Tag Archives: anticonceptivos

EN MÉXICO SE EJERCE LA SEXUALIDAD, PERO SIN SUFICIENTE INFORMACIÓN Y RESPONSABILIDAD

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

sexosinresponsabilidad03 de septiembre de 2014

En México la sexualidad se ejerce, pero falta hacerlo con suficiente información y responsabilidad, afirmó Araceli Jiménez Mendoza, coordinadora de Intercambio Académico y Movilidad Estudiantil de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM.

En ese sentido, dijo que el inicio de las relaciones sexuales a temprana edad se ha incrementado. “Hay comunidades o delegaciones en el Distrito Federal donde el inicio de la vida íntima ya no ocurre a los 12 años, como dictan la estadísticas generales del país, sino que se registran experiencias aisladas, que van en aumento, de niños que comienzan a los 10 años”.

Según el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM), alrededor del 35 por ciento de los adolescentes que empiezan su experiencia sexual entre los 10 y 15 años no ha recibido información sobre el uso de métodos anticonceptivos, planificación familiar o enfermedades de transmisión sexual.

Lo anterior tiene como consecuencia que el 23 por ciento de las adolescentes entre los 10 y 14 años de edad se embaracen. Asimismo, la mortalidad materna se ha convertido en la cuarta causa de muerte en menores de 15, y de las hospitalizaciones por la misma razón, 30 por ciento corresponden a jóvenes entre los 10 y 14 años.

En el marco del Día Mundial de la Salud Sexual, que se conmemora este 4 de septiembre, la académica universitaria y representante en México de la Red Latinoamericana Consejería de Enfermería en Salud Sexual y Reproductiva del Adolescente, puntualizó que se requiere más información.

La salud sexual es un derecho fundamental de los individuos, pero puede ser vulnerado o afectado por algunos elementos o factores de riesgo, como ejercerse a una temprana edad o sin protección.

De ahí la importancia que tienen los equipos de salud y la consejería en enfermería para brindar la información necesaria y que se centre en varios elementos, como evitar enfermedades, la distinción entre planificación familiar y métodos anticonceptivos e, incluso, prevención de la violencia en la relación de pareja.

Si la primera relación se da de manera casual, “no precisamente hablamos de que fue con protección o información adecuada, sino de un momento donde quizá hubo un incentivo por parte de los compañeros, o por uso de alguna sustancia que lleva a tener un grado de excitación”. Por eso es necesario orientar a los jóvenes de manera oportuna.

La Red Latinoamericana, creada este año y cuyo responsable es Hugo Tapia Martínez, también de la ENEO, tiene como objetivo contribuir a la promoción en salud sexual y reproductiva para evitar daños en el grupo adolescente mediante la consejería de enfermería. Participan instituciones de Perú, Brasil y México, entre ellas, Ipas México y el Hospital General Iztapalapa, de la Secretaría de Salud del DF.

En este último se organizó un grupo de consejería para mujeres embarazadas menores de 19 años (algunas con previos embarazos) para una intervención educativa sobre consejería, en la cual se crea un vínculo entre la mujer o pareja y el consejero (a), en un ambiente seguro, donde se pueden expresar sentimientos y emociones libremente, así como dudas, lo que favorece la toma de decisiones.

“Uno de los objetivos era brindar información en cuanto a sus derechos de salud sexual y reproductiva para elegir en qué momento desean volver a preñarse, qué métodos anticonceptivos y de barrera usar y prevenir la violencia”. La meta es que tengan relaciones de manera plena, consciente y responsable, indicó la universitaria.

Jiménez Mendoza apuntó que la disminución en la edad de inicio de la vida sexual se debe a la dinámica social y los medios de comunicación. A temprana edad, los niños conocen de este tipo de prácticas y de las experiencias de sus compañeros; a ello se suman otros factores, como la desintegración familiar y el uso de sustancias tóxicas.

Aunque en la actualidad hay mayor acceso a la información, la calidad de ésta no siempre es la adecuada. En la convivencia cotidiana los jóvenes se cuestionan entre ellos si ya tuvieron una experiencia sexual; si no la han tenido sienten la presión y hasta padecen de acoso (bullying).

