Tag Archives: UN

Tensiones y encuentros de ser mujer, artista y discapacitada.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
21 de Febrero del 2013
La investigación “Arte, discapacidad y género” visibiliza y explora las dualidades de este subgrupo poblacional poco explorado en Colombia. Es una invitación a seguir investigando.
“El interés surge de cuando visitaba diferentes regiones del país y me encontraba con mujeres discapacitadas que ejercían un papel como artistas. Ellas se cuestionaban muchas cosas sobre una posición ambivalente, que provoca tenciones: ser mujer y ser discapacitada”, afirma Merly Bocanegra, maestra en Artes Plásticas de la UN.
Por un lado, cuenta, todas las luchas de género a las que ellas se ha sumado promulgan una búsqueda de independencia, autogestión y libertad. Pero la discapacidad les origina una dependencia, a la que se ven abocadas sin tener otra salida, que las pone en una posición de vulnerabilidad, incluso en lo que atañe al cuidado de su propio cuerpo.
“Ellas no podían llegar a alcanzar sus ideales de la lucha de género por su condición de discapacidad, siempre iban a depender. Veían eso como posiciones encontradas”, precisa.
Cuando deciden ser artistas se separan del grupo de mujeres discapacitadas, pues, sin dejar de cuestionarse sobre esas mismas tensiones, toman conciencia de su papel social como constructoras de cultura. Pero se encuentran con que no están abiertos los escenarios para que ellas se realicen.
En ese sentido, asegura: “Salvo algunas participaciones en salones regionales, no vemos la intervención de las mujeres discapacitadas en el arte en Colombia. Entonces, deben dedicarse a la artesanía, a la decoración o al trabajo con fundaciones, que solo promueven el comercio de manufacturas”.
Pero esta confluencia entre ser mujer, discapacitada y artista también tiene unos puntos de encuentro. Uno de ellos es la ruptura con las vivencias emocionales y las sensibilidades humanas que se han erigido como normales.
“Por ejemplo, cuando se trabaja en psicología transpersonal o se hace psicogenealogía, nosotros tomamos lo masculino como lo fuerte, como la libertad, y lo femenino, como lo suave, como la protección. Pero, en ellas, esa vivencia emocional es compartida, pues muchas tienen hijos, pero son cuidadas por ellos mismos. Ellas deben asumir un rol, entre comillas, masculino y femenino, madre e hijo al mismo tiempo. Entonces, esas vivencias emocionales y esas sensibilidades que ellas trabajan no se rigen por los mismos valores de las demás personas”, detalla como primer punto la investigadora.
El segundo punto es la perspectiva de la muerte y del dolor. Todas las personas tienden a la discapacidad. Por vejez o por enfermedad, en algún momento tendrán una discapacidad, pero no lo tienen presente, evitan la muerte.
Los discapacitados no, el dolor y el enfrentamiento a la muerte se hace permanente y persistente día tras día. Esto produce un pensamiento frente al convivir.
“Cuando una mujer con discapacidad se piensa a través del arte, y entiende su condición abocada a la muerte y al dolor, nos presenta eso como su vida cotidiana. Nos provoca una reacción emocional que nos hace pensar en el otro y nos hace darnos cuenta de varias cosas: no podemos vivir el dolor del otro, pero sabemos qué es el dolor. Entonces reconocemos la humanidad en esa persona y, al hacerlo, lo convertimos en un interlocutor válido. O sea es alguien para nosotros, lo reconocemos como uno de los objetivos de las minorías para acceder a los derechos humanos y como ciudadanos”, asegura.
El tercer punto es sobre las prácticas de cuidado y educación en la primera infancia. Históricamente se le han atribuido a la mujer, pero, en muchas perspectivas de la lucha de género, esto se ha querido revaluar, incluyendo un papel más activo del hombre.
Pero, para las mujeres discapacitadas, las prácticas de cuidado son vitales y no podrían ser realizadas por cualquier persona, normalmente son las mamás quienes las hacen.
El último punto es la perspectiva del cuerpo como lugar donde lo público y lo privado tienen lugar. En sus obras, las artistas discapacitadas sacan del ámbito de lo privado toda su vivencia y la ponen en el de lo público. El cuerpo discapacitado se expresa a sí mismo, pero no se puede entender qué está expresando porque se lee desde las lógicas normales.
Así, Bocanegra asegura que, si se hace una apertura al proceso de construcción simbólica de una persona con discapacidad, se puede comprender qué es lo que está tratando de expresar.
Y concluye: “en últimas, lo que se busca es abrir un espacio, un lugar, un campo de investigación…, provocar a otras personas para que comiencen a investigar, porque hay muchos aspectos sobre los cuales indagar”.
En Colombia, hay una asociación de pintores con boca y pie que tiene mujeres. Pero el trabajo que allí hacen no está inserto en los círculos del arte y no promueve el pensamiento artístico, que es la expresión de la sensibilidad humana y no está construida, en estos momentos, a partir de la diferencia y la diversidad.
“La investigación pone de manifiesto que visibilizar esos procesos artísticos de las mujeres con discapacidad permite construir un concepto de paz en un estado dinámico, al reconocernos como seres humanos que dependemos del sistema, pero que también somos responsables de él. Los ideales modernos de la individualidad se están dejando de lado, porque necesitamos de un convivir en el que haya interdependencia y nos hagamos cargo del otro y que el otro se haga cargo de nosotros”, concluye.
Bocanegra presentará una ponencia sobre esta investigación en el coloquio internacional Arte, Emociones y Género, que se celebrará en la UN, los días 7, 8 y 9 de marzo, y al que también asistirán invitados de Francia.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
"Sobre la maternidad", obra de Frida Kahlo.

