Tag Archives: desarrollo

Educación, única posibilidad de romper el círculo entre pobreza e ignorancia: José Narro.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Inauguró la XXXIV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.
Inauguró la XXXIV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

20 de Febrero del 2013

El atraso y la pobreza suelen ir de la mano con la ignorancia. La única posibilidad de romper con el círculo que se genera entre pobreza e ignorancia, es la educación. Por ello, tenemos que insistir en que México no podrá desarrollar sus potencialidades, que son muchas, mientras no logre avances más importantes en ese campo, afirmó el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Al hacer la declaratoria inaugural de la XXXIV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, expresó que las cifras de la Encuesta Nacional de Lectura 2012 no muestran avances. El mismo título del informe de resultados es elocuente y preocupante: “de la penumbra a la oscuridad…”, en referencia al hecho de que la lectura entre los mexicanos disminuyó en los últimos cuatro años.

Ante la desigualdad que nos ha acompañado desde nuestro origen como país, tenemos que impulsar acciones socialmente niveladoras. Está demostrado que tanto la educación, como la atención a la salud, constituyen principales factores que le permiten a una sociedad avanzar hacia la igualdad de oportunidades y de condiciones de vida, acotó.

En el Salón de Actos del Palacio de Minería, Gonzalo Guerrero Zepeda, director de la Facultad de Ingeniería (FI), expuso que se requieren campañas meditadas, técnicamente actualizadas, grandes y generosas. Deben ser un retrato de lo que es la lectura: una forma de aprender a vivir mejor, de gozar más la vida.

A su vez, Victórico Albores Santiago, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, comentó que esta fiesta es, sin duda, uno de los eventos más relevantes de la Ciudad de México, una tradición que se ha arraigado en los capitalinos, independientemente de su condición socioeconómica y educativa.

Para el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, el libro seguirá como nuestro mejor amigo, aún en las épocas de avance tecnológico, de uso de Internet y de redes sociales. La lectura ennoblece y enaltece la vida misma, y la UNAM, consideró, juega un papel preponderante en el México de nuestros días, en la edificación de un país más justo, libre y democrático.

En tanto, Roberto Borge Angulo, gobernador de Quintana Roo, agradeció ser la entidad invitada en esta versión de la Feria. Señaló la importancia de fomentar la lectura, el acervo cultural y preservar las tradiciones de nuestros pueblos. Ello es importante, porque 87 por ciento de los mexicanos tiene menos de 30 libros en sus casas, incluidos los de texto, y 14 por ciento de los jóvenes entre 18 y 22 años nunca ha leído uno.

Al término de la ceremonia, se hizo un recorrido por los pabellones de esta casa de estudios, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, de Conaculta, así como por el salón de Quintana Roo.

Asistieron Fernando Serrano Migallón, subsecretario de Educación Superior de la SEP; Saúl Juárez Vega, secretario Cultural y Artístico de Conaculta, y Fernando Macotela Vargas, director General de la Feria, entre otros.

Boletín UNAM-DGCS-114
Palacio de Minería.

