Tag Archives: investigadores

Nanopartículas para detectar enfermedades.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
25 de Octubre del 2012
Investigadores de la UN en Manizales trabajan en métodos más precisos, ágiles y menos invasivos para combatir bacterias como E. coli y enfermedades como la clamidia y, en el futuro, el sida.
El trabajo, efectuado por el profesor Carlos Vargas Hernández, consiste en la elaboración de nanopartículas metálicas que funcionan como una especie de sensores en el cuerpo humano. Estos pueden diagnosticar enfermedades que, por encontrarse en pequeñas concentraciones, son difíciles de detectar a través de métodos convencionales.
Para obtenerlas, se recubren partículas metálicas de oro, plata o de óxido de zinc con determinadas proteínas, que para las células de la enfermedad parecen alimento. Estas se acumulan atraídas por el supuesto alimento, que, en realidad, no es más que un anzuelo puesto por los investigadores para establecer su ubicación exacta.
“La idea es que estas partículas se anclen a las células enfermas y, por su morfología, permitan detectar las bacterias. Es decir que actúen como un agente intermedio para seguirlas en el cuerpo y facilitar el diagnóstico”, indica el profesor Vargas.
La metodología para crear estas nanopartículas es muy simple, rápida  y bastante económica. Solo requiere sintetizar unos pocos reactivos químicos en el laboratorio mediante la técnica de microondas (similar a lo que sucede con la preparación de alimentos en un horno casero). Así, se obtiene un material con una constitución muy uniforme y con un gran potencial para la medicina.
Además, y según esperan los investigadores, posibilitará un diagnóstico más certero, menos invasivo y con efectos secundarios reducidos.
“Se proyecta introducir estas partículas en las personas con algún anticuerpo y, al estar ubicadas exactamente donde está la enfermedad, atacarla con terapias láser, que son menos invasivas que las convencionales”, explica el profesor Marcelo Mariscal, de la Universidad de Córdoba en Argentina.
Igualmente, mediante experimentos adelantados con partículas metálicas funcionalizadas con la proteína GP120, que se ancla a la célula portadora del VIH, se espera desarrollar nuevas fórmulas para diagnosticar esta enfermedad.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Se desarrollan métodos para detectar bacterias como E. coli y VIH.

Se desarrollan métodos para detectar bacterias como E. coli y VIH.

25 de Octubre del 2012

Investigadores de la UN en Manizales trabajan en métodos más precisos, ágiles y menos invasivos para combatir bacterias como E. coli y enfermedades como la clamidia y, en el futuro, el sida.

El trabajo, efectuado por el profesor Carlos Vargas Hernández, consiste en la elaboración de nanopartículas metálicas que funcionan como una especie de sensores en el cuerpo humano. Estos pueden diagnosticar enfermedades que, por encontrarse en pequeñas concentraciones, son difíciles de detectar a través de métodos convencionales.

Para obtenerlas, se recubren partículas metálicas de oro, plata o de óxido de zinc con determinadas proteínas, que para las células de la enfermedad parecen alimento. Estas se acumulan atraídas por el supuesto alimento, que, en realidad, no es más que un anzuelo puesto por los investigadores para establecer su ubicación exacta.

“La idea es que estas partículas se anclen a las células enfermas y, por su morfología, permitan detectar las bacterias. Es decir que actúen como un agente intermedio para seguirlas en el cuerpo y facilitar el diagnóstico”, indica el profesor Vargas.

La metodología para crear estas nanopartículas es muy simple, rápida  y bastante económica. Solo requiere sintetizar unos pocos reactivos químicos en el laboratorio mediante la técnica de microondas (similar a lo que sucede con la preparación de alimentos en un horno casero). Así, se obtiene un material con una constitución muy uniforme y con un gran potencial para la medicina.

Además, y según esperan los investigadores, posibilitará un diagnóstico más certero, menos invasivo y con efectos secundarios reducidos.

“Se proyecta introducir estas partículas en las personas con algún anticuerpo y, al estar ubicadas exactamente donde está la enfermedad, atacarla con terapias láser, que son menos invasivas que las convencionales”, explica el profesor Marcelo Mariscal, de la Universidad de Córdoba en Argentina.

