Tag Archives: instituto de investigaciones sociales

Adultos mayores, población con mayor tasa de crecimiento

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
En México hay más de 10 millones de adultos mayores.
En México hay más de 10 millones de adultos mayores.
28 de agosto de 2011

• Hoy representa el 8.9 por ciento del total, precisó Verónica Montes de Oca, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM

En México, está en marcha un proceso silencioso de transición demográfica, porque el número de personas con 60 años o más, se incrementa como consecuencia de un alargamiento en la esperanza de vida. En la actualidad, este segmento está conformado por cerca de 10 millones de individuos.

“Con ciertas diferencias regionales, el de las personas adultas mayores es, sin duda, el grupo de edad con una mayor tasa de crecimiento en todo el país; hoy representa aproximadamente 8.9 por ciento del total de la población”, afirmó Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

A pesar de esto, dijo, hay pocas políticas públicas que busquen su beneficio. Contados son los estados que hacen realmente algo para protegerlos”.

Muchas más mujeres que hombres

Se sabe que las mujeres sobreviven más que los hombres: el índice de masculinidad muestra a nivel nacional que en el grupo de los nonagenarios puede haber 70 o menos hombres por cada 100 mujeres. Sin embargo, en las áreas rurales hay más mortalidad femenina, en contraste con lo que sucede en las áreas urbanas.

“Los demógrafos hablamos de 60 años o más como la edad a partir de la cual alguien se convierte en adulto mayor; pero en el campo, donde los trabajos y las condiciones de vida de la gente son muy difíciles, individuos de 50 años pueden ser considerados ancianos. Hay abuelas de esa edad, que ya son vistas así no por una cuestión cronológica, sino por ritos socioculturales y desgaste biológico que es importante tomar en cuenta a la hora de diseñar políticas públicas”, comentó en el marco del Día del Anciano, que se celebra este 28 de agosto.

Diferencias de género

Se conoce, asimismo, que en el país hay marcadas diferencias de género. En efecto, por su misma condición de cónyuges, madres y amas de casa, muchas mujeres se alejaron del mercado de trabajo y en su vejez han quedado excluidas de la seguridad social.

“Eso las coloca en una situación de gran vulnerabilidad, porque debemos recordar que, además, viven más que los hombres”, señaló Montes de Oca.

Por otro lado, las mujeres reciben más apoyos sociales de sus familiares y de otras personas, como amigos y conocidos, que su contraparte masculina. Posiblemente por una racionalidad social, porque estos últimos cuentan con una pensión o con recursos económicos, precisó.

A nivel mundial, explicó, se analiza la mortalidad prematura de los varones, y una de las conclusiones a las que se ha llegado es que, en su periodo de madurez, ellos están sometidos a situaciones de riesgo laboral y de mayor violencia social.

“Por lo general, corren más riesgos no sólo en el trabajo, sino en todo el ámbito social. Hoy en día, la violencia ha causado una gran mortalidad masculina en muchos lugares del país. Eso seguramente va a transformar la estructura demográfica por edad en el nivel local. En el futuro, vamos a ver muchas más mujeres que hombres”, dijo la investigadora.

Causas de morbilidad

Las principales causas de morbilidad entre la población adulta mayor en México son las afecciones cardiovasculares, los trastornos de la diabetes, los traumatismos, la hipertensión, las enfermedades cerebrovasculares y la neumonía; además, 11 por ciento tiene alguna discapacidad.

Como se desencadenan situaciones de larga duración, los enfermos experimentan una fuerte dependencia frente a los servicios de salud, sus familiares y las instituciones de la seguridad social.

“Esos males requieren un tratamiento constante, cuidados de los familiares, atención, apoyo, seguimiento por parte de los médicos. Todo eso implica costos económicos, pero sobre todo emocionales y sociales”, indicó Montes de Oca.

Otra de las características es que tienen una muy baja escolaridad porque pertenecen a generaciones que en su niñez, adolescencia y juventud recibieron una educación limitada.

