Tag Archives: region

AMÉRICA LATINA REQUIERE UNA AGENDA REGIONAL PARA CONSOLIDAR RELACIONES CON CHINA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

americaychina30 de junio de 2014

China es el segundo socio comercial de América Latina y el Caribe (ALC). En 2013, el volumen de las transacciones entre el gigante asiático y la región superó los 260 mil millones de dólares y en los últimos cinco años sus importaciones rebasaron los 480 mil millones, cerca del 12 por ciento de las exportaciones de la región.

Por la relevancia estratégica para la segunda economía global, las economías latinoamericanas requieren esfuerzos intergubernamentales para diseñar una agenda de políticas y medidas conjuntas de corto, mediano y largo plazos orientadas a obtener beneficios de las relaciones comerciales, de inversión, políticas y de otra índole, sostuvo Enrique Dussel Peters, coordinador del Centro de Estudios China-México (CECHIMEX) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

El rezago entre el nivel tecnológico y el valor agregado de las exportaciones orientales en comparación con los productos primarios que importa, genera un déficit comercial masivo para las economías latinoamericanas y plantea distintos retos a los sectores manufacturero, de productos agrícolas y servicios, entre otros, expuso en la apertura de los trabajos del Segundo Seminario Internacional América Latina y el Caribe y China: Condiciones y Retos para el Siglo XXI.

La región exporta soya, minerales, carne y harina de pescado, e importa de las empresas de esa nación productos de telecomunicaciones y espaciales, autopartes, vehículos y electrónica, entre otros. Esta brecha constituye un desafío y debe ser de interés mutuo. “No es un problema de buenos y malos”, planteó en el auditorio Alfonso Caso el también coordinador General de la Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China.

Al presentar el trabajo La inversión extranjera directa de China en América Latina y el Caribe: 10 casos de estudio, el más reciente de dicha agrupación, subrayó que el dragón asiático es la tercera fuente de inversión extranjera directa en el mundo y en años recientes exportó más de 40 mil millones de dólares a las economías de ALC, el 87 por ciento proveniente del sector público, con distintos filtros y garantías.

La participación de empresas líderes en el mercado chino es reciente y requiere instrumentos más específicos que los inversionistas con décadas en la región. Asimismo, es preciso cumplir con normas de origen para integrar nuevos procesos y productos con la intención de consolidar una mayor integración y, en casos específicos, exportar desde Brasil, Uruguay o México a otros territorios, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-375-2014

Ciencia, tecnología e innovación al alcance de los más jóvenes.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
13 de Diciembre del 2012
Motivar la investigación en los jóvenes es una gran alternativa para el desarrollo regional en temas cruciales como generación de empleo, alivio a la pobreza, medioambiente y uso eficiente de recursos.
Durante el segundo Encuentro Regional de Semilleros de Investigación promovido por la Red de Universidades de la Región Cafetera y la Corporación Universitaria Alexander von Humboldt, se abordó como tema prioritario la necesidad de fomentar desde estas instituciones una cultura ciudadana y democrática en ciencia, tecnología e innovación para la población juvenil.
Con ello se busca fortalecer el componente de investigación como estrategia pedagógica para generar espacios de participación social y de mayor posicionamiento para el conocimiento científico con jóvenes, tanto de secundaria avanzada como desde sus inicios en la etapa universitaria.
Se busca que este ejercicio deje de ser visto como un tema etéreo y exclusivo de las altas esferas del saber y que sea acogido como una práctica al alcance de todos.
“Estas iniciativas nos hacen tomar conciencia acerca de que hay un terreno abonado y de gran valor para impulsarlo en el mediano plazo. Se cuenta con la continuidad de los programas de semilleros y con recursos suficientes, ojalá con aquellos que provengan de la regalías y, sobre todo, con el compromiso de la academia en la generación constante de propuestas para divulgar, promover y motivar proyectos de este tipo”, manifestó Jairo García Mejía, docente de la Sede Manizales.
Igualmente, se pretende consolidar un acervo de ciencia regional teniendo en cuenta los parámetros generales que giran en torno a este proceso. Entre estos, el conocimiento, la tecnología, el desarrollo de nuevos lenguajes a partir de lo digital y la acumulación de información  pertinente para un diálogo científico que tienda a crear teoría, práctica y creatividad en un entorno de innovación, y que trascienda el currículo tradicional hacia nuevos escenarios educativos y pedagógicos.
Para fortalecer este ejercicio, en la UN se lideran procesos que parten del Plan Nacional de Desarrollo, teniendo en cuenta el compromiso y la producción académica de los grupos de investigación, así como el trabajo de la Oficina de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales (ORI), mediante la gestión de procesos que puedan tener indicadores más visibles al término de dos o tres años.
“El mensaje vital por parte de las universidades y de Colciencias es que las iniciativas y objetivos planteados en el Encuentro no mueran ahí, para que podamos ver en los próximos años un gran porcentaje de estos estudiantes como investigadores consolidados y sus proyectos hechos realidad aportando al desarrollo regional”, precisó el profesor García.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
Fomentar la investigación en los jóvenes es una alternativa para el desarrollo de la región.

