Tag Archives: distrito federal

Con realidad virtual, atienden transtornos por estrés postraumático

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

 Un tratamiento con realidad virtual proporciona un ambiente controlado y sin riesgos, porque el paciente puede retirarse cuando lo desee, aseguró Anabel de la Rosa Gómez.
Un tratamiento con realidad virtual proporciona un ambiente controlado y sin riesgos, porque el paciente puede retirarse cuando lo desee, aseguró Anabel de la Rosa Gómez.

11 de julio de 2010

• El Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la FP de la UNAM, ha hecho de la tecnología una valiosa herramienta terapéutica
• Se recrean escenarios que podrían facilitar la recuperación del paciente, señaló Anabel de la Rosa Gómez, coordinadora de Investigación de ese espacio
• En el software se desarrollaron cuatro escenarios tridimensionales: un puente peatonal, las calles del Distrito Federal, un viaje en taxi y una habitación de secuestros

Para atender a pacientes con Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT), especialistas de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM desarrollaron un nuevo método, basado en realidad virtual.

Este problema puede manifestarse cuando el individuo es sometido a violencia, como la experimentada en un asalto o secuestro; ambos eventos suelen ser fuente de miedo, horror e indefensión, dijo Anabel de la Rosa Gómez, coordinadora de Investigación del Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la FP.

El tratamiento se otorga a víctimas de violencia delictiva, que presenten síntomas del TEPT a más de un mes del suceso; es decir, cuando después de 30 días siguen ocurriendo pesadillas o ataques de miedo, pues aunque son normales, suelen desaparecer en ese periodo de tiempo; además, rara vez se reflejan en las interacciones sociales, académicas y laborales.

Es importante atender a quienes, transcurrido ese lapso, siguen recreando el evento, o sometiéndose a episodios de desasosiego e indefensión, porque estas conductas los pueden llevar al aislamiento, refirió.

“Eso se hace evidente cuando el individuo evita cualquier situación que le recuerde el episodio amenazante, sin importar que se trate de actividades tan cotidianas como cruzar la calle, viajar en transporte público o mirar a los ojos a los demás”, acotó.

Entre las manifestaciones del TEPT, además de las que alteran la conducta, se cuentan las del orden físico, como la hiperactivación, que incluye sudoración, taquicardia y nerviosismo, indicó la especialista, quien recordó que para hacer frente a este trastorno, la terapia tradicional apuesta a la exposición por imaginación, que consiste en encarar el suceso, siempre de la mano de un profesional, mediante la recreación mental de los hechos.

Representaciones virtuales que hacen tolerable la realidad

Estudios señalan que la exposición es la técnica más eficaz, pero aunque los resultados han sido positivos, se puede hacer más; en ese sentido, herramientas como la realidad virtual significan una revolución en este campo.

Con ellas, es posible rehacer escenarios tridimensionales detallados, lo que permite al paciente entrar de lleno, y con mayor facilidad. Al recorrer los paisajes computacionales, comienza a recuperar los recuerdos perdidos, porque es frecuente que los individuos teman a determinados sucesos y opten por omitirlos, lo que empeora la situación.

La clave no está en evadir, sino enfrentar. No obstante, cada persona imagina los acontecimientos de forma distinta, ocasionando problemas de comunicación con el terapeuta cuando se aplica la técnica de recreación; en contraparte, la realidad virtual es de gran ayuda, porque permite al sujeto con TEPT, y al terapeuta, observar lo mismo, indicó la especialista.

“Eso favorece los vínculos; además, esta tecnología proporciona un ambiente controlado y sin riesgos, porque el paciente puede retirarse cuando lo desee”, señaló.

De la Rosa Gómez expuso que antes de llegar a esta etapa del tratamiento, se aplican técnicas para educar y coeducar al individuo en el área de sintomatología. “Le enseñamos qué es el miedo, la ansiedad, y por qué le ocurre esto y aquello”.

Posteriormente, se sigue una fase de relajación, que ayuda a disminuir los niveles de ansiedad y, finalmente, se pasa a la exposición. Aunque la realidad virtual es la base del tratamiento, debe ser la última, pues para que surta efecto se requiere pasar por un proceso especial, explicó.

En el software se desarrollaron cuatro escenarios tridimensionales: un puente peatonal, las calles del Distrito Federal, un viaje en taxi y una habitación de secuestros, sitios que más ansiedad provocan entre las víctimas.

Créditos: UNAM. DGCS -413/unam.mx

Académicos a favor de una ley de posesión y manejo responsable de mascotas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El culpable de los ataques de un perro es su dueño, porque no le brindó el cuidado necesario, señaló Moisés Heiblum Frid.
El culpable de los ataques de un perro es su dueño, porque no le brindó el cuidado necesario, señaló Moisés Heiblum Frid.

