UN elabora cartilla guía para diseño de pavimentos en Bogotá.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
7 de Diciembre del 2012
Un equipo técnico conformado por docentes, estudiantes y egresados de la UN la elaboró en un trabajo conjunto con el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).
La “Cartilla-Guía de diseño de pavimentos para bajos volúmenes de tránsito y vías locales para Bogotá D. C.” fue desarrollada con el propósito de formular políticas y soluciones técnicas de mejoramiento y conservación vial que fomenten la aplicación de tecnologías alternativas y el uso de materiales locales disponibles.
Además, según lo anunció Carol Andrea Murillo, profesora de la UN y coordinadora del grupo que elaboró el documento: “el IDU tiene a cargo más o menos 17 mil kilómetros de vías, y requiere un documento que los apoye técnicamente, que les ofrezca unos parámetros mínimos para hacer las estructuras, en especial, en las localidades más desfavorecidas de la ciudad”.
La cartilla es una herramienta de trabajo aplicada a condiciones urbanas de estructuras de pavimentos para vías locales, que garanticen el tránsito permanente y optimicen recursos técnicos y financieros.
En esta se resume la metodología y se proponen alternativas de diseño de estructuras de pavimentos flexibles, rígidos y articulados para vías locales con bajos niveles de tránsito en Bogotá.
A su vez, presenta alternativas de estructuras de pavimentos sometidas a bajos niveles de tránsito para las condiciones climáticas, geotécnicas, hidráulicas y periodos de diseño para las vías de la ciudad.
Engloba diferentes temas: estructura de pavimento, aspectos geotécnicos, caracterización del tránsito en la ciudad y materiales de construcción, entre otros. Sus novedades, con respecto a otras de su tipo, es que se concentra en los problemas específicos de Bogotá.
Su proyecto de elaboración comenzó hace dos años con el esbozo de la idea. Se concretó en el mes de febrero de este año, a través de los procesos de investigación, diseño y experimentación.
“Los datos son reales y pertenecen a la realidad local: vías urbanas, redes, anchos de calzada, tipo de vehículos que pasan y sus problemas de movilidad”, manifiesta la profesora de la UN.
Así, el documento establece varios parámetros, teniendo en cuenta las características geotécnicas, hídricas y climáticas de Bogotá.
“Por ejemplo, se plantea que se deben efectuar actividades de mejoramiento en el suelo de la subrasante si los valores de resistencia del suelo son inferiores a un equivalente en términos de CBR del 4% o a un valor de módulo resiliente de 40 mpa”.
Las recomendaciones que presenta se complementan con las especificaciones técnicas generales de materiales de construcción y con la normativa existente.
Un apartado de la cartilla aclara: “El Banco de Desarrollo para América Latina y la Universidad Nacional de Colombia no se hacen responsables por la mala utilización de la información presentada en esta Cartilla-Guía. Por lo anterior, ninguna de las indicaciones y/o recomendaciones de este documento deberán utilizarse sin el previo estudio de un ingeniero civil con matricula profesional vigente”.
Terminado el proceso de socialización, se espera que esta guía sea de uso público.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
“La calidad y durabilidad de las estructuras de pavimento exigen el uso de materiales con características físicas, químicas y mecánicas capaces de resistir los esfuerzos inducidos por el tránsito”, dice la cartilla.

“La calidad y durabilidad de las estructuras de pavimento exigen el uso de materiales con características físicas, químicas y mecánicas capaces de resistir los esfuerzos inducidos por el tránsito”, dice la cartilla.

7 de Diciembre del 2012

Un equipo técnico conformado por docentes, estudiantes y egresados de la UN la elaboró en un trabajo conjunto con el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

La “Cartilla-Guía de diseño de pavimentos para bajos volúmenes de tránsito y vías locales para Bogotá D. C.” fue desarrollada con el propósito de formular políticas y soluciones técnicas de mejoramiento y conservación vial que fomenten la aplicación de tecnologías alternativas y el uso de materiales locales disponibles.

Además, según lo anunció Carol Andrea Murillo, profesora de la UN y coordinadora del grupo que elaboró el documento: “el IDU tiene a cargo más o menos 17 mil kilómetros de vías, y requiere un documento que los apoye técnicamente, que les ofrezca unos parámetros mínimos para hacer las estructuras, en especial, en las localidades más desfavorecidas de la ciudad”.

La cartilla es una herramienta de trabajo aplicada a condiciones urbanas de estructuras de pavimentos para vías locales, que garanticen el tránsito permanente y optimicen recursos técnicos y financieros.

En esta se resume la metodología y se proponen alternativas de diseño de estructuras de pavimentos flexibles, rígidos y articulados para vías locales con bajos niveles de tránsito en Bogotá.

A su vez, presenta alternativas de estructuras de pavimentos sometidas a bajos niveles de tránsito para las condiciones climáticas, geotécnicas, hidráulicas y periodos de diseño para las vías de la ciudad.

Engloba diferentes temas: estructura de pavimento, aspectos geotécnicos, caracterización del tránsito en la ciudad y materiales de construcción, entre otros. Sus novedades, con respecto a otras de su tipo, es que se concentra en los problemas específicos de Bogotá.

Su proyecto de elaboración comenzó hace dos años con el esbozo de la idea. Se concretó en el mes de febrero de este año, a través de los procesos de investigación, diseño y experimentación.

“Los datos son reales y pertenecen a la realidad local: vías urbanas, redes, anchos de calzada, tipo de vehículos que pasan y sus problemas de movilidad”, manifiesta la profesora de la UN.

Así, el documento establece varios parámetros, teniendo en cuenta las características geotécnicas, hídricas y climáticas de Bogotá.

“Por ejemplo, se plantea que se deben efectuar actividades de mejoramiento en el suelo de la subrasante si los valores de resistencia del suelo son inferiores a un equivalente en términos de CBR del 4% o a un valor de módulo resiliente de 40 mpa”.

Las recomendaciones que presenta se complementan con las especificaciones técnicas generales de materiales de construcción y con la normativa existente.

Un apartado de la cartilla aclara: “El Banco de Desarrollo para América Latina y la Universidad Nacional de Colombia no se hacen responsables por la mala utilización de la información presentada en esta Cartilla-Guía. Por lo anterior, ninguna de las indicaciones y/o recomendaciones de este documento deberán utilizarse sin el previo estudio de un ingeniero civil con matricula profesional vigente”.

Terminado el proceso de socialización, se espera que esta guía sea de uso público.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*