Mercado de derivados, causante de la crisis económica en el mundo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El lento crecimiento de la economía mundial se debe a los sectores de derivados que han propiciado un aumento del sector financiero especulativo, advirtieron investigadores de la UNAM.
El lento crecimiento de la economía mundial se debe a los sectores de derivados que han propiciado un aumento del sector financiero especulativo, advirtieron investigadores de la UNAM.

7 de noviembre de 2011

• Luis Sandoval Ramírez, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), advierte que estos instrumentos han propiciado el crecimiento del sector financiero especulativo

Luis Sandoval Ramírez, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, advirtió que el lento crecimiento de la economía mundial se debe a los sectores de derivados financieros y de intercambio de divisas, que han propiciado una tendencia general de caída en la actividad económica y un aumento del sector financiero especulativo.

Al participar en el Seminario Internacional sobre Economía Mundial, que en su sexta edición trató sobre “La situación actual de la crisis global”, y que inauguró su coordinador Arturo Ortiz Wadgymar, el investigador de la UNAM, consideró que esos instrumentos son “la raíz de la crisis global actual, del periodo largo de problemas, que culminará con una gran depresión, semejante o peor que la de 1929-1933”.

En el Auditorio Ricardo Torres Gaitán del IIEc, expuso que los responsables de la situación actual también son los bancos, que con su extraordinaria liquidez utilizan a algunos gobernantes para que acepten préstamos que nada tienen que ver con el desarrollo.

Está en puerta, opinó, una agudización, que será decisiva en la salida de la crisis, cuyo preámbulo son las revoluciones en el norte de África y de Medio Oriente, así como las rebeliones de los indignados en España, Italia, Francia, Inglaterra, EU y en países de América Latina, como Chile.

Por su parte, Jesús Rodríguez Vargas de la Facultad de Economía (FE), señaló que la quiebra de Estados Unidos indica síntomas estructurales, reflejados en su deuda.

La problemática de las naciones endeudadas, con déficits públicos, y que además se encuentran estancadas o en recesión, como los llamados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España), hace que la recesión en la Unión Americana sea muy real.

A su vez, Moritz Cruz, también del IIEc, explicó que las condiciones a nivel global tienen como origen, casi siempre, los desequilibrios de carácter macroeconómico, fiscales o externos. En el caso de EU, “no hubo factores foráneos, estalló debido a la insostenibilidad en la fragilidad del sector financiero”.

Para propiciar el crecimiento económico, resumió, se debe estimular la demanda a través de “un gasto público expansionista”, pero esa medida la deben aplicar todos los países involucrados.
Créditos: unam.mx/boletin/660/2011

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*