Plantas medicinales vs efectos colaterales de medicamentos.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
24 de Septiembre del 2012
Una investigación de la UN busca rescatar el uso tradicional de plantas en San Andrés, para disminuir el efecto secundario de medicamentos que atacan enfermedades con incidencia importante.
El objetivo es establecer la relación que hay entre el uso de algunas plantas medicinales y el tratamiento de enfermedades como tensión alta, diabetes y colesterol alto, que afectan a buena parte de la población, precisó el profesor Petter David Lowy Cerón, director del proyecto de investigación, exdirector del Jardín Botánico en la UN en el Caribe y actual director del Instituto de Estudios del Pacífico de la Sede Tumaco.
“No digo que vayamos a curar a la gente dándole una infusión de alguna planta, pero sí es probable que podamos disminuir el uso de medicamentos que tienen efectos colaterales; si a uno le dicen que en lugar de tomarse tres pastillas al día para los problemas de azúcar, se toma unas agüitas y comprobamos que eso funciona podríamos generar bienestar en la gente”, indicó Lowy Cerón.
El proyecto, que es fruto de una tesis de la Maestría en Estudios del Caribe, inició con una encuesta entre la población raizal para saber cuáles plantas se usan para disminuir estas enfermedades.
Entre las más referenciadas por los encuestados están el orégano, el fruto del pan, la guayaba, el achiote, el limón, el ajo, el noni y la almendra.
“Adicionalmente, mediante la aplicación de encuestas se analizará la aceptación y valoración que hacen los profesionales de la salud y la población de San Andrés sobre este tipo de terapia naturista”, indica el estudio. También revisarán literatura y estudios hechos en Centroamérica y en otros lugares.
El proyecto plantea además, a partir del listado de plantas obtenido, hacer una propuesta agroindustrial para el manejo de plantas medicinales que incluya el cultivo, la cosecha, el procesamiento y la comercialización de los productos.
“Hay una tradición muy interesante sobre el uso de plantas aromáticas en la Isla y, en esa medida, queremos hacer este pequeño plan de negocios frente a una empresa que produzca aromáticas y medicinales en San Andrés”.
La investigación terminará este semestre y ya hay inversionistas a la vista para abrir esta nueva posibilidad de negocio en una economía que se centra en el turismo y el comercio, y en un lugar donde este tipo de productos, así como muchos de los víveres, llegan de afuera.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Buscan aprovechar el potencial en plantas medicinales en San Andrés para tratar enfermedades con incidencia en la Isla.

Buscan aprovechar el potencial en plantas medicinales en San Andrés para tratar enfermedades con incidencia en la Isla.

24 de Septiembre del 2012

Una investigación de la UN busca rescatar el uso tradicional de plantas en San Andrés, para disminuir el efecto secundario de medicamentos que atacan enfermedades con incidencia importante.

El objetivo es establecer la relación que hay entre el uso de algunas plantas medicinales y el tratamiento de enfermedades como tensión alta, diabetes y colesterol alto, que afectan a buena parte de la población, precisó el profesor Petter David Lowy Cerón, director del proyecto de investigación, exdirector del Jardín Botánico en la UN en el Caribe y actual director del Instituto de Estudios del Pacífico de la Sede Tumaco.

“No digo que vayamos a curar a la gente dándole una infusión de alguna planta, pero sí es probable que podamos disminuir el uso de medicamentos que tienen efectos colaterales; si a uno le dicen que en lugar de tomarse tres pastillas al día para los problemas de azúcar, se toma unas agüitas y comprobamos que eso funciona podríamos generar bienestar en la gente”, indicó Lowy Cerón.

El proyecto, que es fruto de una tesis de la Maestría en Estudios del Caribe, inició con una encuesta entre la población raizal para saber cuáles plantas se usan para disminuir estas enfermedades.

Entre las más referenciadas por los encuestados están el orégano, el fruto del pan, la guayaba, el achiote, el limón, el ajo, el noni y la almendra.

“Adicionalmente, mediante la aplicación de encuestas se analizará la aceptación y valoración que hacen los profesionales de la salud y la población de San Andrés sobre este tipo de terapia naturista”, indica el estudio. También revisarán literatura y estudios hechos en Centroamérica y en otros lugares.

El proyecto plantea además, a partir del listado de plantas obtenido, hacer una propuesta agroindustrial para el manejo de plantas medicinales que incluya el cultivo, la cosecha, el procesamiento y la comercialización de los productos.

“Hay una tradición muy interesante sobre el uso de plantas aromáticas en la Isla y, en esa medida, queremos hacer este pequeño plan de negocios frente a una empresa que produzca aromáticas y medicinales en San Andrés”.

La investigación terminará este semestre y ya hay inversionistas a la vista para abrir esta nueva posibilidad de negocio en una economía que se centra en el turismo y el comercio, y en un lugar donde este tipo de productos, así como muchos de los víveres, llegan de afuera.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*