Agricultura sostenible debe conocer condiciones de cada ecosistema.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
18 de Febrero del 2013
Deteriorar los ecosistemas atenta contra la supervivencia. Una adecuada gestión del medioambiente, basada en el conocimiento científico y el desarrollo de tecnologías, podría evitarlo.
Así lo expresó el docente de la UN en Medellín León Darío Vélez. Además, resaltó: “en todos los países y todas las sociedades, es necesario hacer explícito, mediante legislaciones, políticas, estrategias y estilos de desarrollo económico, nuestra dependencia de los ecosistemas y crear avances investigativos y tecnológicos de acuerdo con las características propias de cada ambiente”.
Precisamente, este investigador del Departamento de Ciencias Agronómicas de la sede trabaja en dos proyectos que buscan contribuir al desarrollo de una agricultura sostenible que tenga en cuenta las condiciones de cada ecosistema.
Según cuenta, en el año 2012 culminó la primera etapa de una iniciativa con pequeños ganaderos en Ituango (Antioquia) en la cual se evaluó cómo hacer una ganadería menos extensiva y más intensiva, considerando las particularidades de la región.
“La idea es cambiar los modelos extensivos, que erosionan el suelo, y reducir al mínimo el espacio de los pastos para alimentar el ganado (por ejemplo, de 30 hectáreas a 5). Así, se aprovecha el espacio libre para fortalecer la vegetación natural y se evita el deterioro de los terrenos”, explicó.
Igualmente, informó que este año empezó con Colciencias una investigación acerca del cambio climático en la cual se tienen en cuenta las variables que determinan el funcionamiento y la sostenibilidad de los ecosistemas que están en los pastos para producir leche.
Para el profesor Vélez, es necesario entender las dinámicas del sector agrario y promover un manejo sostenible: “La agricultura es el proceso de transformación de los ecosistemas de un estado inicial a un estado deseado, a fin de producir materia, energía e información para satisfacer las necesidades del ser humano. El reto es no deteriorar las funciones del ecosistema”.
Estas reflexiones se dieron durante la Cátedra Pedro Nel Gómez, que este semestre aborda la agroindustria en Colombia en el siglo XXI y es coordinada por la Facultad de Ciencias Agrarias.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Para evitar el deterioro de los ecosistemas, es necesario desarrollar conocimiento científico y nuevas tecnologías.

Para evitar el deterioro de los ecosistemas, es necesario desarrollar conocimiento científico y nuevas tecnologías.

18 de Febrero del 2013

Deteriorar los ecosistemas atenta contra la supervivencia. Una adecuada gestión del medioambiente, basada en el conocimiento científico y el desarrollo de tecnologías, podría evitarlo.

Así lo expresó el docente de la UN en Medellín León Darío Vélez. Además, resaltó: “en todos los países y todas las sociedades, es necesario hacer explícito, mediante legislaciones, políticas, estrategias y estilos de desarrollo económico, nuestra dependencia de los ecosistemas y crear avances investigativos y tecnológicos de acuerdo con las características propias de cada ambiente”.

Precisamente, este investigador del Departamento de Ciencias Agronómicas de la sede trabaja en dos proyectos que buscan contribuir al desarrollo de una agricultura sostenible que tenga en cuenta las condiciones de cada ecosistema.

Según cuenta, en el año 2012 culminó la primera etapa de una iniciativa con pequeños ganaderos en Ituango (Antioquia) en la cual se evaluó cómo hacer una ganadería menos extensiva y más intensiva, considerando las particularidades de la región.

“La idea es cambiar los modelos extensivos, que erosionan el suelo, y reducir al mínimo el espacio de los pastos para alimentar el ganado (por ejemplo, de 30 hectáreas a 5). Así, se aprovecha el espacio libre para fortalecer la vegetación natural y se evita el deterioro de los terrenos”, explicó.

Igualmente, informó que este año empezó con Colciencias una investigación acerca del cambio climático en la cual se tienen en cuenta las variables que determinan el funcionamiento y la sostenibilidad de los ecosistemas que están en los pastos para producir leche.

Para el profesor Vélez, es necesario entender las dinámicas del sector agrario y promover un manejo sostenible: “La agricultura es el proceso de transformación de los ecosistemas de un estado inicial a un estado deseado, a fin de producir materia, energía e información para satisfacer las necesidades del ser humano. El reto es no deteriorar las funciones del ecosistema”.