5 de julio de 2010

• El Distrito Federal podría ser la primera urbe en contar con una ley sobre manejo de canes, para evitar ataques a personas a través de la prevención
• La agresividad no es necesariamente una patología, sino un aprendizaje, indicó Moisés Heiblum Frid, del Departamento de Etiología y Fauna Silvestre de la FMVZ de la UNAM
• La violencia de esos animales es la complicación más diagnosticada y representa un problema de salud pública, señaló

Ante la preocupación de personas que han resultado agredidas por canes, en la Ciudad de México se intentó establecer, recientemente, una iniciativa de Ley para la Tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos.

No obstante, los académicos de la Universidad nos opusimos porque hay una serie de factores importantes a considerar, no solamente genéticos, sino ambientales, de aprendizaje y de manejo conductual, sostuvo Moisés Heiblum Frid, investigador de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

En forma científica, explicó, no existen parámetros que demuestren que la bravura de un perro esté directamente relacionada con determinada raza, o que su agresividad sea natural; son los humanos, el ambiente y el aprendizaje, entre otros elementos, los responsables de su conducta.

De hecho, la agresividad no es necesariamente una patología, sino un recurso que el can utiliza para conseguir o evitar determinadas cosas; existen diferentes categorías, que se pueden clasificar de acuerdo a la motivación y a las estructuras nerviosas que la controlan, añadió.

“El responsable de los ataques de un perro comúnmente es su dueño, porque no le brindó el cuidado necesario. Ninguna raza es necesariamente `brava´ por naturaleza; el componente genético sin duda puede existir, pero no es el único ni el más determinante”, puntualizó el científico y profesor del Departamento de Etología y Fauna Silvestre de la FMVZ.

Ante la situación, los académicos plantearon una ley de propiedad, posesión y manejo responsable, porque “realmente no hay ningún parámetro científico que pueda sustentar que determinadas razas son más amenazantes que otras”.

En este contexto, dijo, el Distrito Federal podría ser la primera urbe en contar con un estatuto sobre el manejo de canes, para evitar ataques a personas a través de la prevención.

Esta ley sería de observancia general en la Ciudad de México, y sus disposiciones de orden público e interés social; su objetivo sería regular la posesión y manejo de perros para proteger la integridad de los individuos, la salud pública y el bienestar de los canes, abundó.

En ella se especifica cómo y dónde deben mantenerlos, su identificación mediante un chip y una placa que debe portar en un collar con los datos del propietario. Se pretende que los dueños, adiestradores, sociedades protectoras, criadores, y todos aquellos que tengan que ver con la compra, venta y adopción, acudan a la secretaría de Seguridad Pública capitalina para crear un registro a nivel Distrito Federal.

El proyecto de tenencia y tutela responsable, realizado con expertos en la materia y diputados de la Asamblea Legislativa, busca poner en la mesa de discusión la importancia del manejo de los cánidos, fomentar una tenencia responsable y, de esta forma, prevenir ataques.

“La FMVZ brinda, desde hace nueve años, el servicio de etología clínica, que orienta a los propietarios para prevenir problemas de conducta, y si ya se han manifestado, diagnosticarlos y tratarlos con ayuda de especialistas; el objetivo es incidir en la creación de relaciones mutuamente placenteras. Somos una instancia que fomenta y trabaja por una mayor cultura sobre la posesión responsable”, subrayó.

La agresividad, el problema más diagnosticado

Muchos de los trastornos conductuales que padecen las personas pueden sufrirlos también los animales, porque la función fisiológica de su cerebro es similar a la del humano. Por lo tanto, cuando hay deficiencias en neurotransmisión química o disturbios anatómicos pueden manifestarse perturbaciones de tipo conductual iguales a las del hombre, como ansiedad, depresión o impulsividad, explicó el etólogo.

El trastorno de conducta más diagnosticado en perros, y que representa un problema de salud pública, es precisamente la agresividad, que muchas veces tiene su origen en alteraciones de ansiedad y miedo a diferentes tipos de estímulos, reiteró.

Se han detectado severas perturbaciones en etapas de desarrollo, como déficit en la socialización temprana, que puede derivar en problemas conductuales en la adultez, debido a un aislamiento parcial o total de estímulos en el período sensible de desarrollo, o dificultades en el período geriátrico, asociadas a pérdidas sensoriales, orgánicas y desequilibrios en neurotransmisión química.

Sin embargo, concluyó, las causas principales de la conducta agresiva son la irritación, dolor, enfermedad, incomodidad y desequilibrios en la estructura social, entre otros factores.
Créditos: UNAM. DGCS -402/unam.mx

La extinción de especies, en gran medida por la acción del hombre: Narro Robles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la inauguración del Año Internacional de la Biodiversidad, en las “islas” de CU.
El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la inauguración del Año Internacional de la Biodiversidad, en las “islas” de CU.

