Tag Archives: chile

En México, no hay leyes que propicien la disminución del estrés

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Felipe Uribe Prado, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM.
Felipe Uribe Prado, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM.

31 de diciembre de 2010

• El Estado debe procurar el bienestar de sus trabajadores y familias, e impulsar una cultura de prevención de esta patología, destacó Felipe Uribe Prado, de la FP
• Es un problema de salud pública que tiene un importante impacto físico y mental
• Aproximadamente, 40 por ciento de la población padece o ha resentido estrés por las largas jornadas laborales

Aunque el estrés es un problema de salud pública que tiene un importante impacto físico y mental, en México no existen leyes ni normas que fomenten su disminución en el ámbito civil y laboral, dijo Felipe Uribe Prado, académico de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Desafortunadamente, éste es un tema que difícilmente se aborda, y estamos lejos de contar con leyes que lo prevengan. “En esta materia, tenemos un atraso de 15 años con países similares, pues naciones latinoamericanas obligan a los trabajadores y patrones a cuidar los factores psicosociales que desencadenan este problema”, subrayó.

Por lo tanto, consideró, el Estado debe procurar el bienestar de sus trabajadores y familias, impulsar una cultura de prevención a través de la realización de diagnósticos que determinen sus niveles, y promover chequeos para que se conozca el estado de salud en función de la patología.

Además, fomentar programas de rehabilitación y generar facilidades para que la población cuente con espacios de esparcimiento, culturales o deportivos.

En la actualidad, mencionó, países como Argentina, Chile y Brasil cuentan con leyes que inciden en factores psicosociales que desencadenan problemas físicos y mentales. “Empresarios, trabajadores, sindicatos, médicos, y psicólogos intervienen para prevenir problemas de salud derivados de esta reacción fisiológica”, abundó.

Aunque el estrés no es el causante de la enfermedad, aclaró, es una variable constante relacionada con diversas patologías físicas y mentales.

Si el ser humano se ve afectado por un estresor (agente externo) el organismo responde con una resistencia, conocida como estrés; en ocasiones, puede ser reacio, y en otras tantas, puede ser vencido con rapidez; ello depende de cada ser humano, es decir, cada persona confronta los problemas de diferente manera y, por ende, la respuesta varía y se denomina estilo de afrontamiento.

Problemas derivados del estrés

Algunos sujetos se desahogan a través del llanto, la violencia, gritos o evasiones, pero otros son aprehensivos y no expresan su malestar, lo que puede provocar dolores musculares en cuello, espalda, piernas, articulaciones y, en el caso de las mujeres, se incrementan los dolores menstruales.

También, puede derivar en problemas cardiovasculares, que van desde cefaleas e hipertensión, hasta embolias, arritmias o infartos. Asimismo, puede desencadenar malestares gastrointestinales como colitis, hernias hiatales, estreñimiento o gastritis, así como dificultades reumáticas como fibromialgia.

Asimismo, figuran los problemas psiconeuróticos, porque un evento traumático puede desencadenar esquizofrenia, aunque para desarrollarla el individuo debe contar con ciertas predisposiciones, como antecedentes genéticos. Igualmente, estados emocionales de inadaptación como fobias, compulsiones, ansiedad y depresión.

Puede motivar el consumo de drogas, porque las adicciones deprimen al sistema nervioso y se convierten en una válvula de escape para confrontar las contrariedades.

De forma determinante, afecta la sexualidad porque las preocupaciones inhiben los pensamientos eróticos, y crean falta de apetito sexual; los hombres, físicamente presentan problemas de erección o eyaculación, y las mujeres, anorgasmia.

El estrés en el trabajo

El especialista señaló que en los ambientes laborales también se han incrementado los niveles de estrés; de hecho, 40 por ciento de la población padece o ha tenido estrés debido a las largas jornadas, problemas de clima laboral o por acoso laboral.

Para disminuir este problema se debe trabajar en tres niveles: individual, grupal u organizacional, y estatal. En el primero, la persona debe procurar mantener una vida sana, que conlleve buena alimentación, actividades deportivas y de relajación (yoga, masajes), una buena sexualidad, y dormir adecuadamente.

En el segundo, las empresas deben mejorar los ambientes laborales y dar solución a los conflictos. Por último, el Estado debe generar conciencia de esa problemática e impulsar leyes que protejan el bienestar de la población frente al estrés. “Es importante que en el país se comiencen a tomar medidas reales para mantener el bienestar de la población”, concluyó Uribe Prado.
Créditos: UNAM-DGCS-821/unam.mx

Previenen con inteligencia artificial, plagas y enfermedades de frutas y hortalizas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Nicolás Kemper Valverde, del CCADET, ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos.
Nicolás Kemper Valverde, del CCADET, ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos.

