Innovación puede ayudar a superar obstáculos al comercio

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

innovacioncomercioBogotá D. C., feb. 03 de 2014 – Agencia de Noticias UN- Las barreras técnicas impuestas por los organismos nacionales e internacionales, más que restringir el comercio buscan proteger la seguridad, la salud y el medioambiente, así como al consumidor.

Así lo señaló Esther Baldrich –ingeniera química de la Universidad Nacional de Colombia y especialista en aplicación, control y elaboración de reglamentos técnicos–, quien añadió que dichos obstáculos son medidas preventivas necesarias para garantizar ciertas condiciones y que no se imponen para frenar el flujo comercial.

Las relaciones comerciales son más complejas en la actualidad debido a que posicionarse competitivamente en diversos mercados –ya sea de bienes o servicios– requiere, entre otros aspectos, un componente diferenciador que permita que estos bienes y servicios sean seleccionados por los usuarios interesados.

Como resultado de diversas políticas públicas, acuerdos entre países, aspectos macroeconómicos, culturales, sociales, laborales y ambientales, entre otros, este posicionamiento competitivo se hace complejo y favorece o impide los flujos comerciales.

En este sentido, es importante que los empresarios conozcan aspectos relacionados con los obstáculos al comercio y cómo la innovación puede permitir superarlos, para así mejorar el posicionamiento a nivel nacional e internacional.

Al respecto, la ingeniera Baldrich también indicó que en algunos casos se puede encontrar que Colombia tiene menos barreras que otros países, pero es importante matizar que cuando una nación decide cuáles obstáculos poner debe considerar hasta dónde los va a poder aplicar, hasta donde sus empresarios los cumplen y hasta dónde el país es capaz de controlarlos y verificarlos.

Por su parte, el ingeniero industrial Álvaro Viña identificó seis obstáculos, que no son técnicos y que deben superarse en Colombia para crear una base empresarial más sostenible.

“En primer lugar existe un limitado conocimiento de los mercados, desconocimiento de las necesidades, las preferencias de los potenciales clientes y consumidores. Creo que es un tema que se vuelve transversal, permanente y afecta en gran medida la competitividad”, sostuvo.

El experto en mercadeo e innovación subrayó con especial preocupación la informalidad con respecto al marco regulatorio. Aunque esta puede ahorrarle algo de dinero al empresario, no se constituye o se configura una base económica empresarial adecuada.

Asimismo, destacó como barreras no técnicas la deficiencia o ausencia de infraestructura, la falta o el escaso conocimiento en prácticas de gestión y el acceso a los servicios financieros y, como consecuencia de todo lo anterior, una relativa crisis de confianza y seguridad.

El asunto se abordó en el Foro “Obstáculos técnicos al comercio y la innovación como estrategia para superarlos”, como parte del convenio suscrito entre la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico y la Facultad de Ingeniería de la U.N.

Créditos: UNAL-40-2014

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*