Tag Archives: sudáfrica 2010

El fútbol y la física

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El peso del balón, su tamaño, la forma de los gajos, y el material del que está hecho, influyen en el número de goles que puedan anotarse, señaló Jorge Flores Valdés.
El peso del balón, su tamaño, la forma de los gajos, y el material del que está hecho, influyen en el número de goles que puedan anotarse, señaló Jorge Flores Valdés.

17 de junio de 2010

• En términos físicos, la patada es un ejemplo de fuerza impulsiva, grande y de corta duración, señaló Jorge Flores
• El balón es una esfera con gajos, que resultan indispensables para predecir el movimiento de la pelota en combinación con el aire, porque éste también produce fuerzas sobre la bola, explicó
• En física existe el principio de Bernoulli, que indica que entre mayor sea la velocidad de un fluido, en este caso el aire, menor será su presión
• Cuando la pelota gira en el aire sufre una fuerza lateral, el efecto llamado Magnus, refirió

El fútbol no es un deporte como todos, es tan conocido y practicado, que se le considera el más popular del mundo, y es precisamente en el que jugadores profesionales o simples aficionados a la “cascarita”, intentan el llamado chanfle.

En términos físicos, la patada es ejemplo de fuerza impulsiva, grande y de corta duración, y lo que se puede observar en este fenómeno es que la pelota sube y, eventualmente, cae con una curva parabólica, como si fuera un proyectil, explicó Jorge Flores Valdés, investigador emérito del Instituto de Física (IF) de la UNAM.

En el tratamiento más simple, se supone que el balón es un punto masa que se mueve a causa de la fuerza impulsiva y, posteriormente, está sujeto a la fuerza de atracción de la Tierra. Esta última es la que rige, porque las masas de todos los jugadores es mucho menor que la del planeta. El objeto redondo al final cae, siguiendo una trayectoria parabólica, expuso.

Pero, ¿cómo pegarle al balón para producir un chanfle? Según el especialista en física teórica, éste es un efecto que se imprime a la pelota al golpearla con el pie.

La dirección del golpe no debe pasar por el centro de la bola, para que comience a girar y con sus gajos arrastre al aire, haciendo que cambie la velocidad de éste con respecto al objeto redondo; la velocidad del aire puede ser mayor en un lado del balón respecto al otro, lo que a su vez causa una diferencia de presiones.

En consecuencia, el arco que con mucha frecuencia hace la pelota no es precisamente una parábola, porque ésta es una curva plana, y el balón muchas veces se sale de este plano para que el portero no sepa la trayectoria que seguirá.

El balón de fútbol

El balón es una esfera con gajos, cuya distribución resulta indispensable para predecir el movimiento que hace en combinación con el aire, porque éste también produce fuerzas sobre la bola.

Flores Valdés comentó que “en el aire hay cierta viscosidad que se opone al movimiento, y tiende a bajar la velocidad del objeto redondo; además, cuando va girando, se producen efectos tan interesantes como el chanfle”.

Cuando una esfera o un cuerpo macroscópico gira en el aire, al tiempo que se mueve en una trayectoria, arrastra al viento en la misma dirección que su velocidad, o tal vez en sentido contrario, dependiendo del giro de la pelota. La velocidad de la corriente de aire arriba, puede ser mayor que abajo, explicó.

Por otra parte, precisó que en física existe lo que se conoce como principio de Bernoulli, que indica que a mayor velocidad de un fluido, menor es su presión; así, mientras más rápido gire el balón respecto al aire, menor presión tendrá este último.

El balón es una esfera con gajos, que resultan indispensables para predecir el movimiento que hace la pelota en combinación con el aire, porque éste también produce fuerza sobre aquél.
El balón es una esfera con gajos, que resultan indispensables para predecir el movimiento que hace la pelota en combinación con el aire, porque éste también produce fuerza sobre aquél.

Eso provocaría que la pelota ya no siga la trayectoria parabólica, sino que suba, baje, se vaya a la izquierda o a la derecha, según sean el sentido y la dirección del giro. Pero eso no es todo. Cuando el balón va girando, se origina otra fuerza denominada de Magnus, llamada así porque era el nombre del físico alemán que discutió este efecto, por primera vez, en el siglo XIX, sostuvo.

Entonces, resumió, el balón arrastra al aire debido a los gajos de su estructura y produce turbulencias, que se pegan a la pelota y se desprenden más rápido que si fuera despacio, causando una fuerza perpendicular que provoca que se salga del plano y dé origen a la curva que engaña al portero.

