Tag Archives: silvia núñez garcía

Necesario, un acuerdo migratorio México-EU que contemple la seguridad humana

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Erik Lee señaló que para Arizona, México es la nación número uno de intercambio comercial.
Erik Lee señaló que para Arizona, México es la nación número uno de intercambio comercial.

2 de marzo de 2011

• Erik Lee, director asociado del NACTS de la Universidad Estatal de Arizona, señaló que las leyes extremistas interfieren con la seguridad y competitividad de la región
• Silvia Núñez García, directora del CISAN de la UNAM, dijo que el tema está entrampado debido a juegos de intereses

El director asociado del Centro de Estudios Transfronterizos de América del Norte (NACTS, por sus siglas en inglés) de la Universidad Estatal de Arizona, Erik Lee, pidió un acuerdo mexicano-norteamericano migratorio realista y orientado a la seguridad humana.

En el Aula Magna Jacinto Pallares de la Facultad de Derecho (FD) se pronunció por el establecimiento de una estrategia que articule positivamente el trabajo con el sector académico para revitalizar las relaciones entre ambas naciones, y propuso que las universidades funcionen como un centro impulsor de ese esfuerzo, particularmente en lo que respecta al cruce fronterizo.

“Compartimos más de tres mil kilómetros de frontera y se necesita tender caminos prácticos para continuar las relaciones entre Estados Unidos y México”, señaló el académico, quien se pronunció por una reforma que deje de criminalizar y garantice el bienestar de los indocumentados.

Sobre el racismo y la preocupación de la soberanía en Arizona, Lee reconoció que actualmente hay una ley extremista. “Se trata de una situación tan compleja y caótica que es difícil comprender lo que pasa. Los conservadores de ese estado son tercos; no entiendo su preocupación por garantizar su seguridad ante una eventual invasión de inmigrantes, pero ahí está”.

En ese contexto, recordó que recientemente ese estado demandó al gobierno federal de la Unión Americana por “fracasar” en seguridad fronteriza y dejar la zona a merced de ilegales supuestamente violentos.

Después de que el año pasado fuera aprobada la ley migratoria que criminaliza a los indocumentados, “he descubierto que donde vivo hay un conocimiento sobre México muy importante, y no podía ser de otra manera, porque es la nación número uno de intercambio comercial con mi estado, lo ha sido por mucho tiempo y así continuará”, afirmó el director asociado del NACTS.

La entidad estadounidense ha sido casa de varias instituciones binacionales importantes, entre ellas la Comisión Arizona-México, que ya lleva 51 años. Tiene 13 comités de trabajo en áreas como el agua, el transporte y la agricultura.

Al ofrecer la conferencia Política migratoria y relaciones internacionales: una perspectiva desde Arizona, destacó la parálisis en la frontera que, a su juicio, interfiere con la seguridad y competitividad de la región, y enfatizó la necesidad de que se vea y utilice al comercio como un factor clave para la prosperidad.

Finalmente, la directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), Silvia Núñez García, lamentó que el tema migratorio “esté entrampado, sobre todo por estas lógicas políticas en las que tenemos procesos electorales que se suceden unos con otros y que se explica precisamente por este juego de intereses, tal cual nos expuso Erik Lee, al interior de Arizona, que termina por marcar la pauta”.
Créditos: UNAM-DGCS-124-2011/unam.mx

Si busca reelegirse, Obama debe abatir el desempleo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.
Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

29 de enero de 2011

• Además, debe crear mecanismos que le permitan reactivar el aparato productivo estadounidense, destacó Silvia Núñez García, directora del CISAN de la UNAM

• Aunque su plan de campaña fue muy ambicioso, indiscutiblemente las metas que se planteó no han podido lograrse, señaló

A dos años de haber iniciado su gestión como presidente de Estados Unidos y de cara a una reelección, Barack Obama debe buscar abatir el problema de desempleo y reactivar los mecanismos que fortalezcan el aparato productivo estadounidense, afirmó Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

Es evidente, destacó, que el mandatario llegó a la Casa Blanca con un amplio margen de popularidad, pero esta tendencia se ha modificado. Más allá de la imagen del presidente, el asunto tiene que ver con la aprobación que hacen los ciudadanos de su desempeño frente al Ejecutivo.

Su plan de campaña fue muy ambicioso, pero indiscutiblemente las metas que se planteó no han podido lograrse, básicamente porque en estos dos años su gobierno ha tenido que enfrentar los enormes retos provocados por una crisis económica sin precedentes, indicó.

La investigadora universitaria consideró que entre los logros está el rescate financiero; sin embargo, esto no se ha reflejado en la creación de un mayor número de empleos ni en el mejoramiento de las condiciones de vida de un vasto sector de la población.

