Tag Archives: cáncer de mama

Necesarios, protocolos de control de calidad en programas de detección de cáncer de mama

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

n México, cada dos horas se registra un deceso por cáncer de mama, de ahí, la importancia de formar físicos médicos para que, una vez incorporados a instituciones de salud, elaboren protocolos que aseguren la calidad de imagen y las dosis en los procedimientos de detección.
n México, cada dos horas se registra un deceso por cáncer de mama, de ahí, la importancia de formar físicos médicos para que, una vez incorporados a instituciones de salud, elaboren protocolos que aseguren la calidad de imagen y las dosis en los procedimientos de detección.

27 de septiembre de 2011

• En México, cada dos horas se registra un deceso por esa causa, de ahí la importancia de tener profesionales que cuenten con habilidades y competencias múltiples, dijo en el Instituto de Física de la UNAM, Margarita Chevalier Del Río, de la Universidad Complutense de Madrid

En México, cada dos horas se registra un deceso por cáncer de mama, de ahí, la importancia de formar físicos médicos para que, una vez incorporados a instituciones de salud, elaboren protocolos que aseguren la calidad de imagen y las dosis en los procedimientos de detección.

Éste es el tipo más frecuente en mujeres de todo el mundo, y registra un aumento en países emergentes, donde la mayoría de los casos se descubren en fases avanzadas.

La necesidad de incluir a profesionales que cuenten con habilidades y competencias múltiples se agudiza si la tecnología utilizada en los servicios de salud progresa de forma acelerada, como ocurre hoy, dijo en el Instituto de Física (IF) de la UNAM, Margarita Chevalier Del Río, de la Universidad Complutense de Madrid.

La mamografía es la única técnica imaginológica validada hasta la fecha para el diagnóstico precoz. Para realizarla existen actualmente varios procesos disponibles.

La tradicional consiste en la toma de placas de rayos X (técnica analógica), y más recientemente, se han introducido detectores digitales basados en radiografía computarizada (CR) o en matriz activa de detectores (DR). Cada una, implica diferencias en calidad de imagen, procesos de obtención, técnicas de procesamiento y costos, explicó.

En el Seminario de Física Médica de la entidad, refirió que los detectores de tipo CR son los sistemas digitales más utilizados en el mundo debido, entre otras cosas, a su bajo costo.

Diagnóstico

En la sala Ángel Dacal del IF, detalló que el examen mamográfico es empleado para detectar, de manera temprana, el cáncer de mama en mujeres que no tienen síntomas (mamografía de prevención) o para diagnosticar enfermedades mamarias en pacientes que presentan bultos, dolor o secreción del pezón (mamografía diagnóstica).

En el estudio, los médicos centran su atención en el registro de tres tipos de detalles: microcalcificaciones, masas y distorsiones de la arquitectura de la glándula mamaria.

Las primeras, consisten en pequeñas acumulaciones de calcio distribuidas en la mama, aisladas o agrupadas. Aparecen en la grasa o el tejido glandular, su tamaño puede variar desde 0.01 milímetros hasta varios milímetros.

Las masas son más sutiles y se presentan en tamaños de varios milímetros. Aparecen en el tejido glandular y varían en forma y densidad.

Las ventajas de los detectores digitales son la separación de los procesos de adquisición, visualización y almacenamiento de las imágenes mamográficas, mayor resolución de contraste debido a su capacidad para digitalizar la señal en una amplia gama de grises, lo que permite mejorar la localización de las lesiones con el procesamiento posterior de las imágenes. Sus desventajas incluyen una resolución espacial inferior a la técnica tradicional y la falta de una indicación directa de la dosis recibida, explicó la especialista.

Además, los sistemas digitales ofrecen un rango dinámico (intervalo de dosis apropiado para un buen contraste) más amplio que las radiografías analógicas. Este intervalo queda limitado por el efecto del ruido en la imagen que, en ciertos sistemas (tipo CR) hacen necesarias dosis más altas para obtener una relación contraste-ruido adecuada. Esto ha llevado a que algunos países, como Estados Unidos y el Reino Unido, hayan adoptado una postura extremadamente cauta en la aceptación de este tipo de sistemas.

