Tag Archives: facultad de odontología

Diseñan y elaboran en la UNAM prótesis craneales a bajo costo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Cuanto se tuvo la posibilidad de elaborar modelos estereolitográficos de los cráneos de un paciente vivo se elaboraron prótesis a la medida, señaló René Jiménez Castillo, coordinador de la especialidad de Prótesis Maxilofacial de la FO.
Cuanto se tuvo la posibilidad de elaborar modelos estereolitográficos de los cráneos de un paciente vivo se elaboraron prótesis a la medida, señaló René Jiménez Castillo, coordinador de la especialidad de Prótesis Maxilofacial de la FO.

30 de agosto de 2010

• Son útiles en casos de craneotomía, resistentes y compatibles, y confeccionadas por especialistas de la Facultad de Odontología; hasta el momento se han realizado 42 implantes, y todas han funcionado

Un grupo de académicos de la UNAM, encabezado por René Jiménez Castillo, coordinador de la especialidad de Prótesis Maxilofacial de la Facultad de Odontología (FO), diseña y elabora prótesis craneales a bajo costo, estéticas, resistentes, y compatibles.

Aunque esta técnica aún no ha sido patentada, porque se encuentra en etapa de protocolo, en tres años de trabajo, en colaboración con el Hospital Juárez y el Instituto Nacional de Neurología, se han realizado aproximadamente 42 implantes de alguna parte del cráneo, y todos han funcionado satisfactoriamente, destacó Jiménez Castillo.

En México, indicó, existe gran cantidad de personas que por problemas tumorales, patológicos o de trauma sufren craneotomías, es decir, la pérdida de alguna parte del cráneo.

Con ello, abundó, el cerebro queda cubierto sólo por la duramadre –meninge exterior que protege el encéfalo y la médula espinal– y expuesto a factores del medio ambiente como cambios térmicos o golpes que pueden perjudicar o alterar cualquier problema que ya se haya solucionado quirúrgica y neuronalmente.

“Hace algunos años empezamos a trabajar en este asunto, pero lo hacíamos de manera rudimentaria porque tomábamos una impresión por fuera del hundimiento en el cerebro, y así calculábamos cómo era el defecto por dentro, y al momento de la cirugía, medio adaptábamos la prótesis”, explicó.

Entonces, al paso del tiempo se generaba algún tipo de rechazo, se dejó de emplear el procedimiento, y se buscó la manera de mejorar estos trabajos, señaló.

Así, apuntó, en cuanto se tuvo la posibilidad de elaborar modelos estereolitográficos de los cráneos de un paciente vivo se elaboraron prótesis a la medida.
protesis
La elaboración

Cuando los cirujanos (neurocirujanos, traumatólogos, plásticos, entre otros) hacen una trepanación o quitan un pedazo de hueso (craneotomía) elaboran prótesis, pero en ocasiones resultan burdas o ásperas.

“Lo que nos permite obtener las condiciones o características de la prótesis es utilizar el metil metacrilato, y mediante una técnica que empleamos, podemos realizar aparatos compatibles, precisos y resistentes”, indicó.

El primer modelo de la prótesis se hace con base en una tomografía tridimensional computarizada con un formato específico. La FO cuenta con dos estereolitógrafos que permiten ver, de manera virtual, los cortes del cráneo en forma anteroposterior, sagital, coronal, lateral, desde cualquier ángulo.

De este modo, se puede observar y manipular en la pantalla elementos como tejidos blandos, duros, tumoraciones e irrigación, abundó el especialista.

Una vez que se conocen las necesidades, se selecciona el defecto en el cráneo y se imprime para obtener un modelo, hecho con sulfato de calcio, que tiene una precisión de 97 a 99 por ciento.

Luego, se realiza un molde con cera y, posteriormente, la prótesis con metil metacrilato, a la que se hace un curado especial para evitar que tenga alguna reacción exotérmica.

Con el aparato, se colocan unas cadenas y tornillos de titanio que permiten fijarlo en el paciente y, de ese modo, se suple la falta del hueso con una placa pulida al alto brillo, curada, que cumple con las características idóneas para permanecer de por vida.

En la actualidad, se hacen prótesis de titanio, otros metales biocompatibles y materiales aloplásticos, pero son costosas y presentan desventajas; debido a la maleabilidad que tiene el primer elemento, si la placa recibe un golpe fuerte se puede hundir y afectar al cerebro, ejemplificó.

Entonces, recalcó, todas las características de resistencia, compatibilidad y diseño necesarias, se han encontrado en el metil metacrilato, y además el costo es bajo, según el tamaño y la cantidad de cadenas.
Créditos: UNAM. DGCS-510/unam.mx

El 20 por ciento de la población abierta, con pérdida total de dientes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La falta de dientes provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra.
La falta de dientes provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra.

• En México, el llamado edentulismo puede presentarse hasta en 70 por ciento de población en asilos, indicó Aída Borges Yáñez, académica de la Facultad de Odontología de la UNAM

Existe una relación estrecha entre la salud bucal con el estado nutricional de las personas y esto afecta en mayor medida a los adultos mayores, afirmó Aída Borges Yáñez, coordinadora de Salud Pública de la Facultad de Odontología (FO) de la UNAM.

En México, del 20 al 25 por ciento de la población abierta sufre de edentulismo (pérdida total de dientes), y esa condición provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra, como verduras, o aquellos que deben masticarse demasiado, subrayó Borges.

En consecuencia, la gente cambia su dieta por comida suave, compuesta, en su mayoría, por grasas y carbohidratos, lo que favorece la desnutrición, pero con tendencia al exceso de peso, señaló.

Anteriormente, la tendencia era extraer las piezas, porque se asumía que todos los problemas dentales irremediablemente llevaban a la pérdida; ahora esa idea ha cambiado, y si se tiene una buena higiene y control de enfermedades como la diabetes, se puede conservar la dentadura, resaltó.

Las principales causas de su pérdida en adultos mayores siguen siendo las caries, sobre todo en la raíz, y las enfermedades periodontales (cuando se afloja el diente, supura o se mueve).

Aproximadamente, entre el 10 y 20 por ciento de los habitantes del planeta presenta periodontitis severa, mientras que en México del 20 al 25 por ciento de la población abierta sufre de edentulismo, aunque entre quienes viven en asilos la cifra puede presentarse hasta en 70 por ciento, destacó.

Éste es un problema importante, porque existen personas que utilizan prótesis removibles o placas totales, y si no las saben cuidar se lastiman y, en ocasiones, llegan a provocarse lesiones que pueden ser precancerosas, alertó.

Para rehabilitar a los pacientes, mencionó, se reemplazan las piezas con prótesis parciales removibles o totales. “Es mejor que no tener nada, porque además de permitir a las personas llevar una dieta balanceada, también evita que los dientes sanos se aflojen o se muevan”.

En estos casos, apuntó, debe enseñarse al paciente la importancia de lavar sus prótesis diariamente, de retirarlas por las noches para que descansen los tejidos y dejarla remojando en agua.

Se debe concientizar a la población que la salud bucal es responsabilidad de uno mismo, no del dentista; en el caso de los residentes de casas de reposo o asilos, se comparte con los encargados del cuidado de las personas, porque generalmente son muy ancianos, con padecimientos y problemas para realizar sus actividades diarias.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-201 – dgcs.unam.mx