14 de julio de 2010

• Las amenazas más frecuentes a los cultivos de limón, durazno, aguacate, fresa, chile, guayaba, jitomate y mango son detectadas con una red de sistemas inteligentes que ya opera en Michoacán
• Utiliza una computadora con datos especializados, conectada a una estación meteorológica, y fue desarrollada por Nicolás Kemper Valverde, del CCADET de la UNAM

La inteligencia artificial no solamente mueve robots, también ofrece soluciones al campo mexicano.

En la UNAM, el investigador Nicolás Kemper Valverde, del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET), ha desarrollado una red de sistemas inteligentes que alerta a los productores sobre el posible surgimiento de enfermedades y plagas más frecuentes en cultivos de limón, durazno, aguacate, fresa, chile, guayaba, jitomate y mango.

El sistema utiliza una computadora con datos especializados sobre los principales daños a cada plantío.

Mediante un convenio de colaboración entre esta casa de estudios y la Fundación Produce Michoacán, la tecnología se aplica en ese estado de la República, para proteger sembradíos.

“Un sistema de inteligencia artificial emula cómo un experto humano resuelve un problema; por ello, lo dotamos de conocimientos especializados sobre cada cultivo y sus principales amenazas, así como de un mecanismo de lógica de análisis”, explicó Kemper, titular del proyecto en el Laboratorio de Sistemas Inteligentes del CCADET.

Una vez alimentada con datos provistos por agrónomos, fitopatólogos y etnólogos humanos, la computadora se conecta a una estación meteorológica que capta, las 24 horas del día, información de temperatura, humedad, precipitación, dirección e intensidad de los vientos, factores que favorecen la llegada de patógenos a los cultivos.

“El objetivo es proveer de tecnología de punta a los productores, para que tomen decisiones basadas en conocimiento experto y tengan un uso racional de pesticidas y fertilizantes, con lo que se consigue proteger el suelo, ser sustentables y ahorrar costos”, detalló.

Junto con sus colaboradores Luis Ochoa Toledo y un grupo de estudiantes de posgrado, Kemper completa el sistema con una interacción gráfica, que ofrece fotografías de cada cultivo, para ver lo robusto de las plantas o la presencia de huevecillos de alguna plaga.

Algoritmos para decidir

La red desarrollada por el universitario y sus colaboradores es un conjunto de sistemas inteligentes basado en reglas de decisión que se generan mediante un algoritmo, “un modelo computacional que tiene una ruta lógica para hacer un análisis y llegar a una conclusión. Permite emular el proceso racional y elegir opciones. Por eso lo llamamos máquina de razonamiento”, señaló el investigador del CCADET.

La “materia prima” de esta máquina es el conocimiento, en este caso sobre plagas, enfermedades y el estado vegetativo de los cultivos, reiteró.

Para el diagnóstico, el sistema inteligente es capaz de detectar el tipo de plaga, el estado que tienen en ese momento, y las recomendaciones que debe tomar en cuenta el productor para evitar una invasión de patógenos.
Para el diagnóstico de enfermedades, el sistema trabaja de forma preventiva, tomando en cuenta la información climática que recibe de la estación, y el estado actual del cultivo.

Hasta ahora, el sistema de Nicolás Kemper se aplica únicamente en Michoacán, pero productores de Sonora y Guanajuato están interesados en su uso.
Créditos: UNAM. DGCS -419/unam.mx

Evalúan expertos de la UNAM, daños por el sismo en Chile

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El diagnóstico del grupo universitario sobre los daños en Chile, tras el sismo de febrero pasado, se plasmará en un informe técnico, que en breve podrá consultarse en la página digital del Instituto de Ingeniería.
El diagnóstico del grupo universitario sobre los daños en Chile, tras el sismo de febrero pasado, se plasmará en un informe técnico, que en breve podrá consultarse en la página digital del Instituto de Ingeniería.

• Un grupo conformado por investigadores del Instituto de Ingeniería, realizó un viaje al país sudamericano para valorar los efectos en edificios, puentes y carreteras
• Por una semana, recorrieron la zona epicentral, e hicieron observaciones directas y mediciones con equipos portátiles, que permitieron obtener datos inéditos
• Recomendaron evaluar el comportamiento estructural en muros de concreto, pues la mayor parte de los edificios altos se concentra en esos elementos

Así como los médicos diagnostican a los enfermos después de revisar heridas, síntomas y evidencias de un accidente, un grupo conformado por ocho investigadores del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM, realizó un viaje a Chile para evaluar los daños causados a edificios, puentes y carreteras por el sismo de magnitud 8.8 que cimbró en febrero pasado a ese país.

