Tag Archives: aguijón de la abeja

Veneno de abejas debe usarse bajo fórmula médica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

10 de septiembre del 2011

Las abejas son sometidas a una clase de “ordeño” y en el laboratorio se realiza el proceso para finalmente presentar la sustancia de forma estéril e inocua.
Las abejas son sometidas a una clase de “ordeño” y en el laboratorio se realiza el proceso para finalmente presentar la sustancia de forma estéril e inocua.

Bogotá D.C.,  – Agencia de Noticias UN– La apitoxina, veneno secretado por algunas especies de abejas, utilizada para tratamientos terapéuticos y antiinflamatorios, merece el mismo procedimiento que otros medicamentos en cuanto a su formulación.

“No todas las personas reaccionan igual ante los tratamientos, por ello cada caso debe ser estudiado por un médico o especialista”, así lo señala Jorge Tello, zootecnista docente de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia.

El director del grupo Apícola de la UN indica que se han encontrado muchas bondades que ofrecen las abejas como la miel, el polen, la jalea real y la apitoxina, entre otras. “En el caso del veneno se ha investigado y es efectivo para tratar algunas enfermedades como la artritis; el problema radica en saber qué materia prima utilizan para procesarlo”, dijo.

De acuerdo con Tello, al momento de utilizar esta sustancia se debe tener en cuenta que cuando entra en contacto con la piel produce una inflamación y resulta más doloroso mientras el organismo asimila la apitoxina.

Para extraer el veneno de una abeja también se deben tener cuidados y procedimientos sanitarios que disminuyan la oxidación del producto y que eviten que pierda su valor biológico.

Con respecto a la cantidad suministrada, el especialista insiste en que debe ser un médico el responsable, pues de no ser así, el paciente podría verse expuesto a una sobredosis.

Principios

El zootecnista indica que el tratamiento realizado actualmente, en el que se expone al paciente directamente con las abejas, es “cruel” y viola varios principios, porque:

1. Se le causa un dolor innecesario a un paciente que ya tiene dolor.

2. Como la vía de administración es a través de la piel, el aguijón de la abeja puede disparar un proceso inflamatorio y alérgico hasta causar la muerte.

3. El aguijón de la abeja puede inyectar, además, hongos y bacterias que no tenía el paciente y provocar ciertas reacciones en el sistema inmune.

4. No es posible dosificar la sustancia de forma exacta, lo que podría conllevar a una sobredosis.

En el proceso de utilización del veneno como un producto médico deben intervenir muchos expertos. La producción es un tema a cargo de zootecnistas, la elaboración técnica corre por cuenta de químicos y la administración obligatoriamente es médica.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co