Tag Archives: corales

Guardería de corales para conservar arrecifes en Santa Marta.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Esta alternativa consiste en "jardines colgantes" en los que, de fragmentos de coral desprendidos del arrecife, se propagan nuevas colonias.
Esta alternativa consiste en “jardines colgantes” en los que, de fragmentos de coral desprendidos del arrecife, se propagan nuevas colonias.

11 de Septiembre del 2012

La acción humana y el cambio climático —más latente en los países tropicales— están reduciendo los arrecifes de corales. Biólogos marinos buscan alternativas para restaurar estos sistemas naturales.

A pesar de que solo ocupan el 1% del área marina del planeta, estos sistemas concentran el 25% de la biodiversidad, una proporción de riqueza muy cercana a la que encierran los bosques del Amazonas.

No obstante, según lo indicó en su momento a UN Periódico el profesor Luis Fernando Cadavid, investigador del Instituto de Genética de la UN, entre el 58% y el 70% de los arrecifes del mundo están directamente amenazados por actividades humanas, y en el mar Caribe más del 80% de los organismos vivos asociados a estos han desaparecido en los últimos treinta años.

En estos datos coincide el biólogo israelí Nuphar Charuvi, de la Maestría en Ciencias Marinas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano (sede Santa Marta). En una charla que ofreció por invitación del Instituto de Ciencias Naturales de la UN, mostró las alternativas que se presentan para contrarrestar la devastación en estos paraísos de los mares.

Una de las opciones son las denominadas guarderías, que consisten en “jardines colgantes” en los que, a partir de fragmentos de coral desprendidos del arrecife, se propagan nuevas colonias. Esto, en un futuro, podría ayudar a la repoblación.

Los biólogos han constatado que de un pedacito de menos de medio centímetro se puede propagar una colonia lo bastante fuerte como para hacer una posible restauración ecológica; aunque, aclara, esta es una etapa a la que le faltan muchos estudios.

“Lo que hemos observado es que el coral propagado en las guarderías crece más rápido. Sin embargo, son varios los factores que debemos tener en cuenta, porque no se trata solo de trasplantar. Debemos mirar aspectos como la genética, los ecosistemas y las técnicas adecuadas”, explicó el científico israelí, experto en Ciencias del Mar.

Además, presentó ejemplos de restablecimiento de arrecifes coralinos a nivel mundial y resaltó su importancia, pertinencia, avances y problemáticas, específicamente para el Caribe colombiano.

Su trabajo se enfoca en la restauración activa a través de guarderías de estos animales, metodología que adelanta el grupo de investigación en Ecosistemas Marinos Tropicales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en conjunto con el Centro de Buceo Calipso, la Fundación Calipso y el Parque Nacional Natural Tayrona.

Asimismo, destacó el interés de estudiantes de maestría de diversas instituciones académicas, que quieren adentrarse en la conservación de los sistemas coralinos. De hecho, una estudiante de la UN está vinculada a esta iniciativa.

Así, invitó a más biólogos y expertos en Ciencias del Mar a interesarse por su estudio, debido a su papel clave en la ecología marina.

“En la actualidad, los servicios ambientales que ofrecen los corales producen unos 500 mil millones de dólares en ingresos, por aspectos como el turismo, la pesca y el potencial farmacéutico, entre otros”, aseguró.

El Caribe colombiano posee unos 2.860 km2 de arrecifes coralinos, de los cuales el 76% corresponden al Archipiélago de San Andrés y Providencia. Según el experto, hay reservas en estado crítico, como el de las Islas del Rosario (Cartagena de Indias), en donde se ha perdido casi el 70% de la especie Acropora palmata (coral cuerno de alce).

A nivel mundial, una situación parecida afronta el género Lobophyllia (coral cerebro, que agrupa a unas 22 especies). Se estima que, en los últimos treinta años, se ha perdido el 30% de estos corales.

“Muy cerca de Santa Marta estamos viendo una alteración importante de estos ecosistemas, principalmente por la contaminación, pero en sitios más apartados todavía se encuentran en muy buen estado. Es deber de la sociedad conservar estos lugares; y de los científicos, estudiarlos”, conluyó el biólogo israelí.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Estudio de corales podría revelar sistema inmune en animales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los arrecifes de coral son un elemento clave en el tejido social, cultural y económico de muchos países costeros.
Los arrecifes de coral son un elemento clave en el tejido social, cultural y económico de muchos países costeros.

10 de diciembre de 2011

La capacidad que tienen los animales invertebrados clonales de distinguir sus propios tejidos de los de otros individuos de la misma especie se llama historreconocimiento.

Estos animales crecen en superficies duras en donde no tienen ninguna opción de salir corriendo. Ocupan nichos como rocas o corales y en su etapa de crecimiento existe la probabilidad de que se encuentren con miembros de la misma especie.

Cuando esos encuentros se producen pueden ocurrir dos cosas: se fusionan formando una colonia en la que tienen la capacidad de generar más recursos para su supervivencia y aumentan la velocidad a la cual llegan a la edad reproductiva, o se rechazan creando una barrera que impide su fusión.

Un grupo de investigadores encabezados por Luis Fernando Cadavid, director del Instituto de Genética de la Universidad Nacional de Colombia, busca responder desde el punto de vista ecológico por qué ocurren o se rechazan esas fusiones. “Nos interesa conocer cuáles son los mecanismos moleculares que determinan si hay fusión o rechazo. Estos fenómenos de historreconocimiento son importantes en la ecología de los animales clonales, porque es una competición por el espacio en que viven. El que tenga mayor capacidad de competir es el que tiene más probabilidades de reproducirse. También es una muestra de competición contra individuos de la misma especie para ocupar un espacio habitable”, explicó.

De acuerdo con el investigador, los organismos pueden ser solitarios como los humanos o una hidra, o también pueden ser coloniales o clonales, donde varios individuos, genéticamente idénticos, están conectados fisiológicamente entre sí por una serie de canales. Un individuo puede crecer y formar otra colonia aparte. Estos serían dos individuos distintos, que se pueden contar, pero son clones, es decir, idénticos desde el punto de vista genético.

Hay muchos organismos clonales, entre ellos los corales, la esponja y las ascidias. Todos los invertebrados marinos tienen esa característica. “Nos parece importante averiguar cuáles son las moléculas encargadas de producir estos fenómenos de historreconocimiento, ya que nos puede dar pistas acerca del origen del funcionamiento de la respuesta inmune en todos los animales”, dijo Cadavid.

Los arrecifes de coral son un elemento clave en el tejido social, cultural y económico de muchos países costeros. Su valor económico ha sido estimado en 375 mil millones de dólares al año, derivado principalmente del uso de recursos renovables y no renovables, protección de la línea costera y turismo. Los arrecifes de coral del Caribe colombiano ocupan un área de 2.860 km2, de los cuales el 76% corresponden al archipiélago de San Andrés y Providencia.

Los corales son fuente de compuestos químicos y muchos estudios sobre ellos van en la búsqueda de medicamentos para el tratamiento de cáncer, antiinflamatorios o enfermedades crónicas con base en los compuestos que forman estos sistemas.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co