Registran nueva especie de flora colombiana

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

campo2

25 de septiembre del 2013

Investigador de la U.N. halla una nueva especie de Andropogon (Andropogon columbiensis) en el departamento de Norte de Santander y contribuye al inventario de la flora en el país, considerado el segundo en el ámbito mundial después de Brasil.

“Con esta nueva especie, el género Andropogon queda representado en la flora de nuestro país por 18 especies”, afirmó el biólogo Diego Giraldo-Cañas investigador del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia.

Esta planta constituye un recurso forrajero nativo muy destacado y, según el investigador, también podría servir en la recuperación de suelos degradados por actividad antrópica (hecha por el ser humano).

Durante dos años, Giraldo-Cañas realizó indagaciones morfológicas, taxonómicas y de distribución geográfica para estar seguro al cien por ciento de la existencia de la nueva especie. Las técnicas usadas corresponden a las empleadas clásicamente en taxonomía y sistemática biológica.

Además, el investigador siguió un concepto morfológico de especie, con base en los postulados de varios autores. “Una especie se define como un conjunto de individuos que presentan un espectro continuo de variación fenotípica y separado de otros conjuntos por discontinuidades morfológicas; en otras palabras, las especies son hipótesis acerca de la discontinuidad de la naturaleza”.

Andropogon columbiensis fue localizada en el municipio de Ocaña (Norte de Santander). Giraldo afirma que “esta especie crece en sustratos rocosos y arenosos derivados de material coluvial, en áreas con pendientes pronunciadas y fuerte erosión manifestada principalmente como cárcavas (socavones producidos en rocas y suelos de lugares con pendiente)”.

El experto también señala que “la región tiene una precipitación promedio de 1030 mm/año”, y que “a Andropogon columbiensis se le encuentra en matas dispersas y mezclada con otras gramíneas”.

Especie única

Andropogon columbiensis es única en el género por la combinación de ciertas características: “su tipo de lígula (apéndice membranosa); su aspecto delicado; y sus inflorescencias, constituidas por un único racimo”. Además, de esta especie “solo se conoce una pequeña población de la localidad tipo que no supera las tres hectáreas de extensión”, afirma el investigador.

Entre otras particularidades se destaca su hábito anual y cespitoso, es decir, que la especie lleva a cabo todo su ciclo de vida (germinación de la semilla, establecimiento y desarrollo de la plántula, crecimiento y desarrollo del individuo maduro, floración, polinización y fructificación, y muerte)  en un año e incluso en menos tiempo; y crecen varias plantas juntas, que constituyen una unidad ecológica.

Aunque Giraldo-Cañas ha adelantado varias exploraciones en toda la región andina, así como en el resto de Colombia, no ha encontrado nuevos especímenes.

Después de haber revisado colecciones de diferentes herbarios, nunca se encontraron más muestras de esta especie; lo que permite, según el profesor del ICN, “ubicar a Andropogon columbiensis en la categoría en peligro crítico”.

En el continente americano se encuentran entre 57 y 60 especies donde Brasil es el país con la mayor riqueza específica (28 especies), seguido por Colombia (18 especies incluido este estudio), Bolivia (16 especies) y Venezuela (16 especies).

Créditos

http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*