Colaboran alumnos de la UNAM y la Universidad de Loughborough, en proyectos conjuntos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Alumnos de la FI participaron en un proyecto con estudiantes de la Universidad de Loughborough, Inglaterra, para diseñar una máquina útil en el llenado de placas empleadas en laboratorios químicos y bioquímicos.
Alumnos de la FI participaron en un proyecto con estudiantes de la Universidad de Loughborough, Inglaterra, para diseñar una máquina útil en el llenado de placas empleadas en laboratorios químicos y bioquímicos.

20 de agosto de 2010

• Como parte del Programa de Colaboración Internacional de la FI, diseñan una máquina útil en el llenado de placas empleadas en laboratorios químicos y bioquímicos

Como parte del Programa de Colaboración Internacional de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, alumnos de la entidad participaron en un proyecto con estudiantes de la Universidad de Loughborough, Inglaterra, para diseñar una máquina útil en el llenado de placas empleadas en laboratorios químicos y bioquímicos, donde se depositan muestras de ADN, líquidos con proteínas o muestras para realizar pruebas Elisa.

El proceso abarcó la investigación de necesidades de los usuarios; el desarrollo de especificaciones; elaboración de dibujos conceptuales y análisis de resistencia mecánica y fluidos por computadora, y estudio de costos, y diseño de configuración.

Santiago Blackaller Ledesma, Anahí Martínez Corzo y Arturo Martínez Carrillo participaron en esta experiencia, cuyo objetivo principal fue formar ingenieros a nivel licenciatura y posgrado, capaces de insertarse en un ambiente industrial actual.

Los universitarios fueron asesorados por Víctor Javier González Villela y Marcelo López Parra, profesores de la FI, quienes consideraron que a partir de estos proyectos se ha podido constatar que en la UNAM “tenemos alumnos bien preparados, competitivos y capaces de hacer trabajos profesionales y de calidad”.

Al respecto, Blackaller Ledesma, del noveno semestre de la carrera de Ingeniería Mecatrónica, explicó que con otros dos compañeros colaboraron en equipos diferentes en la concepción de la máquina, desde la detección de necesidades de los posibles clientes, hasta el diseño conceptual.

Esta labor, precisó, se realizó a distancia con los estudiantes de Loughborough, y al final se tuvo la oportunidad de presentar los resultados en la universidad inglesa, y después, en la UNAM.

Lo más significativo fue el diseño, porque se trata de un aparato poco común y, por lo mismo, su modelo o características no se pueden copiar de otro. “Las nuestras fueron ideas originales”, destacó.

A su vez, Martínez Corzo, pasante de la misma carrera, aseveró: “Realmente no tuvimos problemas en lo referente al nivel de conocimientos, porque trabajamos de igual a igual con los ingleses”.

“En ese sentido, me queda la satisfacción de haber realizado con éxito un proyecto en todas sus etapas, en un idioma distinto y con gente con la que tenemos grandes diferencias culturales”, subrayó.

Por su parte, Martínez Carrillo, alumno de noveno semestre, indicó que se buscó crear una máquina que cubriera necesidades aún no contempladas por aparatos existentes en el mercado.

En tanto, González Villela comentó que la tendencia actual de la educación tiene tres vertientes: multicultural, multilingüe y global; en ese sentido, este tipo de actividades nos ponen al día en los requerimientos internacionales.

Este es el segundo año que se realiza la colaboración con Loughborough, acotó, y un aspecto sobresaliente es que los jóvenes de ambas instituciones deben llegar a acuerdos para elaborar un buen producto de manera conjunta.

En su oportunidad, López Parra mencionó que estos proyectos tienen un carácter global, porque además de la participación de universidades, también colaboran empresas que buscan la generación de ideas nuevas, y los estudiantes son una buena veta para explotar.

De este modo, agregó, se crea un espacio de colaboración semejante al ambiente que encontrarán en el campo laboral.

Para los profesores, el aprendizaje es la oportunidad de entender el modelo de educación y enseñanza que siguen nuestros pares en otros países, concluyó.

Créditos: UNAM. DGCS-492/unam.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*