Igualmente, mediante experimentos adelantados con partículas metálicas funcionalizadas con la proteína GP120, que se ancla a la célula portadora del VIH, se espera desarrollar nuevas fórmulas para diagnosticar esta enfermedad.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Interculturalidad: de una formación indígena propia a una incluyente.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
16 de Octubre del 2012
El investigador guatemalteco Sergio Mendizábal compartió en la UN los resultados de su trabajo sobre educación intercultural en comunidades indígenas de su país.
Durante el año 2011 y con un equipo de once investigadores mayas, Sergio Mendizábal hizo una pesquisa con respecto a la impresión que tenían las comunidades indígenas de Guatemala q’ekchi, k’iche’, kaqchikel y mam sobre la educación que estaban recibiendo.
“El trabajo se adelantó con sesenta grupos focales de los cuatro territorios de ascendencia maya más representativos y que, además, pertenecen a los municipios con los indicadores sociales más deprimidos del país”, precisó.
Los doce investigadores construyeron un modelo de excavación socioantropológica. En palabras de Mendizábal: “penetramos en profundidad los territorios según una amplia perspectiva teórica y metodológica desde y para las comunidades, para ver con los ojos propios, mayas observando mayas”.
La labor fue un laboratorio prolongado patrocinado por la Agencia de Cooperación Alemana GTZ, que, desde la firma de los acuerdos de paz en Guatemala, en conjunto con el Gobierno, planteó un proyecto de calidad educativa. Se piensa la educación como vehículo principal de promoción de cultura e identidad en pro del rescate de las comunidades indígenas.
“Se establecieron con mucha claridad los parámetros que, con relación a la calidad y cobertura de la educación, el Estado se comprometía a promover en el ámbito de la interculturalidad”, aseguró.
Resultados
El proceso de indagación para entender en qué consistía y de qué manera se mostraban los conocimientos mayas en interacción con las prácticas sociales arrojó que, desde hace 3 mil años, existen tres grandes pautas de concepción de mundo e interacción.
“Los grandes temas que permiten la interculturalidad y los saberes que permanecen a través del tiempo son: la relación entre la naturaleza y la humanidad; la sacralización del mundo y la voluntad de prevalecer en el tiempo; y la adecuación estratégica de la resistencia a desaparecer”.
Conclusiones
Lo que Mendizábal encontró fue un desacierto en la intención del Gobierno para atender las problemáticas: “los temas de calidad y pertinencia educativa eran un mito porque Guatemala impone un modelo neoliberal que está despoblando al país, porque no se forma a un sujeto estudiantil que ame su territorio, que quiera quedarse”.
Por eso, deben fortalecerse los procesos de educación. El modelo educativo que requieren los países hispanoamericanos es uno enraizado en el proyecto histórico y social de los territorios para definir el tipo de nación que se requiere.
Los pueblos deben asumir la soberanía en la decisión de su ruta de formación pedagógica para repensar el modelo social y ver la problemática a partir de un concepto renovado de evolución sociocultural.
La interculturalidad de la educación debe pasar de una formación indígena propia a una incluyente, porque se reduce el tema de las identidades a “lo indígena y lo no indígena; por cultura se está entendiendo solo el fenómeno de la etnicidad, lo que causa discriminación, racismo y autoexclusión”.
Llamado
En su primera visita a Colombia, Sergio Mendizábal, invitado por el Instituto de Investigación en Educación de la Facultad de Ciencias Humanas de la UN, hizo un llamado a la comunidad investigativa. “Que se atrevan a salir de los lugares comunes, a reformular sus parámetros conceptuales mediante una intensa y comprometida dedicación a la práctica: a hacer lo que decimos que hacemos; no a simular que lo hacemos”.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
El estudio se hizo en sesenta grupos representativos de los principales territorios mayas.

El estudio se hizo en sesenta grupos representativos de los principales territorios mayas.

