Patrones geológicos permiten reconocer “lunas” con presencia de agua

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 30 de julio de 2018 — Agencia de Noticias UN-

El método desarrollado por el geólogo Fabián Saavedra Daza, estudiante del Doctorado en Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), también ha establecido la presencia de compuestos orgánicos conformados por carbono, hidrógeno y oxígeno, metano y otros elementos que podrían estar asociados con algún tipo de actividad.

Al respecto, el investigador explica que “identificar actividad microbiana abre la puerta para hacer lo mismo con planetas que estén en otros sistemas planetarios, por lo que la investigación ayudaría a ampliar la base de datos que se tiene en la actualidad”.

A partir de la interpretación de los códigos sin procesar, los registros fotográficos y los datos obtenidos por sensores geofísicos del banco de imágenes de la NASA, desde la U.N. se interpretan los datos que permiten evaluar la composición de dichos cuerpos de agua.

En ese sentido, destaca que “los datos son una serie de bits que en esencia se pueden convertir en gráficas o imágenes tipo raster, equivalentes a lo que sería una foto como la que se ve en una pantalla, la cual está conformada por cientos de miles de pixeles”.

Como las imágenes y las sondas registradas por las diferentes misiones aeroespaciales tienen una dimensión espectral, la cual varía según la gama de colores de la luz, es posible establecer la composición de los distintos cuerpos que conforman la superficie de los satélites.

Así, “al ser proyectada en una tercera dimensión, la imagen se convierte en un cubo en el que cada uno de los pixeles expresa cómo está conformada, con datos que incluyen lo que vemos en los espectros visible e invisible: infrarrojo y ultravioleta”.

Gracias a que la composición del hielo permite validar estos datos con mediciones hechas en laboratorio y valoraciones en campo, lo que se hace es buscar aquellas dimensiones, o firmas espectrales, con el fin de establecer cómo se comporta la luz del Sol cuando llega a la superficie del satélite, e identificar los diferentes materiales que lo conforman.

“Se trata de agua congelada en forma isotópica, por lo que su composición dista mucho de la que se tiene en la Antártica o en el Ártico, pues el hidrógeno y el oxígeno no son iguales a los de la Tierra”, precisa el doctorante, quien destaca que la presencia de nitratos conformados por hidrógeno y nitrógeno cuyas temperaturas oscilan entre los -180 oC, muy por debajo del punto de congelación del agua.

Como la información obtenida a partir de la interpretación de estos datos debe pasar por un proceso de depuración, de tal manera que los algoritmos concebidos para tal fin se puedan usar en cualquier sistema operativo, el propósito es liberar los datos obtenidos para la comunidad científica, una vez se publique la tesis doctoral.

Hasta el momento, las valoraciones en campo y con trabajos previos, a partir de otros datos obtenidos por la misma zona, relacionados con aspectos físicos y geofísicos, permiten certificar que la interpretación hecha a partir de los algoritmos es confiable.

La investigación del doctorando Saavedra es relevante en la medida en que al hacer cualquier tipo de exploración se debe saber cómo es y en qué condiciones se encuentra el territorio al que se dirigirá la misión. De esta manera, el reconocimiento de tales patrones permitiría establecer con mayor certeza a qué lugares ir.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*