Tag Archives: día mundial del corazón

Prevención primaria, la mejor estrategia contra el aumento de padecimientos cardiovasculares

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

 El corazón es una bomba hidráulica que sirve para abastecer a todos los tejidos de sangre y oxígeno. En un hombre sano de 75 años ha latido 635 millones 200 mil veces sin falla; ninguna máquina construida alcanza tal grado de perfección en su rendimiento.
El corazón es una bomba hidráulica que sirve para abastecer a todos los tejidos de sangre y oxígeno. En un hombre sano de 75 años ha latido 635 millones 200 mil veces sin falla; ninguna máquina construida alcanza tal grado de perfección en su rendimiento.

26 de septiembre de 2011
• Hay que reconocer precozmente los factores de riesgo aterogénico, a través de campañas nacionales dirigidas a la población joven, aún aparentemente sana, recomendó José Fernando Guadalajara Boo, de la Facultad de Medicina

Para contrarrestar el aumento de enfermedades cardiovasculares en México es necesario que toda persona, al cumplir 30 años, acuda a revisión médica para identificar aquellas alteraciones que por ser asintomáticas pasan inadvertidas (hiperglucemia leve, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, reducción del colesterol bueno e hipertensión arterial) y otras como obesidad abdominal, xantomas y tabaquismo.

También, se deben conocer los antecedentes familiares de obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol elevado e infarto, lo que puede ser identificado con la historia clínica, recomendó José Fernando Guadalajara Boo, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Estas medidas deben difundirse a través de campañas nacionales de salud para reconocer los factores de riesgo en sujetos jóvenes, asintomáticos y comenzar con el tratamiento adecuado. “La prevención primaria, es la medicina de menor costo y más efectiva”, destacó.

Las enfermedades cardiovasculares se refieren a ataques, apoplejía, aumento de presión arterial, insuficiencia cardiaca, procesos que, desde el punto de vista epidemiológico, han adquirido importancia por su alta tasa de mortalidad.

El corazón es una bomba hidráulica que sirve para abastecer a todos los tejidos de sangre y oxígeno. En un hombre sano de 75 años ha latido 635 millones 200 mil veces sin falla; ninguna máquina construida alcanza tal grado de perfección en su rendimiento.

En el Día Mundial del Corazón se debe concientizar a la población de que este órgano “es una perfección de la naturaleza que debemos cuidar”, subrayó el integrante del Seminario en Medicina y Salud de la entidad universitaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que al año mueren más de 17 millones de personas por infarto al miocardio y accidente cerebrovascular. Por ello, se conmemora este 27 de septiembre el Día Mundial del Corazón, para enfatizar la importancia de mantener el cuerpo sano y reducir el riesgo de padecer enfermedades vasculares, cardiacas y cerebrales.

Guadalajara Boo refirió que la aterosclerosis es la causa más frecuente de las enfermedades de alta morbilidad, de incapacidad y mortalidad. Obstruye las arterias, especialmente de los órganos vitales (cerebro y corazón), de tal manera que se puede afirmar que el ser humano tiene la edad de éstas (sujetos mayores de 60 años con arterias normales son jóvenes, y pacientes de 35 años con arterias enfermas son viejos).

Además, la obesidad abdominal es peligrosa, porque produce lipoproteínas de muy baja densidad, conocidas como VLDL que, al elevarse en el plasma sanguíneo, también son dañinas, e incluso con niveles de colesterol normales aumentan el riesgo de padecer enfermedad coronaria grave.

La edad, la hipertensión arterial, la hiperlipidemia, la diabetes, el consumo de tabaco y la obesidad se suman para tener a los sujetos de más alto riesgo, a más temprana edad.

Las personas con enfermedad coronaria sobrevivientes pueden mantener una calidad adecuada de vida, de seguir un tratamiento basado en la eliminación de los factores de riesgo mencionados mediante ejercicio, dieta y tratamiento farmacológico (prevención secundaria), concluyó.

Créditos: unam.mx/boletin/567/2011

Las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en México

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El 26 de septiembre se festejó el Día Mundial del Corazón.
El 26 de septiembre se festejó el Día Mundial del Corazón.

• La más letal es la cardiopatía isquémica, padecimiento ocasionado por la arteriosclerosis de las coronarias, destacó Erick Alexanderson, académico de la FM
• Afecta particularmente a poblaciones mayores de 40 años y se presenta en mayor proporción entre varones, indicó

En México, las estadísticas más recientes muestran que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte. Al año, se presentan 250 mil decesos por este tipo de padecimientos, mientras que a nivel mundial cobran 17.1 millones de vidas, afirmó Erick Alexanderson, responsable de la Unidad PET/CT-Ciclotrón de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Si bien algunos estudios afirman que la diabetes mellitus es la causa principal de deceso entre los mexicanos, se debe considerar que la mayor parte de los pacientes diabéticos fallecen por afecciones del corazón, añadió en la víspera del Día Mundial del Corazón.

Dentro de las enfermedades cardiovasculares, la más letal es la cardiopatía isquémica, ocasionada por la arteriosclerosis de las coronarias, encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco (miocardio), apuntó.