16 de Octubre del 2012

El investigador guatemalteco Sergio Mendizábal compartió en la UN los resultados de su trabajo sobre educación intercultural en comunidades indígenas de su país.

Durante el año 2011 y con un equipo de once investigadores mayas, Sergio Mendizábal hizo una pesquisa con respecto a la impresión que tenían las comunidades indígenas de Guatemala q’ekchi, k’iche’, kaqchikel y mam sobre la educación que estaban recibiendo.

“El trabajo se adelantó con sesenta grupos focales de los cuatro territorios de ascendencia maya más representativos y que, además, pertenecen a los municipios con los indicadores sociales más deprimidos del país”, precisó.

Los doce investigadores construyeron un modelo de excavación socioantropológica. En palabras de Mendizábal: “penetramos en profundidad los territorios según una amplia perspectiva teórica y metodológica desde y para las comunidades, para ver con los ojos propios, mayas observando mayas”.

La labor fue un laboratorio prolongado patrocinado por la Agencia de Cooperación Alemana GTZ, que, desde la firma de los acuerdos de paz en Guatemala, en conjunto con el Gobierno, planteó un proyecto de calidad educativa. Se piensa la educación como vehículo principal de promoción de cultura e identidad en pro del rescate de las comunidades indígenas.

“Se establecieron con mucha claridad los parámetros que, con relación a la calidad y cobertura de la educación, el Estado se comprometía a promover en el ámbito de la interculturalidad”, aseguró.


Resultados

El proceso de indagación para entender en qué consistía y de qué manera se mostraban los conocimientos mayas en interacción con las prácticas sociales arrojó que, desde hace 3 mil años, existen tres grandes pautas de concepción de mundo e interacción.

“Los grandes temas que permiten la interculturalidad y los saberes que permanecen a través del tiempo son: la relación entre la naturaleza y la humanidad; la sacralización del mundo y la voluntad de prevalecer en el tiempo; y la adecuación estratégica de la resistencia a desaparecer”.


Conclusiones

Lo que Mendizábal encontró fue un desacierto en la intención del Gobierno para atender las problemáticas: “los temas de calidad y pertinencia educativa eran un mito porque Guatemala impone un modelo neoliberal que está despoblando al país, porque no se forma a un sujeto estudiantil que ame su territorio, que quiera quedarse”.

Por eso, deben fortalecerse los procesos de educación. El modelo educativo que requieren los países hispanoamericanos es uno enraizado en el proyecto histórico y social de los territorios para definir el tipo de nación que se requiere.

Los pueblos deben asumir la soberanía en la decisión de su ruta de formación pedagógica para repensar el modelo social y ver la problemática a partir de un concepto renovado de evolución sociocultural.

La interculturalidad de la educación debe pasar de una formación indígena propia a una incluyente, porque se reduce el tema de las identidades a “lo indígena y lo no indígena; por cultura se está entendiendo solo el fenómeno de la etnicidad, lo que causa discriminación, racismo y autoexclusión”.


Llamado

En su primera visita a Colombia, Sergio Mendizábal, invitado por el Instituto de Investigación en Educación de la Facultad de Ciencias Humanas de la UN, hizo un llamado a la comunidad investigativa. “Que se atrevan a salir de los lugares comunes, a reformular sus parámetros conceptuales mediante una intensa y comprometida dedicación a la práctica: a hacer lo que decimos que hacemos; no a simular que lo hacemos”.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Cultivos perennes garantizarán seguridad alimentaria.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los investigadores propusieron desarrollar plantas perennes para restaurar la tierra dañada.
Los investigadores propusieron desarrollar plantas perennes para restaurar la tierra dañada.

11 de Octubre del 2012

Científicos de la Universidad de Rutgers (EE. UU.) le propusieron a investigadores de la UN desarrollar este tipo de plantíos para restaurar suelos y ofrecerle opciones alimentarias a la población.

Se denominan cultivos perennes a aquellos que tienen una vida útil de más de cinco años continuos (hasta de 25 años), como los mangos, los aguacates o las manzanas.