“Sobre la maternidad”, obra de Frida Kahlo.

21 de Febrero del 2013

La investigación “Arte, discapacidad y género” visibiliza y explora las dualidades de este subgrupo poblacional poco explorado en Colombia. Es una invitación a seguir investigando.

“El interés surge de cuando visitaba diferentes regiones del país y me encontraba con mujeres discapacitadas que ejercían un papel como artistas. Ellas se cuestionaban muchas cosas sobre una posición ambivalente, que provoca tenciones: ser mujer y ser discapacitada”, afirma Merly Bocanegra, maestra en Artes Plásticas de la UN.

Por un lado, cuenta, todas las luchas de género a las que ellas se ha sumado promulgan una búsqueda de independencia, autogestión y libertad. Pero la discapacidad les origina una dependencia, a la que se ven abocadas sin tener otra salida, que las pone en una posición de vulnerabilidad, incluso en lo que atañe al cuidado de su propio cuerpo.

“Ellas no podían llegar a alcanzar sus ideales de la lucha de género por su condición de discapacidad, siempre iban a depender. Veían eso como posiciones encontradas”, precisa.

Cuando deciden ser artistas se separan del grupo de mujeres discapacitadas, pues, sin dejar de cuestionarse sobre esas mismas tensiones, toman conciencia de su papel social como constructoras de cultura. Pero se encuentran con que no están abiertos los escenarios para que ellas se realicen.

En ese sentido, asegura: “Salvo algunas participaciones en salones regionales, no vemos la intervención de las mujeres discapacitadas en el arte en Colombia. Entonces, deben dedicarse a la artesanía, a la decoración o al trabajo con fundaciones, que solo promueven el comercio de manufacturas”.

Pero esta confluencia entre ser mujer, discapacitada y artista también tiene unos puntos de encuentro. Uno de ellos es la ruptura con las vivencias emocionales y las sensibilidades humanas que se han erigido como normales.

“Por ejemplo, cuando se trabaja en psicología transpersonal o se hace psicogenealogía, nosotros tomamos lo masculino como lo fuerte, como la libertad, y lo femenino, como lo suave, como la protección. Pero, en ellas, esa vivencia emocional es compartida, pues muchas tienen hijos, pero son cuidadas por ellos mismos. Ellas deben asumir un rol, entre comillas, masculino y femenino, madre e hijo al mismo tiempo. Entonces, esas vivencias emocionales y esas sensibilidades que ellas trabajan no se rigen por los mismos valores de las demás personas”, detalla como primer punto la investigadora.

El segundo punto es la perspectiva de la muerte y del dolor. Todas las personas tienden a la discapacidad. Por vejez o por enfermedad, en algún momento tendrán una discapacidad, pero no lo tienen presente, evitan la muerte.

Los discapacitados no, el dolor y el enfrentamiento a la muerte se hace permanente y persistente día tras día. Esto produce un pensamiento frente al convivir.

