Tag Archives: analisis

“Científicamente, siempre hay justificación para visitar la Luna”.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
16 de Enero del 2013
Así lo expresó José Gregorio Portilla Barbosa, director del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de la Universidad Nacional de Colombia.
Portilla Barbosa se refirió al pronunciamiento de la Agencia Espacial Federal Rusa, conocida como Roscosmos, acerca de la exploración lunar que piensan ejecutar en el año 2015, y que fue anunciada esta semana.
Hace, además, un rápido recorrido histórico acerca de lo que se ha hecho en el mundo sobre el tema y afirma que los “Estados Unidos, entre 1969 y 1972, han logrado alunizar y explorar la superficie del satélite en seis ocasiones”.
Las investigaciones norteamericanas –motivadas por el interés científico– no dejan de ser una carrera por superar a otros países y convertirse en la potencia caracterizada por “el mayor logro de la humanidad”.
Rusia ya había realizado algunos estudios del espacio. “Con rovers (robots) se aventuraron a misiones de exploración en los que consiguieron muestras de rocas lunares” y “55 años atrás lanzó el Sputnik I, primer artefacto que cruzó los límites del cielo, pero a diferencia de los estadounidenses, los rusos nunca concretaron el arribo a la superficie lunar”, explicó.
Por eso, el anuncio de que este país lanzará en 2015 la sonda espacial Luna Glob era de esperarse.
Este hecho tiene un alto costo económico para las naciones, sin embargo, para Rusia no es una dificultad “porque en la actualidad son grandes productores de petróleo y gas, y la Agencia Espacial Federal Rusa recibe recursos suficientes para asumir esta labor”.
Rusia continúa con su tradición de estudiar el espacio, “es uno de los países que más ha explorado Venus”. Y del proyecto Luna Glob se sabe, según el profesor Portilla, que será una exploración en conjunto con la India.
Rusia explorará el Polo Sur de la luna con un rover, “con el que se recogerán muestras de suelo, de polvo lunar, y se hará un análisis del viento solar”, entre otras actividades.
India, por su parte, pondrá al servicio de la misión de exploración, un orbitador. Este satélite se encargará de tomar fotografías y estudiar el campo gravitacional, entre otros.
Al respecto, otros medios informativos han especulado que la misión de la sonda será explorar el satélite de la Tierra y preparar el terreno para la llegada del ser humano en 2018.
Para el director del OAN, “desde un carácter científico, siempre habrá justificación para visitar la Luna”, se responderá una pregunta y surgirán cinco más, “se establecerán nuevas teorías y el conocimiento será mayor”.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
“La Luna, al estar ubicada a casi 400 mil kilómetros de distancia de la Tierra, representa lo máximo que el ser humano se ha atrevido a viajar a través del cosmos”, afirma el profesor Portilla Barbosa.

“La Luna, al estar ubicada a casi 400 mil kilómetros de distancia de la Tierra, representa lo máximo que el ser humano se ha atrevido a viajar a través del cosmos”, afirma el profesor Portilla Barbosa.

16 de Enero del 2013

Así lo expresó José Gregorio Portilla Barbosa, director del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de la Universidad Nacional de Colombia.

Portilla Barbosa se refirió al pronunciamiento de la Agencia Espacial Federal Rusa, conocida como Roscosmos, acerca de la exploración lunar que piensan ejecutar en el año 2015, y que fue anunciada esta semana.

Hace, además, un rápido recorrido histórico acerca de lo que se ha hecho en el mundo sobre el tema y afirma que los “Estados Unidos, entre 1969 y 1972, han logrado alunizar y explorar la superficie del satélite en seis ocasiones”.

Las investigaciones norteamericanas –motivadas por el interés científico– no dejan de ser una carrera por superar a otros países y convertirse en la potencia caracterizada por “el mayor logro de la humanidad”.