Medición del tamaño de las grietas de los edificios, inclinación, daños laterales dentro de las construcciones y condiciones de las estructuras fueron algunos de los “síntomas” que los especialistas analizaron tras visitar los sitios afectados. Para esa tarea, hicieron observaciones directas y mediciones con equipos portátiles, que les permitieron obtener datos inéditos.

El equipo universitario, integrado por Jorge Ávila Rodríguez, José Alberto Escobar Sánchez, Manuel Jesús Mendoza López, David Muriá Vila, Efraín Ovando Shelley, Miguel Rodríguez González, Mario Emilio Rodríguez Rodríguez y Abraham Roberto Sánchez Ramírez, cubrió los campos de las ingenierías estructural, geotécnica y sísmica.

Los expertos recorrieron por una semana la zona epicentral de Chile, en especial las poblaciones más afectadas, como Cobquecura, Concepción, Santiago, Viña del Mar, Talca, Chillán, Talcahuano, Tomé y Dichato.

Los cinco estructuristas, dos geotecnistas y un sismólogo recorrieron calles y ciudades para tener un estudio propio. “Cada vez que hay un evento sísmico de magnitud considerable, organizamos visitas de trabajo para realizar un análisis en campo y después emitir un diagnóstico. Es una labor interesante, que permite hacer una observación directa y emitir un informe técnico que, en este caso, compartiremos con especialistas chilenos”, explicó Mendoza López, subdirector de Estructuras y Geotecnia del II.

Experto en estructuras, Muriá Vila comentó que los efectos del sismo exigirán la revisión de algunas prácticas de la industria de la construcción chilena, así como de su normatividad antisísmica.

Entre otros aspectos, los ingenieros universitarios recomendaron evaluar el comportamiento estructural en muros de concreto, pues la mayor parte de los edificios altos se concentra en esos elementos.

También, les pareció necesario establecer zonificaciones geotécnicas y revalorar los criterios acerca del rol que pueden tener los efectos de sitio, esto es, las amplificaciones de los movimientos sísmicos ante la presencia de suelos blandos.

Asimismo, destacaron la importancia que tiene la revisión del estado que guardan los depósitos arenosos sueltos y saturados, para evitar fenómenos de licuación y desplazamiento lateral, que fueron observados en urbanizaciones, carreteras, puertos y riberas de ríos.

Encomienda nacional

Los investigadores recibieron la encomienda de la embajada de México en Chile para revisar la escuela México, donada por nuestro gobierno a la población de Chillán, a raíz del sismo de magnitud 8.3 que azotó a esa ciudad en 1939.

Los daños en el inmueble son reparables, mientras que el mural “Muerte al invasor”, de David Alfaro Siqueiros, que se ubica en el recinto, prácticamente no sufrió daños.

En cambio, las pinturas “De México a Chile”, de Xavier Guerrero, plasmadas en la techumbre de las escaleras principales del colegio, sufrieron desprendimiento parcial y colapso.

Créditos: UNAM. DGCS -260/unam.mx

NO EXISTE INCREMENTO DE LA ACTIVIDAD SÍSMICA GLOBAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

PLACAS TECTONICAS• Movimientos telúricos lejanos como el ocurrido en Indonesia ayer no tienen relación con otros, explicó Víctor Manuel Cruz Atienza, del Instituto de Geofísica
• La única relación que guardan los temblores de Haití, Chile e Indonesia es su origen tectónico, aclaró Sara Ivonne Franco, del Servicio Sismológico Nacional (SSN)

Movimientos telúricos lejanos como el ocurrido en Indonesia ayer no tienen relación con otros, como el de Chile, y no existe explicación geofísica que indique que hay un incremento de la actividad sísmica global, afirmó Víctor Manuel Cruz Atienza, del Instituto de Geofísica.

El investigador del Departamento de Sismología expuso que la distribución de la sismicidad global no tiene una relación de consecuencia entre unos eventos y otros; son completamente independientes y, en este caso, suficientemente lejanos.

Lo que sí se puede es relacionar la actividad de una zona especifica a un evento principal, como está ocurriendo en Chile, con las réplicas “ligadas absolutamente” a la perturbación provocada por el sismo de 8.8 grados Richter del pasado sábado.

