
Jorge Cortés, médico infectólogo y profesor de la Facultad de Medicina de la UN, explicó que se trata de una infección viral que suele aparecer en la infancia o en la adolescencia.
Indicó que puede dar por estrés, fiebre o inmunosupresión. También señaló que el cuadro clínico más frecuente es calor y sensación de adormecimiento en el labio, síntomas que, por lo general, se manifiestan dos días antes de que aparezca la lesión, que dura más o menos siete días.
Cortés aseguró que la lesión es muy dolorosa y que el virus se contagia por vía aérea o por contacto corporal y se trata con medicamentos antivirales.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

El objetivo del grupo de investigación es encontrar la cura para el herpes que produce lesiones en la boca.

El objetivo del grupo de investigación es encontrar la cura para el herpes que produce lesiones en la boca.

9 de Octubre del 2012

Investigadores de la Universidad Nacional descubrieron que este virus, que produce infecciones en la boca, obstaculiza los mecanismos de defensa de las neuronas. La enfermedad aún no tiene cura.

Encontrar la forma en la que la neurona pueda eliminar el virus del herpes simplex tipo 1 (HSV-1) es el objetivo del grupo de investigación de Patogénesis infecciosa de la Facultad de Odontología de la UN.

“El virus normalmente infecta los tejidos de la boca, pero después viaja hasta las neuronas y se queda ahí para toda la vida; lo que queremos averiguar es por qué se queda en las neuronas y el cuerpo no es capaz de erradicarlo. Cuando el virus infecta las neuronas impide que estas respondan como deben hacerlo; las neuronas tienen un sistema de defensa antiviral que les permite detectar virus y eliminarlos, pero en este caso el virus tiene un sistema para bloquear esa defensa”,  explicó el profesor Jaime Castellanos de la UN e integrante del grupo de investigación que lidera el estudio.

“A nivel de la cavidad oral, la infección por virus herpes es una de las patologías virales más comunes y es por esto que los estudios deben orientarse a llenar vacíos en el conocimiento acerca de él, para que en un futuro puedan contribuir al tratamiento clínico”, indica el estudio.

El docente explicó, además, que han estudiado las infecciones en la boca producidas por hongos o por virus herpes. Con participación de estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, han desarrollado un modelo de investigación en ratones y en cultivos de neuronas que les permitió el descubrimiento.

Lo más preocupante del virus, caracterizado por lesiones denominadas popularmente como “fuegos”, es que reaparece cada cierto tiempo, es recurrente.

“Pensamos que hay que ayudar a la neurona y al sistema nervioso a que reviertan la infección; para eso, proponemos terapia con moléculas que pensamos que puede favorecer la respuesta antiviral de las neuronas contra el herpes”, concluyó.


Sobre el virus

Jorge Cortés, médico infectólogo y profesor de la Facultad de Medicina de la UN, explicó que se trata de una infección viral que suele aparecer en la infancia o en la adolescencia.

Indicó que puede dar por estrés, fiebre o inmunosupresión. También señaló que el cuadro clínico más frecuente es calor y sensación de adormecimiento en el labio, síntomas que, por lo general, se manifiestan dos días antes de que aparezca la lesión, que dura más o menos siete días.

Cortés aseguró que la lesión es muy dolorosa y que el virus se contagia por vía aérea o por contacto corporal y se trata con medicamentos antivirales.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Hallan nuevo parásito que replantea la amebiasis

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Investigadores de la UN identifican, en aguas residuales de El Rosal (Cundinamarca), Entamoeba moshkovskii, especie que no había sido descrita en el país y que replantea la epidemiología de la amebiasis.
Investigadores de la UN identifican, en aguas residuales de El Rosal (Cundinamarca), Entamoeba moshkovskii, especie que no había sido descrita en el país y que replantea la epidemiología de la amebiasis.

16 de Agosto de 2012

Investigadores de la UN identifican, en aguas residuales de El Rosal (Cundinamarca), Entamoeba moshkovskii, especie que no había sido descrita en el país y que replantea la epidemiología de la amebiasis.

Así lo evidenció el análisis hecho por Carolina Ortiz Pineda, estudiante de la Maestría en Microbiología de la Facultad de Ciencias, mediante el cual encontró en el lugar el complejo (o unión) de amebas Entamoeba histolytica, E. dispar y E. moshkovskii.

La investigación indica que mediante la prueba molecular de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), efectuada por los profesores Myriam Consuelo López (Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina) y Carlos Clavijo (Departamento de Biología, Facultad de Ciencias), junto con los médicos en formación Rubén Darío Heredia y Jairo Andrés Fonseca, se demostró la presencia de E. moshkovskii en un 80% de 10 muestras de las aguas residuales cuyo tratamiento se hace en una planta ubicada en este municipio.