“Cuando una mujer con discapacidad se piensa a través del arte, y entiende su condición abocada a la muerte y al dolor, nos presenta eso como su vida cotidiana. Nos provoca una reacción emocional que nos hace pensar en el otro y nos hace darnos cuenta de varias cosas: no podemos vivir el dolor del otro, pero sabemos qué es el dolor. Entonces reconocemos la humanidad en esa persona y, al hacerlo, lo convertimos en un interlocutor válido. O sea es alguien para nosotros, lo reconocemos como uno de los objetivos de las minorías para acceder a los derechos humanos y como ciudadanos”, asegura.

El tercer punto es sobre las prácticas de cuidado y educación en la primera infancia. Históricamente se le han atribuido a la mujer, pero, en muchas perspectivas de la lucha de género, esto se ha querido revaluar, incluyendo un papel más activo del hombre.

Pero, para las mujeres discapacitadas, las prácticas de cuidado son vitales y no podrían ser realizadas por cualquier persona, normalmente son las mamás quienes las hacen.

El último punto es la perspectiva del cuerpo como lugar donde lo público y lo privado tienen lugar. En sus obras, las artistas discapacitadas sacan del ámbito de lo privado toda su vivencia y la ponen en el de lo público. El cuerpo discapacitado se expresa a sí mismo, pero no se puede entender qué está expresando porque se lee desde las lógicas normales.

Así, Bocanegra asegura que, si se hace una apertura al proceso de construcción simbólica de una persona con discapacidad, se puede comprender qué es lo que está tratando de expresar.

Y concluye: “en últimas, lo que se busca es abrir un espacio, un lugar, un campo de investigación…, provocar a otras personas para que comiencen a investigar, porque hay muchos aspectos sobre los cuales indagar”.

En Colombia, hay una asociación de pintores con boca y pie que tiene mujeres. Pero el trabajo que allí hacen no está inserto en los círculos del arte y no promueve el pensamiento artístico, que es la expresión de la sensibilidad humana y no está construida, en estos momentos, a partir de la diferencia y la diversidad.

“La investigación pone de manifiesto que visibilizar esos procesos artísticos de las mujeres con discapacidad permite construir un concepto de paz en un estado dinámico, al reconocernos como seres humanos que dependemos del sistema, pero que también somos responsables de él. Los ideales modernos de la individualidad se están dejando de lado, porque necesitamos de un convivir en el que haya interdependencia y nos hagamos cargo del otro y que el otro se haga cargo de nosotros”, concluye.

Bocanegra presentará una ponencia sobre esta investigación en el coloquio internacional Arte, Emociones y Género, que se celebrará en la UN, los días 7, 8 y 9 de marzo, y al que también asistirán invitados de Francia.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Tortugas continentales son un tesoro amenazado en Colombia.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
21 de Febrero del 2013
Varias especies de esta familia de vertebrados de agua dulce y tierra se encuentran en peligro de extinción, debido a su aprovechamiento insostenible, según revela un estudio de 43 investigadores.
En un ambicioso proyecto investigativo, científicos del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la Universidad de Antioquia y el Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN exploraron el estado y las condiciones de las tortugas continentales.
Colombia es el segundo país de Suramérica en número de especies de este animal. Pero también es en donde se le da un mal uso y se comercializa ilegalmente.
La coordinadora de la publicación científica del proyecto, Vivian Patricia Páez Nieto, destacó que el estudio es muy valioso porque “las tortugas son parte esencial de la fauna del país, pues hay muchas que solo habitan en Colombia, y es uno de los grupos de vertebrados más amenazados en el mundo”.
El alto índice de amenaza de esta especie se debe a su comercialización y explotación para consumo de sus huevos y carne (por su elevado valor proteínico) o como insumo para producir medicamentos, licores y otras sustancias sin control, lo que tiene a cerca de la mitad de las 27 especies continentales que posee el territorio nacional en riesgo.
La problemática ha causado alarma entre los expertos, pues, según cuenta la investigadora Páez Nieto, de forma ilegal se consiguen entre 3 mil y 30 mil pesos, dependiendo de los tamaños. Incluso, hay lugares establecidos de ventas en los centros urbanos de especies capturadas en la Amazonia y Orinoquia, en donde hay mayor variedad de especies.
Aunque existe un consumo insostenible de los reptiles continentales, se considera que hay algunas especies, como la hicotea, que podrían consumirse de manera responsable, dada su capacidad de reproducir abundantemente nuevos individuos.
No obstante, el propósito es que haya mayor cuidado de esta riqueza desconocida en Colombia, ya que la investigación demostró que hay grandes vacíos informativos sobre su biología y poca sensibilización de la comunidad sobre su protección.
A nivel mundial se sabe que hay 331 especies de tortugas, entre las cuales viven 315 continentales y 7 marinas y han desaparecido 9. Colombia, al ser el séptimo país del planeta en número de especies, requiere de un mayor cuidado de estos reptiles, que son considerados por algunos investigadores “un tesoro nacional”.
La investigación sintetizó el estado de las tortugas continentales a partir del trabajo de 43 expertos, entre los cuales figuran varios de la UN, como la bióloga Olga Victoria Castaño.
Los resultados fueron expuestos ante la comunidad en el Parque Explora de Medellín. Allí se ahondó en las características de las especies y en su situación a nivel local e internacional.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Colombia es el segundo país suramericano en número de tortugas continentales.