Agresiones y maltratos

Los primeros agresores, advirtió, son sus propios descendientes. Y el maltrato va en aumento conforme la persona adulta mayor se convierte en un ser más vulnerable y frágil. “Las mujeres, para variar, son quienes reciben más ataques, pero los hombres tampoco se escapan, ni mucho menos”.

A veces, en opinión de Montes de Oca, la sobreprotección es una forma de maltrato. Es típico el caso del hijo que no le suelta dinero a su padre anciano porque cree que lo va a perder.

“En México, carecemos de una cultura de respeto. No contemplamos que las personas adultas mayores viven en condiciones específicas de fragilidad, de inseguridad, y que tienen derechos que todos debemos cuidar y proteger”.

Derechos humanos

No se ofrecen empleos permanentes que le den a la población, tanto joven como adulta, la certeza de que será beneficiaria, en el futuro, de una mayor seguridad social. “Y el hecho que tengan que continuar con un trabajo, incluso a edades muy avanzadas, los coloca en una situación de mayor desprotección y fragilidad”.

Por esas razones, resumió, hoy más que nunca es necesario reforzar las acciones que respeten los derechos humanos para toda la población y, en especial, para los grupos vulnerables, como los niños, las personas con alguna discapacidad y los adultos mayores.

Créditos: unam.mx/dgcs-507/2011

Estudian universitarios cambios en las familias mexicanas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

familia• Aunque en México predominan las llamadas nucleares, su porcentaje ha disminuido y van a la alza las denominadas unipersonales, dijo Cecilia Rabell Romero, del Instituto de Investigaciones Sociales
• Antes eran numerosas y se extendían horizontalmente, las personas tenían muchos parientes de su misma generación; ahora, se vuelven verticales, tienen un promedio de dos hijos y, por consiguiente, hay menos parientes de la misma generación
• Ahora se pasa de un modelo tradicional-jerárquico, a uno en que las relaciones entre sus miembros son más igualitarias, y que se puede llamar relacional

“La forma familiar predominante en México es la nuclear, conformada por el padre y/o la madre e hijos, o por parejas sin descendencia”. No obstante, en los últimos 30 años la cantidad de éstas ha disminuido levemente, dijo Cecilia Rabell Romero, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

La experta refirió que en 1976 este tipo de familia constituía el 71 por ciento del total; en 2005, el 66 por ciento (según datos de la Encuesta Nacional de Dinámicas Familiares –ENDIFAM- 2005, elaborada por el IIS y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia), y en 2008, el 65 por ciento (de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población).

Por otro lado, una cuarta parte de las familias del país no son nucleares, sino extensas o compuestas, integradas por uno o ambos progenitores, con o sin vástagos (núcleo de reproducción), así como por parientes (abuelos, tíos y sobrinos, entre otros). “Su alta prevalencia se debe a que los vínculos familiares son muy fuertes en la sociedad mexicana”, explicó la investigadora.

En cambio, las denominadas unipersonales (una sola persona) son poco frecuentes en la nación. En 1987, constituían el cuatro por ciento del total; en 2005, el seis por ciento, y en 2008, casi nueve por ciento. Aunque se ha incrementado, el porcentaje aún es muy pequeño si se compara con el que registran varias sociedades europeas, resaltó.

Jefatura familiar

Por tradición, los jefes de familia en el país son los hombres, aunque la proporción de las encabezadas por mujeres va en aumento. Un indicador de este cambio y de cómo se percibe fue la respuesta a la pregunta de quién es el jefe en este hogar, en la ENDIFAM 2005.

Cada una fue analizada por el investigador Carlos Javier Echarri: si respondían los varones, el porcentaje de los encabezados por mujeres fue de 12 por ciento, pero si contestaban ellas, fue de 17 por ciento.

“El aumento en la proporción se debe a que cada vez hay más mujeres divorciadas, separadas o viudas”, explicó Rabell Romero.

Control de la natalidad

Otro factor que ha marcado cambios es la expansión del control de la natalidad, que ha permitido que las parejas (en especial las mujeres, que habitualmente se encargan de la crianza de los vástagos) puedan planificar y decidir cuántos hijos tener (en 1976, ellas consideraban que el número ideal era de cinco; en 1995, el promedio descendió a dos y medio).

