Efectos en la atmósfera y patrones de consumo energético

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Claudio Estrada Gasca, especialista en energía solar y director del Centro de Investigación en Energía.
Claudio Estrada Gasca, especialista en energía solar y director del Centro de Investigación en Energía.

14 de agosto de 2010
• En 2007, se acumularon 387 partes por millón de CO2, alertó Leopoldo García Colín, investigador emérito de la UAM y doctor honoris causa por la UNAM
• Claudio Estrada Gasca, director del CIE, propuso utilizar fuentes de energía alternas porque el consumo mundial crece, en promedio, dos por ciento cada año

La cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera terrestre se duplica cada 35 años debido a la utilización de combustibles fósiles, alertó Leopoldo García Colín, investigador emérito de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y doctor honoris causa por la UNAM.

Por su parte, Claudio Estrada Gasca, especialista en energía solar y director del Centro de Investigación en Energía (CIE), de la Universidad Nacional, subrayó que la sustentabilidad es el impulso más importante para energía renovable.

En la conferencia “Energía solar fototérmica”, el universitario destacó que para dar una respuesta limpia a una demanda y consumo mundial que crece, en promedio, un dos por ciento cada año, se requiere de fuentes alternas, como la hidráulica, biomasa, geotermia, viento, solar y nuclear.

Invitado como conferencista en los trabajos del Simposio Internacional sobre Energías Renovables y Sustentabilidad, que organizó el CIE de esta casa de estudios en Temixco, Morelos, García Colín detalló que en 2007, se emitieron 387 partes por millón de CO2.

“De continuar esta tendencia, en 30 años la cifra crecerá a 447 partes por millón y la temperatura oceánica aumentará dos grados Celsius, lo que sería catastrófico para muchas especies”, advirtió.

En la conferencia “Principios físicoquímicos del cambio climático”, comentó que si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, para el año 2100 se generarán 560 partes por millón de CO2 “y entonces la Tierra será inhabitable”.

Según los geólogos, ni siquiera los asteroides han afectado tanto a la atmosfera como el CO2. “Los océanos ahora son más ácidos y su bioquímica afecta a todos los organismos”, señaló el también miembro de El Colegio Nacional.

El químico y doctor en Física reconoció que el escenario terrestre con los actuales patrones de consumo energético es catastrofista, pues la acidez de los océanos refleja consecuencias en la biodiversidad marina, con daños detectables en las quebradizas conchas de los moluscos, el blanqueamiento de los corales y el deterioro del plancton, principal alimento marino de muchas especies.

Entre las soluciones para abatir este creciente problema global, García Colín dijo que se deben bajar, a toda costa, las emisiones de CO2 a 350 partes por millón.

“En términos energéticos, esto equivale a no quemar más de la cuarta parte de los combustibles fósiles hoy disponibles. Implica una revolución socio-económica difícil de imaginar”, añadió.

“El reto energético que debemos enfrentar requiere una planificación con seguridad del suministro, reservas de fuentes, política de precios y minimización de impacto ambiental”, dijo, a su vez, Estrada Gasca.

Hasta ahora, 73 países han definido e implementado políticas de investigación y de promoción de energías renovables, y desarrollo de fuentes alternas para que sean competitivas.

“Las energías renovables que hoy son competitivas han requerido un enorme esfuerzo de investigación básica. Por ejemplo, las aspas de los aerogeneradores eólicos comenzaron con una dimensión de 10 metros y, ahora, son de 100”, señaló.

Estrada Gasca destacó que la energía nuclear y el carbón pulverizado brindan un 90 por ciento de seguridad de abasto, mientras que la eólica garantiza un 28.9 y la solar un 24.6 por ciento.

Actualmente en México existe una dependencia del 92 por ciento de las fuentes convencionales, mientras que el siete por ciento son renovables, y el uno por ciento nuevas energías renovables, detalló.

En el país, el 44.8 por ciento del consumo se dedica al transporte, el 28.3 a la industria, el 20 por ciento al uso doméstico, comercial y público, y el 3.8 por ciento a la agricultura.

En contraste con la contaminación que generan y la infraestructura que requiere la obtención de energías fósiles, la solar recibida cada 10 días sobre la Tierra equivale a todas las reservas conocidas de petróleo, carbón y gas.

Además, el 70 por ciento de población mundial vive dentro de la llamada franja solar, es decir, esta energía es democrática”, indicó.

Actualmente, en el CIE de la UNAM se desarrollan diversas tecnologías sustentables, como calentadores y refrigeradores solares, así como dispositivos para edificaciones.
Créditos: UNAM. DGCS -480/unam.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*