Colombia es el segundo país suramericano en número de tortugas continentales.

21 de Febrero del 2013

Varias especies de esta familia de vertebrados de agua dulce y tierra se encuentran en peligro de extinción, debido a su aprovechamiento insostenible, según revela un estudio de 43 investigadores.

En un ambicioso proyecto investigativo, científicos del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la Universidad de Antioquia y el Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN exploraron el estado y las condiciones de las tortugas continentales.

Colombia es el segundo país de Suramérica en número de especies de este animal. Pero también es en donde se le da un mal uso y se comercializa ilegalmente.

La coordinadora de la publicación científica del proyecto, Vivian Patricia Páez Nieto, destacó que el estudio es muy valioso porque “las tortugas son parte esencial de la fauna del país, pues hay muchas que solo habitan en Colombia, y es uno de los grupos de vertebrados más amenazados en el mundo”.

El alto índice de amenaza de esta especie se debe a su comercialización y explotación para consumo de sus huevos y carne (por su elevado valor proteínico) o como insumo para producir medicamentos, licores y otras sustancias sin control, lo que tiene a cerca de la mitad de las 27 especies continentales que posee el territorio nacional en riesgo.

La problemática ha causado alarma entre los expertos, pues, según cuenta la investigadora Páez Nieto, de forma ilegal se consiguen entre 3 mil y 30 mil pesos, dependiendo de los tamaños. Incluso, hay lugares establecidos de ventas en los centros urbanos de especies capturadas en la Amazonia y Orinoquia, en donde hay mayor variedad de especies.

Aunque existe un consumo insostenible de los reptiles continentales, se considera que hay algunas especies, como la hicotea, que podrían consumirse de manera responsable, dada su capacidad de reproducir abundantemente nuevos individuos.

No obstante, el propósito es que haya mayor cuidado de esta riqueza desconocida en Colombia, ya que la investigación demostró que hay grandes vacíos informativos sobre su biología y poca sensibilización de la comunidad sobre su protección.

A nivel mundial se sabe que hay 331 especies de tortugas, entre las cuales viven 315 continentales y 7 marinas y han desaparecido 9. Colombia, al ser el séptimo país del planeta en número de especies, requiere de un mayor cuidado de estos reptiles, que son considerados por algunos investigadores “un tesoro nacional”.

La investigación sintetizó el estado de las tortugas continentales a partir del trabajo de 43 expertos, entre los cuales figuran varios de la UN, como la bióloga Olga Victoria Castaño.

Los resultados fueron expuestos ante la comunidad en el Parque Explora de Medellín. Allí se ahondó en las características de las especies y en su situación a nivel local e internacional.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Devaluación del dólar afecta floricultura nacional.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La apuesta es a ampliar la tecnología al servicio de la floricultura para potenciar más el sector.El tema se trató durante la Cátedra Pedro Nel Gómez de la UN en Medellín.
La apuesta es a ampliar la tecnología al servicio de la floricultura para potenciar más el sector.El tema se trató durante la Cátedra Pedro Nel Gómez de la UN en Medellín.

20 de Febrero del 2013

Las exportaciones de flores han descendido por la devaluación del dólar, pues Estados Unidos es el principal país comprador (recibe un 75% del total de la oferta colombiana).

Aunque el sector floricultor es el principal renglón de exportaciones en Colombia, es indispensable abrir más espacios de cosecha y desarrollar avances tecnológicos que lo potencien.

“Nos hemos quedado con muy pocas especies de flores y nuestro sector solamente produce en clima frio, cuando es posible desarrollar floricultura en climas medios y cálidos”, destaca Mario Arango Marín, docente del Departamento de Ciencias Agronómicas de la UN en Medellín.

