Tag Archives: costa rica

PONE EN MARCHA LA UNAM CENTRO DE ESTUDIOS MEXICANOS EN LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

centrodeestudisocostaricaPara continuar con la estrategia de fortalecer su presencia en diversas partes del mundo, la UNAM inauguró el Centro de Estudios Mexicanos (CEM) en la Universidad de Costa Rica (UCR) que tiene como propósito difundir y promover la cultura mexicana y la enseñanza, así como la evaluación, certificación y formación de docentes en el tema del español como lengua extranjera.

Asimismo, se busca impulsar la vinculación, colaboración e intercambio académico con universidades e instituciones de educación superior, dependencias de gobierno y entidades educativas o culturales en dicho país y promover el intercambio de investigadores, docentes y estudiantes, así como de estudios de temas mexicanos en su relación con esta nación

El Centro se suma a los ya existentes en China y España y están adscritos al Centro de Enseñanza para Extranjeros (CEPE) de la UNAM. Además, para facilitar el desarrollo y puesta en marcha de los proyectos y acciones que se llevarán a cabo en las diversas áreas del conocimiento del CEM Costa Rica, la UCR ha puesto a disposición de la Universidad Nacional un espacio dentro de sus instalaciones.

VII Congreso Universitario

Al participar en el VII Congreso Universitario de la UCR, José Narro Robles, rector de la UNAM, afirmó que los rezagos en los países latinoamericanos, frente a los avances que se registran en otras latitudes, muestran la urgencia de incrementar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, sobre todo en el estudio y solución de problemas como el rezago económico y productivo, la desigualdad, la pobreza y la exclusión de grandes grupos de nuestra región.

En su conferencia Papel actual de la universidad pública y su compromiso con la sociedad, destacó que si bien en Latinoamérica la universidad pública en general ha generado espacios de libertad, democracia, justicia social, apego al derecho, respeto a la diferencia, compromiso y aporte a la solución de los grandes problemas sociales, un problema de origen de esta institución ha sido su tendencia profesionalizante y su consecuente tardía atención a las tareas de investigación.

En América Latina, indicó, la desigualdad es un problema histórico y estructural; de hecho nuestra región es la más desigual del planeta. “Según datos del Banco Mundial, en 2010 en América Latina el 20 por ciento de la población de mayores ingresos concentraba 55 por ciento de la riqueza de la región, mientras el 20 por ciento más pobre apenas tenía el cuatro por ciento, una diferencia de casi 14 tantos”.

No puede negarse que la globalización ejerce presiones sobre las universidades públicas latinoamericanas y no son raras las pretensiones que deben estar más vinculadas a la producción de riqueza y a la formación de recursos humanos que sepan usar las nuevas tecnologías, apuntó.

“Por supuesto que nuestras instituciones deben hacer eso y apoyar los procesos productivos, pero de ahí no puede derivarse que esa sea su única o siquiera su principal orientación”, resaltó.

En este contexto se incrementa la importancia de la universidad pública. Y más, porque en nuestros países la mayor parte de la investigación se realiza en ellas. Por ello, y ante un mundo pragmático, hay que reiterar el valor humano que tienen las ciencias sociales, las humanidades y las artes porque son fundamentales para el desarrollo armónico de la sociedad, de la cultura, de su progresiva y mayor humanización, sostuvo.

Para poner punto final a las situaciones indignas que enfrentan millones de personas es primordial no sólo buscar nuevas soluciones, sino también nuevos enfoques de los problemas y para eso no hay nada mejor que las ciencias sociales y el apego a los valores humanos, resaltó.

En la ceremonia de apertura del CEM, el rector Narro Robles dijo que esta alianza entre dos grandes universidades se presenta como un proyecto con enormes posibilidades. Estoy seguro de que si encontramos objetivos comunes, si sumamos nuestras capacidades y nos empeñamos en hacer realidad algo que planteamos como una buena realidad, el éxito de la misión está asegurado. Desde la UNAM haremos lo posible para que podamos dar los resultados esperados.

Acceso y democratización

Por su parte, Henning Jensen Pennington, rector de la UCR, consideró que con este congreso tenemos la posibilidad de recrear e incrementar las potencialidades de esta casa de estudios. Aumentar la equidad en el acceso, avanzar en la democratización, pensar en una universidad más flexible, reflexionar sobre la profundización del trabajo en redes, estimular la multi, inter y transdisciplinariedad, y contar con una universidad más acorde con la tendencia mundial.

Para Alejandro Madrigal Rivas, presidente de la Federación de Estudiantes de la UCR, esta institución educativa debe ser un motor de movilidad social en nuestro país. Como estudiantes soñamos contar con una universidad mejor de la que tenemos hoy día, que haga lo posible por garantizar la permanencia de sus alumnos a través de las becas que otorga, de mayores apoyos y asesorías; una instancia que llegue a todos los rincones del país para un mayor desarrollo humano.