La Unión Europea ha generado guías desde 1998, con recomendaciones de control de calidad para equipos, tratamiento y diagnóstico en todas las etapas asociadas con la detección.

“Contar con un gran número de físicos médicos permite desarrollar protocolos particulares, como sucede en el programa británico”. Con un plan riguroso de control de calidad, el beneficio de la mamografía de prevención puede superar los riesgos asociados a la irradiación de poblaciones de mujeres asintomáticas y, en principio, sanas. Sin un proyecto riguroso no se pueden garantizar beneficios.

Créditos: unam.mx/boletin/568/2011

Buscan en la UNAM detectar proteínas para diagnóstico temprano de cáncer de mama

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Nora Gutiérrez Nájera, de la Facultad de Química de la UNAM.
Nora Gutiérrez Nájera, de la Facultad de Química de la UNAM.

23 de diciembre de 2010

• Encontrar biomarcadores en enfermedades neoplásicas permitirá proponer alternativas para el pronóstico de tratamientos terapéuticos, explicó Nora Gutiérrez, investigadora de la FQ

La mastografía detecta del 85 al 90 por ciento de los tumores existentes y es el mejor método de diagnóstico por imágenes del que se dispone para identificar lesiones mamarias mínimas, que se manifiestan sólo por hinchazones menores de un centímetro de diámetro, y que no son palpables en el examen médico.

No obstante, su valor para contribuir a la reducción del número de muertes por cáncer, o la extirpación de senos, es casi nula. Por ello, la profesora-investigadora de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, Nora Gutiérrez Nájera, trabaja en la búsqueda de biomarcadores en enfermedades neoplásicas, que permitan proponer alternativas para el pronóstico de tratamientos terapéuticos.

Se pretende obtener el perfil proteico de células en cultivo de cáncer de mama y de epitelio de mamas normales; con la identificación de biomarcadores en cáncer de mama, se espera identificar proteínas que puedan usarse en la génica para diagnosticar este padecimiento.

“Nuestro interés es el diagnóstico temprano, y el primer frente es encontrar el tumor en etapas prematuras”, explicó la también investigadora del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMG).

Para desarrollar esta labor, se requiere personal capacitado en diversas áreas: la clínica, donde se proporcionen datos del paciente y muestras; bioquímica, que se encargará de la obtención de proteínas; en química analítica, que involucra la técnica de espectrometría de masas para identificar proteínas, y en bioinformática, que permite la organización y análisis de los datos obtenidos.

Todo esto, abundó la especialista en proteómica aplicada a la medicina, conduce a la propuesta de nuevos marcadores de cáncer; en este caso, para el diagnóstico temprano.

Este trabajo realiza un estudio de los perfiles de expresión de proteínas totales y membranales en cáncer, para encontrar proteínas que sean candidatas a ser marcadores de diagnóstico de carcinoma.

Ello se realiza con un enfoque proteómico, con la utilización de un modelo experimental de células de cáncer de mama para la estandarización de las técnicas y para la separación e identificación de proteínas totales y membranales, previas al estudio con biopsia.

Entre las perspectivas de este estudio están el uso de la información para realizar análisis en biopsias de tejido normal, de tumor benigno como controles, y de cáncer de mama, así como de sangre y orina de los mismos pacientes para que los datos puedan emplearse en el descubrimiento de nuevos biomarcadores de diagnóstico.