21 de mayo de 2010

• Se inauguró el Año Internacional de la Biodiversidad
• Las instituciones de educación superior de México cultivan conocimientos pero también, en forma importante, valores, dijo el rector de la UNAM
• En el país, se han contabilizado más de 22 mil 400 registros de diferentes tipos o razas de maíz, informó el titular de la Semarnat, Juan Rafael Elvira Quesada

En las últimas décadas, el ser humano se ha convertido en una especie amenazante para la vida. Si en la actualidad muchos organismos se encuentran en peligro de extinción se debe, en gran medida, a la conducta del hombre, advirtió el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Asimismo, sostuvo que en las instituciones de educación superior de México se cultivan conocimientos pero también, en forma importante, se cultivan valores.

Al destacar la importancia de la riqueza biológica, cultural y artística, sostuvo que como especie no podemos acostumbrarnos a la diversidad social, situación que hace que en el planeta existan mil millones de seres en condiciones de pobreza, o más de dos mil millones sin acceso a las condiciones sanitarias esenciales.

Cómo acostumbrarnos a aplacar nuestra conciencia si hay 800 millones de personas que no saben leer ni escribir; cómo acostumbrarse a esa diversidad tan espantosa, que en realidad se debe llamar desigualdad, y que no podemos aceptar, recalcó en la ceremonia inaugural del Año Internacional de la Biodiversidad 2010.

En la apertura de la muestra “La Milpa: Baluarte de nuestra diversidad biológica y cultural”, consideró que lo esencial en el planeta, y en el universo, es el respeto. “Es una buena ocasión para educar, aprender, reflexionar, y también para hacer cosas que nos conduzcan en ese terreno y en ese sentido”.

A su vez, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quesada informó que, a principios de 2007, se analizaron, junto con la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad, los registros de las especies nativas de maíz, para determinar lo que ocurría con las razas criollas y los parientes silvestres de ese cereal.

En lugar de encontrar menos registros de los esperados, a causa de la pérdida de biodiversidad o de ecosistemas, se detectó mayor número. A la fecha, se han contabilizado más de 22 mil 400 diferentes razas, distribuidas en todo el país, excepto en la península de Baja California y el Distrito Federal. De ellas, 21 mil 200 son diferentes tipos de maíz criollo, y 610 de teozintle.

Para el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, Enrique Fernández Fassnacht, estas casas de estudio tienen gran responsabilidad en la formación de especialistas, en investigación y desarrollo para atender los grandes problemas nacionales, pero también deben hacer un esfuerzo para fomentar la cultura por el respeto a la biodiversidad y al medio ambiente.

En tanto, la directora general del Instituto Politécnico Nacional, Yoloxóchitl Bustamante Ortiz, refirió que cuando se habla de la naturaleza, sólo queda aceptar que la soberbia humana ha llevado al desgaste de la biodiversidad biológica a lo largo de los años, en que el hombre, como especie, ha creído ser capaz de dominarla y subyugarla.

En su oportunidad, la directora del Instituto de Biología, Tila María Pérez Ortiz, indicó que se debe reconocer el fracaso colectivo de la humanidad, porque no hemos alcanzado la meta de lograr, para 2010, una reducción significativa en el ritmo de la pérdida de biodiversidad. Se estima que en los últimos 30 años la abundancia de especies de vertebrados se redujo a casi un tercio, mientras que cerca de un cuarto de las especies vegetales están en peligro de extinción.

Por último, la directora del Instituto de Investigaciones Sociales, Rosalba Casas Guerrero, comentó que para la UNAM, la celebración del Año Internacional de la Biodiversidad ha sido la oportunidad para integrar esfuerzos, construir una reflexión que exprese la riqueza y complejidad de nuestros recursos, así como las amenazas a las que está expuesta la diversidad biológica del planeta.

Con “La Milpa: Baluarte de nuestra diversidad biológica y cultural”, a celebrarse hasta el próximo domingo, la Universidad Nacional impulsa el intercambio y el diálogo de conocimientos tradicionales y científicos, con el fin de celebrar nuestra herencia y reconocer a este agroecosistema.

De esa forma, esta casa de estudios se suma a la declaratoria del 2010 como Año Internacional de la Biodiversidad por la Organización de las Naciones Unidas. Con ello, se busca difundir información, promover la protección del entorno y alentar a cada miembro de la sociedad a asumir medidas directas para reducir la pérdida de la riqueza biológica, una iniciativa de la Unión Internacional de la Naturaleza.
Créditos: UNAM. DGCS -308/unam.mx