Además, con el uso de anticonceptivos se modificó el concepto de maternidad y el papel del género femenino en la sociedad. En 1976, 30 por ciento de las mujeres en edad fértil (entre los 15 y 49 años) usaban algún medio de control natal; en 1995, la cifra avanzó al 66 por ciento, y en 2006, al 71 por ciento”, añadió.

En consecuencia, al disminuir la fecundidad en las familias (en la década de los 70, el promedio de hijos era de siete u ocho, aunque había hogares con 12 ó 15; en 2010, es de 1.7 hijos nacidos vivos), se ha dado un proceso de envejecimiento de la población.

“Antes eran numerosas y se extendían horizontalmente: las personas tenían muchos parientes de su misma generación (hermanos, primos y cuñados), y los padres y abuelos no vivían tanto; ahora, se vuelven verticales: tienen en promedio dos descendientes y, por consiguiente, hay menos parientes de la misma generación, y padres y abuelos tienen más tiempo de sobrevida.

“Asimismo, el hecho de que las mujeres tengan menos hijos afecta prácticamente todas las formas de convivencia familiar. Ahora, hay abuelos relativamente jóvenes, más activos, incluso bisabuelos”, apuntó.

Niños y escuela

Por lo que se refiere a la relación de las familias mexicanas con la escuela, en 1960 sólo 12 por ciento de los niños terminaban la primaria, la mayoría cursaban uno o dos años. Ahora, según el censo de 2010, el 90 por ciento acude a las aulas y concluyen ese nivel.

“En 1960, la mayor parte de los pequeños vivían en zonas rurales y empezaban a laborar a los ocho o nueve años. La infancia –el periodo en el que los padres cuidan y proveen de lo necesario a los hijos– era entonces muy corta. Ahora, en la medida en que la asistencia a clases se ha institucionalizado, los vástagos son dependientes por un periodo más largo, hasta los 25 años o, en algunos casos, más”, resaltó.

En 1930, sólo 6.5 por ciento de las mexicanas tenían un trabajo remunerado; en 1995, el 35 por ciento había ingresado al mercado laboral; hoy en día, la cifra es de 42 por ciento.

“Ahora se pasa, de manera progresiva y lenta, de un modelo de familia tradicional-jerárquica, a uno en que las relaciones entre sus miembros son más igualitarias, y que podemos llamar relacional”, concluyó Rabell Romero.

Créditos: UNAM-DGCS-377-2011/unam.mx

Imagen: mejicaneando.blogspot.com

Los productos milagro, sin justificación en el mercado

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Rodolfo Rodríguez Carranza, en la Facultad de Medicina, donde ofreció una conferencia en el marco del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México.
Rodolfo Rodríguez Carranza, en la Facultad de Medicina, donde ofreció una conferencia en el marco del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México.

19 de enero de 2011

• Sólo producen daños graves a la población, aseguró Rodolfo Rodríguez Carranza, académico de la FM de la UNAM
• A la industria farmacéutica actual no interesan los tratamientos de enfermedades agudas, sino medicinas para padecimientos crónicos, cuyo uso sea de por vida, destacó Octavio Rivero Serrano, ex rector de esta casa de estudios

La presencia de los llamados productos milagro no tiene ninguna justificación en el mercado, y sólo producen daños graves a la población y a la medicina, tanto general como especializada, afirmó Rodolfo Rodríguez Carranza, jefe del Laboratorio de Desarrollo de Medicamentos del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Al ofrecer la conferencia magistral Prescripción basada en la evidencia y la presencia de los productos milagro, en el simposio Los retos de la Salud en México, dentro del ciclo Las Ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México, refirió que los también llamados medicamentos de frontera han sido, en buena medida, un éxito porque su publicidad ofrece maravillas terapéuticas y está presente en los medios de comunicación a toda hora.

Sin embargo, no siguen el proceso de investigación que fundamente la eficacia y seguridad de los medicamentos regulados y patentados, indicó en el auditorio Raoul Fournier de la FM.