Estas reflexiones se dieron durante la Cátedra Pedro Nel Gómez, que este semestre aborda la agroindustria en Colombia en el siglo XXI y es coordinada por la Facultad de Ciencias Agrarias.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Caldas estudia caudales para conservar zonas forestales.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
15 de Febrero del 2013
El Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la UN en Manizales elaboró un modelo para calcular los caudales de las crecientes en todo el departamento.
Por encargo de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), ingenieros del IDEA estudiaron los caudales máximos para el territorio caldense usando un modelo hidrológico que divide el departamento en una cuadrícula, de modo que en todas las cuencas hidrográficas que contiene este espacio se pueda saber cuánta agua escurre en secciones específicas.
Cada una de las celdas del modelo mide 90 metros y simboliza una fracción del terreno. Igualmente, tiene un mapa que representa la lluvia, otro para la capa superficial del suelo y uno más para la parte más profunda.
“Mediante un software el modelo es sometido a lluvia y ubica un tanque para cada capa del suelo. Parte del agua que cae se escurre y la otra se filtra a los lugares más profundos hasta que se convierte en escorrentía en los cauces. Así, se podrán conocer los caudales máximos de la creciente, es decir, qué tanta agua se acumularía después de un aguacero en un determinado sector de Caldas”, explica Víctor Mauricio Aristizábal, investigador del IDEA.
Con esta información se pueden elaborar diseños hidráulicos de todo tipo. Pero la finalidad de este trabajo es proporcionar datos para delimitar las fajas protectoras del departamento, es decir, las zonas de protección aledaña a todos los cauces donde no se pueden hacer construcciones.
En Colombia apenas se está empezando a delimitar estas zonas. Y, aunque en Manizales, como ciudad pionera, ya se adelantó un trabajo para tal fin, Corpocaldas está desarrollando este proyecto para que las nuevas construcciones queden fuera de esas fajas forestales protectoras.
“En la región no se tenían precedentes de modelos hidrológicos distribuidos aplicados a Caldas. Este estudio contiene innovaciones en cuanto se modificaron y se plantearon parámetros de suelos propios de la región. Y, aunque no es su objetivo, también podría usarse en las zonas muy planas, para determinar inundaciones, y en las zonas altas, para saber si la capacidad de los canales es apta para evacuar las aguas”, destaca el ingeniero Aristizábal.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
El modelo permite conocer qué tanta agua se acumularía después de un aguacero.

El modelo permite conocer qué tanta agua se acumularía después de un aguacero.

15 de Febrero del 2013

El Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la UN en Manizales elaboró un modelo para calcular los caudales de las crecientes en todo el departamento.

Por encargo de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), ingenieros del IDEA estudiaron los caudales máximos para el territorio caldense usando un modelo hidrológico que divide el departamento en una cuadrícula, de modo que en todas las cuencas hidrográficas que contiene este espacio se pueda saber cuánta agua escurre en secciones específicas.

Cada una de las celdas del modelo mide 90 metros y simboliza una fracción del terreno. Igualmente, tiene un mapa que representa la lluvia, otro para la capa superficial del suelo y uno más para la parte más profunda.

“Mediante un software el modelo es sometido a lluvia y ubica un tanque para cada capa del suelo. Parte del agua que cae se escurre y la otra se filtra a los lugares más profundos hasta que se convierte en escorrentía en los cauces. Así, se podrán conocer los caudales máximos de la creciente, es decir, qué tanta agua se acumularía después de un aguacero en un determinado sector de Caldas”, explica Víctor Mauricio Aristizábal, investigador del IDEA.

Con esta información se pueden elaborar diseños hidráulicos de todo tipo. Pero la finalidad de este trabajo es proporcionar datos para delimitar las fajas protectoras del departamento, es decir, las zonas de protección aledaña a todos los cauces donde no se pueden hacer construcciones.

En Colombia apenas se está empezando a delimitar estas zonas. Y, aunque en Manizales, como ciudad pionera, ya se adelantó un trabajo para tal fin, Corpocaldas está desarrollando este proyecto para que las nuevas construcciones queden fuera de esas fajas forestales protectoras.