“Si bien, el organismo fue hallado en aguas residuales tratadas por una planta para fines de uso agrícola, como en el riego de hortalizas; cabe aclarar que este tipo de aguas no es utilizado para el consumo humano”, aclara Análida Pinilla Roa, líder de la línea de investigación en “Amebiasis Intestinal y Extraintestinal” del Departamento de Medicina Interna de la UN.

Dice que con este hallazgo se podría deducir que existe un riesgo potencial de que los humanos se infecten con este parásito, pues el tratamiento de estas aguas está enfocado hacia otros microorganismos.

Entamoeba histolytica

La E. histolytica (ameba), especie microscópica del género Entamoeba, ocasiona graves problemas intestinales, como colitis (disentería amebiana) y absceso hepático (infección en el hígado). Cada año son reportados unos 500 millones de infectados en el mundo, el 10% de los cuales presentan síntomas clínicos; de estos, son intestinales alrededor del 90% y 10% extraintestinales. Además, entre 40.000 y 110.000 personas mueren al año por esta causa, según la Organización Mundial de la Salud.

Este organismo unicelular es indistinguible de otras dos especies de este género Entamoeba moshkovskii, el cual se ha asociado a síntomas gastrointestinales y E. dispar, que no produce enfermedad. Estos tres parásitos habitan en aguas dulces y suelos húmedos.

Diagnóstico

Con respecto al diagnóstico, generalmente, se culpa a la especie E. histolytica como causante de enfermedades intestinales. Pero las observaciones del equipo de la profesora Pinilla concluyen que en el país hay una cultura del sobrediagnóstico; por eso, se tratan algunas diarreas como si fueran amebiasis. “Esto implica el uso de tratamientos que pueden ser innecesarios”, asegura la experta.

Además, añade que se han hecho estudios clínicos y de laboratorio. No obstante, a raíz de ese sobrediagnóstico, hay una confusión general sobre el impacto de este tipo de microorganismos. Esto se ha ido aclarando con investigaciones como las de la UN, cuyo fin es encontrar diagnósticos concretos, tratamientos y, asimismo, hacer prevención para E. histolytica.

A futuro, los investigadores, le apuntan al hallazgo de la ameba E. moshkovskii así como las especies que conforman este complejo en la población colombiana. Por tal razón, la profesora López sostiene que esta investigación conduce a replantear la epidemiología nacional de la amebiasis, pues hasta la fecha solo se han realizado estudios para diferenciar E. histolytica y E. dispar.

Por su parte, la profesora Pinilla señala que en Colombia es necesario insistir en fortalecer estrategias de prevención y control para la amebiasis y otras parasitosis. Por ejemplo, saneamiento ambiental, consumo de agua potable, higiene personal, educación, control de vectores, tratamiento médico en casos sintomáticos y de portadores asintomáticos, entre otras.

Antecedentes

La profesora López relata que en Colombia, en décadas pasadas, se llevaron a cabo dos encuestas sobre parasitismo intestinal. En la primera (1965) no se hizo diferenciación del complejo E. histolytica/E. dispar, respecto de E. hartmanni, dos fuentes comunes de infección. En ese entonces se encontró una prevalencia del 24% a nivel nacional.

En la segunda, efectuada en 1980, se evidenció una prevalencia de anticuerpos del 6% para E. histolytica y una prevalencia del 12% para el complejo E. histolytica/E. dispar, por microscopia de luz. Por lo anterior, al no poder discriminar el complejo, surgió la necesidad de estandarizar técnicas específicas para el diagnóstico diferencial de estas parasitosis.

La experta cuenta que desde entonces, se han desarrollado diversas investigaciones sobre estandarización y adaptación de pruebas de diferenciación del complejo E. histolytica/E. dispar (por ejemplo, isoenzimas, contrainmunoelectroforesis, ELISA, PCR, entre otras.)

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Investigadores de la UN identifican, en aguas residuales de El Rosal (Cundinamarca), Entamoeba moshkovskii, especie que no había sido descrita en el país y que replantea la epidemiología de la amebiasis.

Así lo evidenció el análisis hecho por Carolina Ortiz Pineda, estudiante de la Maestría en Microbiología de la Facultad de Ciencias, mediante el cual encontró en el lugar el complejo (o unión) de amebas Entamoeba histolytica, E. dispar y E. moshkovskii.

La investigación indica que mediante la prueba molecular de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), efectuada por los profesores Myriam Consuelo López (Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina) y Carlos Clavijo (Departamento de Biología, Facultad de Ciencias), junto con los médicos en formación Rubén Darío Heredia y Jairo Andrés Fonseca, se demostró la presencia de E. moshkovskii en un 80% de 10 muestras de las aguas residuales cuyo tratamiento se hace en una planta ubicada en este municipio.

