Tag Archives: Enfermedades de la piel

LA PIEL, UNO DE LOS ÓRGANOS MÁS IMPORTANTES Y EL QUE MÁS ENFERMEDADES PUEDE PADECER

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

lapielLa piel es el órgano más extenso y uno de los de mayor importancia del cuerpo humano, ya que mientras en otros aparatos y sistemas se pueden encontrar entre 100 y 150 enfermedades diferentes, en ella pasan de mil, señaló Luciano Domínguez Soto, profesor de la especialidad en dermatología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

No obstante, gran parte de la población no considera importante el cuidado de este órgano y lo menosprecia, lo cual puede traer complicaciones serias que si bien pueden no ocasionar la muerte, sí afectan la calidad de vida de las personas, indicó.

Para el también jefe de la División de Dermatología del Hospital General Dr. Manuel Gea González, “la piel se debe cuidar en cualquier época del año. Es un órgano frontera porque recibe estímulos tanto del medio externo como del interno (resto de aparatos y sistemas de nuestro organismo), por lo mismo es el más susceptible de padecer enfermedades”.

El problema es que un gran sector de la población general, incluso médicos, creen saber todo sobre la piel; de hecho, en la consulta diaria se ven pacientes que han sido maltratados por especialistas en padecimientos comunes como acné, mezquinos, verrugas o vitiligo.

El problema consiste en que las 15 o 20 enfermedades más comunes en la consulta diaria ocupan 85 o 90 por ciento en cualquier hospital, pero además, las otras 980, que conforman por consiguiente del 10 al 15 por ciento restante, se parecen a las más frecuentes y sólo las conoce el dermatólogo, por lo tanto se diagnostican y tratan de manera incorrecta, reiteró.

Asimismo, los productos anunciados por los medios masivos de comunicación para tratar algunos de esos padecimientos comunes son deshonestos porque esa publicidad va dirigida al gran público —que no es médico— y no describen su contenido, por lo que causan serios problemas para la población más desvalida que cree que con este tipo de “medicamentos” curarán su padecimiento sin necesidad de acudir a consulta especializada.

La población debe entender que la piel debe cuidarse del ambiente, del viento, el calor, el Sol o la humedad y que las medidas varían de acuerdo con la edad del paciente.

Lo ideal sería que la gente tuviera más información sobre la protección de este órgano y acudiera a hospitales, públicos o privados, donde especialistas bien preparados den atención adecuada, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-070-2014

Emocionales los principales efectos del vitíligo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

04 de Agosto de 2011

Rosa María Ponce Olivera, profesora titular del Posgrado en Dermatología de la Facultad de Medicina de la UNAM.
Rosa María Ponce Olivera, profesora titular del Posgrado en Dermatología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

• La enfermedad cutánea, que produce manchas blancas en la piel, ocurre por el mal funcionamiento de los melanocitos, responsables de la pigmentación, dijo Rosa María Ponce Olivera, profesora del Posgrado en Dermatología de la FM
• Está asociada con factores genéticos, padecimientos endocrinos, diabetes tipo uno, anemia perniciosa, estrés y eventos psicológicos traumáticos

Caracterizada por producir manchas blancas en algunas zonas de la piel como cara, brazos, manos, piernas y pies, el vitíligo es una enfermedad causada por el mal funcionamiento de los melanocitos, células responsables de la pigmentación, afirmó Rosa María Ponce Olivera, profesora titular del Posgrado en Dermatología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Quienes la padecen deben cuidarse de la exposición a los rayos solares, pues las manchas cutáneas carecen de la protección natural de la melanina.

El vitíligo también es frecuente en genitales, rodillas, codos y axilas, regiones más fáciles de ocultar tanto del Sol, como del estigma social.

Los principales efectos son emocionales, pues los pacientes acumulan estrés y frustración ante un padecimiento visible y se sienten discriminados por su aspecto físico, destacó Ponce Olivera, también jefa del Servicio de Dermatología del Hospital General de México de la Secretaría de Salud.

“Es una enfermedad común y no tiene por qué estigmatizarse a quien la padece”, subrayó la dermatóloga.

Se cataloga en las discromias, o afecciones con pigmento, grupo al que pertenece el paño o melasma, caracterizado por el exceso de pigmento, mientras el vitíligo implica una disminución del color.

Origen multifactorial

El origen es multifactorial. El genético es importante, pues se presenta en familias por varias generaciones. También se asocia con enfermedades endocrinas, como la diabetes tipo uno (insulinodependiente), el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, así como con un tipo de anemia, llamada perniciosa.

Otros factores son el estrés y la reacción psicológica a algunos hechos, comentó Ponce Olivera. “Después de un evento traumático es común que el paciente lo desarrolle. Un accidente, la muerte de un ser querido o un asalto son traumatizantes y pueden causar la pérdida del color en algunas zonas”, destacó.

Tratamiento

Las medicinas que se usan para controlarlo son untadas y orales. “También la fototerapia, que da radiaciones muy controladas de luz ultravioleta A y B para estimular la generación del color”, precisó.

Este método permite estimular la producción de melanina que se ha perdido, detalló la especialista, quien enseña fototerapia a los estudiantes de esta especialidad en el posgrado de la FM que se ofrece en el Hospital General de México.

“En una biopsia, lo que se ve en una piel afectada es que el melanocito, la célula del color que forma la melanina, está con un fenómeno inmunológico, inflamado o destruido. Para eso sirven los medicamentos, que regulan esa inmunidad y la producción de melanina”.

No es reversible, pero sí es controlable. Incluso hay maquillajes cosmocéuticos –es decir, que combinan lo cosmético y lo farmacéutico— que facilitan disimular las marcas en sitios como el rostro.

“En el tratamiento es importante la asistencia de un psicólogo, para que no cause más angustia en el paciente, que pueda generar que aumenten las manchas. No es infecciosa ni contagiosa, pero está estigmatizada socialmente”, reconoció.

Mal de Pinto, otra enfermedad

Aunque con frecuencia se les confunde, el vitíligo y el Mal de Pinto son distintas, aclaró la dermatóloga. Esta última es una infección causada por la bacteria Treponema carateum, y es frecuente en regiones que colindan con el Río Balsas, como Guerrero y áreas de Michoacán.

“Casi no lo vemos en la Ciudad de México. Se aprecia en ambas entidades federativas. Se caracteriza por la presencia de algunas manchas blancas y otras más oscuras en la piel. Es ocasionada por una bacteria espiral, un treponema primo del que produce la sífilis”, señaló.

Si se detecta y se trata en estado inicial, el Mal de Pinto puede curarse, porque las marcas no se han desarrollado y lo que se distingue son piquetes de insecto, pues lo transmite un mosco.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_455