Se debe recordar que la práctica de la medicina y la prescripción deben estar basadas en la evidencia; los galenos deben favorecer el uso de tratamientos probados, y eliminar aquellos peligrosos, “y en este caso, los productos milagro”, dijo en el encuentro coordinado por Enrique Graue Wiechers, director de la FM, y al que asistió el coordinador de la Investigación Científica de esta casa de estudios, Carlos Arámburo de la Hoz.

Al participar en el panel de discusión, Octavio Rivero Serrano, ex rector de la UNAM, sostuvo que a la industria farmacéutica actual no interesan los tratamientos de padecimientos agudos, ni descubrir medicamentos nuevos para las llamadas patologías de la pobreza, sino “los fármacos para enfermedades crónicas, cuyo uso sea de por vida, como el destinado a bajar el colesterol, para la diabetes, o el hipertensivo”.

A su vez, Lucio Lastra Marín, comisionado de Operación Sanitaria de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), señaló que el alto precio en los medicamentos ha propiciado el surgimiento de los productos milagro. Pero también, en la Cofepris se ha detectado que la publicidad contiene diversas irregularidades, como la ausencia del permiso sanitario, la falta de señalamientos y contraindicaciones y son recomendados por médicos, que la mayoría de las veces, son charlatanes.

En su oportunidad, Carlos Aguilar Salinas, jefe del Departamento de Endocrinología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, mencionó que en México hay más de 17 millones de personas con obesidad e hipertensión, y más de cuatro millones con diabetes, las cuales pueden carecer de un servicio de salud y, por lo mismo, son un blanco perfecto para los mercaderes de la salud, quienes les ofrecen soluciones mágicas a sus padecimientos.

Por su parte, Raúl Trejo Delarbre, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, aseguró que estos productos no son milagro, sino engañosos, fraudulentos y espurios que ocasionan daños y cuya dimensión aún no se conoce con certeza.
Créditos: UNAM-DGCS-039-2011/unam.mx

Cumple el Instituto de Investigaciones Sociales, ocho décadas de labor sólida y plural

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El secretario General de la UNAM, Sergio M. Alcocer –al centro–, con la coordinadora de Humanidades, Estela Morales, y la directora del Instituto de Investigaciones Sociales, Rosalba Casas, en el Simposio Internacional “Pensar el mundo desde las ciencias sociales, hoy”
El secretario General de la UNAM, Sergio M. Alcocer –al centro–, con la coordinadora de Humanidades, Estela Morales, y la directora del Instituto de Investigaciones Sociales, Rosalba Casas, en el Simposio Internacional “Pensar el mundo desde las ciencias sociales, hoy”

• El secretario General, Sergio M. Alcocer, expuso que el IIS ha tenido un papel preponderante en la vida cultural e intelectual del país

• Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades, dijo que el aniversario obliga a mirar de manera crítica y reflexionar el presente y el futuro

• Se inauguró el Simposio Internacional “Pensar el mundo desde las ciencias sociales, hoy”

El Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, entidad académica sólida, con enorme reconocimiento nacional e internacional, con gran diversidad de temas de estudio y pluralidad de enfoques, reconocido como uno de los centros de mayor prestigio en el área de las ciencias sociales en México y el extranjero, cumple ocho décadas de labor precursora.

En la inauguración del Simposio Internacional “Pensar el mundo desde las ciencias sociales, hoy”, organizado por el IIS como parte de los festejos por su 80 aniversario, el secretario General, Sergio M. Alcocer Martínez de Castro, expuso que esta instancia ha hecho contribuciones importantes para la comprensión de la vida económica, política y social de México. La labor de sus investigadores constituye una reflexión sistemática de la problemática nacional y una crítica permanente de la sociedad actual.

La UNAM, con una gran visión, decidió con la creación del instituto, incorporar a la labor de investigación científica, el estudio de la problemática social y “abordar el análisis de temas, en ese momento fundamentales para la agenda nacional, como la sociedad rural y los grupos indígenas”, señaló.