“Si bien, el organismo fue hallado en aguas residuales tratadas por una planta para fines de uso agrícola, como en el riego de hortalizas; cabe aclarar que este tipo de aguas no es utilizado para el consumo humano”, aclara Análida Pinilla Roa, líder de la línea de investigación en “Amebiasis Intestinal y Extraintestinal” del Departamento de Medicina Interna de la UN.

Dice que con este hallazgo se podría deducir que existe un riesgo potencial de que los humanos se infecten con este parásito, pues el tratamiento de estas aguas está enfocado hacia otros microorganismos.

Entamoeba histolytica

La E. histolytica (ameba), especie microscópica del género Entamoeba, ocasiona graves problemas intestinales, como colitis (disentería amebiana) y absceso hepático (infección en el hígado). Cada año son reportados unos 500 millones de infectados en el mundo, el 10% de los cuales presentan síntomas clínicos; de estos, son intestinales alrededor del 90% y 10% extraintestinales. Además, entre 40.000 y 110.000 personas mueren al año por esta causa, según la Organización Mundial de la Salud.

Este organismo unicelular es indistinguible de otras dos especies de este género Entamoeba moshkovskii, el cual se ha asociado a síntomas gastrointestinales y E. dispar, que no produce enfermedad. Estos tres parásitos habitan en aguas dulces y suelos húmedos.

Diagnóstico

Con respecto al diagnóstico, generalmente, se culpa a la especie E. histolytica como causante de enfermedades intestinales. Pero las observaciones del equipo de la profesora Pinilla concluyen que en el país hay una cultura del sobrediagnóstico; por eso, se tratan algunas diarreas como si fueran amebiasis. “Esto implica el uso de tratamientos que pueden ser innecesarios”, asegura la experta.

Además, añade que se han hecho estudios clínicos y de laboratorio. No obstante, a raíz de ese sobrediagnóstico, hay una confusión general sobre el impacto de este tipo de microorganismos. Esto se ha ido aclarando con investigaciones como las de la UN, cuyo fin es encontrar diagnósticos concretos, tratamientos y, asimismo, hacer prevención para E. histolytica.

A futuro, los investigadores, le apuntan al hallazgo de la ameba E. moshkovskii así como las especies que conforman este complejo en la población colombiana. Por tal razón, la profesora López sostiene que esta investigación conduce a replantear la epidemiología nacional de la amebiasis, pues hasta la fecha solo se han realizado estudios para diferenciar E. histolytica y E. dispar.

Por su parte, la profesora Pinilla señala que en Colombia es necesario insistir en fortalecer estrategias de prevención y control para la amebiasis y otras parasitosis. Por ejemplo, saneamiento ambiental, consumo de agua potable, higiene personal, educación, control de vectores, tratamiento médico en casos sintomáticos y de portadores asintomáticos, entre otras.

Antecedentes

La profesora López relata que en Colombia, en décadas pasadas, se llevaron a cabo dos encuestas sobre parasitismo intestinal. En la primera (1965) no se hizo diferenciación del complejo E. histolytica/E. dispar, respecto de E. hartmanni, dos fuentes comunes de infección. En ese entonces se encontró una prevalencia del 24% a nivel nacional.

En la segunda, efectuada en 1980, se evidenció una prevalencia de anticuerpos del 6% para E. histolytica y una prevalencia del 12% para el complejo E. histolytica/E. dispar, por microscopia de luz. Por lo anterior, al no poder discriminar el complejo, surgió la necesidad de estandarizar técnicas específicas para el diagnóstico diferencial de estas parasitosis.

La experta cuenta que desde entonces, se han desarrollado diversas investigaciones sobre estandarización y adaptación de pruebas de diferenciación del complejo E. histolytica/E. dispar (por ejemplo, isoenzimas, contrainmunoelectroforesis, ELISA, PCR, entre otras.)

Diversidad del Leishmania dificulta hallazgo de una cura

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Esta enfermedad es provocada por el parásito Leishmania.
Esta enfermedad es provocada por el parásito Leishmania.

22 de diciembre de 2011

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leishmaniasis es una enfermedad infecciosa que afecta, aproximadamente, a 12 millones de personas en 88 países del mundo.

La enfermedad es provocada por el parásito Leishmania, cuya diversidad genética ha sido estudiada por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (London School of Hygiene & Tropical Medicine, LSHTM), entre los que se encuentran Martin Llewellyn, quien hace parte del Grupo de Investigación de Epidemiología Molecular de Patógenos de esta entidad.

“Trabajamos en la epidemiología molecular para tratar de entender su diversidad genética, su transmisión y el tipo de enfermedad que  puede causar en distintas situaciones, en diferentes lugares de Suramérica”, explicó  Llewellyn.

“Nosotros definimos la diversidad genética de la leishmaniasis de acuerdo con las distintas enfermedades que causa el Leishmania, porque hay un tipo de esta enfermedad que es visceral; otro, que es peligroso y que causa la morbilidad; uno más, prevalente en Suramérica, que es cutáneo; y  otro, que es mucocutáneo, una de las infecciones tropicales más horribles que hay”, agregó el científico.

