Tag Archives: empleos

En la informalidad, 65.8 por ciento de los empleos creados en los últimos cinco años

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En México, entre el último trimestre de 2006 y el respectivo de 2011, el 65.8 por ciento de los nuevos empleos que se crearon fue en la economía informal.
En México, entre el último trimestre de 2006 y el respectivo de 2011, el 65.8 por ciento de los nuevos empleos que se crearon fue en la economía informal.

21 de abril de 2012
• El desempleo, a su vez, creció 33.3 por ciento en el periodo 2006-2011, establece el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía

En México, entre el último trimestre de 2006 y el respectivo de 2011, el 65.8 por ciento de los nuevos empleos que se crearon fue en la economía informal. En tanto, el desempleo creció 33.3 por ciento en ese lapso, con una cifra que alcanzó los 2.7 millones de personas, que sumadas a las que estaban en esa condición, totalizó casi nueve millones de habitantes.

En el estudio Desempleo y empleo informal en México 2006-2011, elaborado por el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM, se establece también que la población empleada informalmente pasó de 23.1 millones, a 26.4 millones de personas, lo que representó el 14.2 por ciento, es decir, 3.2 millones más.

El análisis, elaborado conjuntamente por Luis Lozano Arredondo, Fructuoso Matías García, y Antonio Vázquez, entre otros, hace una distinción metodológica para medir tanto desempleo como informalidad, entre las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y los criterios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En las consideraciones del instituto hay omisiones que explican los diferenciales para la obtención de los números definitivos.

Así, la tasa de desocupación utilizada por el INEGI no es pertinente para abordar el desempleo en su conjunto. Durante años, se ha considerado en forma oficial aquel término para deslindarse de la responsabilidad de medir la variable en su totalidad, señaló el CAM.

De acuerdo a ese criterio del instituto, se considera la Población Económicamente Activa y la Población no Económicamente Activa para la medición del desempleo. No obstante, conforme a las resoluciones de la OIT, el segmento desempleado está compuesto por personas mayores de una edad específica, que no aportan su trabajo para producir bienes y servicios, pese a encontrarse disponibles.

Por ello, tendría que integrarse una nueva tasa que incluyera a la totalidad, y no sólo a los desocupados con interés en trabajar, establecieron los expertos.

Con respecto a la informalidad, este concepto suele asociarse al comercio informal. También es común considerar que el empleo informal es aquel que sólo ocurre en el subsector informal de los hogares, pero ese criterio no abarca la totalidad. Por ello, en necesario distinguir lo que la OIT llama “economía informal” y lo que el INEGI considera “sector informal”, añadieron.

Bajo el concepto de la Organización, tienen que incluirse integralmente los trabajadores y familiares auxiliares, sin contrato ni protección jurídica o social en empresas formales e informales; trabajadores con puestos informales en empresas formales e informales.

También, debe integrarse a aquellos independientes, y a empleadores que poseen sus propias empresas informales; a quienes laboran en compañías informales, aunque con puestos formales, y a miembros de cooperativas de productores informales.

Sin embargo, el INEGI reporta como subsector informal de los hogares sólo a los trabajadores domésticos que ahí trabajan, y a los productores de bienes para su propio uso final en sus hogares.

Según el balance del CAM, el subsector informal de los hogares pasó de 11.4 millones de personas del último cuatrimestre en el 2006, a 13.9 millones en el último periodo respectivo del 2011; es decir, un incremento del 22.5 por ciento.

Con relación a quienes laboran en negocios no constituidos en sociedad, la cifra fue de 11.7 millones, a 12.4; esto es, 6.1 por ciento más.

Respecto a la población desempleada, ésta paso de 6.5 millones a 8.7, lo que representó un incremento de 33.3 por ciento. En tanto, la población ocupada total, observó en el último cuatrimestre del 2006 un nivel de 42.8 millones de personas, y en el lapso respectivo del 2011, 47.8 millones; es decir, 11.6 por ciento más
Créditos: unam.mx/boletin/243/2012

Los egresados de Contaduría de la BUAP, los más demandados del área por los empleadores

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 3 de marzo de 2011

Los egresados de la carrera de Contaduría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla son los profesionales más demandados por los empleadores del área, de acuerdo con un estudio realizado por el suplemento Universitarios del periódico Reforma, que en su último número contiene el ranking de las mejores universidades 2011.

Al evaluar los principales programas de 151 universidades -por parte de mil 752 empleadores- distribuidas en 190 campus en las ciudades de México, Guadalajara y Puebla, la publicación revela que los egresados de la carrera de Contaduría de la BUAP ocupan el primer lugar del resto de instituciones de educación superior de la ciudad que imparten esa misma licenciatura, al ser los más solicitados por los empresarios.

Llama la atención que las carreras de Contaduría, impartidas en la Facultad de Contaduría de Ciudad Universitaria (CU) y en el Campus Libres de la BUAP obtuvieron los primeros lugares, de acuerdo con esa publicación, al ubicarse en el primero y cuarto lugar, respectivamente.