En ambos casos, los temblores son eventos regionales y nada excepcionales, en el sentido de que ambas naciones se ubican en zonas sísmicas. “Son fenómenos completamente esperados y comunes”, aseveró.

Por su parte, Sara Ivonne Franco, del Servicio Sismológico Nacional (SSN), organismo adscrito al Instituto de Geofísica (IGf), dijo que “la única relación que guardan los temblores de Haití, Chile e Indonesia es su origen tectónico, pues todos ocurrieron en límites de placas tectónicas, donde normalmente se localiza y distribuye la sismicidad en todo el planeta”, señaló Franco.

La doctora en sismología añadió que la cercanía entre esos tres eventos sísmicos no significa que esté temblando más en el mundo, sino que existe mayor capacidad de medición a nivel global.

No se debe olvidar que la escala en la que se mide la magnitud de un terremoto, acotó Cruz Atienza, es logarítmica; el de Indonesia fue mil veces menor al ocurrido en el país andino.

Aunque, precisó, no quiere decir que un sismo moderado no pueda, eventualmente, en función del lugar donde ocurre, tener consecuencias locales. “Si es muy superficial y hay asentamientos humanos cerca de la ruptura, puede causar daños. Es decir, un terremoto no tiene que ser de gran magnitud para ocasionar afectaciones serias”.

En Chile, finalizó, se prevé que continuarán las réplicas de magnitud considerable. Hasta ahora, han sido 150 de magnitud superior a 5 grados, de las cuales, 13 han superado los 6; “eso sucede porque el evento principal fue de gran magnitud y la perturbación que generó es muy importante”.
Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-142
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

DIFERENTES, LAS PLACAS TECTÓNICAS QUE SE ENCUENTRAN DEBAJO DE MÉXICO Y CHILE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• La distancia entre las dos costas de ambos países provoca que las ondas sísmicas se atenúen, aseguró Víctor Hugo Espíndola Castro, especialista del Servicio Sismológico Nacional

• El terremoto en Chile es un recordatorio de que México se ubica en una zona altamente sísmica.

El terremoto de 8.8 grados de magnitud que sacudió a Chile, no generará un sismo en el territorio mexicano como consecuencia, explicó Víctor Hugo Espíndola Castro, especialista del Servicio Sismológico Nacional.

Este fenómeno natural, no influye directamente en los procesos sísmicos en México, porque las placas tectónicas de ambas regiones son diferentes; el especialista explicó que el sismo en Chile fue provocado por la penetración de la placa Nazca con la Continental Sudamericana, mientras que en México existe la de Cocos y la Norteamericana.

Y aunque, en ambos casos, explicó, se genera el proceso de subducción -una placa penetra bajo la otra, y con ese contacto se acumula energía, que posteriormente es liberada súbitamente-, la ocurrencia y los efectos de dicho terremoto no se ven ligados directamente en la sismicidad de México; si llegara a presentarse alguno no sería consecuencia del ocurrido en Chile, aclaró.

Además, la distancia entre ambas costas provoca que las ondas sísmicas se atenúen; “una vez ocurrido el fenómeno natural en el país andino, éstas fueron detectadas en nuestro país 11 minutos después de dicho suceso, pero sólo fue perceptible de manera instrumental”, detalló Espíndola Castro.

En territorio mexicano, enfatizó, debemos estar atentos porque los procesos sísmicos continúan acumulándose en nuestras costas. Desde la costa de Jalisco hasta la costa sur del Pacífico de Sudamérica, existe una zona de subducción.

El sismo de Chile, destacó, tan sólo nos ayuda a recordar que México se ubica en una zona altamente sísmica y que las autoridades deben ser estrictas para verificar los códigos de construcción.

Además sugirió que los simulacros se realicen con mayor seriedad. Asimismo, recomendó que en los hogares se revisen bardas e instalaciones eléctricas y de gas, para saber que están en condiciones adecuadas.

Víctor Hugo Espíndola puntualizó que pronosticar implica saber la magnitud, ubicación y el tamaño y la fecha en que ocurrirá este tipo de siniestros, pero hasta la fecha no se han logrado dichos resultados aunque ha habido algunos intentos.

“Estadísticamente, se sabe que dependiendo de la región y cierto periodo de tiempo, se puede esperar que haya un sismo, como en el caso de México, porque se estima que en la llamada Brecha de Guerrero pueda ocurrir uno, pero no se sabe cuando”, concluyó.

Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-132
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com