En México, las actividades de prevención incluyen la comunicación educativa a la población, para valorar factores de riesgo y promover estilos de vida sanos, que contribuyan a la disminución de la morbilidad por este padecimiento, así como acciones de detección temprana para la identificación, diagnóstico, tratamiento y control oportuno, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-806/unam.mx

Mueren en México enfermos de cáncer pulmonar antes de ser diagnosticados

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En México, el cáncer de pulmón no ocupa uno de los primeros lugares de incidencia, porque el número de fumadores no es tan alto como en Estados Unidos y Europa, señaló Sergio Cruz Barajas.
En México, el cáncer de pulmón no ocupa uno de los primeros lugares de incidencia, porque el número de fumadores no es tan alto como en Estados Unidos y Europa, señaló Sergio Cruz Barajas.

22 de julio de 2010

• En ocasiones, los nódulos son casi imperceptibles a las tomografías, y cuando llegan a descubrirse, la afección ha avanzado hasta en un 80 por ciento
• Este carcinoma ocupa el quinto lugar de entre todas las neoplasias en México, señaló Sergio Cruz Barajas, de la FM de la UNAM

A nivel mundial, el cáncer es la principal causa de mortalidad; en 2007, se le atribuyeron 7.9 millones de defunciones. De entre las neoplasias, la de pulmón registra mayor número de muertes, seguido por la de estómago, hígado, colon y mama.

México ocupa el quinto lugar de entre todos los cánceres registrados, porque muchos pacientes fallecen sin ser diagnosticados a tiempo. La razón, es que en ocasiones los nódulos son casi imperceptibles en las tomografías, y cuando llegan a descubrirse, el padecimiento ha avanzado hasta en un 80 por ciento, señaló Sergio Cruz Barajas, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Asimismo, abundó el académico, uno de los motivos por los que esta afección no ocupa uno de los primeros lugares de incidencia en el país, es porque el número de fumadores no es tan alto en comparación con Estados Unidos y Europa.

Aunque se sabe que este carcinoma es más frecuente después de los 50 años, y el riesgo de padecerlo se incrementa con cada década de vida, su impacto no está adecuadamente medido y representa un problema de salud; diagnosticarlo es difícil porque se deben realizar tomografías, broncoscopías y biopsias costosas para el paciente, destacó.

Además, en ocasiones, el enfermo no acude al médico aunque presente síntomas, porque considera que sólo se trata de una tos, y cuando fallece, se piensa que fue neumonía, comentó el especialista.

Quienes desarrollan esa neoplasia tienen una posibilidad de vida de entre 15 y 20 por ciento, perspectiva mucho menor que la de mujeres en etapas avanzadas de cáncer de mama. Antes, su incidencia era muy alta en varones y baja en ellas, sin embargo, ahora las estadísticas se han equilibrado, apuntó.

Otro padecimiento importante que se ha presentado a últimas fechas, es el adenocarcinoma pulmonar, no asociado al tabaquismo y más frecuente en mujeres; es muy peligroso, porque aún se desconocen sus causas y orígenes, enfatizó el cirujano oncólogo.

Factores que contribuyen

Hablando de cáncer en general, prosiguió el universitario, podría decirse que existen dos tipos: el esporádico y el familiar. El primero se manifiesta sin que haya antecedentes familiares, es decir, no es genético; es el más frecuente, sucede en el 90 por ciento de los casos, y está asociado al envejecimiento. El cáncer pulmonar se encuentra en esta categoría.

El segundo, que se presenta en 10 por ciento de los pacientes, deriva de mutaciones germinales en genes concretos, que incrementan la susceptibilidad de padecerlo; aparece en edades más tempranas.

Los factores ambientales también podrían contribuir a la aparición del cáncer pulmonar; si una persona está expuesta constantemente a sustancias tóxicas como el asbesto, es probable que lo desarrolle.

Cuando se detecta, es necesario analizar las posibilidades por las que se adquirió, como la edad, si el paciente fuma o no, si convive con algún fumador, o si labora en un lugar donde esté en contacto con sustancias dañinas, entre otras.

Finalmente, dijo que una manera de prevenir esta enfermedad es realizar de manera periódica una radiografía del tórax, que además de ser un estudio económico, ofrece la oportunidad de hacer un diagnóstico inicial.
Créditos: UNAM. DGCS -435/unam.mx