Falta de reconocimiento excluye la salud mental de atención integral

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 22 de septiembre de 2016 — Agencia de Noticias UN-

La falta de una cultura de la atención y el cuidado propio estarían provocando que asuntos como la ansiedad, la depresión, la ingesta crónica de alcohol, entre otros, no sean motivo de consulta para una salud integral por parte de los colombianos.Las razones de esta falta se califican como “probablemente estructurales” para que no exista esa ética del cuidado propio, ausculta el psiquiatra y candidato a doctor en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), Carlos Gómez Restrepo, con base en los resultados de la última encuesta nacional de salud pública.

La literatura científica ha documentado que la cultura sobre salud mental, es decir, los conocimientos y las creencias al respecto, ayudan al reconocimiento, al manejo y a la prevención de las enfermedades de ese tipo.

Dirigida por el doctor Gómez, también magíster en epidemiología de la Universidad de Pensilvania, una encuesta concluye que dos tercios de la población; es decir, entre seis y siete de cada diez, no reconocen sus problemas o dificultades en la esfera de la salud mental, por lo tanto, no tienden a acceder a una valoración mental.

El punto de partida es que aunque los trastornos mentales están dentro de la salud mental, esta última va más allá. De hecho, episodios de psicosis, esquizofrenia u otros tienen un origen individual, mientras que en la segunda dimensión también puede haber un componente social.

La encuesta tomó las cinco regiones del país, con una muestra de 19.564 hogares, y la evaluación de 2.727 niños de 7 a 11 años; 1.754, de 12 a 17 años; 5.889 de personas entre los 18 a 44 años (adultos) y 4.981 adultos mayores (con más de 64 años de edad).

En la Costa Atlántica, hay menos dificultades en materia de la salud mental que en el interior del país. Aunque se debe profundizar en el tema, las formas de relacionarse de la cultura Caribe, sus expresiones, los componentes comunitarios y una mayor resiliencia, podrían ser algunos de los factores asociados a la menor cantidad de trastornos en esta población, explica el psiquiatra.

El hecho de que el consumo de alcohol excesivo se instale en un 20 % entre personas adultas, con un 11 % potencial de abuso en su ingesta, es un indicador de esa falta de ética de autocuidado y, en concepto del doctor Gómez, el potencial primer problema de salud mental.

En Colombia se reconoce el 39 % de episodios depresivos mayores, y el 26 % de la combinación ansiedad-depresión, con lo cual, señala el psiquiatra, hay una franja enorme de enfermedades mentales complejas que no se dejan ver, por lo que resulta imposible su intervención. Ello lo certifican las cifras por países pues, mientras que en naciones desarrolladas más de la mitad de las personas (53 %) reciben algún tratamiento, en países en vía de desarrollo esa cifra alcanza apenas el 14 %.

“Si la persona no reconoce su problema de salud, el resultado lógico es que no inicia su trabajo para sobrepasar el obstáculo”, explica el médico psiquiatra, quien agrega que el agravante es que hay una vulnerabilidad a las somatizaciones, en la medida en que la persona no pone en realieve sus complejidades mentales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*