En su oportunidad, Eliecer Ureña Prieto, director del Consejo Universitario de la UCR, refirió que con la inauguración de esta reunión, nuestra alma mater celebra uno de los acontecimientos más significativos y de mayor trascendencia en la vida universitaria.

Finalmente, Francisco Enríquez Solano, presidente del comité organizador del congreso, subrayó que este encuentro es el más numeroso en cuanto a participantes y ponencias que se presentarán. Deberá ser fundamental para el quehacer docente y también para nuestro país.

Al encuentro, asistieron, entre otros, Francisco José Trigo Tavera, secretario de Desarrollo Institucional, y Roberto Castañón Romo, director del CEPE.

En su visita de trabajo, Narro Robles también inauguró la exposición “La UNAM Hoy” en la que se muestran, en imágenes de gran formato y videos interactivos, los principales logros de esta institución a lo largo de su historia, así como los resultados más recientes en los indicadores educativos, de investigación y de difusión cultural.

Créditos:UNAM-DGCS-156-2014

Necesaria, una nueva Constitución en México

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La Constitución de 1917 fue la primera de carácter político-social en el mundo, al introducir el concepto de garantías sociales.
La Constitución de 1917 fue la primera de carácter político-social en el mundo, al introducir el concepto de garantías sociales.

5 de febrero de 2011

• José Barragán Barragán, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, aconsejó integrar las preocupaciones actuales para crear un texto acorde a la realidad nacional
• El documento constitucional de 1917 suma 502 modificaciones desde su promulgación, refirió la investigadora Adriana Berruecos, de la misma entidad

México necesita una nueva Carta Magna, acorde a las exigencias del derecho constitucional moderno y a las preocupaciones de los mexicanos, aseguró José Barragán, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

Esta ley fundamental, estableció, debe renovar su contenido y la esencia del pacto social de convivencia entre los mexicanos; incluir un capítulo completo dedicado a los derechos humanos y con medios para garantizarlos si alguna autoridad no los respeta; regular el ejercicio del poder, con el fin de que todos los niveles de gobierno trabajen en beneficio de la colectividad, e incorporar los principios fundamentales del texto actual, con nuevos enunciados.

“Hay que enderezar los cauces de este país por un nuevo derrotero. Tenemos especialistas capaces de cumplir con esta encomienda”, apuntó.

El texto que tenemos, al compararlo con los de Guatemala, Costa Rica, Colombia, Chile o Argentina, “veremos que está agotado, abandonado. No tiene ninguna relación con los problemas actuales en nuestro país”.

Por ejemplo, argumentó, la nuestra establece que el salario debe ser remunerador; sin embargo, no hay nada más deteriorado en los últimos 40 años y no hay ninguna reforma, en lo particular.

Está mermada la seguridad social e, incluso, la asistencia médico- sanitaria todavía no llega a los campesinos. “Esas esperanzas no sólo no se han satisfecho del todo, sino que prácticamente se han cancelado para los trabajadores”, afirmó.

Aportación al constitucionalismo universal

La Constitución de 1917, explicó, fue la primera de carácter político-social en el mundo, al introducir el concepto de garantías sociales, resumidas en la libertad de enseñanza y el derecho a la educación, un nuevo régimen de propiedad de la tierra, el derecho al trabajo, y la separación del Estado y la Iglesia, ejes rectores referidos en los artículos 3, 27, 123 y 130, respectivamente.

Además de contener principios de reformas sociales y derechos en favor de obreros y campesinos, fue formulada para gobernar a todos los mexicanos sin distinción de raza, credo, condición social o política; en ella se dictó la libertad de pensamiento y creencia.

Los cambios más relevantes sobre la Constitución de 1857, fueron la eliminación de la reelección del presidente de la República y la supresión del cargo de vicepresidente. Cuenta con 136 artículos, divididos en nueve títulos.

Nuestra ley fundamental, por su parte subrayó Adriana Berruecos, también del IIJ, conserva artículos del texto de 1857. En específico, el sexto, referente a la libertad de expresión, y el séptimo, que regula la libertad de imprenta. Salvo las reformas recientes al primero, en materia de acceso a la información, conservan su esencia.

Modificaciones a la Carta Magna

Desde el punto de vista teórico, afirmó la también profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, la Constitución tiene un procedimiento muy severo para su modificación. Sin embargo, advirtió, desde su promulgación ha tenido 502 reformas. Entre los años 1994 y 2000, se registró el mayor número de éstas, con 77.

No hay que ser tan drásticos, acotó, y decir que nuestro texto constitucional debe permanecer inmóvil. Las necesidades sociales cambian y es necesario efectuar ajustes para armonizar todo el sistema jurídico. “En ocasiones no serían necesarias tantas modificaciones a la Constitución, sino a la normatividad secundaria. Además hay que vigilar estrictamente sus principios torales”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-0073-2011/unam.mx