En la gráfica publicada en la página 48 del suplemento Universitarios en su edición de marzo, la Licenciatura en Contaduría de la BUAP comparte el primer lugar con la Universidad Iberoamericana (UIA) al obtener, ambas instituciones, un puntaje de 8.76. El tercer lugar lo ganó el Instituto Tecnológico de Tehuacán con 8.71, seguido por el campus Libres de la Máxima Casa de Estudios de Puebla, donde la carrera de Contaduría obtuvo una calificación de 8.70.

Sobre el tema, Martha Elva Reséndiz Ortega, Directora de la Facultad de Contaduría de la BUAP se dijo muy orgullosa de los resultados, y manifestó que ese resultado se debe al esfuerzo compartido entre las autoridades universitarias encabezadas por el Rector Enrique Agüera Ibáñez, personal directivo, docentes, alumnos, y por supuesto, al desempeño de los egresados, quienes han sido calificados positivamente por los empleadores durante el ejercicio laboral.

Agregó que una de las preocupaciones de la Facultad de Contaduría en los últimos años ha sido mantener actualizados los programas y contenidos de su oferta educativa, además de promover actividades de vinculación permanente con el sector empresarial.

“Es un gusto, una satisfacción, pero también un compromiso y un reto el seguir conservando esta opinión de los empleadores. Esto nos obliga a estar al día en lo que demandan las empresas locales y nacionales, para que nuestros egresados y desde luego, los alumnos, se formen y estén actualizados en materia contable, fiscal y financiera, y todas las materias que se imparten en la Facultad”, finalizó.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

La gestión de la Unión Europea ante la crisis y sus repercusiones

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Para Antonio Gazol Sánchez, de la Facultad de Economía, la crisis de 2008 reveló que la Unión Europea no constituye el modelo de integración regional que se solía creer.
Para Antonio Gazol Sánchez, de la Facultad de Economía, la crisis de 2008 reveló que la Unión Europea no constituye el modelo de integración regional que se solía creer.

15  de junio de 2010

• Falló en el diagnóstico inicial, no midió bien el problema y tardó en poner en marcha un plan de recuperación, dijo Antonio Gazol Sánchez, de la FE de la UNAM
• Tampoco previó que las debilidades estructurales de muchas economías europeas constituyeron un campo propicio para ataques especulativos, añadió el universitario
• Alrededor del 30 por ciento de los empleos que actualmente se generan en México, son informales, destacó

La gestión de la Unión Europea (UE) ante la crisis de 2008 y sus repercusiones (como la crisis griega) ha sido poco eficiente; en primer lugar, porque no acertó en el diagnóstico inicial; después, no midió correctamente el tamaño del problema, y tardó en poner en marcha un plan de recuperación que no sólo atendiera las necesidades e intereses del sector financiero, sino que tuviera en cuenta las consecuencias, aseguró el académico de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM, Antonio Gazol Sánchez.

Asimismo, dijo, no fue capaz de prever que las debilidades estructurales de muchas economías y de la propia integración europea, constituyeron un campo propicio para los ataques especulativos, porque una vez que ocurrieron, no reaccionaron a tiempo ni de forma coordinada.

“Por tanto, la crisis y sus secuelas han puesto de manifiesto que este proceso de integración tan exitoso y paradigmático para muchos, es menos sólido de lo que se solía creer, y por consiguiente, demanda una profunda revisión”, destacó el especialista.

La crisis mundial de 2008 y sus repercusiones han revelado que la Unión Europea no constituye el modelo de unificación regional que se pensaba, o que aparece descrito en discursos e informes oficiales.

“Lo que sucedió es que la crisis griega despojó a la UE de su atractivo ropaje”, indicó Gazol Sánchez.

“Es cierto que la UE ha logrado avanzar en la formulación y aplicación de políticas comunes en el sector comercial, agrícola, pesquero y de transporte, así como de competencia, o para la zona euro en el ámbito monetario, y también ha desarrollado una estrategia de desarrollo regional”.

Sin embargo, aún no existe una política industrial común, mucho menos una fiscal, y está lejos de alcanzar una social, de empleo o de inmigración, acotó en la Sala Octaviano Campos de la FE.

Es erróneo creer que no nos afecta la tendencia del euro

Mientras, el académico de la FE, Eduardo Loría Díaz de Guzmán, señaló que al analizar cuál sería el mecanismo de transmisión de una depreciación o apreciación del euro sobre la relación que mantenemos con el dólar, se pudo determinar que el vínculo peso-euro se relaciona uno a uno con la relación dólar-euro y peso-dólar.

Es decir, las tres monedas se encuentran amarradas entre sí, porque se mueven una a una; por lo tanto, si el dólar se deprecia respecto al euro, el peso también lo hará, lo que implica una relación unitaria que genera un efecto directo y simétrico.

“Parecería que las monedas están atadas, al menos en lo que respecta a nosotros; por lo tanto, es erróneo creer que no nos afectan las tendencias del euro, pues hay una reacción de uno a uno, donde se presenta una variable como espejo en cuanto a lo que acontece en torno a nuestras relaciones cambiarias con Estados Unidos y la zona euro”, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS -358/unam.mx