Programa de Office ayuda a mejorar la salud pública

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

cama

27 de mayo de 2015

Palmira, may. 27 de 2015 – Agencia de Noticias UN- El bioingeniero Luis Carlos Riofrío, estudiante de la Maestría en Ingeniería Ambiental, creó una solución para optimizar la disposición de estos desechos.

Los residuos hospitalarios representan una problemática de salud pública y ambiental, por su crecimiento actual y potencial. Durante el año 2000, a nivel global, dichos residuos causaron 21 millones de casos de hepatitis B, dos millones de casos de hepatitis C y 260.000 infecciones de VIH, según estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de Cali,  el 90 % de los residuos hospitalarios que se reportan son generados por clínicas de nivel 3,  que en total hay 10 en la ciudad. Mientras que el otro 10 % queda distribuido en clínicas de nivel 1, 2 y una de nivel 4. 

Al ver el impacto de estos residuos, el investigador, mediante una herramienta de Excel, creó un modelo para ingresar datos de la producción de residuos, operatividad, capacitación a personal y cumplimiento de compromisos de los involucrados en la gestión.

Estas mediciones hacen un seguimiento que permite identificar las fallas en la gestión y orientar la toma de decisiones, lo que posibilita incrementar la fracción de residuos reciclables.

Pero la reducción de residuos no solo beneficia al medio ambiente, sino que también reduce costos. Por ejemplo, en la clínica de nivel 3, donde trabajó el bioingeniero Riofrío, se generaban cerca de 12 toneladas al mes de residuos peligrosos. Si se tiene en cuenta que disponer un kilogramo de estos tiene un costo que oscila entre 1.600 y 2.000 pesos, el costo total para la clínica por este concepto representaba entre 19 y 24 millones de pesos. Al año eran cerca de 288 millones, solo en disposición de residuos peligrosos, sin tener en cuenta los comunes.

El estudio realizado en la clínica comenzó en junio de 2013 y terminó en septiembre del mismo año. Al iniciar el análisis, se determinó que por cama se generaban al día 3,87 kilogramos de residuos hospitalarios en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Mediante el uso de la herramienta durante los cuatros meses, las cifras mejoraron. Al iniciar el diagnóstico en junio, se estableció que al mes se generaban 18.245 kilogramos de todo tipo de residuos, de estos, el 53,6 % eran peligrosos; el 25,2 %, comunes; y el 21,2 %, reciclables. Al mes de septiembre la herramienta permitió la reducción de los residuos a 16.207 kilogramos mensuales. Los peligrosos fueron de un 53 %; los comunes, 22,8 %; y los reciclables, 24,2 %.

Los resultados mensuales de la herramienta orientaron al responsable de la gestión de residuos a la toma de decisiones oportunas, dado que identificó los elementos puntuales que generaron los incumplimientos mes a mes, permitiéndole priorizar y presupuestar los recursos para dichas intervenciones.

Lo anterior se evidenció en la mejora de la calificación de gestión de los residuos de la clínica, en el periodo de cuatro meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*