Estos han sido pieza fundamental en la denominada revolución verde, un proceso que, según algunos investigadores, ha logrado prevenir la hambruna desde 1950 al incrementar sus prácticas en zonas de laderas, en donde hay mayor erosión de los suelos.

Según el profesor Peter Kahn, doctor de la institución estadounidense: “la producción per cápita del grano anual llegó a su máximo hacia 1980, y ha estado bajando en todo el mundo, lo cual no es un buen panorama. Por eso, las plantas perennes se desarrollan para aumentar la productividad de la tierra, para garantizar la alimentación animal y humana y para proveer biocombustibles diferentes”.

Por esta razón, los investigadores del Departamento de Bioquímica y Microbiología de esta prestigiosa universidad les propusieron a los científicos de la UN en Palmira desarrollar este tipo de plantas, para restaurar la tierra dañada y garantizar la seguridad alimentaria de los pequeños productores.

“En algunos lugares en donde no podamos seguir usando cultivos, podemos utilizar árboles que tienen raíces profundas que ayudan al terreno a restaurarse. De esta manera, con el desarrollo de plantas perennes, podemos ayudar a los campesinos y pequeños productores del campo para que diversifiquen su comida y la de los animales, que les den también una rentabilidad adicional”, afirma el profesor Kahn.

Para el científico estadounidense, el proyecto debe ser colombiano, aunque puede contar con recursos y asistencia técnica de su país.

“Elegimos a Colombia porque es un laboratorio natural perfecto que tiene todos los tipos de suelos, desde selva tropical húmeda hasta nevados. Además, tiene científicos, agrónomos e investigadores talentosos y altamente capacitados mediante una educación de calidad. Por eso, nos acercamos a la UN”, asegura.

Para la profesora Nora Cristina Mesa, decana de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la sede: “esta es una oportunidad que demuestra la importancia que tiene la Universidad para el desarrollo científico y tecnológico a nivel nacional e internacional”.

La Oficina de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales (ORI) de la sede espera firmar un convenio marco con la Universidad de Rutgers, a fin de impulsar, además de movilidad académica de estudiantes y docentes, proyectos de cooperación específicos que contribuyan al desarrollo de la nación.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Ceniza agroindustrial incrementaría firmeza del cemento.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Se busca aumentar la resistencia del cemento adicionándole residuos agroindustriales.
Se busca aumentar la resistencia del cemento adicionándole residuos agroindustriales.

4 de Octubre del 2012

Una mezcla novedosa podría ser el material ideal para desarrollar construcciones sismorresistentes en la región cafetera.

La meta de los investigadores de la UN es aumentar la resistencia del cemento adicionándole residuos agroindustriales, como ceniza de cáscara de arroz e, incluso, la arrojada por el Nevado del Ruiz cuando se encuentra activo.

Xabier García Martí, estudiante español de la Universidad Politécnica de Valencia, se encuentra en la UN en Manizales trabajando con el grupo de investigación en Ingeniería Sísmica y Sismológica de la sede. Con ellos, evalúa el comportamiento de estos materiales, que pueden disminuir costos e incrementar la calidad del concreto.

El trabajo espera así contribuir a mitigar el impacto de los eventos sísmicos, como el temblor acontecido el pasado domingo 30 de septiembre, a las 11:31 de la mañana, que tuvo su epicentro en el departamento del Cauca y una magnitud de 7,1 grados en la escala de Richter.

“La investigación aborda dos frentes. Por un lado, se hace un manejo adecuado de residuos que van directo al vertedero, así se contribuye a descontaminar el medioambiente. Por otro, se aprovechan sus propiedades como aditivos”, afirma García Martí.

Para efectuar la pesquisa, los ingenieros obtienen la ceniza de cáscara de arroz sin moler proveniente del Valle, en donde se concentra una gran parte de su producción en Colombia. Luego queman este material y lo llevan a una molienda en el laboratorio hasta lograr la textura necesaria para adicionarlo.

Asimismo, trabajan con residuos del craqueo catalítico del petróleo, un proceso industrial que se efectúa para optimizar la extracción de combustible del crudo. Dicho desecho es una arcilla que actúa como catalizador y que, cuando se desgasta, se transforma en la sustancia aprovechada para fortalecer el cemento.

