Tag Archives: niños

Afecta enuresis a siete por ciento de niños y tres por ciento de niñas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Silvia Ortiz León, integrante del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM.
Silvia Ortiz León, integrante del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM.

16 de mayo de 2010

• Este padecimiento consiste en la emisión repetida de orina en la cama o ropa, involuntaria o intencional, diurna o nocturna; es propio de lo infantes, pero puede presentarse hasta la adolescencia, expuso Silvia Ortiz León
• El trastorno se diagnostica cuando ocurre, al menos, dos veces a la semana en un periodo de tres meses, dijo la integrante del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la FM de la UNAM

La enuresis, padecimiento que consiste en la emisión de orina en la cama o ropa, involuntaria o intencional, diurna o nocturna, en infantes mayores de cuatro años y medio, afecta a siete por ciento de los niños, y tres por ciento de las niñas, y puede presentarse hasta la adolescencia, expuso Silvia Ortiz León, integrante del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

La académica señaló que este trastorno se conoce desde la antigüedad; en documentos médicos se ha encontrando la descripción de pequeños que no controlan la emisión de orina en edades que “no corresponden”.

Se diagnostica cuando la emisión del líquido ocurre al menos dos veces a la semana por un periodo de tres meses, de manera persistente, alrededor de los cinco años de edad; “aunque desde los dos años se presenta el control, puede darse el caso de que aún mayores se orinen de forma ocasional”, dijo.

La enuresis (del griego enourein, vaciamiento de la orina) es un trastorno llamado de “eliminación”, que se relaciona con factores hereditarios; es mayor la probabilidad de presentarlo cuando el padre lo ha padecido (7.1 veces mayor riesgo), y el porcentaje disminuye cuando la madre ha sido la afectada (5.2 veces).

En la etiología intervienen otros elementos, entre ellos, la inmadurez neuromotora de la vejiga, y los de tipo psicológico, que generalmente coinciden con un episodio relevante en la vida del infante, como separación familiar, nacimiento de un hermano, ingreso a la escuela, y emociones de cualquier naturaleza, incluso, abuso sexual, expuso la especialista.

También incide el ambiente, como carencia socioeconómica en sentido amplio, y pequeños que viven en internados; asimismo, la sobrevaloración de la función del esfínter por parte de los padres, es decir, por exigencia intempestiva y precoz del uso del baño, sobre todo en madres obsesivas o fóbicas con marco educativo estricto, sin respeto hacia el ritmo propio del niño, reiteró Ortiz León.

Subtipos de enuresis

De los subtipos que se han clasificado, la enuresis nocturna o durante el sueño es la más frecuente; la diurna es más común en mujeres y se presenta poco después de los nueve años; también, hay quienes padecen las dos. La hay primaria, cuando nunca hubo control de esfínteres, y secundaria, cuando se logró, pero después apareció el trastorno.

La prevalencia a los 5 años, es de siete por ciento en varones, y tres por ciento en mujeres; a los 10 años, de tres y dos por ciento, respectivamente, y a los 18, de uno por ciento en ambos.

El temperamento de los pequeños afectados puede variar entre niños pasivos, callados y dóciles, y los agresivos, revanchistas y negativos, expuso la especialista.

Pero más allá de la etiología o de la prevalencia, “lo que más preocupa de la enuresis es el estigma que produce en los infantes, pues son señalados hasta por sus propias madres y familiares, que los mandan a lavar su ropa, los maltratan, les dicen palabras hirientes, y los subestiman cuando los comparan con niños más pequeños. Ellos tienen que lidiar con la respuesta inadecuada de la sociedad, con el desprecio y la burla”, indicó.

Tratamiento

Este padecimiento se puede controlar. Primero, es necesario realizar una historia clínica y el análisis de cada caso, impartir psicoeducación sobre el trastorno e indicar modificación de hábitos y conducta; posteriormente, sugerir un fármaco.

Medicamentos tricíclicos como imipramina, amitriptilina, clomipramina y desipramina reducen la frecuencia de emisión de orina en la cama o ropa, hasta una vez por semana, lo que constituye una mejoría considerable en menores que lo hacen todas las noches o requieren usar pañal, situación que “deja una huella importante en su autoestima”.

Asimismo, ayuda establecer reglas como la disminución de líquidos antes de ir a la cama, o levantar al pequeño cada cierto tiempo durante la noche, para obligarlo a que aprenda a vaciar su vejiga hasta que llegue la mañana siguiente. Se trata de un condicionamiento de la conducta y del establecimiento de hábitos, donde el infante aprenda a tener autocontrol y autorregulación, añadió.

Con esta medida o el uso de “alarmas” (ropa interior que al mojarse emite un sonido, pero que no se consigue fácilmente en México), se reduce el padecimiento en 70 por ciento; sin embargo, puede haber recaídas una vez que se han logrado avances. “El control del esfínter vesical tiene que ver con el desarrollo general de los niños, que es un proceso neurobiológico, psicológico y social”, indicó.

Por ello, Silvia Ortiz recomendó a los padres de familia llevar a sus hijos en esta situación al especialista, para que reciban el tratamiento conductual y farmacológico adecuado, aunque a ellos mismos les haya ocurrido y se hayan ‘curado’ con el tiempo.

Créditos: UNAM. DGCS -297/unam.mx

La ansiedad, padecimiento emocional de gran frecuencia en los niños

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Andrómeda Valencia Ortiz, responsable de Atención Psicológica Infantil del Centro de Servicios Psicológicos “Guillermo Dávila” de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.
Andrómeda Valencia Ortiz, responsable de Atención Psicológica Infantil del Centro de Servicios Psicológicos “Guillermo Dávila” de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

30 de abril de 2010

• Comienzan a desarrollarlo entre los cuatro y seis años de edad, y se caracteriza por ser uno de los más frecuentes
• Andrómeda Valencia Ortiz dijo que este trastorno se distingue por ser una respuesta emocional exagerada ante una situación novedosa o de temor
• Pueden pasar incluso años sin que los progenitores perciban el problema, indicó

En México, el principal problema de salud mental es la ansiedad, padecimiento que los niños comienzan a desarrollar entre los cuatro y seis años de edad, y es uno de los más frecuentes, afirmó la responsable de Atención Psicológica Infantil del Centro de Servicios Psicológicos “Guillermo Dávila” de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, Andrómeda Valencia Ortiz.

Este trastorno, agregó, se distingue por ser una respuesta emocional exagerada ante una situación novedosa o de temor; está muy asociado, por ejemplo, con el primer ingreso a la escuela aunque también se vincula con padres ansiosos.

Algunos de los síntomas que los niños presentan en torno a la ansiedad son: apego, inseguridad, y falta de interés por explorar espacios nuevos que no sean a los que ya están acostumbrados, detalló.

También, resaltó que la ansiedad se relaciona con otro tipo de padecimientos o alteraciones cuando los infantes crecen, es decir, comienzan a detectar falta de habilidades sociales y se manifiestan consecuencias a nivel fisiológico.

Es entonces cuando los niños registran síntomas de gastritis, dermatitis nerviosa, úlceras y problemas vinculados con trastornos emocionales agudos, sobre todo con situaciones de estrés, destacó.

Asimismo, refirió que otro de los padecimientos que pueden manifestar es la depresión, derivado de que las madres cuentan con antecedentes de haber presentado cuadros al respecto.

Así, los menores tienen un componente hereditario importante; además al estar dentro de una familia donde los padres también son depresivos o desarrollan este tipo de reacciones frente a los problemas, aprenden a responder de esta manera.

Valencia Ortiz mencionó que en el caso de los padecimientos emocionales en infantes, pueden pasar incluso años sin que los progenitores perciban que el niño los presenta.

Más del 50 por ciento de los niños que acuden al Centro de Servicios Psicológicos de la FP de la UNAM, lo hacen por problemas de conducta. Al realizarles una evaluación psicológica, la mayor parte padece depresión o ansiedad; el otro porcentaje, arrojaría el diagnóstico de problemas de conducta como hiperactividad, déficit de atención o agresividad.

De igual forma, existen problemas emocionales vinculados por ejemplo al abuso sexual, al maltrato infantil, al secuestro y a la salud física, enfermedades crónico-degenerativas.

Este Centro también atiende a pequeños que acuden por el proceso de adaptación del divorcio de sus padres, pues en muchas ocasiones tienen que acostumbrarse a vivir con los abuelos o sólo con la mamá o el papá. Esta combinación de nuevas familias los lleva a necesitar un pequeño“ajuste” para adquirir mejores habilidades, finalizó.
Créditos: UNAM. DGCS -265/unam.mx

JÓVENES DE 18 AÑOS, LOS MENOS FAVORECIDOS POR EL SISTEMA EDUCATIVO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• A los 11 años, casi todos los niños acuden a la escuela; a los 16, el 70 por ciento, y a los 18, sólo el 48 por ciento, informó la investigadora del IIS de la UNAM, Rosa María Camarena
• La educación es vista como un trampolín para obtener un buen empleo, y no como fuente de conocimientos, señaló

En México, casi todos los niños de 11 años asisten a la escuela; a los 16, sólo el 70 por ciento, y a los 18, la problemática se agudiza, pues más de la mitad (52 por ciento) dejan de estudiar, aseguró la especialista del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, Rosa María Camarena Córdova.

Al dictar la ponencia Oportunidades educativas en México, la especialista indicó que entre los 5 y 13 años, más de 90 por ciento de la población mexicana recibe instrucción, mientras que en países como Bélgica, Checoslovaquia y Suecia, el rango de edad, ese mismo porcentaje, se extiende hasta los 18 años. “En el país, a esa edad, apenas el 48 por ciento de los jóvenes permanecen en la aulas”.

La universitaria señaló que el sistema educativo atiende entre el 94 y 95 por ciento de la demanda en enseñanza básica, 61 de la de nivel medio superior y 25 por ciento de la superior.

La deserción es otra problemática, agregó. En la primaria, se registra anualmente el 1.2 por ciento, en secundaria el 7.2, y en bachillerato 15.3 por ciento, según cifras de la Secretaría de Educación Pública.

Los motivos por los que niños y jóvenes dejan la escuela puede ser el atraso en los grados de escolaridad. “Entre el 86 y 88 por ciento de pequeños del nivel básico cursan el grado que les corresponde, el resto presenta rezago”.

Otra causa es la necesidad de trabajar, alrededor del 60 por ciento en el caso de los varones, y cerca 40 en las mujeres. Respecto al caso de las niñas entre 12 y 17 años, se tiene identificado que entre el 14 y 20 por ciento de ellas, abandonan su instrucción por embarazo o matrimonio.

En el resto de los casos, dejan las aulas porque los padres los obligan ya sea por lejanía del centro de estudios o por falta de dinero, comentó.

El 68 por ciento de los jóvenes espera que la educación aporte un trabajo digno; 13 por ciento, ganar dinero; 12 por ciento, obtener conocimientos, y tres por ciento, conocer gente o hacer amigos.
Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-141
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

LAS 1001 VOCES VISITARON RADIO EDUCACIÓN

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Nuestra visita a Radio Educación significa una nueva etapa para el proyecto “las 1001 voces: la frecuencia infantil” ya que gracias a la amabilidad de Valia Cisneros pudimos platicar con la productora del programa infantil “Tenemos Tarea” la pedagoga Lourdes Muggenburg, quien nos invitó a presenciar la transmisión en vivo del programa con la entusiasta participación de 5 niños talentosos, críticos, creativos y éticos una conductora diestra y unas invitadas que también tienen mucho que decir sobre los niños que viven con padres adictos.

Las expectativas de un trabajo conjunto son amplias y reconfortantes. Muchas gracias por el espacio de aprendizaje.

Otra acción que nos enriquecerá de igual forma es la posibilidad que Valia nos abre de contactar a Martha Romo, especialista internacional en producción de programas de radio infantil.

Valia Cisneros, tiene un blog muy interesante donde queda de manifiesto su compromiso con su trabajo(http://periodismoradiofonicoinfantil.blogspot.com/2007/08/entrevista-marta-romo.html).

Gracias Valia y Lourdes.

Escucha Radio Educación

Colaboración de Colectivo a Favor de la Infancia