Promueve UNAM uso de estufas sustentables en comunidades marginadas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

13 de abril de 2016

Estudiantes de servicio social de la Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM promueven en comunidades rurales de Hidalgo, Puebla y Chiapas, el uso de estufas sustentables. Con ellas disminuye a la mitad la quema de leña, lo que reduce el riesgo de que las familias sufran enfermedades respiratorias.Conocidas como Cocinas Lorena –por estar hechas de lodo y arena–, requieren una inversión de aproximadamente 750 pesos.

Se trata de una base de bloques de concreto, un dado estable de lodo y arena, tres hornillas y una chimenea con salida al exterior.

La coordinadora de Servicio Social y Práctica Profesional Supervisada de la FA, Ada Avendaño, explicó que este modelo de estufa sustentable surgió en Guatemala, pero los alumnos de esta casa de estudios hacen adaptaciones con los materiales que hay en las comunidades marginadas, y los espacios que tienen las familias para instalarlas.

De 2013 a la fecha han construido unas 50 en comunidades de Hidalgo, Chiapas y Puebla, que carecen de infraestructura básica como drenaje, electricidad y agua.

En ese año, la FA recibió la invitación para participar en el programa de servicio social multidisciplinario en el municipio de Chignahuapan, Puebla. Tras una visita para conocer sus necesidades, plantearon tres proyectos: cosechar agua y colocar baños secos y cocinasLorena.

Las autoridades municipales optaron por las cocinas y se inició un taller teórico-práctico para enseñar a los habitantes cómo hacerlas. En cada localidad se instalan entre 10 y 12, y se demanda la participación de los habitantes para su elaboración.

“La idea es enseñar a la gente para que en el momento en que nos retiremos puedan apoyarse mutuamente y reciban una capacitación”, dijo Avendaño.

La académica explicó que en las comunidades prácticamente el 100 por ciento de las familias tienen estufa, pero no la usan porque no tienen acceso al gas, o recursos para adquirirlo.

Entonces optan por cocinar con leña, pese a que implica riesgos de padecer enfermedades respiratorias por el humo que se queda en el interior de sus hogares, además de que se podría ocasionar un incendio.

En tanto, el titular de la Dirección General de Orientación y Atención Educativa, Germán Álvarez Díaz de León, resaltó que este proyecto –inscrito en el programa Modelo de Intervención Comunitaria de esa dependencia– permite a los estudiantes aplicar sus conocimientos en la solución de problemas reales.

Para Isaac Mendoza, uno de los alumnos que ha participado en la instalación de las cocinas Lorena, ésta ha sido una oportunidad de aprender, pues siempre se enfrentan a problemas que no se consideran en la planeación, pero que son resueltos junto con las poblaciones a las que apoyan.

UNAM-DGCS-232-2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*