Fomentar la investigación en los jóvenes es una alternativa para el desarrollo de la región.

13 de Diciembre del 2012

Motivar la investigación en los jóvenes es una gran alternativa para el desarrollo regional en temas cruciales como generación de empleo, alivio a la pobreza, medioambiente y uso eficiente de recursos.

Durante el segundo Encuentro Regional de Semilleros de Investigación promovido por la Red de Universidades de la Región Cafetera y la Corporación Universitaria Alexander von Humboldt, se abordó como tema prioritario la necesidad de fomentar desde estas instituciones una cultura ciudadana y democrática en ciencia, tecnología e innovación para la población juvenil.

Con ello se busca fortalecer el componente de investigación como estrategia pedagógica para generar espacios de participación social y de mayor posicionamiento para el conocimiento científico con jóvenes, tanto de secundaria avanzada como desde sus inicios en la etapa universitaria.

Se busca que este ejercicio deje de ser visto como un tema etéreo y exclusivo de las altas esferas del saber y que sea acogido como una práctica al alcance de todos.

“Estas iniciativas nos hacen tomar conciencia acerca de que hay un terreno abonado y de gran valor para impulsarlo en el mediano plazo. Se cuenta con la continuidad de los programas de semilleros y con recursos suficientes, ojalá con aquellos que provengan de la regalías y, sobre todo, con el compromiso de la academia en la generación constante de propuestas para divulgar, promover y motivar proyectos de este tipo”, manifestó Jairo García Mejía, docente de la Sede Manizales.

Igualmente, se pretende consolidar un acervo de ciencia regional teniendo en cuenta los parámetros generales que giran en torno a este proceso. Entre estos, el conocimiento, la tecnología, el desarrollo de nuevos lenguajes a partir de lo digital y la acumulación de información  pertinente para un diálogo científico que tienda a crear teoría, práctica y creatividad en un entorno de innovación, y que trascienda el currículo tradicional hacia nuevos escenarios educativos y pedagógicos.

Para fortalecer este ejercicio, en la UN se lideran procesos que parten del Plan Nacional de Desarrollo, teniendo en cuenta el compromiso y la producción académica de los grupos de investigación, así como el trabajo de la Oficina de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales (ORI), mediante la gestión de procesos que puedan tener indicadores más visibles al término de dos o tres años.

“El mensaje vital por parte de las universidades y de Colciencias es que las iniciativas y objetivos planteados en el Encuentro no mueran ahí, para que podamos ver en los próximos años un gran porcentaje de estos estudiantes como investigadores consolidados y sus proyectos hechos realidad aportando al desarrollo regional”, precisó el profesor García.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Estrecha relación entre agua y cambio climático.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
El agua es el medio por el cual el cambio climático afecta a las sociedades y al ambiente.

El agua es el medio por el cual el cambio climático afecta a las sociedades y al ambiente.