En esa dinámica de “juego”, no aprecian que la sexualidad se tiene que vivir, pero que fisiológica y psicológicamente se requiere de mayor madurez. “En la etapa de adolescencia físicamente se pueden tener las condiciones para iniciarla, pero hay que valorar si es el momento adecuado para tomar decisiones”, refirió.

Los jóvenes no perciben la trascendencia de ejercerla de manera responsable, la ven como una simple práctica, como bañarse, aunque en realidad implica compromiso, acuerdos, compartir con la pareja, comunicarse, un vínculo de satisfacción y goce e, incluso, afectivo. Ésa es la parte de la que carecen, consideró.

Abordar un tema como éste, con aristas desde el punto de vista biológico, psicológico, social, ético, legal y filosófico, requiere formación y capacitación de los profesionales de la salud. “La consejería no es un trabajo inspirador y no da consejos, sino una metodología que incluye principios y técnicas como la empatía, la escucha activa y el parafraseo; además, parte de los derechos sexuales y reproductivos y la perspectiva de género”.

Un logro importante sería que en el sector se institucionalice la atención de la salud sexual y reproductiva, que se cuente con recursos, áreas físicas y equipos, y que la gente sepa que hay un sitio donde puede solicitar ese servicio.

Mientras mayor información se tenga al respecto, habrá experiencias más gozosas y satisfactorias, finalizó la experta.

Créditos: UNAM-DGCS-511-2014

Aumentan índices de fecundidad entre adolescentes por abandono de las políticas de población

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

21 de julio del 2011

Carlos Welti Chanes, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.
Carlos Welti Chanes, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

• Se han dejado de lado acciones relacionadas con la educación sexual y reproductiva, así como el acceso a métodos anticonceptivos, destacó Carlos Welti, investigador de la UNAM

El abandono de políticas de población afecta principalmente a los jóvenes, pues se han dejado de lado acciones relacionadas con la educación sexual y reproductiva, así como el acceso a métodos anticonceptivos, lo que se refleja en las tasas de fecundidad, indicó Carlos Welti Chanes, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

A nivel nacional, 37 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, mayores de 20 años, tuvieron su primer hijo en la adolescencia, y este fenómeno es más evidente si se asocia a factores socioeconómicos.

Es indudable que quienes se embarazan en etapas tempranas tendrán problemas para encontrar empleo, y si lo hacen, se les dificultará compaginarlo con la maternidad.

Esto no sólo tiene consecuencias en el desarrollo personal y profesional de ellas, sino también de los hijos. Además, la gestación en ese periodo de la vida influye en la formación y estabilidad de las uniones e impacta en la salud del género femenino. Por lo regular, las madres no abandonan la escuela por el embarazo, sino por la unión conyugal, aclaró el también vicepresidente de la región occidental de la International Planned Federation.

Causas de la maternidad adolescente

Otro factor que incide en este fenómeno es el nivel de estudios. Se afirma que de las mujeres que no asistieron a la escuela, 122 de cada mil tienen un hijo antes de los 20 años, mientras que la cifra de quienes poseen estudios de bachillerato, es de sólo 40 por cada mil.

En la actualidad, cada vez es mayor el número de mujeres que no desean tener más de dos hijos; sin embargo, existe una clara relación entre el inicio temprano de la maternidad y el número total de vástagos. El promedio general es de dos, pero quienes comienzan en la adolescencia, es probable que lleguen a tener cinco o más, apuntó el demógrafo.

Se considera que hay un conocimiento universal de los anticonceptivos, pero haber oído hablar de ellos no necesariamente significa saber usarlos. Aunado a ello, está el hecho de que los adolescentes no tienen acceso a estos métodos debido al precio, y a que no hay políticas públicas que posibiliten su adquisición de manera gratuita, concluyó.

creditos: boletin/2011_428/unam.mx

Necesarios, anticonceptivos que impidan males asociados a la supresión hormonal

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los anticonceptivos, en sus inicios, provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.
Los anticonceptivos, en sus inicios, provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.