En cuanto a la agenda social, hizo un esfuerzo histórico para promover su iniciativa de salud, la cual fue aprobada por el Congreso con la mayoría demócrata. Con esta medida, se pretende dotar de servicios a los estadounidenses, así como frenar a las compañías de seguros que nieguen la cobertura médica por padecimientos preexistentes, apuntó.

En el ámbito de la política exterior, consideró, otro acierto del presidente fue cumplir con su ofrecimiento de campaña de conducir el retiro de las fuerzas armadas de Irak.

Ahora, después de las elecciones intermedias, el escenario político ha cambiado, pues los demócratas perdieron el control de la Cámara de Representantes y el presidente tiene que manejarse con mucho cuidado con la mente en su posible reelección, comentó.

Si bien, al día de hoy Obama tiene una aprobación por su desempeño de alrededor de 48 por ciento, su gran apuesta es no perder su capital político, es decir, garantizar que las bases que lo llevaron a la presidencia, identificadas con el Partido Demócrata, mantengan el apoyo a su plataforma de trabajo.

Pero además, abundó, buscará volver a atraer a todos aquellos electores independientes en Estados Unidos, porque muchas veces son quienes definen las posibilidades de ganar de los candidatos presidenciales.

El primer mandatario de la Unión Americana parece estar ahora comprometido a que su gobierno no se endeude más, y esto es importante porque los estadounidenses no quieren heredar a las futuras generaciones un déficit interno oneroso que podría minar el desarrollo equilibrado de su país, subrayó.

Política exterior

Aunque para el gobierno de Obama la política exterior es fundamental, no fue el eje de su segundo informe.

Con los países de América Latina, Estados Unidos tiene una relación diferenciada y, en el caso de México, la situación que presenta el país de violencia y lucha contra el crimen organizado es una gran preocupación para nuestro vecino del norte. Las fuerzas políticas de aquella nación coinciden como prioridad en que se debe resguardar la frontera, acotó.

En ese sentido, el tema de la reforma migratoria está empantanado e incluso es controvertido, y no creo que Barack Obama vaya a insistir en imponer su visión, sobre todo si quiere reelegirse porque hacerlo crearía escenarios de confrontación que no le convienen”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-059-2011/unam.mx

México sólo genera la mitad de su demanda de empleos anuales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Silvia Núñez García, directora del CISAN, en la presentación en la UNAM del reporte El Empleo Sustentable de la migración: el Significado de las Responsabilidades Compartidas en la Reforma Migratoria, realizado por el Migration Policy Institute.
Silvia Núñez García, directora del CISAN, en la presentación en la UNAM del reporte El Empleo Sustentable de la migración: el Significado de las Responsabilidades Compartidas en la Reforma Migratoria, realizado por el Migration Policy Institute.

31 de mayo de 2010

• Así lo refiere un reporte realizado por el Migration Policy Institute, presentado en el CISAN de la UNAM

México agrega cada año un millón de nuevos trabajadores a su economía, pero sólo genera entre 400 mil y 500 mil nuevos empleos asalariados, lo que implica que el resto se ve orillado a incorporarse a la economía informal o a emigrar, especialmente a Estados Unidos.

Así lo establece el reporte El Empleo Sustentable de la migración: el Significado de las Responsabilidades Compartidas en la Reforma Migratoria, realizado por Miryam Hazán, del Migration Policy Institute (MPI), y presentado en la UNAM como parte de las actividades académicas del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN).

El evento fue presidido por la directora de esta instancia universitaria, Silvia Núñez García, quien destacó que una de las prioridades del Centro es analizar y estudiar el tema de la emigración.

También, como parte de nuestro trabajo, buscamos avizorar qué mecanismos debieran existir para construir una América del Norte con criterios de equilibrio y con posibilidades de movilidad para los distintos actores que concurrimos en esta área geográfica, recalcó en el Salón de Seminarios del CISAN.

Para Miryam Hazán este trabajo tiene el objeto de crear debate, abrir puertas de reflexión y generar un diálogo en torno a qué se tiene que hacer para crear en México mejores condiciones que le permitan establecer una responsabilidad compartida con Estados Unidos respecto al tema migratorio.

Queremos que emigrar sea una opción y no un acto desesperado. Por ello, en este análisis se sugiere que hay tres áreas clave de la economía nacional, que requieren de reformas para aumentar las oportunidades económicas de los mexicanos que viven y laboran en México: la liberalización económica y su impacto sobre el empleo; el sistema de bienestar social y el sector informal, así como los sindicatos, leyes de trabajo y la pobre calidad de las plazas, subrayó.

En su oportunidad, Marc Rosenblum, también del MPI, señaló que en ambas naciones debe imperar la responsabilidad compartida, a fin de proteger los derechos de los trabajadores mexicanos.