7 de Diciembre del 2012
En la Conferencia de Cambio Climático en Doha (Qatar), la posibilidad de lograr acuerdos efectivos para mitigar los efectos ambientales es escasa.
El agua es el recurso natural más esencial para la salud y bienestar de los seres humanos, pero cada vez es más reconocido como el medio a través del cual el cambio climático afecta a las sociedades y al ambiente.
Para examinar esta dualidad, el profesor de la Facultad de Ciencias Humanas de la UN José Daniel Pabón resaltó, en UN Análisis* de UN Radio, la relación del clima y la distribución de los recursos hídricos tanto en las regiones como en el tiempo. Aquel regula los recursos hídricos superficiales, pero también existe una relación con las aguas subterráneas, aunque no sea tan directa.
“Al cambiar el clima, en algunos sitios hay reducción de los recursos hídricos, pero en otros hay excesos. Ambos traen problemas”, aseguró el profesor Pabón.
La actividad humana ha alterado el balance de radiación que mantiene el clima de la Tierra liberando gases de efecto invernadero y transformando la superficie, lo que ha inducido una señal de calentamiento que se está sobreponiendo al ciclo climático actual.
Posteriormente, Ernesto Guhl, director del Instituto de Desarrollo Sostenible Quinaxi, señaló que este fenómeno es la amenaza más grande que ha tenido la especie humana.
Así, afirmó: “Lo que se está viendo en Doha es que los compromisos de los países que tienen mayor responsabilidad en la emisión de gases de efecto invernadero son prácticamente inexistentes. Estamos en un momento de crisis, y lo que está ocurriendo en Qatar es muy triste”.
El propósito es modificar las prácticas de consumo, para reducir el impacto de las actividades humanas en el medioambiente. Pero estos cambios de paradigma lo que principalmente tocan es a la economía.
“Colombia, a diferencia de muchos países del mundo, tiene una gran abundancia hídrica, pero se la ha entendido como un problema y no como una ventaja y una oportunidad”, indicó el profesor Guhl.
Y agregó que el agua debe convertirse en un motor de desarrollo y que debe ser conservada y distribuida de manera óptima y eficiente.
Por otra parte, Paolo Lugari, director de la Fundación Centro Experimental Las Gaviotas, subrayó que lo más relevante de su trabajo en la región de la Orinoquia es recuperar la piel vegetal para enfrentar el cambio climático.
El profesor Pabón destacó que se debe comprender cómo van a ocurrir los cambios en una región y, con base en eso, proponer medidas y acciones de adaptación a estos cambios.
Finalmente, Rafael Colmenares, asesor de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, sostuvo que la relación es muy estrecha.
“Esta alteración climática produce efectos graves en el ciclo hidrológico. En el territorio colombiano esto se ve agravado por las altas tasas de deforestación que seguimos viendo. Las inundaciones de los años anteriores son muestra clara de la deforestación y de lo que podría pasar cuando los efectos del cambio climático se sientan de manera más aguda en el país”, indicó.
Y agregó que, a pesar de que haya iniciativas para enfrentar estos efectos, no hay una preparación seria y que, por el contrario, se están desarrollando cosas que hacen al país más vulnerable.
Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

7 de Diciembre del 2012

En la Conferencia de Cambio Climático en Doha (Qatar), la posibilidad de lograr acuerdos efectivos para mitigar los efectos ambientales es escasa.

El agua es el recurso natural más esencial para la salud y bienestar de los seres humanos, pero cada vez es más reconocido como el medio a través del cual el cambio climático afecta a las sociedades y al ambiente.

Para examinar esta dualidad, el profesor de la Facultad de Ciencias Humanas de la UN José Daniel Pabón resaltó, en UN Análisis* de UN Radio, la relación del clima y la distribución de los recursos hídricos tanto en las regiones como en el tiempo. Aquel regula los recursos hídricos superficiales, pero también existe una relación con las aguas subterráneas, aunque no sea tan directa.

“Al cambiar el clima, en algunos sitios hay reducción de los recursos hídricos, pero en otros hay excesos. Ambos traen problemas”, aseguró el profesor Pabón.

La actividad humana ha alterado el balance de radiación que mantiene el clima de la Tierra liberando gases de efecto invernadero y transformando la superficie, lo que ha inducido una señal de calentamiento que se está sobreponiendo al ciclo climático actual.

Posteriormente, Ernesto Guhl, director del Instituto de Desarrollo Sostenible Quinaxi, señaló que este fenómeno es la amenaza más grande que ha tenido la especie humana.

Así, afirmó: “Lo que se está viendo en Doha es que los compromisos de los países que tienen mayor responsabilidad en la emisión de gases de efecto invernadero son prácticamente inexistentes. Estamos en un momento de crisis, y lo que está ocurriendo en Qatar es muy triste”.

El propósito es modificar las prácticas de consumo, para reducir el impacto de las actividades humanas en el medioambiente. Pero estos cambios de paradigma lo que principalmente tocan es a la economía.

“Colombia, a diferencia de muchos países del mundo, tiene una gran abundancia hídrica, pero se la ha entendido como un problema y no como una ventaja y una oportunidad”, indicó el profesor Guhl.

Y agregó que el agua debe convertirse en un motor de desarrollo y que debe ser conservada y distribuida de manera óptima y eficiente.