Rusia ya había realizado algunos estudios del espacio. “Con rovers (robots) se aventuraron a misiones de exploración en los que consiguieron muestras de rocas lunares” y “55 años atrás lanzó el Sputnik I, primer artefacto que cruzó los límites del cielo, pero a diferencia de los estadounidenses, los rusos nunca concretaron el arribo a la superficie lunar”, explicó.

Por eso, el anuncio de que este país lanzará en 2015 la sonda espacial Luna Glob era de esperarse.

Este hecho tiene un alto costo económico para las naciones, sin embargo, para Rusia no es una dificultad “porque en la actualidad son grandes productores de petróleo y gas, y la Agencia Espacial Federal Rusa recibe recursos suficientes para asumir esta labor”.

Rusia continúa con su tradición de estudiar el espacio, “es uno de los países que más ha explorado Venus”. Y del proyecto Luna Glob se sabe, según el profesor Portilla, que será una exploración en conjunto con la India.

Rusia explorará el Polo Sur de la luna con un rover, “con el que se recogerán muestras de suelo, de polvo lunar, y se hará un análisis del viento solar”, entre otras actividades.

India, por su parte, pondrá al servicio de la misión de exploración, un orbitador. Este satélite se encargará de tomar fotografías y estudiar el campo gravitacional, entre otros.

Al respecto, otros medios informativos han especulado que la misión de la sonda será explorar el satélite de la Tierra y preparar el terreno para la llegada del ser humano en 2018.

Para el director del OAN, “desde un carácter científico, siempre habrá justificación para visitar la Luna”, se responderá una pregunta y surgirán cinco más, “se establecerán nuevas teorías y el conocimiento será mayor”.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Dos laboratorios de la UN recibieron acreditación de calidad.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Laboratorio de Análisis de Residuos de Plaguicidas (LARP), de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia.

Laboratorio de Análisis de Residuos de Plaguicidas (LARP), de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia.

18 de Diciembre del 2012

Dos laboratorios de la UN sede Bogotá recibieron certificados de acreditación por parte del Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC).

Se trata del Laboratorio de Análisis de Residuos de Plaguicidas (LARP), de la Facultad de Ciencias y del Laboratorio de Ensayos Eléctricos e Industriales (LABE), de la Facultad de Ingeniería, a los cuales les fue otorgada la certificación internacional ISO/IEC 17025.

La vicerrectora de la Sede Bogotá, María Clemencia Vargas, hizo entrega de los certificados y los diplomas de acreditación este lunes 17 de diciembre.

“Este tipo de reconocimientos fortalece el apoyo que brinda la Universidad al sector productivo, que requiere de laboratorios acreditados bajo la norma ISO/IEC 17025 para demostrar que las materias primas, productos y servicios cumplen con parámetros internacionales de calidad, aspecto estratégico para que Colombia sea competitiva en los mercados que se abren con los tratados de libre comercio con los que cuenta nuestro país”, manifestaron en la Dirección de Laboratorios de sede.

La acreditación es un reconocimiento a la competencia de los laboratorios, es una garantía de que allí se hacen procesos de calidad y  es una exigencia internacional.

Por su parte, el Laboratorio de Ingeniería Ambiental está acreditado y los de Identificación en Genética, Extensión y Asesorías de Química, Ingeniería Química, y Aguas y Suelos están adelantando este proceso.

