Museos deben buscar estrategias para acercarse a la sociedad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Bogotá D. C., dic. 19 de 2013 – Agencia de Noticias UN- Los soportes de la comunicación y las diversas herramientas para promocionar contenidos culturales en la red digital son fundamentales para que los museos cumplan su papel: servir a la comunidad.
La diseñadora gráfica Alba Lucía Romero, magíster en Museografía y Exposiciones de la Universidad Complutense de Madrid, aseguró que la comunicación debe ser entendida como una conversación multidireccional en la que “el público, que antes era consumidor, ahora es también propositivo”.
Así lo expresó la experta en la charla “Los soportes de la comunicación en los museos”, que programó la Maestría en Museología y Gestión del Patrimonio de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.
En esta ocasión y en desarrollo de uno de sus frentes (definido como procesos de comunicación patrimonial), este posgrado invitó a dos expertos en la materia para socializar sus conocimientos y experiencias con los estudiantes de la tercera cohorte.
La diseñadora española aseguró que el plano emisor del museo está relacionado con el comportamiento, la comunicación y el diseño corporativo y que, de su correcta aplicación depende, en gran medida, el impacto visto desde factores como la notoriedad, la cercanía, el posicionamiento, la economía y la imagen.
Agregó que los museos deben tener diversos soportes comunicativos que atraigan al público en aspectos como identidad (logomarca, comunicación e imagen institucional), espacio (señalización e iconografía) y ocio (elementos de mercadeo atractivos y representativos de las colecciones).
Asimismo, dijo, el museo debe transformarse en una entidad abierta, global y participativa, pues esta es una tendencia que ha ido creciendo en concordancia con los numerosos canales de comunicación que ofrece la web para obtener un alcance mundial.
En este sentido, Romero habló del Museo del Romanticismo (Madrid, España), el cual, según sus palabras, realizó un dedicado trabajo online, lo que permitió posicionarse en la red digital y dinamizar su presencia en las redes sociales. Al finalizar su ponencia, declaró que el tema de la comunicación en los museos colombianos hay que replantearlo.
Por su parte, Juan Carlos Arroyo, artista plástico egresado de la U.N. y especialista en Animación Digital, explicó que, a diferencia de los logros que pueden obtenerse con escasos recursos económicos, una empresa o una entidad museal que desee desarrollar una estrategia de comunicación digital para posicionar un mensaje, debe separar una parte importante de su presupuesto para pautar en medios digitales y evaluar por qué debería hacerlo.
Sin embargo, informó que el primer paso a dar es tener claridad sobre cuál es el objetivo de la promoción antes de recibir propuestas externas, así como definir el plan de acción; es decir, qué pasos se van a seguir, qué se va a comunicar y cómo llegar a ello.
En este mismo punto y dependiendo de la necesidad, es imprescindible no descartar posibles públicos potenciales, pues según aseveró, “aunque la campaña sea digital, también hay que llegar a aquellos lugares en los que no hay interconectividad”.
Examinar las tendencias de búsqueda en internet para asociarlas al mensaje que se quiere posicionar y evaluar probables pautas en redes sociales como Facebook y buscadores como Google, puede generar muy buenos resultados, manifestó.
Finalmente, Arroyo dejó claro que las agencias de comunicación que trabajan con Google están detrás del sector cultural, un hecho determinante para aprovechar este momento, esta era digital.
Al término de las ponencias, la maestra Martha Combariza, coordinadora de la Maestría en Museología, agradeció la asistencia de los futuros museólogos y les recomendó crear una asociación de profesionales del sector. “Inscribirse como profesionales del sector es clave”, aseguró.
Créditos: UNAL-871-2013

museosysociedadBogotá D. C., dic. 19 de 2013 – Agencia de Noticias UN- Los soportes de la comunicación y las diversas herramientas para promocionar contenidos culturales en la red digital son fundamentales para que los museos cumplan su papel: servir a la comunidad.

La diseñadora gráfica Alba Lucía Romero, magíster en Museografía y Exposiciones de la Universidad Complutense de Madrid, aseguró que la comunicación debe ser entendida como una conversación multidireccional en la que “el público, que antes era consumidor, ahora es también propositivo”.

Así lo expresó la experta en la charla “Los soportes de la comunicación en los museos”, que programó la Maestría en Museología y Gestión del Patrimonio de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.

En esta ocasión y en desarrollo de uno de sus frentes (definido como procesos de comunicación patrimonial), este posgrado invitó a dos expertos en la materia para socializar sus conocimientos y experiencias con los estudiantes de la tercera cohorte.

La diseñadora española aseguró que el plano emisor del museo está relacionado con el comportamiento, la comunicación y el diseño corporativo y que, de su correcta aplicación depende, en gran medida, el impacto visto desde factores como la notoriedad, la cercanía, el posicionamiento, la economía y la imagen.

Agregó que los museos deben tener diversos soportes comunicativos que atraigan al público en aspectos como identidad (logomarca, comunicación e imagen institucional), espacio (señalización e iconografía) y ocio (elementos de mercadeo atractivos y representativos de las colecciones).

Asimismo, dijo, el museo debe transformarse en una entidad abierta, global y participativa, pues esta es una tendencia que ha ido creciendo en concordancia con los numerosos canales de comunicación que ofrece la web para obtener un alcance mundial.

En este sentido, Romero habló del Museo del Romanticismo (Madrid, España), el cual, según sus palabras, realizó un dedicado trabajo online, lo que permitió posicionarse en la red digital y dinamizar su presencia en las redes sociales. Al finalizar su ponencia, declaró que el tema de la comunicación en los museos colombianos hay que replantearlo.

Por su parte, Juan Carlos Arroyo, artista plástico egresado de la U.N. y especialista en Animación Digital, explicó que, a diferencia de los logros que pueden obtenerse con escasos recursos económicos, una empresa o una entidad museal que desee desarrollar una estrategia de comunicación digital para posicionar un mensaje, debe separar una parte importante de su presupuesto para pautar en medios digitales y evaluar por qué debería hacerlo.

Sin embargo, informó que el primer paso a dar es tener claridad sobre cuál es el objetivo de la promoción antes de recibir propuestas externas, así como definir el plan de acción; es decir, qué pasos se van a seguir, qué se va a comunicar y cómo llegar a ello.

En este mismo punto y dependiendo de la necesidad, es imprescindible no descartar posibles públicos potenciales, pues según aseveró, “aunque la campaña sea digital, también hay que llegar a aquellos lugares en los que no hay interconectividad”.

Examinar las tendencias de búsqueda en internet para asociarlas al mensaje que se quiere posicionar y evaluar probables pautas en redes sociales como Facebook y buscadores como Google, puede generar muy buenos resultados, manifestó.

Finalmente, Arroyo dejó claro que las agencias de comunicación que trabajan con Google están detrás del sector cultural, un hecho determinante para aprovechar este momento, esta era digital.

Al término de las ponencias, la maestra Martha Combariza, coordinadora de la Maestría en Museología, agradeció la asistencia de los futuros museólogos y les recomendó crear una asociación de profesionales del sector. “Inscribirse como profesionales del sector es clave”, aseguró.

Créditos: UNAL-871-2013

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*