“El que la pelota vaya girando es lo que genera los cambios físicos: primero, por el principio de Bernoulli produce una disminución de la presión, pero luego como el aire es viscoso, se originan turbulencias que hacen que existan fuerzas perpendiculares a la dirección del movimiento, que tienden a sacarlo del plano”, resumió.

Así, la física de Newton aplicada a los medios continuos, ciencia que se conoce como hidrodinámica, explica desde el punto de vista cualitativo todo lo que ocurre con una pelota que gira cuando se mueve en el aire. También, permite entender el movimiento de balones que giran sobre una superficie rugosa, lo que se aplica en otros juegos como el boliche o el tenis.

Por último, mencionó que el peso del balón, su tamaño, la forma de los gajos, y el material del que está hecho, influyen en su movimiento y en el número de goles que puedan anotarse.
Créditos: UNAM. DGCS -361/unam.mx

Sería difícil que las redes sociales colapsen por la Copa Sudáfrica 2010

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Aunque ésta es la primera Copa que tendrá una presencia fuerte de la red de redes, los partidos se seguirán viendo mayoritariamente por televisión.
Aunque ésta es la primera Copa que tendrá una presencia fuerte de la red de redes, los partidos se seguirán viendo mayoritariamente por televisión.

13 de junio de 2010

• Raúl Trejo Delarbre, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, señaló que es muy difícil que Internet se caiga por exceso de información, porque su estructura es reticular y no depende de nodos que concentren datos
• Fabián Romo Zamudio, de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico, añadió que la red no es competencia para la televisión, pues no tiene ningún derecho de transmisión de partidos

A unos segundos de terminar el duelo México contra Sudáfrica, el usuario @sopitas posteó en Twitter: “Este partido lo pudimos ganar, empatar o perder, dice Javier Aguirre, ¡es un genio!”, y a la postre, miles de comentarios como éste se sucedieron vertiginosamente, lo que hizo temer a muchos que comunidades como Twitter o Facebook naufragaran y dejaran a millones de internautas a la deriva.

“¡Aguanta, México! ¡Esto apenas comienza!”, escribió @juanes, quizá en apoyo a la Selección, probablemente aludiendo al miedo de que la comunidad twittera nacional colapsara por la cantidad de información generada, pero después de dos horas, el árbitro silbó el final del encuentro y Twitter no cayó.

“Desconozco de dónde viene este temor, pues aunque hay un límite de la capacidad de las redes para transportar información y ésta no es infinita, hay que recordar que si algo define a Internet, es justamente su carácter reticular, es decir, que no tiene un nodo ni un centro por el cual pasen todos los datos”, señaló Raúl Trejo Delarbre, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Al respecto, Fabián Romo Zamudio, de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA), descartó la posibilidad del referido colapso; “sólo se podría sobrecargar, y eso, en los países que estén disputando un juego, donde se generaría el mayor flujo de información”.

En el cibermundo cualquiera puede ser un personaje, hasta el travesaño que salvaguardó a la escuadra de Aguirre de un gol mortal, como dijo @jcromero, quien felicitó “al poste que salvó a la selección nacional, a las televisoras y a los patrocinadores del desastre”, y con tantos elementos en la cancha para comentar, pues ahora los protagonistas pueden ser desde el balón, hasta el hombre que vende cervezas en las gradas.

“Sin embargo, creo que la única saturación que está provocando la Copa Sudáfrica es la de nuestras agendas, tiempos y atención de aquí al 11 de julio”, expuso Trejo.

La televisión en juego amistoso contra internet

“Todo es cuestión de derechos; ninguna transmisión por Internet está autorizada, y ni siquiera las más grandes televisoras tienen la propiedad de todos los partidos”, indicó Romo Zamudio, subdirector de Tecnología para la Educación de la DGSCA.

Sin embargo, la presencia de Internet en el mundo futbolístico cada vez es mayor, y los aficionados se organizan en porras, se pasan estadísticas o alientan a su equipo desde el teclado.

“Ésta es la primera Copa que tendrá una presencia fuerte en la red de redes, pero los partidos se seguirán viendo mayoritariamente por televisión. Quienes llegaron a suponer que éstos iban a ser medios antagónicos o que Internet iba a desplazar totalmente a la televisión tendrán que reflexionar sobre el uso simultáneo de éstos muy distintos espacios de comunicación”, concluyó Trejo.
Créditos: UNAM. DGCS -355/unam.mx

El fútbol y su impacto económico (¿Cuál es el impacto económico del Mundial de Fútbol?)

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El fútbol constituye una industria de entretenimiento, donde ocurren los problemas económicos de cualquier negocio, consideró Ciro Murayama Rendón.
El fútbol constituye una industria de entretenimiento, donde ocurren los problemas económicos de cualquier negocio, consideró Ciro Murayama Rendón.