Por otra parte, Paolo Lugari, director de la Fundación Centro Experimental Las Gaviotas, subrayó que lo más relevante de su trabajo en la región de la Orinoquia es recuperar la piel vegetal para enfrentar el cambio climático.

El profesor Pabón destacó que se debe comprender cómo van a ocurrir los cambios en una región y, con base en eso, proponer medidas y acciones de adaptación a estos cambios.

Finalmente, Rafael Colmenares, asesor de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, sostuvo que la relación es muy estrecha.

“Esta alteración climática produce efectos graves en el ciclo hidrológico. En el territorio colombiano esto se ve agravado por las altas tasas de deforestación que seguimos viendo. Las inundaciones de los años anteriores son muestra clara de la deforestación y de lo que podría pasar cuando los efectos del cambio climático se sientan de manera más aguda en el país”, indicó.

Y agregó que, a pesar de que haya iniciativas para enfrentar estos efectos, no hay una preparación seria y que, por el contrario, se están desarrollando cosas que hacen al país más vulnerable.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Hallan hongos benéficos en cultivos de chontaduro.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
El chontaduro es uno de los cultivos de más importancia económica en la región de litoral pacífico colombiano.

El chontaduro es uno de los cultivos de más importancia económica en la región de litoral pacífico colombiano.

3 de Septiembre del 2012

Investigadores de la UN en Palmira encontraron, en suelos de los cultivos de chontaduro, tres hongos benéficos que favorecen a las raíces de las palmas y a la población de controladores biológicos.
El chontaduro (Bactris gasipaes H. B. K.) es uno de los cultivos de mayor importancia económica en la región del litoral pacífico colombiano. Esta especie es sembrada en las vegas aluviales y colinas del bosque cálido húmedo, en asocio con otros cultivos como las musáceas y el borojó (Borojoa patinoi cuatrec) para el consumo de las comunidades que lo cosechan, principalmente.
Según investigadores de la UN en Palmira, la palma de chontaduro es afectada por una amplia gama de microorganismos patógenos, que en condiciones de alta humedad en el suelo y en el ambiente pueden ocasionar graves problemas fitosanitarios y provocar pérdidas considerables a nivel económico.
“Entre las enfermedades asociadas a protistas, hongos y bacterias, se encuentran la pudrición del cogollo o de la flecha (relacionada con Phytophthora palmivora o Erwinia chrysanthemi); la mancha negra de las hojas (causada por Colletotrichum spp.); la mancha foliar (Pestalotia spp.), así como la pudrición del tallo y quema de hojas por Erwinia spp.”, afirma el profesor Arnulfo Gómez Carabalí, integrante de la investigación.
El manejo tradicional de este cultivo, según los científicos, no permite la identificación temprana de enfermedades, sus síntomas y agentes causales. Esto lleva a la utilización indiscriminada de fungicidas por parte de los agricultores, quienes desconocen que dichos productos pueden tener efectos nocivos sobre la biota natural del suelo, incluidas poblaciones microbianas benéficas.
Por eso, los investigadores emprendieron un proyecto cuyo fin era reconocer la presencia de hongos benéficos en palmas de chontaduro sembradas en agroecosistemas y huertos de los corregimientos de Citronela y Sabaletas, así como en la ciudad de Buenaventura, en el Valle del Cauca.
“Hicimos el aislamiento y la cuantificación de las poblaciones fungosas cultivables presentes en la rizósfera de chontaduro con potencial benéfico, así como su caracterización en cuanto a género, con el fin de determinar su diversidad”, dice el profesor Gómez Carabalí.
El objetivo del proyecto también se enfocó en preservar los aislamientos obtenidos, con el propósito de crear un almacenamiento de cepas para su posterior uso en estudios de biocontrol y programas de manejo integrado de problemas fitosanitarios asociados a este cultivo.
Los resultados de la investigación mostraron que, en la localidad de Citronela, las poblaciones permanecieron estables durante los dos primeros muestreos, independientemente de los cambios ocurridos en el régimen de lluvias entre épocas.
Por su parte, en Sabaletas, durante estos mismos periodos, los registros de lluvias fueron más altos; lo que pudo crear condiciones anaerobias en la rizósfera y limitar la expresión poblacional fúngica.
En el tercer muestreo, en ambas localidades aumentó la población y diversidad de géneros.
Según el profesor Gómez Carabalí y el equipo de investigadores: “esto coincide con la época de alta precipitación pluvial y llenado de frutos en las palmas, condiciones que aparentemente favorecerían la liberación de exudados en las raíces y, en consecuencia, el desarrollo de las poblaciones microbianas benéficas de la rizósfera”.
Los géneros de hongos aislados en este estudio fueron: Trichoderma (en ambas localidades), Fusarium y Rhizopus (solo en Citronela), Penicillium y Thielaviopsis (solo en Sabaletas).
El docente concluye: “estos microorganismos fungosos podrían tener potencial benéfico para ser utilizados en programas de manejo integrado dentro del sistema de producción del chontaduro en la región del Pacífico de Colombia”.