• Marco Antonio Cerbón Cervantes, del Laboratorio de Endocrinología Molecular de la FQ de la UNAM, llamó a crear productos específicos para evitar enfermedades neurodegenerativas

• Aunque la terapia anticonceptiva mejora la calidad de vida de la población femenil, se han reportado efectos negativos relacionados con la supresión hormonal de largo tiempo

Los anticonceptivos hormonales son seguros, pero es necesario desarrollar productos específicos para evitar enfermedades neurodegenerativas como la demencia senil y la aceleración de la menopausia, entre otras, asociadas a la supresión hormonal de largo tiempo, que afecta la calidad de vida de las mujeres.

Aunque existe controversia, la terapia anticonceptiva y sustitutiva mejora la eficacia existencial de la población femenil, porque disminuye los riesgos de embarazos no deseados e impide las complicaciones y muertes por aborto.

Sin embargo, estudios recientes han reportado efectos negativos relacionados con la supresión hormonal de largo tiempo, en los cuales se asegura que el uso de anticonceptivos puede propiciar cáncer de mama, afección que se ha incrementado cinco por ciento y que constituye la primera causa de muerte oncológica en mujeres mexicanas.

Para apreciar mejor el alcance del problema, Marco Antonio Cerbón Cervantes, responsable del Laboratorio de Endocrinología Molecular de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, explicó que los anticonceptivos orales, introducidos hace casi 60 años, en sus inicios provocaron complicaciones vasculares, trombosis y trombo embolias.

Si se tomaba una cantidad alta de estrógenos, se podía inducir cierto tipo de cáncer o favorecer el desarrollo de fibromas, incluso tumores. En la actualidad, si se suministra una dosis hormonal baja y selectiva, los efectos adversos y dramáticos pueden ser controlados.

La ciencia química ha trabajado para elaborar moléculas específicas y selectivas, y con bajas cantidades, se obtienen resultados con menos consecuencias colaterales. En la actualidad, “los hacemos a microdosis y obtenemos el mismo efecto biológico”, dijo.

Cerbón Cervantes indicó que los anticonceptivos hormonales evitan la fluidez del moco cervical, cambian los ciclos ovulatorios e interfieren con el proceso entre el cerebro y la gónada para secretar hormonas y preparar al endometrio y la ovulación.

Estos métodos se utilizan cada vez más para el control natal reversible farmacológico; por ello, dijo, en el Laboratorio de Endocrinología Molecular (encargado de estudiar los efectos de hormonas a nivel molecular) realizamos pruebas in vitro y en vivo, en cultivos compuestos con actividades hormonales para observar sus efectos en otras patologías.

“En el campo de la química orgánica, la Facultad de Química cuenta con especialistas que obtienen, con procesos naturales, el desarrollo de nuevos esteroides que pueden ser usados, incluso, en enfermedades como la diabetes”.

Los efectos de éstos se prueban a nivel hormonal con diferentes modelos in vitro y en vivo, y se abren estudios para observar los efectos en otros trastornos como los parasitarios o infecciosos, comentó Cerbón.

En la producción de esteroides en forma sintética, la FQ ha sido precursora a nivel mundial, porque quienes los sintetizaron fueron egresados de esta facultad, y porque “todavía aquí tenemos a los mejores químicos de esteroides del mundo, que hacen no sólo esteroides naturales, sino sintéticos”, añadió.

En ese sentido, el científico universitario recordó que en 1951 Luis Miramontes Cárdenas logró, por primera vez, sintetizar la norethynyltestosterona, un agente antiovulatorio, semejante a la progesterona, que de inmediato, se convirtió en el ingrediente activo de la píldora anticonceptiva.

Asimismo, relató que otras investigaciones han dado cuenta de los efectos negativos de anticonceptivos orales sobre la función sexual, como la disminución del deseo y excitación.

Los andrógenos como la testosterona son moduladores fundamentales de la función sexual. Los anticonceptivos orales disminuyen los niveles circulantes de andrógenos por inhibición directa de la producción de éstos en los ovarios y por un marcado aumento en la síntesis hepática de la hormona sexual globulina.

La combinación de los dos mecanismos conduce a bajos niveles circulantes de testosterona y en nuestro laboratorio hemos observado que las dosis bajas de hormonales pueden prevenir todas esas complicaciones, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-198 – dgcs.unam.mx