La Universidad inició los procesos de acreditación desde 2004, como un esfuerzo conjunto de la Sede y de algunos laboratorios del campus, cuyos frutos se están materializando hoy.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Publica UNAM atlas de la salud en México.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
17 de Diciembre del 2012
Para dar a conocer la distribución de las principales enfermedades que se presentan y las causas de muerte de los habitantes, así como la cantidad y calidad de los recursos humanos y de infraestructura con que cuenta el sector en nuestro país, la Universidad Nacional publicó el Atlas de la Salud en México. Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.
Con este libro se busca hacer un balance de 200 años de evolución en el sector, pues el estado actual de la salud entre la población es resultado del desarrollo sanitario, económico, social y demográfico, así como de las decisiones políticas tomadas en la materia, señaló Irasema Alcántara Ayala, investigadora del Instituto de Geografía (IG) de la UNAM.
Se trata, apuntó, de una herramienta fundamental para determinar los efectos de la denominada transición demográfica del país, es decir, el crecimiento poblacional de los últimos 40 años y las modificaciones en la estructura por edades que, a su vez, dan pie a una transición epidemiológica: aparecen nuevos padecimientos y situaciones de riesgo, como las enfermedades en los grupos de población de mayor edad, y disminuyen las de los infantes y jóvenes.
El texto presenta la evolución demográfica de México, la historia geográfica de epidemias y enfermedades, los procesos de transición demográfica y epidemiológica, la distribución de la población urbana y rural, y la evolución de las principales causas de mortalidad en las diferentes regiones del territorio.
Con ello, explicó Alcántara Ayala, se muestra la desigualdad de la sociedad, producto del mestizaje, etnias e historia. También se ilustra la variedad de climas, los contrastes del bienestar económico y social, la diversidad geográfica, así como la distribución urbana y rural de la población. La salud es producto del desarrollo de un país, y su progreso inequitativo se refleja en las causas y consecuencias de la morbilidad y mortalidad.
Este conocimiento, insistió, se expresa en una serie de mapas detallados que favorecen la ubicación de aquellas regiones donde se agudizan ciertos fenómenos (enfermedades, falta o exceso de infraestructura, entre otros), lo que permitirá establecer las acciones para mitigar los desequilibrios. “En México hay una mala distribución de los recursos humanos de la salud: excesiva concentración en algunas ciudades, y falta en otras”, acotó.
Lesiones y accidentes
Por su parte, Malaquías López Cervantes, catedrático de la Facultad de Medicina (FM), sostuvo que más allá de lo que sabíamos, como el aumento del cáncer, diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón, en los análisis del Atlas se muestra el avance de las lesiones.
De estas últimas, existen dos tipos, las que se vinculan a los accidentes automovilísticos, que van en aumento por el incremento del parque vehicular, y las intencionales, que ahora es posible analizar por las condiciones de violencia que se viven en el país.
Otro problema que siempre ha existido, pero que ahora ha cobrado relevancia, son los padecimientos del hígado. El Atlas permite ver que hoy son una causa de muerte más importante que hace dos décadas, en particular las relacionadas con la cirrosis, que antes se creía estaba estrictamente vinculada con el consumo del alcohol. Hoy se sabe que las infecciones virales tienen un papel fundamental en esa afección.
López Cervantes subrayó que la obra permite analizar el comportamiento de los fenómenos en el ámbito municipal. Por ejemplo, antes nos preocupábamos más por las enfermedades respiratorias, infecciones gastrointestinales y otros problemas de carácter infeccioso y parasitario, que se creían desaparecidos, pues ya no se ven en las estadísticas nacionales, y a veces ni en las estatales.
No obstante, recalcó, en esta representación se pueden encontrar zonas donde aún existen, sobre todo en áreas pobres y desprovistas de servicios. Aunque hay otros más modernos, propios de la sociedad actual, que también avanzan, reconoció.
En tanto, Alcántara detalló que a partir de los datos que arroja el Atlas, es posible inferir una serie de interrelaciones entre las condiciones de salud de la sociedad y el territorio. Ello permitirá establecer zonas o regiones con características específicas para el desarrollo de vectores epidemiológicos, o bien, aquéllas en las que tienen lugar las enfermedades relacionadas con la naturaleza misma.
Además, el análisis de la distribución de todos los aspectos cartografiados permite hallar respuestas específicas a múltiples preguntas, pues se pueden establecer relaciones de causalidad entre las características del entorno, como clima o relieve, y las sociales predominantes en la zona o región, como población rural dispersa, concentración urbana, niveles de pobreza o condiciones económicas.
Por su parte, Malaquías López refirió que aún no se ha discutido el establecimiento de una periodicidad para este trabajo impreso. “Lo que sigue es evaluar la factibilidad del formato electrónico, algo que se pueda consultar en línea, y que además no sólo presente variables construidas y definidas, sino que también permita hacer elaboraciones propias a quien lo consulte”.
Por el momento, se pretende que sea conocido y utilizado por la gente, que se apoyen en él para tomar decisiones, y se refleje en la mejora de los programas de salud, concluyó.
Boletín UNAM-DGCS-775
Ciudad Universitaria.
La Universidad Nacional publicó el Atlas de la Salud en México. Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.