Investigadores de la UN en Palmira encontraron, en suelos de los cultivos de chontaduro, tres hongos benéficos que favorecen a las raíces de las palmas y a la población de controladores biológicos.

El chontaduro (Bactris gasipaes H. B. K.) es uno de los cultivos de mayor importancia económica en la región del litoral pacífico colombiano. Esta especie es sembrada en las vegas aluviales y colinas del bosque cálido húmedo, en asocio con otros cultivos como las musáceas y el borojó (Borojoa patinoi cuatrec) para el consumo de las comunidades que lo cosechan, principalmente.

Según investigadores de la UN en Palmira, la palma de chontaduro es afectada por una amplia gama de microorganismos patógenos, que en condiciones de alta humedad en el suelo y en el ambiente pueden ocasionar graves problemas fitosanitarios y provocar pérdidas considerables a nivel económico.

“Entre las enfermedades asociadas a protistas, hongos y bacterias, se encuentran la pudrición del cogollo o de la flecha (relacionada con Phytophthora palmivora o Erwinia chrysanthemi); la mancha negra de las hojas (causada por Colletotrichum spp.); la mancha foliar (Pestalotia spp.), así como la pudrición del tallo y quema de hojas por Erwinia spp.”, afirma el profesor Arnulfo Gómez Carabalí, integrante de la investigación.

El manejo tradicional de este cultivo, según los científicos, no permite la identificación temprana de enfermedades, sus síntomas y agentes causales. Esto lleva a la utilización indiscriminada de fungicidas por parte de los agricultores, quienes desconocen que dichos productos pueden tener efectos nocivos sobre la biota natural del suelo, incluidas poblaciones microbianas benéficas.

Por eso, los investigadores emprendieron un proyecto cuyo fin era reconocer la presencia de hongos benéficos en palmas de chontaduro sembradas en agroecosistemas y huertos de los corregimientos de Citronela y Sabaletas, así como en la ciudad de Buenaventura, en el Valle del Cauca.

“Hicimos el aislamiento y la cuantificación de las poblaciones fungosas cultivables presentes en la rizósfera de chontaduro con potencial benéfico, así como su caracterización en cuanto a género, con el fin de determinar su diversidad”, dice el profesor Gómez Carabalí.

El objetivo del proyecto también se enfocó en preservar los aislamientos obtenidos, con el propósito de crear un almacenamiento de cepas para su posterior uso en estudios de biocontrol y programas de manejo integrado de problemas fitosanitarios asociados a este cultivo.

Los resultados de la investigación mostraron que, en la localidad de Citronela, las poblaciones permanecieron estables durante los dos primeros muestreos, independientemente de los cambios ocurridos en el régimen de lluvias entre épocas.

Por su parte, en Sabaletas, durante estos mismos periodos, los registros de lluvias fueron más altos; lo que pudo crear condiciones anaerobias en la rizósfera y limitar la expresión poblacional fúngica.

En el tercer muestreo, en ambas localidades aumentó la población y diversidad de géneros.

Según el profesor Gómez Carabalí y el equipo de investigadores: “esto coincide con la época de alta precipitación pluvial y llenado de frutos en las palmas, condiciones que aparentemente favorecerían la liberación de exudados en las raíces y, en consecuencia, el desarrollo de las poblaciones microbianas benéficas de la rizósfera”.

Los géneros de hongos aislados en este estudio fueron: Trichoderma (en ambas localidades), Fusarium y Rhizopus (solo en Citronela), Penicillium y Thielaviopsis (solo en Sabaletas).

El docente concluye: “estos microorganismos fungosos podrían tener potencial benéfico para ser utilizados en programas de manejo integrado dentro del sistema de producción del chontaduro en la región del Pacífico de Colombia”.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html