A su vez, Eliseo Medina, presidente de la Service Employees International Union, consideró que el estudio constituye un paso importante para abrir el diálogo sobre cómo se reformará el sistema migratorio; cómo convertir este fenómeno en una opción de vida, y no, como lo es hoy, una estrategia de sobrevivencia.
Créditos: UNAM. DGCS -320/unam.mx

La Ley Arizona obligará a retomar el tema migratorio en la agenda de Obama

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.
Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

1 de mayo de 2010
• También, orillará a los partidos Republicano y Demócrata en Estados Unidos, a tomar posiciones para disputar el voto de los electores independientes, explicó Silvia Núñez García, directora del CISAN
• Recordó que en 2012 el sufragio latino, de nueva cuenta, será determinante
• Si México quiere incidir en la decisión tomada por el estado de Arizona, deberá buscar espacios para un cabildeo efectivo al interior de EU, sin dañar su relación con el gobierno

La ley que criminaliza a los indocumentados en Arizona obligará al presidente Barack Obama a retomar en su agenda el tema migratorio, que parecía soslayado por el asunto económico y su interés por la discusión global del cambio climático, consideró Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

La denominada Ley Arizona traerá implicaciones hacia el interior de Estados Unidos, explicó la académica, porque la sensibilidad del asunto obliga a las fuerzas políticas a tomar posiciones al respecto.

Núñez García auguró que los partidos Republicano y Demócrata centrarán sus estrategias en propuestas que garanticen mantener sus bases electorales pero, sobre todo, disputar el voto de los electores independientes.

En el caso de los republicanos, quienes apuntalan la nueva legislación en Arizona, esta apuesta es decisiva para reposicionarse en el Congreso con miras a fortalecer sus aspiraciones para contender en el 2012 por la presidencia. Sin embargo, aclaró la directora del CISAN, de nueva cuenta, el sufragio latino en estas elecciones, será determinante.

El debate sobre la reforma migratoria, admitió, se retoma, paradójicamente, a raíz de esta polémica ley, pero la discusión a nivel bilateral “podremos avizorarla durante la próxima visita presidencial mexicana a Washington”.

El contenido de la reforma migratoria será esencialmente resultado de un debate interno entre las fuerzas políticas de Estados Unidos, los sectores organizados de su sociedad y los medios de comunicación, tratando de incidir en la opinión pública, agregó.

Al referirse a los argumentos en los que se basa la ley antiinmigrante, explicó que éstos tienen que ver con el derecho soberano de los estados que integran la Unión Americana para determinar medidas que salvaguarden su integridad con el del federalismo como principio rector.

La propia Constitución de EUA señala en su artículo 4o. (Sección Cuarta) que: “Los Estados Unidos garantizarán a todo estado comprendido en esta Unión una forma republicana de gobierno y protegerán a cada uno en contra de invasiones…”

El artículo segundo, dijo, es derivado del anterior y está vinculado con el endurecimiento que, a raíz de los sucesos del 11 de septiembre de 2001, han registrado las políticas federales, estatales e incluso locales para resguardar a ese país del terrorismo.

Si bien los mexicanos que se dirigen a EU en busca de trabajo no caen en la categoría de terroristas, precisó, para los sectores de la derecha estadounidense sí constituyen una amenaza por distintas razones: “porque son infractores de la ley, porque vienen a desplazar a los estadounidenses de oportunidades y porque sus costumbres no corresponden a las tradiciones del país”.

Las circunstancias que se viven en Arizona, recordó, no deben sorprendernos, pues la ley SB 1070, es la manifestación visible de un proceso que involucra nuevas estrategias para el resguardo de la frontera México-Estados Unidos y en el que se despliegan distintos sistemas de seguridad, que incluyen el uso de nuevas tecnologías, mayor capacitación y atribuciones para la patrulla fronteriza y los cuerpos policíacos.

Sobre el impacto que tendrá esta Ley Arizona a nivel internacional, reconoció que México, indudablemente, es el mayor foco de descontento, pero lo interesante será observar el tipo de alianzas de los distintos grupos de inmigrantes latinos, o no latinos, al interior de Estados Unidos.

“Debemos estar atentos a las movilizaciones en Estados Unidos de grupos en defensa de los migrantes y sus derechos humanos, pero también de los que pueden no sólo apoyar la nueva ley (el fenómeno de los Tea Parties), sino de otros tantos que, aunque moderados, consideren que la medida es necesaria”, anticipó.

Por ello, concluyó, los gobiernos extranjeros que, como el caso de México, quieran incidir, deberán buscar espacios para llevar a cabo un cabildeo efectivo al interior de la Unión americana, sin dañar su relación con la administración Obama.

Créditos: UNAM. DGCS -267/unam.mx