¿La construcción de tu vivienda te ofrece seguridad?

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Julio_Ernesto

15 de julio de 2015

El moho blanco en las paredes puede acarrear enfermedades respiratorias, si la impermeabilización es deficiente, la humedad puede saturar los tabiques hasta hacerlos colapsar… o quizá una pequeña fisura puede convertirse en grieta…

Julio Ernesto Lira, miembro del Colegio de Ingenieros Civiles de Puebla, A.C. habla sobre el tema y comenta: “tal como un doctor cura una enfermedad, así un ingeniero civil puede diagnosticar la patología de una vivienda y recetar la ‘medicina correcta’.  Por eso, los integrantes del CICEPAC ofrecemos  orientación gratuita para evitar que las familias pierdan su hogar.

Indicó que una de las labores que el grupo colegiado de la Ingeniería ofrece a la sociedad es un diagnóstico de viviendas para que puedan saber cómo corregir problemas de humedades, grietas a causa de sismos, puertas que sed atoran al cerrar o abrir, vidrios que, sin causa aparente, se rompen de manera continua, así como techos convados, que pueden convertirse en un dolor de cabeza por el daño a la construcción o costos excesivos por una reparación tardía.

Cualquier persona puede solicitar el apoyo al teléfono 2 4608 7711 en la ciudad de Puebla, o acudir a la calle 11 Oriente No. 9 Col. Centro, e incluso mandar un correo a cicepac@gmail.com, para obtener un diagnóstico gratuito.

Explicó Julio Ernesto Lira que no hay vivienda que no tenga una patología, todas las casas tienen alguna enfermedad,  y –aseguró- eso no se corrige con Fen Shui.

LAS INUNDACIONES

Reveló que en el Centro de Investigación de Industria Cementera,  mediante pruebas de laboratorio con materiales  muy resistente, como el  tabique rojo recocido, puede perder hasta 60% de la resistencia si están embebidos en agua, entonces en caso de lluvias intensas y si existiera una inundación, la casa puede no ser arrastrada por la corriente de agua, pero pueden sufrir derrumbes parciales por reblandecimiento de materiales y  la desgracia puede ser muy grande.

HUMEDADES

A simple vista se ve como pelusilla blanca, son sulfataciones por la naturaleza agresiva del agua, es un ataque químico,  no es un riesgo estructural, no se caen las viviendas, pero genera malos olores, los acabados se deterioran, ocasiona gastos por el deterioro de muebles y puede generar enfermedades respiratorias en los niños.

FISURAS EN MUROS POR SISMOS

La fisura es grieta muy pequeña, casi  tan delgada como un cabello. Se considera grieta cuando es de 3 ó 4 milímetros y  visible a dos o tres metros. Las casas tienen ciertos muros más rígidos que son fáciles de fracturar, a semejanza de lo que pasa con una galleta, eso se hace por precaución y evita que toda la casa se caiga. Es semejante a lo que pasa en un corto circuito en una instalación eléctrica que tiene una descarga y es necesario cambiar solamente un fusible.

Sin embargo, cuando ya se presentaron las grietas, que es una discontinuidad en el muro, es importante reparar o tirar ese muro, para que la casa siga siendo resistente.

TECHOS CONVADOS

Este es un problema grave, difícil de reparar, que requiere de la sustitución total o un elemento auxiliar de apoyo, para sostener el techo.

EL ENTREPISO VIBRA

En algunos casos la solución puede ser tan simple como colocar los muebles a las orillas, en otros se requieren refuerzos de apoyo en los extremos o un puntal en el centro.  Cuando esto ocurre, por ejemplo, en un puente se utiliza alta tecnología para corregirlo y en esos casos se justifica una fuerte inversión.

Mireya Ramírez Martínez

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*