La Universidad Nacional publicó el Atlas de la Salud en México. Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.

17 de Diciembre del 2012

Para dar a conocer la distribución de las principales enfermedades que se presentan y las causas de muerte de los habitantes, así como la cantidad y calidad de los recursos humanos y de infraestructura con que cuenta el sector en nuestro país, la Universidad Nacional publicó el Atlas de la Salud en México. Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.

Con este libro se busca hacer un balance de 200 años de evolución en el sector, pues el estado actual de la salud entre la población es resultado del desarrollo sanitario, económico, social y demográfico, así como de las decisiones políticas tomadas en la materia, señaló Irasema Alcántara Ayala, investigadora del Instituto de Geografía (IG) de la UNAM.

Se trata, apuntó, de una herramienta fundamental para determinar los efectos de la denominada transición demográfica del país, es decir, el crecimiento poblacional de los últimos 40 años y las modificaciones en la estructura por edades que, a su vez, dan pie a una transición epidemiológica: aparecen nuevos padecimientos y situaciones de riesgo, como las enfermedades en los grupos de población de mayor edad, y disminuyen las de los infantes y jóvenes.

El texto presenta la evolución demográfica de México, la historia geográfica de epidemias y enfermedades, los procesos de transición demográfica y epidemiológica, la distribución de la población urbana y rural, y la evolución de las principales causas de mortalidad en las diferentes regiones del territorio.

Con ello, explicó Alcántara Ayala, se muestra la desigualdad de la sociedad, producto del mestizaje, etnias e historia. También se ilustra la variedad de climas, los contrastes del bienestar económico y social, la diversidad geográfica, así como la distribución urbana y rural de la población. La salud es producto del desarrollo de un país, y su progreso inequitativo se refleja en las causas y consecuencias de la morbilidad y mortalidad.

Este conocimiento, insistió, se expresa en una serie de mapas detallados que favorecen la ubicación de aquellas regiones donde se agudizan ciertos fenómenos (enfermedades, falta o exceso de infraestructura, entre otros), lo que permitirá establecer las acciones para mitigar los desequilibrios. “En México hay una mala distribución de los recursos humanos de la salud: excesiva concentración en algunas ciudades, y falta en otras”, acotó.


Lesiones y accidentes

Por su parte, Malaquías López Cervantes, catedrático de la Facultad de Medicina (FM), sostuvo que más allá de lo que sabíamos, como el aumento del cáncer, diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón, en los análisis del Atlas se muestra el avance de las lesiones.

De estas últimas, existen dos tipos, las que se vinculan a los accidentes automovilísticos, que van en aumento por el incremento del parque vehicular, y las intencionales, que ahora es posible analizar por las condiciones de violencia que se viven en el país.

Otro problema que siempre ha existido, pero que ahora ha cobrado relevancia, son los padecimientos del hígado. El Atlas permite ver que hoy son una causa de muerte más importante que hace dos décadas, en particular las relacionadas con la cirrosis, que antes se creía estaba estrictamente vinculada con el consumo del alcohol. Hoy se sabe que las infecciones virales tienen un papel fundamental en esa afección.

López Cervantes subrayó que la obra permite analizar el comportamiento de los fenómenos en el ámbito municipal. Por ejemplo, antes nos preocupábamos más por las enfermedades respiratorias, infecciones gastrointestinales y otros problemas de carácter infeccioso y parasitario, que se creían desaparecidos, pues ya no se ven en las estadísticas nacionales, y a veces ni en las estatales.

