Tag Archives: cele

Incrementa BUAP cupo para cursos de idiomas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

11 de agosto del 2011

Con las nuevas instalaciones del Centro de Autoacceso para el Aprendizaje de las Lenguas Extranjeras que se construyó en Ciudad Universitaria, en el periodo de Otoño 2011 la Facultad de Lenguas de la BUAP podrá recibir a alrededor de 10 mil estudiantes de la Institución, que tienen como requisito de tronco común o titulación el conocimiento de un segundo idioma.

Con esta cifra el número de lugares se incrementó en más de 600 por ciento, aseveró la maestra Pilar Bonilla Fernández, Coordinadora del Centro de Lenguas (CELE), quien informó que la preinscripción en línea reveló “la gran demanda que tienen los cursos, y ha sido tanta, que algunos grupos se han ido cerrando al cubrirse el cupo”.

Este día iniciaron las inscripciones de manera formal y los estudiantes tendrán que presentarse con la documentación que los acredite como alumnos de la BUAP, como es la póliza de pago vigente (aunque no esté pagada), hoja de horario de este cuatrimestre o kárdex actualizado y una identificación oficial.

Dependiendo de donde decidan tomar sus clases, los estudiantes podrán inscribirse ya sea en el CELE de la Facultad de Lenguas, ubicada en la 24 norte 2003, o bien en el Centro de Autoacceso de Ciudad Universitaria, que se encuentra en avenida San Claudio y 22 sur.

Bonilla Fernández informó que en el CELE se están ofreciendo cursos de inglés, francés, alemán, italiano, chino mandarín y japonés, en tanto que en el Centro de Autoacceso se ofrecen cursos de alemán, francés, inglés, italiano y japonés.

Dada la facilidad que ahora tendrán los estudiantes para realizar sus cursos de idiomas, en el caso del inglés que tiene una mayor demanda, se abrieron para este periodo de otoño casi cien grupos del nivel 1 en distintos horarios: 13 en el CELE y 85 en el Centro de Autoacceso.

Con la ampliación de la oferta para los cursos de idiomas se atenderá la demanda que tienen los estudiantes tanto de las facultades y escuelas, que eligieron la modalidad curricular del tronco común.

En el Centro de Autoacceso se está atendiendo principalmente a los estudiantes de las facultades de Derecho y Ciencias Sociales, Economía, Administración, Ciencias de la Electrónica, Ciencias de la Computación, Ciencias Químicas e Ingeniería.

Las inscripciones se cerrarán el 19 agosto. El plazo se amplió con el fin de dar oportunidad a los alumnos de nuevo ingreso, quienes podrán inscribirse una vez que salgan las listas de aceptados.

Créditos: cmas.siu.buap.mx/2242

Estigma social hace que padres indígenas no enseñen la lengua materna a sus hijos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Roland Terborg, investigador del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras de la UNAM.
Roland Terborg, investigador del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras de la UNAM.

24 de mayo de 2010

• El mero hecho de denotar pertenencia a un pueblo originario es motivo de discriminación laboral, indico el investigador Roland Terborg, del CELE de la UNAM
• Este fenómeno hace que los padres dejen de enseñar a los hijos su idioma y hablen ante ellos sólo español, lo que hace que se pierdan cada vez más lenguas, acotó

Más allá de la apariencia, el mero hecho de hablar con acento indígena provoca discriminación cuando se busca trabajo, como demostró un experimento realizado por Roland Terborg, investigador del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) de la UNAM.

“No importa que se use la sintaxis adecuada o un perfecto español; con mucha más frecuencia de lo que se esperaría, la actitud de los empleadores ante alguien que al expresarse oralmente revele su pertenencia a un pueblo originario es la de decir ‘tú no hablas bien, y aquí necesitamos a alguien que sí lo haga’”, acotó el profesor de origen alemán.

Para demostrarlo, el académico pidió se hicieran dos grabaciones, como si telefonearan a un lugar donde hay vacantes; primero, hablando un español estándar, y luego, con acento otomí. Acto seguido, se pidió a 100 personas que escucharan las cintas, y con base a ello, asignaran un puesto al individuo, que podía ir desde la intendencia, hasta la gerencia.

Los datos que arrojó el experimento demostraron que los colaboradores se decantaron por quien habló sin acento indígena para cargos de mando, mientras que asignaron trabajos como afanador, chofer o jardinero, a quien reveló su pertenencia a la comunidad otomí, pese a que en ambos casos se trataba del mismo individuo.

“Ante este tipo de situaciones, cada vez es más común que en los poblados indígenas, los padres desalienten a sus hijos en el aprendizaje de su lengua materna, y opten por hablar sólo español, pues están conscientes de la desventaja social”, acotó el profesor.

Lenguas en peligro de extinción

“Cada vez que desaparece una lengua se pierde una manera de ver el mundo y algo que se formó durante siglos en una comunidad”, señaló Terborg, quien añadió que como las especies animales, muchos idiomas están en un severo peligro de extinción.

Tal es el caso del zoque ayapaneco, que ya sólo es hablada por dos ancianos del poblado de Jalpa de Méndez, Tabasco que, para colmo, se pelearon hace años y ya no se dirigen la palabra. Y en una situación similar se encuentran tres decenas de lenguas (de un total de casi 70) que podrían desvanecerse en México en el corto plazo.

El fenómeno, es que todavía hace algunas décadas los bisabuelos hablaban la lengua originaria, lo hacían poco, pero la entendían, los padres la entendían; las generaciones actuales no la hablan, y menos la entienden, lo que ejemplifica qué tan rápido se puede perder una forma de expresión que tomó cientos de años en formarse, añadió.

Crear conciencia para rescatar un legado

Una clave para preservar una lengua es hacer que ésta, en vez de representar un estigma, sea fuente de identidad, como se observa en el poblado quintanarroense de José María Morelos, donde los pobladores están tan orgullosos de ser hablantes de maya, que hasta los taxistas dialogan con su pasaje en esa lengua, y si éste no la sabe, lo invitan a que la aprenda, señaló el catedrático.

Ésta es la clave, cambiar la actitud de las personas, indicó Terborg, quien recordó que eso explica que una lengua como el guaraní, en Paraguay, sea oficial, o que en Irlanda sea requisito aprender el irlandés para acceder a la educación superior.

El problema es que en México poco se ha hecho para rescatar las lenguas que se están perdiendo, por lo que Terborg se ha dado a la tarea de investigar en las comunidades en las que las formas de expresión oral originaria está por desaparecer.

“Se trata de una suerte de crónica de una muerte anunciada, pero de lo que se trata es de trabajar como un médico que realiza una autopsia, para aprovechar los conocimientos obtenidos y evitar que más lenguas sigan desapareciendo”, concluyó el académico.

Créditos: UNAM. DGCS -313/unam.mx