“En la región no se tenían precedentes de modelos hidrológicos distribuidos aplicados a Caldas. Este estudio contiene innovaciones en cuanto se modificaron y se plantearon parámetros de suelos propios de la región. Y, aunque no es su objetivo, también podría usarse en las zonas muy planas, para determinar inundaciones, y en las zonas altas, para saber si la capacidad de los canales es apta para evacuar las aguas”, destaca el ingeniero Aristizábal.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Novedosa técnica refinará procesos de clasificación del café.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
13 de Febrero del 2013
Una ingeniera de la UN en Manizales trabaja en una técnica que permitirá optimizar la selección de los granos según su color. Así, se controlará aún más la calidad del producto final.
La calidad del café depende, en parte, de la clase de frutos que se benefician (proceso por el cual se retira la cáscara). Cuando solo se trata de granos maduros, se obtiene una variedad suave que es la utilizada para exportación. Pero, si en esta etapa, se mezclan maduros con pintones y verdes, la calidad disminuye.
Ante esta situación, empresas del gremio han trabajado en desarrollar máquinas que automaticen la recolección. Sin embargo, no han logrado perfeccionar un procedimiento que evite que se mezclen los granos de diferentes etapas de maduración.
Por eso, Nubia Liliana Montes Castrillón, docente y estudiante del Doctorado en Ingeniería (línea de Automática) de la UN en Manizales, avanza en la creación de un mecanismo que los clasifique por color.
“Se diseñó un circuito que ya identifica los colores amarillo, verde, rojo, naranja y magenta. Ahora se están adelantando pruebas de clasificación con pimpones de estas tonalidades. Además, mediante una rueda que se pone a girar mientras los objetos pasan frente a una cámara, se busca determinar a qué velocidad se pueden seleccionar correctamente”, cuenta la ingeniera.
Una vez que se obtengan las velocidades, se efectuarán las pruebas con frutos de café, para que la máquina las separe según su estado de maduración.
Con este fin, se contemplan distintos medios para dosificar los frutos, entre ellos una banda transportadora y un chorro de aire o control de succión. Así, podrán pasar de forma individual por el mecanismo de selección frente a la cámara.
“Según los resultados positivos de las pruebas preliminares, que muestran la viabilidad del mecanismo, la idea es producir un prototipo de bajo costo para que los pequeños caficultores lo puedan adquirir y utilizar”, asegura.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Actualmente, se desarrolla un mecanismo que clasifica los granos por color.

Actualmente, se desarrolla un mecanismo que clasifica los granos por color.

13 de Febrero del 2013

Una ingeniera de la UN en Manizales trabaja en una técnica que permitirá optimizar la selección de los granos según su color. Así, se controlará aún más la calidad del producto final.

La calidad del café depende, en parte, de la clase de frutos que se benefician (proceso por el cual se retira la cáscara). Cuando solo se trata de granos maduros, se obtiene una variedad suave que es la utilizada para exportación. Pero, si en esta etapa, se mezclan maduros con pintones y verdes, la calidad disminuye.

Ante esta situación, empresas del gremio han trabajado en desarrollar máquinas que automaticen la recolección. Sin embargo, no han logrado perfeccionar un procedimiento que evite que se mezclen los granos de diferentes etapas de maduración.

Por eso, Nubia Liliana Montes Castrillón, docente y estudiante del Doctorado en Ingeniería (línea de Automática) de la UN en Manizales, avanza en la creación de un mecanismo que los clasifique por color.

“Se diseñó un circuito que ya identifica los colores amarillo, verde, rojo, naranja y magenta. Ahora se están adelantando pruebas de clasificación con pimpones de estas tonalidades. Además, mediante una rueda que se pone a girar mientras los objetos pasan frente a una cámara, se busca determinar a qué velocidad se pueden seleccionar correctamente”, cuenta la ingeniera.

Una vez que se obtengan las velocidades, se efectuarán las pruebas con frutos de café, para que la máquina las separe según su estado de maduración.

Con este fin, se contemplan distintos medios para dosificar los frutos, entre ellos una banda transportadora y un chorro de aire o control de succión. Así, podrán pasar de forma individual por el mecanismo de selección frente a la cámara.