Esta situación se evidencia en que el 80% de la producción nacional se cultiva solo en la Sabana de Bogotá; el 15%, en el oriente antioqueño; y el 5% restante, en otras regiones.

Pero se puede tener un mayor alcance en el territorio nacional y con otros tipos de flores, aparte de rosas, claveles y crisantemos (que ocupan los primeros lugares de producción agrícola).

El profesor Arango también dice que se deben buscar otros mercados para exportar, como Japón, China y algunos de Europa oriental, pues solo un 25% de las exportaciones salen hacia Asia y el Viejo Continente.


Agroindustria que puede florecer más

Aunque el panorama del sector floricultor no es el mejor, por la poca diversidad y la recesión económica, hay posibilidades de potenciarlo más, dado que sigue siendo de primer nivel: hasta el año pasado superó, con 1.200 millones de dólares, las exportaciones de café, que ascendieron en el mismo periodo a 950 mil millones de dólares, según estima el profesor Arango.

De igual modo, la articulación investigativa de las universidades, para ampliar la tecnología a disposición de la floricultura, es sumamente valiosa, pues se trata de una agroindustria que requiere sistemas de cultivo protegidos, como cobertizos, invernaderos, polisombras. Así, los adelantos en ingeniería de control, administrativa e industrial, entre otros, proporcionan un valor agregado al trabajo del campo.

Incrementar las exportaciones y optimizar el sector beneficia a miles de familias y podría beneficiar a más, pues pueden aumentarse cada vez los 180 mil empleos directos que este renglón generó en Colombia en el año 2011, según Asocolflores.

El docente expresó su posición sobre la situación de la floricultura en Colombia en una charla efectuada dentro de la Cátedra Pedro Nel Gómez, de la UN en Medellín.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Árboles enanos aumentarán la producción de cítricos.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Se han evaluado patrones enanizantes de cítricos que permitirán a los citricultores del país aumentar su productividad por área de cultivo.
Se han evaluado patrones enanizantes de cítricos que permitirán a los citricultores del país aumentar su productividad por área de cultivo.

20 de Febrero del 2013

Docentes de la UN han determinado la diversidad genética de la naranja y la mandarina para evaluar patrones enanizantes. Estos permitirán aumentar su productividad por área de cultivo en un 60%.

Según explica el profesor Herney Darío Vásquez, director del Grupo de nvestigación en Frutales Tropicales de la UN en Palmira, “los patrones nanizantes son características encontradas a través del mejoramiento genético de ciertas variedades de cítricos, mediante los cuales se reduce ignificativamente el tamaño de los árboles de cinco a dos metros de altura”.

En Colombia, dice el profesor, se prevé que, gracias a estos patrones, se ueden sembrar desde 800 hasta 1.200 árboles por hectárea. Esto representa una buena noticia para los citricultores del país, pues, según indica, actualmente se siembran de 300 a 400 árboles por hectárea, es decir, que se umentará la producción en un 60%”.

Este logro evidencia, además, los valiosos aportes que han hecho los investigadores de la UN en Palmira, que han fortalecido el agro nacional en aspectos cruciales para su desarrollo.

“Con esfuerzo hemos caracterizado la diversidad genética de la uchuva y de la mora en el suroccidente colombiano. Igualmente, de la mano de Corpoica, identificamos variedades de guayaba que tienen mejores características y que se están sembrando actualmente. Probablemente serán liberadas en el futuro por esta entidad”, afirma el profesor Jaime Eduardo Muñoz, director del grupo de investigación en Diversidad Biológica.

Los estudios, llevados a cabo en su gran mayoría en el laboratorio de Biología Molecular, creado en el año 2002, les han permitido a los investigadores caracterizar la diversidad genética de frutas, hortalizas, microorganismos y animales.

Así, han dado pasos decisivos en la caracterización de recursos zoogenéticos criollos, en procura de mejorarlos. De esa manera, han contribuido a su conocimiento y aprovechamiento.

“El grupo de investigación liderado por la profesora Luz Ángela Álvarez ha caracterizado las razas criollas colombianas y ha evaluado la calidad de su leche y de su carne. Entre otras cosas, ha desarrollado trabajos a nivel internacional que aportan resultados y que han sido publicados en revistas de alto nivel internacional”, cuenta el profesor Muñoz.