Por su parte, la coordinadora de Humanidades, Estela Morales Campos, dijo que el aniversario obliga a mirar de manera crítica y reflexionar en torno al presente y al futuro, a hacer cuestionamientos para buscar respuestas al desarrollo y crecimiento del país, que en su pluralidad y diversidad, tiene sus grandes retos, pero a la vez, su gran riqueza.

Han transcurrido ocho décadas de conquistas académicas, en las que el Instituto y sus aportes, ocupan el terreno de la relevancia y la pertinencia, y constituyen el resultado de la suma de voluntades que generan un éxito colectivo, añadió Morales Campos.

En el auditorio de la Coordinación de Humanidades, la directora del IIS, Rosalba Casas Guerrero, mencionó que desde la instalación del Instituto, en 1930, su primer director, Alfonso Caso, expresó que con su creación se iniciaba una labor que tendría una incalculable trascendencia para la solución de los problemas de México y la vida misma del país. Se trató del primer centro universitario, creado en el ámbito de las humanidades y las ciencias sociales.

Hoy, consideró, transita por una etapa de búsqueda de nuevos derroteros y esquemas alternativos, para explicar los recientes problemas sociales y los viejos fenómenos, que prevalecen en un mundo que se ha transformado en poco tiempo, y en el que las desigualdades y amenazas, han vuelto más complejo el panorama social y político de nuestras sociedades.

Por último, Guillermo Boils, investigador y miembro del Comité Académico Organizador del Simposio, explicó que éste se ocupará desde ahora y hasta este jueves, de seis grandes temas de la realidad contemporánea: Sociedad y desigualdad; Sociedad y democracia; Universidad y conocimiento; Sociedad y democracia; Identidad y cultura, y Multiculturalidad: actores, ciudadanía y cultura, en los que participarán expertos nacionales y extranjeros.

Créditos: UNAM. DGCS -228/ unam.mx

Cumple Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, 80 años de vida

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Hoy en día, el IIS hace su mejor esfuerzo para ser una entidad académica de calidad en un contexto institucional complejo y abierto, comentó su directora, Rosalba Casas Guerrero.
Hoy en día, el IIS hace su mejor esfuerzo para ser una entidad académica de calidad en un contexto institucional complejo y abierto, comentó su directora, Rosalba Casas Guerrero.

• Llega como un centro sólido y una de las instituciones en la materia más fuertes en el país, afirmó su directora, Rosalba Casas Guerrero

• Ahora, se deben consolidar nuevas líneas, como los estudios de migración, los temas de la familia, el medio ambiente y su relación con la sociedad, entre otros

• En el marco de los festejos, el IIS realizará seminarios, conferencias y mesas redondas, donde se tratarán problemas de actualidad en la materia

El Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM celebra 80 años de vida académica y lo hace como un centro sólido y una de las instituciones en la materia más fuertes en el país, afirmó Rosalba Casas Guerrero, directora de esta instancia universitaria.

A diferencia de los años 70, cuando éramos prácticamente una de las pocas entidades en el área en México, actualmente nos movemos en un ambiente con numerosas instancias que han sido creadas tanto en el Distrito Federal como en el interior del país, indicó.

Retos actuales

Ahora, subrayó que el IIS tiene nuevos retos. Se debe construir un nuevo liderazgo, sustentado en la colaboración con nuestros pares en el resto de la nación y a nivel internacional. Es necesario mantener la calidad de la investigación y fortalecer la participación en el campo de la formación de recursos humanos y en el trabajo con instituciones afines.

De hecho, en la actual gestión se ha retomado esta idea y se iniciaron algunas medidas para construir una nueva interacción con nuestros pares en el interior de la República.

Si bien en el IIS hay áreas de investigación con liderazgo reconocido –como los estudios agrarios, urbanos, educativos, de población y sociología política –, en la actualidad se deben consolidar nuevas líneas; es el caso de los estudios de migración, los temas de la familia, el medio ambiente y su relación con la sociedad, la sociología de la religión y el análisis de la cultura, puntualizó la especialista en política científica.

Casas Guerrero recordó que el Instituto de Investigaciones Sociales inició formalmente sus actividades el 11 de abril de 1930, dos décadas después de la fundación de la Universidad Nacional y, desde entonces, ha estado orientado a analizar los problemas nacionales además de producir conocimiento y proponer soluciones.