“Según los resultados positivos de las pruebas preliminares, que muestran la viabilidad del mecanismo, la idea es producir un prototipo de bajo costo para que los pequeños caficultores lo puedan adquirir y utilizar”, asegura.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Optimizan aguas residuales en pequeñas agroindustrias.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
12 de Febrero del 2013
El sistema de manejo integral de aguas residuales para microempresas agroindustriales diseñado en la UN, brinda alternativas de aprovechamiento que generan valor agregado y rendimientos económicos.
Por las deficiencias en el apoyo técnico y las implicaciones financieras para las pequeñas y medianas empresas, no resulta sencillo contar con esquemas para manejar el agua que utilizan en sus procesos. Ante esta necesidad, Jorge Adrián Castaño Henao, estudiante de Maestría en Ingeniería Química de la Sede Manizales, quiso hacer su aporte.
“La idea es que las empresas puedan tener acceso a ese tipo de información de manera fácil y económica, de modo que obtengan beneficios de sus mismos residuos, se eliminen vertimientos y puedan certificarse en normas de calidad de gestión ambiental como ISO 9000 o 14000”, indicó el investigador.
Para este proyecto, que fue realizado como tesis de grado de su maestría, se trabajó con una empresa que produce agentes de control biológico que son sustitutos de agroquímicos convencionales; en este caso, con hongos que son promotores de crecimiento y que, a su vez, atacan plagas de cultivos.
Inicialmente, se caracterizaron las corrientes de agua residual para identificar cuál tenía potencial (carga de nutrientes y de residuos sólidos de esos mismos hongos) para el crecimiento de estos microorganismos.
Luego se revisó si el contenido de hongos en el agua permitía la   reproducción de las especies deseadas, y allí se observó que estaba contaminada con otros microorganismos que limitaban su crecimiento.
Por este motivo se probó adicionándole al agua algunos antibióticos,  pero la carga de bacterias era muy alta, por lo cual esta alternativa no era  suficiente. Por ello, se procedió a esterilizarla, logrando así condiciones en las que se vieron resultados positivos para el desarrollo de los microorganismos.
Una vez logrado el medio adecuado y con base en las concentraciones planteadas por la empresa, se inoculó el agua con distintas especies y aditivos para obtener el producto que les interesaba ofrecer en el mercado.
“Con respecto a la producción convencional, el rendimiento del proceso con el agua residual mejora en un 60% a 70% en algunas de las especies trabajadas”, indicó Castaño Henao.
Se busca replicar esta metodología para el tratamiento de aguas en otras empresas del sector agroindustrial, brindando la posibilidad no solo de optimizar sus procesos sino también de aumentar sus ingresos con la creación de nuevos productos.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Su aplicación reduce costos a las empresas del sector agroindustrial.

Su aplicación reduce costos a las empresas del sector agroindustrial.

12 de Febrero del 2013

El sistema de manejo integral de aguas residuales para microempresas agroindustriales diseñado en la UN, brinda alternativas de aprovechamiento que generan valor agregado y rendimientos económicos.

Por las deficiencias en el apoyo técnico y las implicaciones financieras para las pequeñas y medianas empresas, no resulta sencillo contar con esquemas para manejar el agua que utilizan en sus procesos. Ante esta necesidad, Jorge Adrián Castaño Henao, estudiante de Maestría en Ingeniería Química de la Sede Manizales, quiso hacer su aporte.

“La idea es que las empresas puedan tener acceso a ese tipo de información de manera fácil y económica, de modo que obtengan beneficios de sus mismos residuos, se eliminen vertimientos y puedan certificarse en normas de calidad de gestión ambiental como ISO 9000 o 14000”, indicó el investigador.

Para este proyecto, que fue realizado como tesis de grado de su maestría, se trabajó con una empresa que produce agentes de control biológico que son sustitutos de agroquímicos convencionales; en este caso, con hongos que son promotores de crecimiento y que, a su vez, atacan plagas de cultivos.

Inicialmente, se caracterizaron las corrientes de agua residual para identificar cuál tenía potencial (carga de nutrientes y de residuos sólidos de esos mismos hongos) para el crecimiento de estos microorganismos.

Luego se revisó si el contenido de hongos en el agua permitía la   reproducción de las especies deseadas, y allí se observó que estaba contaminada con otros microorganismos que limitaban su crecimiento.

Por este motivo se probó adicionándole al agua algunos antibióticos,  pero la carga de bacterias era muy alta, por lo cual esta alternativa no era  suficiente. Por ello, se procedió a esterilizarla, logrando así condiciones en las que se vieron resultados positivos para el desarrollo de los microorganismos.

Una vez logrado el medio adecuado y con base en las concentraciones planteadas por la empresa, se inoculó el agua con distintas especies y aditivos para obtener el producto que les interesaba ofrecer en el mercado.

“Con respecto a la producción convencional, el rendimiento del proceso con el agua residual mejora en un 60% a 70% en algunas de las especies trabajadas”, indicó Castaño Henao.

Se busca replicar esta metodología para el tratamiento de aguas en otras empresas del sector agroindustrial, brindando la posibilidad no solo de optimizar sus procesos sino también de aumentar sus ingresos con la creación de nuevos productos.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html