Según los expertos, estos estudios han logrado convertir a la sede en un referente destacado de investigación en diversidad genética que ha hecho contribuciones reales al sector agropecuario nacional.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

La terribilis es una de las siete maravillas de especies del mundo amenazadas.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La Phyllobates terribilis, también conocida como rana dorada o dardo dorada, es la más venenosa del mundo.
La Phyllobates terribilis, también conocida como rana dorada o dardo dorada, es la más venenosa del mundo.

20 de Febrero del 2013

Este poderoso anfibio fue escogido por más de 100 mil personas, que dieron su voto en redes sociales para que fuera incluido dentro de esta lista.

Como una de las siete maravillas de especies amenazadas del mundo fue declarada esta diminuta rana emblemática del Chocó, considerada la más venenosa del mundo, por la Alianza para la Cero Extinción (AZE, por sus siglas en inglés).

La Phyllobates terribilis, también conocida como rana dorada o dardo dorada, es una especie colombiana endémica de la costa pacífica colombiana y de Panamá.

Su hábitat óptimo son los bosques de altas tasas de lluvia, particularmente en el departamento del Chocó. Allí, según los especialistas, no tiene un depredador tan fuerte como ella, pues es la más venenosa del mundo debido a que almacena en su piel el temible veneno conocido como batracitoxina.

Según el profesor John Douglas Lynch, doctor en Biología y experto en taxonomía y sistemática de anfibios, “esta rana ha despertado un gran interés en la comunidad científica, por cuanto posee un alto de nivel de toxinas que la hacen ser absolutamente letal: puede matar a su presa en cuestión de horas”.

De hecho, por años, las comunidades indígenas emberá de esta zona del país utilizaron su poderoso veneno en las puntas de las lanzas para cazar fácilmente sus presas.

Sin embargo, el profesor Lynch, escéptico sobre las listas de extinción, afirma que esta inclusión es significativa, siempre y cuando “el motivo de la evaluación sea conservarla y no obtener donaciones para un bien particular”.

En ese sentido, indica que, aunque el acceso científico a la zona donde se encuentra es complicado (por la situación de orden público), ha sido considerada en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“No creo que estas actividades vayan a despertar el interés del Gobierno nacional y departamental en ejecutar o crear planes de conservación, pues las corporaciones autónomas regionales encargadas de estos procesos están muy politizadas”, asegura.

Conservación

Por su parte, el profesor Carlos Jaramillo, director de la Reserva Nacional Forestal Bosque de Yotoco, en donde se monitorean poblaciones significativas de ranas Andinobates bombetes, sostiene que estas listas orientan a las autoridades y científicos del país para crear planes de preservación y a invertir más recursos en estas iniciativas.

“Es indispensable que las diferentes entidades ambientales y gubernamentales inviertan recursos en monitorear a esta y a otras especies en peligro, así como en educación ambiental sobre el cuidado de estos recursos zoogenéticos, pues el hombre es una amenaza permanente para la naturaleza”, resalta.

Todo este contexto científico y cultural les ha permitido a los miembros del grupo de investigación de la Reserva de Yotoco mostrar a cientos de niños de instituciones educativas de la región la necesidad de conservar los anuros en el mundo.

“Estamos liderando una campaña de sensibilización sobre la situación actual de los anfibios con los niños, ya que son el presente y el futuro de la sociedad y pueden construir un planeta ambientalmente más responsable”, manifiesta Elizabeth Mora, estudiante investigadora.

Junto con la terribilis se escogieron un murciélago de la Isla Rodríguez (en la República de Mauricio, suroeste del océano Índico); la lechucita bigotona del Perú (una de las especies más pequeñas de búho); la tortuga cuello de serpiente (de la Isla de Roti, en Indonesia); y las grullas siberianas (unas aves de China que pueden vivir más de 80 años).

La AZE es una red de 88 grupos conservacionistas de 35 países que busca el apoyo de la comunidad mundial para proteger los sitios denominados AZE y la vida silvestre en peligro crítico que albergan.

“Cada uno de estos fenomenales sitios mantiene una maravilla única de la naturaleza, un pájaro carismático, una rana, una tortuga o un mamífero, que vale la pena luchar para proteger a perpetuidad. Si bien hoy estamos anunciando siete maravillas, los sitios AZE son realmente 587 maravillas de todo el mundo”, dice Mike Parr, de American Bird Conservancy y presidente de la AZE.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html