Igualmente, adelantan un análisis de propiedades con muestras de ceniza tomadas del Nevado del Ruiz, para determinar si es viable usarla y aprovechar las grandes cantidades que de este material emanan de su actividad volcánica periódica.

“Más adelante, dependiendo de los resultados, se pretende normativizar el uso de estos materiales y presentarlos a la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica (AIS), para que aprueben su implementación”, expresa el investigador.

Su estancia en Colombia se extenderá hasta el próximo 17 de diciembre, fecha en la cual espera contar con los resultados para publicar un artículo sobre el tema y presentar estas recomendaciones a la AIS.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Impulsan proyecto para reintroducir la guacamaya roja en su hábitad natural.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Quedan pocas guacamayas en su hábitat natural.
Quedan pocas guacamayas en su hábitad natural.

4 de Octubre del 2012

El programa de reintroducción de la guacamaya roja en Palenque, Chiapas, y otras áreas de su distribución original, del Instituto de Biología (IB) de la UNAM, recibió un donativo de Kraft Foods México, destinado a promover la conservación del ave y su ecosistema, diseñar estrategias de educación ambiental y fomentar la convivencia armónica con la naturaleza.

La iniciativa, apoyada por Fundación UNAM, obtuvo el primer lugar en la campaña Agentes al Rescate, orientada a generar conciencia sobre el cuidado de especies en peligro de extinción, con el 42 por ciento de los votos registrados.

El proyecto contempla reintroducir 50 guacamayas rojas en áreas de su distribución histórica original —de Tamaulipas a Chiapas—, con el apoyo del aviario de Xcaret, entre ellas, la zona de Palenque. El objetivo es instrumentar estrategias destinadas a incrementar las posibilidades de que sobrevivan en el hábitat silvestre y establezcan poblaciones autónomas.

El estímulo será destinado a garantizar el éxito del programa. Entre las acciones contempladas están establecer protocolos para la crianza en cautiverio, entrenar a las aves contra depredadores; detectar patógenos para evitar la introducción de enfermedades silvestres en la nueva localidad; colocar radios para monitorear los movimientos y supervivencia, y actividades de educación ambiental entre las comunidades aledañas, entre otras.

Conciencia ecológica

En la ceremonia de premiación, Martha Carrillo, directora de Comunicación de Fundación UNAM, destacó que el IB impulsa trabajos orientados a la conservación de la biodiversidad del país. El programa de reintroducción de la guacamaya roja constituye una muestra de esta labor, subrayó.

Patricia Escalante, integrante del IB y responsable del proyecto, recordó que es una especie en serio peligro de extinción. Actualmente, sólo quedan remanentes de sus poblaciones en la Selva Lacandona y, posiblemente, en la zona de Los Chimalapas, debido a la extracción de pichones para el comercio de mascotas y a la pérdida de su hábitat primario (selva tropical húmeda), que hasta hace tres décadas abarcó de Tamaulipas a Chiapas. En total, se calculan 250 individuos en la primera ubicación, y 50 en la segunda.

En este contexto, investigadores universitarios interesados en la conservación de la biodiversidad establecieron colaboración con el aviario de Xcaret, con la finalidad de instrumentar un proyecto de reintroducción y conservación del ave, considerada por los mayas la encarnación del dios de fuego del ojo solar, Kinich Kakmó, lo cual será posible con el donativo entregado a la Fundación UNAM, precisó.

Debemos insistir en que las especies en peligro de extinción, en particular de guacamayas, loros y pericos de México, no pueden ser adquiridas como mascotas. En el caso de la roja, de no emprender más estrategias para su conservación en la próxima década, las dos poblaciones que sobreviven desaparecerán.

Naturalia, organización promotora de la reintroducción del lobo mexicano, y Pronatura, entidad orientada a frenar el deterioro y asegurar la permanencia de jaguares en la Península de Yucatán, recibieron el segundo y tercer lugar, respectivamente.

Boletín UNAM-DGCS-610
Ciudad Universitaria.