CREAN UNIVERSITARIOS BOTÓN DE AYUDA PARA ADULTOS MAYORES

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

22 de abril de 2011

• Académicos de la Facultad de Ingeniería diseñaron un prototipo que funciona a través de una red de auxilio
• Con este proyecto, en etapa de prueba, los que vivan en el DF y estén en situación de emergencia podrán activar un sistema que les permita disponer de servicio médico, psicológico y orientación jurídica

Académicos de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, diseñaron y elaboraron un prototipo de botón de ayuda electrónico, que forma parte de un sistema integral de apoyo para los adultos mayores en condiciones de alta vulnerabilidad, a cargo del gobierno del Distrito Federal.

El dispositivo, creado por Víctor García Garduño, Juventino Cuéllar González, José Luis García García y Julio César Tinoco Magaña, funciona a través de una red de auxilio integrada por Locatel, la Secretaría de Salud local, el Instituto de Atención del Adulto Mayor (IAM) y el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) del DF, así como por personas de confianza (familiares, amigos o vecinos) de cada inscrito.

El proyecto está en una etapa de prueba, con 100 cajas (botones de ayuda) instaladas en igual cantidad de hogares que se ubican en las delegaciones Álvaro Obregón, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, así como en el Centro de Contacto de Atención Especializada de Locatel (Cecatel).

El botón de ayuda y el servicio médico, psicológico y jurídico serán gratuitos.

¿Qué es el botón de ayuda?

Según un censo de la Secretaría de Desarrollo Social capitalina, aproximadamente 40 mil adultos mayores que residen en la capital se encuentran en condiciones de alta vulnerabilidad por situaciones de soledad, crisis, lesiones derivadas de una caída, contingencias provocadas por un incidente de violencia familiar o problemas patrimoniales.

A partir de esa realidad, los universitarios pensaron en un dispositivo electrónico llamado UBA, que se conecta a la línea telefónica sin interrumpir el funcionamiento convencional del aparato.

Adicionalmente, tiene un mecanismo inalámbrico que se puede colgar al cuello y consta de un circuito transmisor con una batería y un botón. La UBA tiene un micrófono y una bocina, que permiten al usuario hablar y escuchar como si fuera un “manos libres”, pero con mayor potencia.

En otros países, sobre todo europeos, existen métodos parecidos, pero se trata de compañías de seguros que ofrecen servicios médicos de emergencia, previo pago de una mensualidad.

¿Cómo funciona?

El adulto mayor, en situación de emergencia, aprieta el botón de ayuda y éste, vía telefónica, manda la señal a Cecatel. En el centro, se atiende la llamada y en la pantalla de una computadora se despliega el expediente médico del paciente.

Cecatel transfiere la llamada al área especializada para prestar auxilio inmediato. Si es una urgencia (situación que se puede contener y no implica peligro para su vida), un trabajador social proporciona orientación o asesoría, y si es una emergencia (riesgo de muerte) se le apoya con médico, ambulancia y/o psicólogo.

Créditos: UNAM-DGCS-236/2011/unam.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*