Entonces, explicó, si el corazón recibe menos sangre no puede cumplir su función de manera satisfactoria y se presentan varias complicaciones que pueden provocar la muerte.

En el país, este espectro epidemiológico ha cambiado, porque años atrás las enfermedades más comunes del corazón eran las valvulares, a consecuencia de procesos infecciosos, “pero ahora nos acercamos más al perfil de los territorios del primer mundo”, reconoció.

El también gobernador electo del American College of Cardiology, mencionó que la cardiopatía isquémica afecta particularmente a personas de más de 40 años, y se presenta con mayor proporción entre varones, con 65 por ciento de los casos. Sin embargo, cuando aparece en mujeres, sobre todo después de la menopausia, es más severa.

“Aunque antes era imposible pensar en individuos menores de 40 años con enfermedad cardiovascular, hoy es relativamente común tener pacientes entre 30 y 40 años que ya tuvieron un infarto”, comentó.

Se debe, en buena medida, a que las generaciones actuales han adoptado hábitos como mala alimentación, tabaquismo, sedentarismo, sobrepeso y mayor estrés, refirió.

Otros factores de riesgo pueden ser la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto y la herencia. “Si se suman varios de estos elementos, existe una mayor probabilidad de presentar una afección cardiovascular con elevada morbimortalidad”, advirtió.

Además, algunos enfermos no cuidan su salud, lo que incrementa el riesgo de presentar muerte súbita, añadió.

Padecimientos como la cardiopatía isquémica tardan en gestarse entre 10 y 15 años, porque el proceso de formación de las placas de grasa en las arterias es lento, “el problema es que en ese periodo no se presenta ningún síntoma”.

Día Mundial del Corazón

Erick Alexanderson destacó que, en el año 2000, la Federación Mundial del Corazón estableció el Día Mundial del Corazón, el último domingo del mes de septiembre, para crear conciencia entre la población y promover medidas preventivas.
Desde entonces, esa asociación, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, organiza en más de 100 países controles de salud, caminatas organizadas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas públicas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos.

El día 26, la Sociedad Mexicana de Cardiología realizó conferencias de actualización entre cardiólogos, y jornadas de detección de factores de riesgo entre la población en general, donde además se brindará orientación necesaria para que buscar la mejor atención médica, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS-570/unam.mx

Mezcla de alcohol y estimulantes pueden provocar infartos, incluso en jóvenes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Jueves 26 de agosto de 2010

Es muy alto el índice de personas que sufren daños cardiacos e infartos en México y en el mundo, cifra que en el país podría incrementarse sobre todo entre los jóvenes, debido al exceso de ingesta de alcohol y su mezcla con bebidas estimulantes, alertó Héctor Mario Hernández Lobato, Profesor de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

A propósito del “Día Mundial del Corazón”, que se celebró este miércoles 25 de agosto, Hernández Lobato, mencionó que ésta costumbre de mezclar se ha puesto de moda e incrementa el riesgo de muerte por paro respiratorio, el cual también puede ser por causa de la ingesta de determinados medicamentos, como hipnóticos, tranquilizantes, analgésicos o su combinación de algunos de ellos.

Por otra parte señaló que muchas personas que sufren paro cardiaco, mueren por no obtener ayuda inmediata, por lo que resaltó la importancia de conocer los síntomas de esta afección, entre los que se encuentran: presión, dolor o falta de aire en la parte superior del cuerpo, así como nauseas, vómito, vértigo o sudoración; pero sobre todo, es fundamental saber cómo actuar en caso de que se presente una emergencia.

Informó que las enfermedades cardíacas, identificadas como ataque al corazón, infarto agudo de miocardio, síndrome coronario agudo o trombosis coronaria. Éstas representan la primera causa de muerte y de discapacidad en mujeres de Estados Unidos y dos tercios de éstas no logran una recuperación completa.

Hernández Lobato señaló que la causa más común de la enfermedad cardiaca o coronaria es el estrechamiento o el bloqueo de las arterias coronarias, que son los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón, enfermedad arterial coronaria que se desarrolla lentamente.

“En esta enfermedad, un material graso se acumula durante muchos años en las paredes internas de las arterias coronarias, que son las que suministran sangre y oxígeno al corazón, una zona de la placa se puede romper, haciendo que se forme un coágulo de sangre y puede bloquear el flujo de sangre rica en oxígeno que llega a la parte del músculo cardíaco alimentada por esa arteria”.

Aunque es de todos conocido que los principales factores de riesgo son: fumar, sufrir de presión arterial alta, colesterol alto, sobrepeso y obesidad, falta de actividad física, diabetes, antecedentes familiares de ataque al corazón o arterosclerosis y estrés, poco o nulo caso hacen los pacientes por cuidarse y sólo lo hacen una vez que han sufrido daño en su corazón.

Concluyó que vale la pena aprovechar esta fecha para insistir en cuidar la salud y prevenir un ataque cardíaco, mediante el consumo de una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, disminuir el consumo de sal, dejar el cigarro y realizar actividades físicas para mejorar el estado del corazón.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx