Tag Archives: producción

Software mejorará extracción petrolera.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Con la simulación del fracturamiento hidráulico se puede conocer sobre el comportamiento de las inyecciones para extracción petrolera.
Con la simulación del fracturamiento hidráulico se puede conocer sobre el comportamiento de las inyecciones para extracción petrolera.

21 de Septiembre del 2012
En un trabajo conjunto con Ecopetrol en Cupiagua (Llanos Orientales), la UN prueba un software que permite, entre otros aspectos, alcanzar una mayor producción, que se refleja en más barriles de crudo.

A partir de simuladores computacionales, expertos de la UN evalúan las condiciones técnicas para conocer la pertinencia del fracturamiento hidráulico en formaciones petroleras.

El fracturamiento hidráulico consiste en la operación que se efectúa en los pozos petroleros con la inyección de un fluido a base de agua, para romper la formación rocosa, mejorar las condiciones de permeabilidad y lograr el incremento de la conductividad del petróleo, con el fin de alcanzar una mayor producción, la cual se evidencia en el aumento de barriles de crudo.

La investigadora del Grupo de Investigación de Geomecánica Aplicada (GIGA) de la Facultad de Minas, Alejandra Arbeláez Londoño, explica que un fracturamiento puede costar alrededor de un millón de dólares en una formación de petróleo. “La idea es que a corto plazo se recupere con mayor producción de barriles. En ese sentido, el aporte de la UN es tratar de que ese fracturamiento sea exitoso”; esta tarea se logra con la simulación previa que se efectúa a partir de la evaluación tecnológica planteada por los investigadores.

El trabajo de los expertos consiste en el diseño de todo el proceso de fracturamiento hidráulico con asesoría técnica. La valoración inicia con  un estudio de cada pozo y la definición del modelo geomecánico de las propiedades de la formación. Luego, se articulan los datos en el software simulador diseñado desde la Universidad, el cual reconoce y arroja resultados, de manera muy cercana,  sobre cómo sería el comportamiento de las fracturas, a fin de evitar fracasos en estos tratamientos.

Valor industrial

El proyecto se está ejecutando para Ecopetrol en los campos petroleros de Cupiagua en los Llanos Orientales, en el departamento de Casanare. Dicha zona es altamente tectónica según Arbeláez Londoño, por lo cual es necesaria una buena evaluación para la perforación hidráulica.

La investigadora del GIGA indica las bondades de la simulación efectuada para los pozos petroleros: “Nosotros podemos establecer, no solo cómo quedaría la fractura, sino predecir después un periodo de producción establecida en cada pozo”.

El proyecto iniciará una etapa de “refracturamiento”, es decir, el establecimiento de cuáles son los pozos que pueden volverse a fracturar y cómo estos responderían ante un nuevo procedimiento para continuar con la explotación petrolera. Esta nueva fase se efectuará debido a que Ecopetrol ha reconocido la importancia del trabajo desarrollado desde la Universidad Nacional de Colombia.

El trabajo ha contado con la participación de docentes e investigadores de pregrado y posgrado, quienes han venido mejorando el sistema de simulación con propuestas de trabajo de grado y otras alternativas académicas.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Hallan alta diversidad genética en yuca del Caribe colombiano.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La yuca (Manihot esculenta Crantz) es el cuarto producto básico más importante en la alimentación mundial.
La yuca (Manihot esculenta Crantz) es el cuarto producto básico más importante en la alimentación mundial.

14 de Septimbre del 2012

Científicos de la UN en Palmira y del CIAT hallaron en genotipos de yuca, recolectados en los departamentos de Atlántico, Magdalena, Córdoba y Sucre, una alta variabilidad genética que evitaría su extinción.

La yuca (Manihot esculenta Crantz) es considerada el cuarto producto básico más importante en la alimentación mundial, después del arroz, el trigo y el maíz. Su papel es fundamental en la dieta de millones de personas en el mundo, al ser un importante recurso energético en la alimentación humana.

En Colombia, la principal zona de cultivo es la región Caribe. Allí se concentra el 42% de la producción nacional. Y, al igual que en otros países del mundo, en su mayoría es manejada por agricultores en pequeñas explotaciones. Pero, según los investigadores de la sede, estos utilizan cultivares no identificados conformados por genotipos locales o variedades mejoradas y desconocen la magnitud de su variabilidad.

El profesor Franco Alirio Vallejo, uno de los directores de este proyecto, explica: “el conocimiento de la variabilidad genética de las especies facilita la toma de decisiones en los programas de mejoramiento y en su conservación. Y el germoplasma evita la pérdida de especies silvestres y cultivadas, pues prevé o reduce la erosión genética”.

Por eso, con el objetivo de examinarla, los investigadores del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y de la UN en Palmira utilizaron marcadores moleculares del tipo microsatélites (simple sequence repeat, SSR).

“Estos marcadores han sido ampliamente usados para estos estudios. Se han identificado 36 como los de mayor polimorfismo y se han utilizado en investigaciones con genotipos de otros países”, reporta, en su recopilación bibliográfica, Adriana Mercedes Alzate, ingeniera e investigadora del proyecto.

Los científicos aseguran que, en algunos de los anteriores trabajos, se han incluido variedades colombianas provenientes del Banco de Germoplasma del CIAT.

“Sin embargo, en el país no se han hecho estudios de variabilidad genética que incluyan accesiones de yuca recolectadas directamente en las fincas de los agricultores”, afirma Alzate.

El germoplasma se recolectó en fincas pequeñas que tenían un área comprendida entre 0,5 y 12 hectáreas y localizadas en los departamentos de Córdoba, Sucre, Atlántico y Magdalena.

“El muestreo fue de tipo conglomerado polietápico y se consideró al grupo de cultivadores existente en cada municipio como un conglomerado. Primero, se seleccionó aleatoriamente el municipio dentro de cada departamento. Después, las fincas de cada municipio”, señala el profesor Vallejo.

Evaluaron 717 genotipos de yuca recolectados. Así, mediante un análisis de correspondencia múltiple (ACM), establecieron seis grupos genéticamente diferentes que explican el 81% de la variación.

El coeficiente de diferenciación genética entre grupos (GST) fue bajo (0,18); lo que indica, según Alzate, “que la variabilidad no se debe a diferencias entre los grupos, sino a diferencias dentro de cada grupo; de ahí que dentro de estos sea alta”.

El profesor Vallejo concluye: “Las medidas de variación genética en este trabajo de investigación demostraron que, en estos cultivos de yuca, existe alta heterocigosidad (HI: 0.56087). Esto confirma el entrecruzamiento de la yuca y su naturaleza altamente heterocigota. Su condición alógama (polinización cruzada) favorece la segregación y la generación de nueva variabilidad genética”.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Contaduría Pública obtuvo la reacreditación por seis años.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
El Consejo Nacional de Acreditación (CNA) renovó por seis años la acreditación del programa de Contaduría Pública de la Universidad Nacional de Colombia.
En la Resolución 9926, con la que se renueva la acreditación, se destaca entre otros aspectos, “la existencia de grupos de investigación relacionados con el programa que muestran producción académica: el Grupo de Estudios Interdisciplinarios sobre Gestión y Contabilidad  (Interges), cuya producción académica muestra 72 productos, entre ellos 35 artículos (26 en revistas internacionales indexadas) y 13 libros”.
También sobresalen el Observatorio de Contabilidad, con 7 artículos publicados en revistas nacionales indexadas y 3 libros; y el Grupo de Investigación en Contabilidad, Organizaciones y Medioambiente, con 30 artículos publicados en revistas nacionales indexadas y un libro.
Por otra parte, se resalta el número de estudiantes que acogen los semilleros de investigación y otros grupos de investigación de la Facultad relacionados con el programa: el grupo en Gestión y Organizaciones (Griego), y los grupos Biogestión  y Bionegocios.
“Aquí, los contadores tienen una fundamentación teórica, así como una formación integral e interdisciplinaria, sin olvidar el fortalecimiento del pensamiento crítico frente a su papel en la sociedad colombiana”, resaltó Claudia Niño, coordinadora del programa, quien además dijo que el compromiso de los profesores ha sido relevante.
El programa lleva 47 años de labores y su primera acreditación fue en 2007. Los estudiantes se han destacado, en los últimos años, por ocupar los primeros lugares en las pruebas Saber Pro, que evalúan la calidad de la educación superior.
En la anterior acreditación se trató de cumplir con lo que se pretendía en  cuanto a la formación de profesores, es decir, que lograran niveles de maestría y doctorado, comentó Claudia Niño.
El programa cuenta con 17 profesores de planta, 3 de los cuales son doctores, 10 tienen maestría y 4 tienen especializaciones. Actualmente, hay 627 estudiantes.
Por último, la coordinadora de la carrera de Contaduría Pública, señaló que el programa es referente de muchas universidades del país.
La investigación y la producción académica del programa estuvieron entre los aspectos que más destacaron en el CNA.

La investigación y la producción académica del programa estuvieron entre los aspectos que más destacaron en el CNA.

4 de Septiembre del 2012

El Consejo Nacional de Acreditación (CNA) renovó por seis años la acreditación del programa de Contaduría Pública de la Universidad Nacional de Colombia.

En la Resolución 9926, con la que se renueva la acreditación, se destaca entre otros aspectos, “la existencia de grupos de investigación relacionados con el programa que muestran producción académica: el Grupo de Estudios Interdisciplinarios sobre Gestión y Contabilidad  (Interges), cuya producción académica muestra 72 productos, entre ellos 35 artículos (26 en revistas internacionales indexadas) y 13 libros”.

También sobresalen el Observatorio de Contabilidad, con 7 artículos publicados en revistas nacionales indexadas y 3 libros; y el Grupo de Investigación en Contabilidad, Organizaciones y Medioambiente, con 30 artículos publicados en revistas nacionales indexadas y un libro.

Por otra parte, se resalta el número de estudiantes que acogen los semilleros de investigación y otros grupos de investigación de la Facultad relacionados con el programa: el grupo en Gestión y Organizaciones (Griego), y los grupos Biogestión  y Bionegocios.

“Aquí, los contadores tienen una fundamentación teórica, así como una formación integral e interdisciplinaria, sin olvidar el fortalecimiento del pensamiento crítico frente a su papel en la sociedad colombiana”, resaltó Claudia Niño, coordinadora del programa, quien además dijo que el compromiso de los profesores ha sido relevante.

El programa lleva 47 años de labores y su primera acreditación fue en 2007. Los estudiantes se han destacado, en los últimos años, por ocupar los primeros lugares en las pruebas Saber Pro, que evalúan la calidad de la educación superior.

En la anterior acreditación se trató de cumplir con lo que se pretendía en  cuanto a la formación de profesores, es decir, que lograran niveles de maestría y doctorado, comentó Claudia Niño.

El programa cuenta con 17 profesores de planta, 3 de los cuales son doctores, 10 tienen maestría y 4 tienen especializaciones. Actualmente, hay 627 estudiantes.

Por último, la coordinadora de la carrera de Contaduría Pública, señaló que el programa es referente de muchas universidades del país.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Aumentarán producción de caléndula en Colombia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Dentro de las plantas medicinales, la caléndula se encuentra entre los 15 primeros cultivos que se producen y comercializan en Colombia.
Dentro de las plantas medicinales, la caléndula se encuentra entre los 15 primeros cultivos que se producen y comercializan en Colombia.

1° de Agosto de 2012

Investigadores de la UN Palmira identificaron, por primera vez, un proceso que permite realizar una adecuada fertilización para obtener mayor productividad en los cultivos de caléndula.

Según la encuesta nacional de plantas medicinales y aromáticas de Colombia, realizada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la caléndula (Calendula officinalis L.), más conocida como “flor de todos los meses”, es empleada por el 72% de los laboratorios del país y es la especie con mayor volumen de comercialización con un porcentaje total de 26,9%.

Pese a su importancia en el mercado de las plantas medicinales, hasta ahora, el manejo agronómico que se le hace a sus cultivos es inadecuado, pues los agricultores fertilizan sin evaluaciones ni recomendaciones técnicas para la especie.

Encaminada a la reducción de los costos de producción a través de un uso racional de fertilizantes de síntesis industrial y abonos orgánicos, una investigación de Yuly Samanta García, estudiante de la Maestría en Ciencias Agropecuarias de la UN en Palmira, ha logrado aportar conocimientos valiosos en esta vía al identificar, por primera vez, los requerimientos nutricionales de esta especie.

“En los resultados preliminares, encontramos que la extracción de los nutrientes evaluados a los tres meses de edad coincidieron con la época de mayor floración y que el potasio fue el nutriente de mayor concentración en todas las estructuras de la planta y etapas fenológicas”, dijo la estudiante.

En ese sentido, se identificó que para producir un kilogramo de materia seca de caléndula, a los dos meses de edad y en condiciones climáticas adecuadas, la planta extrae 32,9 g/kg (gramo por kilogramo de materia seca) de nitrógeno (N), 11,8 g/kg de fósforo (P) y 115,3 g/kg de potasio (K), que equivalen a una extracción de 21% de N, 7% de P y 72% de K.

La investigadora indicó que “se presentaron diferencias estadísticas en las etapas fenológicas con respecto a la extracción de nutrientes; para fósforo y potasio en plantas de tres meses de edad existen diferencias  estadísticamente significativas, mientras que para el nitrógeno no se encontraron diferencias en ninguna de las etapas fenológicas”.

Con esta referencia, que se constituye en la primera información básica para el establecimiento de planes de fertilización en el Valle del Cauca, los investigadores realizan otros experimentos que permitan probar tratamientos adecuados y sus efectos en las plantas.

Así, los investigadores montaron un experimento en predios de la UN en Palmira, aplicando a diario 20 tratamientos en  forma de fertirriego, utilizando soluciones nutritivas en cada etapa fenológica y evaluando el comportamiento.

Los resultados, hasta ahora preliminares, han permitido encontrar dos tratamientos efectivos con un mayor rendimiento expresado de materia seca y tamaño de los capítulos florales (flores).

“En cuanto a la producción de capítulos florales, encontramos dos tratamientos que presentan un equilibrio nutricional, brindándole así a la planta un proceso de nutrición adecuado a sus necesidades, y expresándolo en la precocidad de su producción”, sostuvo la estudiante.

El profesor Manuel Sánchez, director del Grupo de Investigación en Plantas Medicinales (GIPM) de la UN en Palmira, dijo que con esta investigación, no solo se contribuirá al adecuado manejo nutricional de la planta, sino también al progreso de este sector agropecuario.

“La nutrición, sea de forma orgánica o convencional, juega un papel básico en la alta productividad del agroecosistema, con la cual se obtienen mayores relaciones de costo-beneficio para el productor”, concluyó Sánchez.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Se clausura el concurso de producción y comercialización de tomate saladette

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

15 de junio 2011

verblobLa Universidad Autónoma de Baja California Sur, a través del Departamento Académico de Agronomía, clausuró el “Concurso de producción y comercialización de tomate saladette, variedad Rio Grande”, el viernes 10 de junio de 2011, en el campo agrícola de la UABCS. Participaron 28 estudiantes de la carrera de Ingeniero Agrónomo como responsables del área de producción y 14 de la Licenciatura en Administración de Agronegocios como responsables del área de mercado. Los estudiantes fueron asesorados por profesores-investigadores del Departamento Académico de Agronomía. El objetivo del concurso fue promover la participación, el trabajo en equipo y fomentar la convivencia entre alumnos y profesores.

En la ceremonia de clausura estuvieron presentes: el Ing. Juan de Dios Duarte Osuna, Jefe del Departamento Académico de Agronomía; el Dr. Manuel de Jesús Luna Cisneros y el Ing. Cristian Isaac Espinoza León, profesores-investigadores del Departamento Académico de Agronomía y organizadores del Concurso.

En su mensaje, el Ing. Juan de Dios Duarte Osuna señaló: “Felicito a los estudiantes por su trabajo. Fue un evento académico que nos mostró algunas fortalezas y debilidades que tenemos en los aspectos de organización, seguimiento y trabajo en equipo. Las debilidades debemos transformarlas en oportunidades para mejorar. Seguiremos impulsando y apoyando este tipo de concursos. La agronomía y la administración de agronegocios requieren de un proceso de planeación, administración y dominio de los aspectos técnicos, así como de la necesidad de trabajar en equipo. En la UABCS los estudiantes pueden ensayar y experimentar, pero cuando egresen deberán proponer soluciones a los problemas de los productores para tener una agricultura eficiente en el estado. El reto que tienen en la agricultura es reducir riesgos”.

Por su parte, el Dr. Manuel de Jesús Luna Cisneros manifestó: “Este concurso tuvo como intención realizar la interacción alumno-maestro. El objetivo fue que los estudiantes pudieran conocer la realidad de un esquema productivo que no es fácil, pues hay muchas consideraciones que se deben tomar en cuenta, como la comercialización. El concurso también tuvo como propósitos conocer las condiciones limitantes en la agricultura, el conocimiento y la búsqueda de información del cultivo, así como conocer las plagas, plantas y enfermedades de forma viva. Felicito a los estudiantes en este reto y los invito a nunca claudicar ante los retos que se les presenten”.

Para concluir, Leticia Morales, estudiante del octavo semestre de la Licenciatura en Administración de Agronegocios, expresó: “Este concurso nos deja una experiencia muy enriquecedora. Adquirimos mucho conocimiento sobre los agronegocios. Este tipo de eventos nos permiten poner en práctica los conocimientos teóricos aprendidos en clase”.

Créditos: www.uabcs.mx/difusion/noticias