No obstante, recalcó, en esta representación se pueden encontrar zonas donde aún existen, sobre todo en áreas pobres y desprovistas de servicios. Aunque hay otros más modernos, propios de la sociedad actual, que también avanzan, reconoció.

En tanto, Alcántara detalló que a partir de los datos que arroja el Atlas, es posible inferir una serie de interrelaciones entre las condiciones de salud de la sociedad y el territorio. Ello permitirá establecer zonas o regiones con características específicas para el desarrollo de vectores epidemiológicos, o bien, aquéllas en las que tienen lugar las enfermedades relacionadas con la naturaleza misma.

Además, el análisis de la distribución de todos los aspectos cartografiados permite hallar respuestas específicas a múltiples preguntas, pues se pueden establecer relaciones de causalidad entre las características del entorno, como clima o relieve, y las sociales predominantes en la zona o región, como población rural dispersa, concentración urbana, niveles de pobreza o condiciones económicas.

Por su parte, Malaquías López refirió que aún no se ha discutido el establecimiento de una periodicidad para este trabajo impreso. “Lo que sigue es evaluar la factibilidad del formato electrónico, algo que se pueda consultar en línea, y que además no sólo presente variables construidas y definidas, sino que también permita hacer elaboraciones propias a quien lo consulte”.

Por el momento, se pretende que sea conocido y utilizado por la gente, que se apoyen en él para tomar decisiones, y se refleje en la mejora de los programas de salud, concluyó.

Boletín UNAM-DGCS-775

Ciudad Universitaria.

Piña y mango tendrán una vida útil más larga.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los atributos de calidad evaluados fueron análisis sensorial, firmeza y color.
Los atributos de calidad evaluados fueron análisis sensorial, firmeza y color.

8 de Noviembre del 2012

Gracias a una investigación de Ingeniería Agroindustrial de la UN en Palmira, estas dos frutas tropicales tendrán una mayor duración (en promedio de 20 días) con la tecnología de procesamiento mínimo.

Según el Acuerdo de Competitividad de Productos Hortofrutícolas Promisorios Exportables de Colombia, firmado en el 2001, los frutales de exportación son aquellos que se constituyen en productos promisorios exportables exóticos, ya que presentaron los mayores niveles de ventas en el exterior durante el año 2000.

Dentro de estos productos se tiene una canasta conformada por seis frutas: banano bocadillo (o bananito), mango, granadilla, pitahaya, tomate de árbol y uchuva. Las exportaciones de este grupo representaron el 3,8% del total de frutas vendidas por Colombia en el año 2003.

Sin embargo, el período poscosecha de estos productos sigue siendo una limitante para su comercialización y exportación, ya que en la actualidad, su tiempo de vida útil, sin la aplicación de ningún tratamiento, no es superior a siete días luego de ser cortados en trozos y empacados para la comercialización.

Es por ello que, según el profesor Saúl Dussán Sarria de la Sede Palmira, “se considera importante proponer alternativas como la tecnología de vegetales mínimamente procesados para aumentar su periodo de comercialización”.

En ese sentido, el diseño de productos innovadores como lo son los frutos mínimamente procesados es una tendencia mundial en el consumo de alimentos frescos, convenientes e inocuos.

Cristian Torres León, estudiante de Ingeniería Agroindustrial de la Sede Palmira de la UN, dice que la combinación de una serie de operaciones unitarias (selección, clasificación, pelado y cortado, entre otras) con otros factores de conservación (antioxidantes, cloruro de calcio y recubrimientos), pueden prolongar la vida útil del mango y la piña.

“El desarrollo y la implementación de tecnologías de procesamiento mínimo de frutas que permita darle a estas un valor agregado, y de aquellas que buscan reducir las pérdidas poscosecha en Colombia son escasas, por lo cual se puede identificar este campo como una alternativa promisoria de comercialización de frutas”, afirma el estudiante.

