Tag Archives: calentamiento climático

Afecta contaminación antropogénica, a radiación solar que llega a la superficie de la Tierra

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Pirheliómetro, utilizado para medir radiación solar directa.
Pirheliómetro, utilizado para medir radiación solar directa.

• Esa energía que emite el Sol en forma de ondas electromagnéticas es fuente de vida en el planeta, dijo Mauro Valdés Barrón, académico del IGf

• Los contaminantes que produce el hombre han disminuido la concentración de ozono en la estratósfera, lo que ha permitido una mayor penetración de radiación ultravioleta en altas latitudes, señaló

• Al aumentar la cantidad de aerosoles en el ambiente, se incrementan las partículas que absorben radiación; en consecuencia, el equilibrio natural se altera y esto contribuye al calentamiento global

La mayor parte de las afectaciones que sufre la radiación solar en su paso por la atmósfera terrestre son de origen antropogénico, y han influido en el calentamiento global, aseguró Mauro Valdés Barrón académico del Observatorio de Radiación Solar del Instituto de Geofísica (IGf).

Espectrofotómetro CIMEL, parte de la red mundial AERONET, para medir aerosoles.
Espectrofotómetro CIMEL, parte de la red mundial AERONET, para medir aerosoles.

Desde el punto de vista climatológico, la radiación solar es la fuente de vida de la Tierra; es la energía que emite el Sol en forma de ondas electromagnéticas, una parte de ellas permanecen en la atmósfera y otra, llega a la superficie terrestre, explicó.

No obstante, los contaminantes que produce el hombre han disminuido la concentración de ozono en la estratósfera, lo que ha permitido una mayor penetración de radiación solar ultravioleta en altas latitudes. Por otro lado, las partículas líquidas o sólidas que se conocen como aerosoles, interactúan con esas ondas electromagnéticas, modificándolas cuantitativa y cualitativamente.

El especialista señaló que el planeta tiene un balance natural de energía que proporciona un control de temperatura anual, pero al acrecentarse los aerosoles en el ambiente, también aumenta el número de partículas que absorben la radiación, lo que ocasiona que el equilibrio natural se altere y contribuya al calentamiento global.

“Básicamente, la cantidad de radiación solar que absorben las partículas aumenta porque son más, por lo que la energía en onda larga que emiten también se incrementa y, poco a poco, se va produciendo un calentamiento atmosférico”. La radiación solar no aumenta, aclaró, sino el número de partículas o contaminantes en el entorno.

También, cuando una ciudad crece absorbe mayor cantidad de radiación solar en sus estructuras, y esa energía permanece más tiempo en la superficie terrestre; entonces, ésta tiende a calentarse, subrayó.

La cuenca de la Ciudad de México tiene un clima templado, pero en la mayor parte de la misma las precipitaciones eran mayores a 700 milímetros anuales; hoy en día, en algunos sitios ha diminuido, ejemplificó.

El calentamiento global afecta al planeta porque modifica la redistribución de elementos climáticos, en cuanto a la presencia e intensidad de fenómenos meteorológicos, precipitación o escasez de agua y derretimiento de polos.
El calentamiento global afecta al planeta porque modifica la redistribución de elementos climáticos, en cuanto a la presencia e intensidad de fenómenos meteorológicos, precipitación o escasez de agua y derretimiento de polos.

Valdés Barrón concluyó que para entender este tipo de afectaciones, deben realizarse estudios que permitan comprender cómo se redistribuyen los fenómenos climáticos del planeta, para tomar decisiones que ayuden a aminorar los impactos negativos que afectarán a la Tierra y, específicamente, al ser humano.

Créditos: UNAM. DGCS -242/unam.mx

DESAPARECEN EQUINODERMOS DE AGUAS NACIONALES

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

LIBROS SOBRE EQUIDERMOS• Característicos por sus formas simétricas y su “piel espinosa”, los pepinos, estrellas y arañas o canastitas de mar habitan en aguas del Caribe y del Golfo mexicanos

• La intensa actividad humana y el calentamiento climático matan y erradican del país a estos animales

• Expertos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, presentaron dos libros sobre holoturoideos y ofiuroideos, dos grupos que están desapareciendo de aguas nacionales

La inadecuada intervención del ser humano en las costas y el calentamiento climático global, provocan la desaparición de los pepinos, estrellas y arañas o canastitas de mar del Golfo y Caribe mexicanos, alertaron investigadores del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la UNAM.

Alfredo Laguarda Figueras y Francisco Solís Marín, del Laboratorio de Sistemática y Ecología de Equinodermos de la instancia académica, destacaron que esos animales, de formas simétricas y “piel espinosa”, habitan en aguas oceánicas tibias y son muy sensibles al cambio ambiental.

Dentro de los equinodermos hay dos grupos, los holoturoideos y los ofiroideos, cuya conservación es prioritaria porque se están extinguiendo de las aguas nacionales, destacó Solís.

“Son especies de áreas tibias, y el cambio climático las está erradicando del país. No sabemos si están migrando o simplemente muriendo, pero en las áreas donde estuvieron miles de años ya no están”, denunció.

Por su parte, Laguarda Figueras destacó la importancia de los equinodermos en la evolución y en la cadena trófica. De ellos dependen varias especies, pues son alimento de algunas, y otras viven en sus sustratos.

Presentes en el planeta desde el Cámbrico, hace entre 542 y mil millones de años, de los equinodermos existen importantes registros fósiles, incluso aparecen en frescos humanos realizados en Creta hace cuatro mil años.

Sin embargo, en la actualidad están desapareciendo, por lo que urge acelerar las investigaciones científicas. “Los equinodermos representan un filum completo y son de una biodiversidad extraordinaria. Tenemos que cuidarlos, entenderlos, conocerlos, estudiarlos desde los puntos de vista genético, evolutivo, biológico, en cuanto a su reproducción, su desarrollo y su función dentro del ecosistema”, señaló Laguarda.

Clasifican especies en dos libros

Para contribuir al conocimiento y cuidado de los equinodermos, Francisco Solís y Alfredo Laguarda encabezaron la realización de dos libros, editados por el ICMyL y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), donde se profundizó en sus particularidades.

Una de las obras es “Holoturoideos (Echinodermata: Holothuroidea) del Golfo de California”, donde los autores clasificaron 55 especies de las 115 que se conocen en el país.

La otra, “Ofiuroideos del Carie Mexicano y el Golfo de México”, incluye la clasificación de 98 especies de las más de 200 existentes en la nación.

En presencia de los autores, ambos textos fueron presentados en el auditorio Agustín Ayala Castañares del ICMyL por Blanca Huitrón Sánchez, del Instituto de Geología de la UNAM; Elva Escobar Briones, del ICMyL, y Laura E. Villaseñor y Fernando Villaseñor Gómez, ambos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

En los libros se presenta una descripción taxonómica, una fotografía y detalles de la ubicación de estos animales marinos en nuestros mares, a fin de dar a conocer detalles científicos.

En una próxima etapa, los autores planean continuar una colección de libros-catálogos de equinodermos y realizar una versión electrónica en español e inglés, para que estudiantes, profesionales e interesados puedan conocer a estas especies.

Fuente: Boletín UNAM-DGCS-156 – dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com