En 80 años de trayectoria, el IIS ha tendido una vida institucional rica y compleja. Tuvo diferentes etapas en su crecimiento, conoció varios procesos de reorganización de su trabajo académico y se ha relacionado de diversas maneras con la sociedad, aseveró.

Actualmente, en esta entidad laboran 90 investigadores de alto nivel, provenientes de distintas disciplinas de las ciencias sociales, principalmente la sociología, ciencia política, antropología, ciencias de la comunicación, demografía e historia.

Instancia multidisciplinaria

Algo que distingue a este Instituto de otros, es que desde su creación ha sido multidisciplinario; asimismo, se caracteriza como centro de investigación por la madurez de su planta académica, apuntó.

Adicionalmente, existe una interacción muy rica, tanto nacional como internacional; se trata de redes ya construidas desde hace tiempo por los investigadores, lo que ha permitido estar presente en varios ámbitos académicos, tanto en México como en América Latina, Estados Unidos y Europa, recalcó.

La agenda actual de investigación del IIS comprende, entre otros temas, el desempeño y diseño institucional; estrategias e incentivos de cooperación social; rendimiento de las organizaciones; redes y recursos que generan el capital social; modelos de intervención social; educación, ciencia y tecnología, así como migración, familia, adultos mayores, jóvenes, nuevas marginalidades, violencia, conflictos agrarios y laborales.

Sin duda, hoy en día esta instancia hace su mejor esfuerzo para ser una entidad académica de calidad en un contexto institucional complejo y abierto, en donde debe prevalecer la cooperación y la competencia por la calidad y el reconocimiento, destacó.

Los festejos

Con motivo del 80 aniversario, comentó Casas Guerrero, el año pasado se hizo una invitación a los investigadores sociales para conformar un programa institucional de actividades y hubo una respuesta relevante, por lo que en este 2010 tendremos seminarios, ciclos de conferencias y mesas redondas, en los que se tratarán temas y problemas de actualidad e importancia para las ciencias sociales y el país, resaltó.

Del 13 al 15 de abril se realizará en el auditorio Mario de la Cueva de la Coordinación de Humanidades, el Simposio Internacional Pensar el mundo desde las ciencias sociales, hoy, donde se discutirán algunos de los principales problemas y retos que enfrentan nuestras sociedades, como aspectos relacionados con la desigualdad, la pobreza, la democracia, el conocimiento y el papel de la Universidad en este ámbito, así como la identidad, la cultura y la multiculturalidad, entre otros.

Son temáticas que están en el centro del debate no sólo en México, sino entre los estudiosos del área en otras realidades, aseguró.

Con ese objetivo, enfatizó, se ha invitado a un grupo de académicos e investigadores sociales de diferentes países de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Más eventos

También, durante este año se realizarán otros eventos como el Seminario Internacional Aportes de la sociología rural en América Latina. Diálogos interdisciplinarios; el Seminario de Estudios Avanzados ¿Hay una nueva ciencia social en México?; el Seminario Académico Perspectiva Democrática, y el Seminario La interdisciplinariedad y la participación de los actores locales en los estudios sobre biodiversidad y manejo de recursos naturales.

Además, el seminario Del cubículo al campo. Nuestra experiencia de investigación, y el ciclo denominado Las nuevas sociologías, donde se discutirán nuevos campos como la sociología del patrimonio cultural y de las emociones.

Asimismo, se efectuará un ciclo de mesas redondas El Instituto de Investigaciones Sociales frente a los centenarios; ahí, se presentarán los resultados de un libro colectivo que se realizó en el IIS, donde se analizaron diferentes aspectos de la Revolución y la Independencia, y también se incluirá una mesa sobre el Centenario de la Universidad.

El conjunto de estas actividades institucionales darán cuenta de la riqueza de investigación con la que cuenta esta instancia, y de las preocupaciones para formular una agenda de indagación, concluyó.

Créditos: UNAM. DGCS. -219/ unam.mx