Los estudios han revelado información acerca de las distintas cepas del parásito y de los diferentes vectores que se pueden usar para el control, la intervención médica y profiláctica. Además, han servido para conocer la resistencia a las drogas que usan para el Leishmania. Se ha hecho un mapa donde están las cepas resistentes y cuáles medicamentos hay que usar de acuerdo con los lugares y la situación.

A pesar de los avances, Llewellyn aún es realista con respecto al fin de esta enfermedad. “Es difícil decir que estamos cerca de una cura por tantas y distintas especies; son cerca de 10 especies distintas de parásito y 2 subgéneros. 7 de ellas están cambiando a cada rato”, concluyó.

El especialista hizo su intervención durante el curso ‘Genómica de las enfermedades infecciosas, una herramienta pública’ llevado a cabo recientemente en la UN en Bogotá.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Desarrollan en la UNAM cuatro vacunas de segunda generación contra la tuberculosis

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Yolanda López Vidal, profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM.
Yolanda López Vidal, profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM.

13 de diciembre de 2011

• Yolanda López Vidal, de la Facultad de Medicina, fue reconocida con el Premio Ciudad Capital Heberto Castillo 2011, en la categoría de Científicas Mexicanas Destacadas

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 200 millones de personas en el orbe están infectadas con tuberculosis, que afecta a los pulmones y es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. En 2009, murieron 1.7 millones de personas por esta causa, lo que equivale a unos cuatro mil 700 decesos al día.

La enfermedad es considerada como pandemia mundial. De los 15 países con las tasas de incidencia más altas, se estima que 13 están en África, mientras que un tercio de los casos nuevos se producen en China e India.

Yolanda López Vidal, profesora de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, y ganadora del Premio Ciudad Capital Heberto Castillo 2011, en la categoría de Científicas Mexicanas Destacadas, analiza las características del padecimiento, con la finalidad de desarrollar mejores tratamientos.

La integrante del Departamento de Microbiología y Parasitología de la facultad, subrayó que, entre las contribuciones del grupo de expertos que encabeza, están la secuenciación del genoma del bacilo de Calmette Guérin (BCG) México 1931, usado contra la tuberculosis; el análisis de las inmunizaciones disponibles en el mundo y de la disminución de la eficacia de la BCG, y el diseño de cuatro vacunas recombinantes.

Se ha demostrado que la inmunización con BCG disponible es eficiente contra las formas graves de la enfermedad meningea y miliar.

Las alternativas de inoculaciones de segunda generación, a la que pertenecen los modelos desarrollados en la UNAM, tienen la capacidad de generar antígenos con una mayor respuesta inmunitaria, para proteger con más eficacia a las personas en riesgo de sufrir el padecimiento.

En la investigación, se manipuló el material genético con el fin de fortalecerlo. En modelos in vitro en animales, se ha demostrado que estas vacunas son superiores a la BCG, estableció.

Los prototipos están en fase primaria y se clasifican en prevención. Actualmente, están por valorarse en bovinos y cabras, también susceptibles a la enfermedad. Si las pruebas son exitosas, el siguiente paso serán las fases previas a su utilización en humanos, explicó.

Las aportaciones respectivas han coadyuvado en la formación de estudiantes como investigadores independientes, quienes orientan sus trabajos en líneas complementarias o continúan los proyectos ya desarrollados por el equipo.

La consejera para vacunas contra la tuberculosis en la OMS, informó que el Programa de Inmunología Molecular Microbiana de la FM, establecerá lazos de cooperación con Biológicos y Reactivos de México (Birmex), en la producción de la cepa BCG analizada, secuenciada en su totalidad en el laboratorio de investigación que dirige.

Trayectoria

López Vidal decidió estudiar las enfermedades infecciosas desde la infancia, motivada por sus padres, quienes le inculcaron el sentido de curiosidad por lo que sucedía a su alrededor.

En su formación profesional, realizó la estancia de servicio social, tesis de licenciatura y maestría en Ciencias Médicas, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). En el extranjero, cursó el doctorado y posdoctorado, para después incorporarse a la Facultad de Medicina de la UNAM.

En 1983, durante su formación de inmunología en el laboratorio de investigación del INCMNSZ, se planteó el problema de la tuberculosis. “De ahí quedé muy motivada con sus características y, sobre todo, lo que podría desarrollarse para describir y diseñar pruebas de diagnostico, así como tratamientos novedosos”, recordó.

Respecto al Premio Heberto Castillo, consideró un honor ser distinguida con un reconocimiento que lleva el nombre de un personaje claro, objetivo, y con aportaciones muy trascendentes en su ámbito.

Créditos: unam.mx/boletin/734/2011