9 de junio de 2010
• El mundial activará el consumo alrededor del planeta y podría contribuir a contrarrestar los efectos de la crisis sobre el sector servicios, dijo Ciro Murayama, de la FE de la UNAM
• Los ingresos de la televisión abierta por la clasificación de la selección mexicana a esa competencia, serán de 900 millones de pesos
• Según la cadena CNN, el impacto económico por este evento es tal, que representa el 0.7 por ciento del PIB de México, superior a lo que se destina a ciencia e investigación

El Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 será, un año después, la “vacuna económica contra la influenza de 2009”, porque activará el consumo alrededor del planeta y podría propiciar la recuperación de lo que se perdió el año pasado, aseguró Ciro Murayama Rendón.

El catedrático de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM, sostuvo que se tiene un auténtico negocio alrededor del mundial, que beneficiará a empresas de múltiples sectores, como las de transmisión de televisión, fabricantes de televisores, entidades bancarias, marcas de artículos deportivos, refresqueras, restauranteras, cerveceras y demás; éstas aumentarán sus ventas en el mes de duración, lo que es positivo tras la crisis que se vive en el orbe.

De acuerdo con estimaciones del grupo financiero Ixe, prosiguió, los ingresos de la televisión abierta por la clasificación de la selección mexicana a la competencia mundial, serán de alrededor de 900 millones de pesos.

Es decir, abundó, el equipo tricolor es un gran negocio, y para las televisoras el hecho de que México haya calificado puede significar que concluyan el año en números negros, porque será el evento más comercializado que tengan en este año.

Murayama Rendón informó que, según datos de la revista Expansión, en la actualidad el fútbol mueve 500 mil millones de dólares, lo que significa que es la economía 17 del mundo.

Además, representa un gran mercado, porque de acuerdo con la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), lo juegan 265 millones de personas, y el espectáculo más visto en la historia de la televisión fue el mundial de 2006 –aunque es probable que sea superado por el de Sudáfrica–; se siguió en 214 países, sumó 26 mil millones de televidentes, y la final entre Francia e Italia, reunió a 608 millones de espectadores en directo.

El fútbol mueve 500 mil millones de dólares, y si se hiciera una nación alrededor de los recursos que mueve este deporte, sería la potencia número 17.
El fútbol mueve 500 mil millones de dólares, y si se hiciera una nación alrededor de los recursos que mueve este deporte, sería la potencia número 17.

Entonces, mientras algunas personas estarán pendientes de los resultados de su selección nacional, otras estarán al tanto de lo que ingrese a las cajas registradoras, comentó.

De acuerdo con la cadena CNN, el impacto económico del fútbol es tal, que representa el 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto de México, cifra superior a la que se destina a ciencia e investigación.

Es un negocio que genera empleos, actividad y consumo. Lo que se debe analizar es de qué manera se logra que el consumo, y la afición a su alrededor, proporcionen mejores dividendos en el plano deportivo, pero también en el económico, señaló.

Murayama Rendón explicó que además de ser importante lo que sucede en la cancha, porque es lo que atrae y mantiene a los espectadores, este deporte también constituye una industria de entretenimiento, donde ocurren todos los problemas económicos de cualquier negocio: burbujas financieras, quiebras, sobre endeudamiento, inversiones -a veces muy rentables, y malas en ocasiones-, piratería alrededor de sus productos, e incluso lavado de dinero.

Por ello, es necesaria una regulación que conduzca con racionalidad a esta industria, para que el mercado no quiebre y pueda seguir funcionando. Pero en los últimos años lo que se ha registrado es una burbuja de precios, un auténtico fenómeno inflacionario.

No obstante, no hay buena reglamentación, porque existen fenómenos asociados a la internacionalización o globalización del fútbol como negocio, tal es el caso del trabajo infantil; equipos como Barcelona han contratado a futbolistas desde los 13 años, cuando aún son niños, situación que debe estar regulada.

Sin embargo, abundó, en México no se ha puesto atención a su estructura económica, y en general a la de los deportes, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, donde desde las universidades, las escuelas de economía analizan las ligas de fútbol americano, basquetbol y béisbol desde los años 50. Posteriormente, esos estudios llegaron a Inglaterra, y de manera muy lenta, lo están haciendo a América Latina.

Desde esa perspectiva, no es malo que el fútbol sea un negocio, el problema es que no está regulado, no se respetan los derechos de los trabajadores y propicia mafias. “Se debe cuidar que no esté en poder de quienes anteponen el interés privado sobre el público, y que no se violen los derechos de los consumidores o de los trabajadores”, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS -348/unam.mx