Los investigadores seleccionaron frutas en la etapa adecuada de madurez; después de un acondicionamiento se les retiró la cáscara y se realizó el corte, para que posteriormente se trataran con antioxidantes naturales (ácido ascórbico y ácido cítrico) y cloruro de calcio.

“A los cortes de los frutos se les aplicó recubrimiento comestible (almidón y cera de carnaúba) y luego, el producto se envasó y se almacenó bajo refrigeración”, sostiene Pedro Reyes, estudiante de Ingeniería Agroindustrial e investigador del proyecto.

“Se tiene la posibilidad de brindar a los consumidores mango y piña cortados, almacenados bajo refrigeración, de excelente calidad, con buenas características sensoriales y nutricionales, en porciones adecuadas y con una vida útil en promedio de aproximadamente 20 días”, afirma el profesor Dussán Sarria.

Los atributos de calidad evaluados fueron análisis sensorial, firmeza y color. El recubrimiento comestible, asociado al empaque PET, mantuvo los atributos sensoriales y la firmeza.

Para los investigadores el diseño de productos innovadores listos para el consumo a partir de frutos tropicales, contribuirá al aumento del  consumo de frutas frescas cortadas trayendo consigo todos syus beneficios nutricionales.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Periodista de UN Radio gana Premio Nacional de Periodismo.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

John Henry Amariles, ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en la categoría "mejor entrevista en radio".
John Henry Amariles, ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en la categoría “mejor entrevista en radio”.

24 de Octubre del 2012

John Henry Amariles, el realizador del programa UN Cultural, de la emisora de la UN en Medellín, fue galardonado.John Henry Amariles, el realizador del programa UN Cultural, de la emisora de la UN en Medellín, fue galardonado.

Por segunda vez, Amariles recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en la categoría “Mejor entrevista en radio”.

Sergio Álvarez, autor de las novelas La lectora y Mapaná, fue el personaje que Amariles entrevistó, labor por la cual el jurado del certamen decidió otorgarle el reconocimiento.

“El entrevistador formula preguntas pertinentes que permiten al oyente aprender de la vida y las motivaciones del escritor”, reza el acta de premiación.

Para Amariles, es un honor este premio: “es una responsabilidad que adquiero con los oyentes de UN Cultural; más que un premio, recibo el compromiso de mejorar en mi labor”.

Por otra parte, el profesor titular del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri)  de la UN, Mauricio García, recibió el galardón en la categoría “Mejor Artículo de Opinión Prensa”.

García es doctor en Ciencia Política y tiene más de 20 años de experiencia como periodista en medios nacionales. El premio lo recibió por su columna Petróleo, escuelas y espadas, publicada en El Espectador.

“Abordé, desde la teoría y la filosofía políticas un tema de actualidad. El petróleo está en el ojo del huracán y sus bondades no superan sus peligros”, expresó Mauricio García.

Según el acta del jurado, “el columnista hizo un análisis de un tema de actualidad, tratado desde un ángulo original. Además del rigor en el manejo de la información y de los argumentos fácticos, el autor hace uso de un buen tratamiento formal que logra eficacia en la comunicación y alcanza el propósito de toda columna de opinión: hacer reflexionar al lector”.

Para esta versión del premio, el invitado especial fue el filósofo Fernando Savater, que se dirigió al público asistente en un discurso en el que dejó en claro que “los periodistas son testigos de la información y responsables de la verdad”.

El Premio Nacional de Periodismo fue creado en 1975, y se encarga de reconocer los trabajos periodísticos que tengan gran incidencia en la vida de la nación.

En la categoría “Periodista del año”, la galardonada fue Cecilia Orozco Tascón, por su coraje, independencia y tesón en la dirección de Noticias Uno.

EL premio Vida y Obra fue para el escritor y periodista Ernesto McCausland Sojo, reconocido por su labor como cronista.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html